Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  CH39
 

  


LA VARIEDAD EN LA PREDICACIÓN

Un aspecto muy importante del ministerio de la predicación es de proveer a nuestro oyentes una variedad en la predicación. La monotonía en la predicación es algo que tenemos que evitar si vamos a tener éxito en el ministerio cristiano. Esta variedad deseada se puede obtener si observamos las siguientes sugerencias.

1.Mantener un énfasis equilibrado sobre todas las doctrinas.

Hay muchas doctrinas bíblicas que deben ser predicadas. El predicador debe tener cuidado de no predicar todos sus sermones sobre “El Arrepentimiento” o “La Necesidad de ser Salvo”. Hay mucho más en la Biblia que sólo estas doctrinas. Procure balancear sus mensajes de modo que al cabo de un año, habrá predicado sobre todas las doctrinas básicas de la fe cristiana.

2.Usar de toda clase de textos bíblicos.

El predicador debe predicar de toda la Biblia, no solamente de los Salmos o de los Evangelios. Si queremos tener un ministerio fructífero debemos estar buscando los “tesoros escondidos” de toda la Biblia y prepararlos para presentarlos a nuestra congregación.

3.Predicar diferentes tipos de mensajes.

Hay tres tipos principales de sermones: de texto, de asunto o tópico, y de exposición. El mensaje basado en un éxito es el sermón textual. Cuando se decide tratar un tema o tópico como “La Santificación”, el sermón es topical. El sermón expositivo es el que se basa en una porción bíblica y lo explica a fondo, sacando del mismo pasaje los puntos principales del mensaje. El Predicador debe usar todos estos tipos de mensajes, pero el más provechoso es el sermón expositivo. Cuesta más la preparación, pero es de mayor beneficio tanto al predicador como a los oyentes

¿Por qué cree usted que debe haber variedad en la predicación?



Tres sugerencias para tener variedad en los mensajes son



Tres tipos principales de sermones son:



Explique lo que es un sermón expositivo.



¿Que tiene que hacer un predicador para preparar un sermón expositivo


 
  
 

 
  Conocen nuestro sitio 481003 visitantes (1777637 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!