Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  CH38
 

  


LA ACTITUD DEL PREDICADOR EN EL PÚLPITO

Mucho del éxito del mensaje depende de la actitud que el predicador presente al estar frente a su auditorio. Hay algunas actitudes incorrectas e inconvenientes que será bueno apuntar para evitarlas.

1.Una actitud pretenciosa.

Se puede manifestar por gestos y por expresiones o palabras con los cuales se dé la impresión de que uno es demasiado capaz para el oficio que está ejerciendo. Si usa un lenguaje o expresiones que bien sabe son incomprensibles a su auditorio, muestra con ello una actitud pretenciosa.

2.Una actitud de superioridad.

Si usted comienza diciendo que espera que sus oyentes puedan entender el “difícil” asunto que va a tratar, les hará sentirse inferiores a usted y seguramente no le oirán con gusto.

3.Una actitud indiferente.

Esta se muestra muchas veces por no levantar jamás su rostro para mirar a su auditorio, como si sólo predicara para sí mismo.

4.Una actitud egoísta.

Se puede ver cuando el predicador hace demasiadas alusiones a propia persona, a sus éxitos, a su educación, etc.

5.Una actitud descuidada.

No comience pidiendo disculpas por la pobreza de su sermón que va a predicar, o comenzando a hablar de generalidades de poca importancia. El descuido en su preparación saltará a la vista y el auditorio nunca excusa al predicador descuidado.

¿Cómo se manifiesta una actitud pretenciosa?



¿Qué actitud hace a los oyentes sentirse "inferiores" al predicador? ¿Qué resulta de eso?



¿Cómo se expresa una actitud indiferente?



Al hablar uno mucho de su propia persona, de sus éxitos y de su educación, está demostrando la actitud



¿Cómo se comienza generalmente cuando hay actitud descuidada?


 
 

 
  Conocen nuestro sitio 480998 visitantes (1777471 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!