Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  CH19
 

  


Arreglo del Material.

El predicador debe arreglar el material de tal manera que todo converja al propósito del mensaje. Para algunos es fácil el arreglo; pero para la mayor parte es verdadero trabajo. De todos modos el predicador debe aprender a hacerlo.

LAS VENTAJAS EN EL ARREGLO DEL MATERIAL

1. Para el predicador.

Es de gran ventaja para el predicador porque para el buen arreglo se necesitan pensamientos claros y ordenados, además de un conocimiento del asunto. Una vez bien arreglado, es mucho más fácil que el predicador siga el hilo de su mensaje.

2. Para los oyentes.

Mucho del efecto del mensaje depende del arreglo de los pensamientos. Si el mensaje está bien arreglado es más fácil para la congregación entenderlo y retenerlo. Si está desordenado e indistinto, aunque sea elocuente, no retendrá mucho la congregación. Y este es el propósito en predicar: que la congregación saque provecho.

LAS CARACTERÍSTICAS Y CUALIDADES DEL BUEN ARREGLO

1. Un solo Tema.

Una de las lecciones que el predicador debe aprender primero es concentrarse en un solo tema. No debe tener varios en el mismo mensaje.

2. Las divisiones del sermón deben tener una conexión lógica.

No debe exhortar antes de instruir, o dar la aplicación antes de la explicación. El argumento para el intelecto debe preceder a la apelación de las emociones. De las emociones se llega a la voluntad. El lado negativo precede al positivo, las generalidades a las particularidades. Generalmente el plan del mensaje debe ser fácil de seguir, pero no debe ser siempre lo mismo. 

El predicador debe arreglar el material de tal manera que todo
 al propósito del

¿Qué ventaja hay para el predicador en hacer un buen arreglo del material?



¿De qué depende en gran parte el efecto del mensaje?



¿Qué características y cualidades reúne un buen arreglo?



De las

se llega a la

El lado

precede a

Las

a las
 


 
 

 
  Conocen nuestro sitio 481002 visitantes (1777618 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!