Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  AD8
 

blackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista
Edicion:
 
Biblia de Estudio Adventista

Nota:
 
Deseamos que tu estudio personal sea discernido espiritualmente por medio de la oracion y la reflexion,solo incluimos ocasionalmente notas explicativas cuando lo hemos considerado necesario

Una Adoracion mas Profunda
Tema 8

guestbook1.gif BIBLIA
                        MINIATURA image by bibliadeestudioadventistaiglesiaadventista.gif image by
                        bibliadeestudioadventistaguestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by
                        bibliadeestudioadventista

Descubriendo una Adoracion mas Profunda
Autor: Shelter Rock Books
 
PUNTO NUMERO OCHO

Dios predijo en las
Escrituras que más tarde los hombres tratarían de
cambiar la ley de Dios—y especialmente el “tiempo de
la ley.”
El sábado bíblico es muy importante—porque éste
es ¡el centro de nuestro culto a Dios! Si los hombres
iban a tratar más tarde de cambiarlo a otro día, con
toda seguridad esperaríamos que la profecía bíblica
dijera que esto ocurriría.
“Y [el cuerno pequeño]hablará palabras contra el
Altísimo, y tratará duramente a los santos del Altísimo, y
pretenderá cambiar los tiempos y la ley; y serán
entregados en su mano hasta un tiempo, y tiempos, y
medio tiempo.”—Daniel 7:25.
La iglesia de la Edad Media iba a regir al mundo
por 1260 años, y durante ese tiempo trataría de anular
el tiempo sagrado de la ley de Dios y poner uno falso en
su lugar. ¡Oh cuánta blasfemia pueden los hombres idear,
cuando son tentados por Satanás para obtener el control
105
religioso de sus semejantes!
Porque no vendrá [el segundo advenimiento de
Cristo] sin que antes venga la apostasía, y se manifieste
el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone
y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto
de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como
Dios, haciéndose pasar por Dios
.”—2 Tesalonicenses 2:3-
4.
Dios dijo:
“Santificad mis sábados; y sean por señal entre mí y
vosotros, para que sepáis que Yo Soy Jehová vuestro
Dios.”—Ezequiel 20:20.
Luego de que el Nuevo Testamento fue concluído y
los apóstoles murieron, los hombres trataron de
transferir la santidad del séptimo día al primer día de
la semana. Así es como trataron de cambiar “el tiempo
de la Ley.”
El Catolicismo Romano: “Conviene recordar a los
Presbiterianos, Bautistas, Metodistas, y a todos los demás
cristianos, que la Biblia no los apoya de ninguna manera
en su observancia dominical. El domingo (descanso
dominical) es una institución de la Iglesia Católica
Romana, y aquellos que observan ese día, observan un
mandamiento de la iglesia católica.”—Sacerdote Brady,
en su discurso del 17 de marzo de 1903 en Elizabeth,
Nueva Jersey; reportado en las noticias de Elizabeth de
N.J., el 18 de marzo de 1903.
“Usted puede investigar en toda la Biblia desde el
Génesis hasta el Apocalipsis, y no encontrará una sóla
línea autorizando la santificación del domingo. Las
Escrituras imponen la observancia religiosa del sábado,
un día que nunca santificamos.”—James Cardinal Gibbon,
The Faith of Our Fathers, capítulo 8.
“Si los protestantes siguieran la Biblia, le rendirían
culto a Dios en el día del sábado. Al guardar el domingo
están siguiendo una ley de la Iglesia Católica.”—Albert
Smith, Canciller de la Arquidiócesis de Baltimore,
contestando en nombre del cardenal, en una carta del
10 de febrero de 1920.
“Ocupamos en esta tierra el lugar del Dios
Todopoderoso.”—Papa León XIII, Carta Encíclica, del
20 de junio de 1894; The Great Encyclical Letters of Leo
XIII, pág. 304.
“Pruébeme por la Biblia solamente, que estoy obligado
a santificar el domingo. No hay una ley semejante en la
Biblia. Esta es solamente una ley de la Iglesia Católica.
La Biblia dice: ‘Acuérdate del día del sábado para
santificarlo.’ La Iglesia Católica dice: No, mediante mi
autoridad divina anulo el día del sábado y le ordeno que
santifique el primer día de la semana. Y ¡he aquí! que
todo el mundo civilizado se postra en respetuosa
obediencia a la orden de la santa Iglesia Católica!”—
Sacerdote Thomas Enright, CSSR, Presidente del
Redemptorist College, Kansas City, MO, en una
conferencia en Hartford, Kansas Weekly Call, el 22 de
febrero de 1884, y el American Sentinel, un periódico
Católico Romano de New York, en junio de 1893, pág.
173.
“Por supuesto que la Iglesia Católica asegura que el
cambio fue hecho por ella . . . Y QUE ESE HECHO ES
UNA SEÑAL de su poder eclesiástico.”—Desde la
oficina del Cardinal Gibbons, a través del canciller H.
F. Thomas, 11 de noviembre de 1895.
Cuán importante es que obedezcamos los
mandamientos de Dios en vez de los mandamientos de los
hombres.
“¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos
para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien
obedecéis?”—
Romanos 6:16.
Porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y a él
solo servirás
.”—Mateo 4:10.
Mas en vano me rinden culto, enseñando doctrinas
que son preceptos de hombres
.”—Mateo 5:19.
“¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos
pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id
en pos de él
.”—1 Reyes 18:21.


 
  Conocen nuestro sitio 481002 visitantes (1777623 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!