Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W87
 


  BibliadeEstudioAdventistaApocalipsis 19BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Apocalipsis


 

Apo 19:1  Después de esto, oí como voz grande de turba mucha en el cielo, que decían: «¡Aleluya! La salud, y la gloria, y el poder, de nuestro Dios; porque verdaderos y justos, los juicios suyos;
Apo 19:2  porque ha juzgado a la ramera la grande; la que ha corrompido la tierra en la ramería suya; y ha vindicado la sangre de sus siervos, de la mano de ella».
Apo 19:3  Y segunda vez han dicho: «¡Aleluya!». Y el humo de ella(a)  sube por los siglos de los siglos.
Apo 19:4  Y cayeron los ancianos los veinticuatro y los cuatro vivientes, y adoraron a Dios al sentado sobre el trono, diciendo: «¡Amén, aleluya!».
Apo 19:5  Y voz del trono salió diciendo: «Load a nuestro Dios, todos sus siervos y los que le temen, los pequeños y los grandes».
Apo 19:6  Y oí como voz de turba mucha, y como voz de aguas muchas y como voz de truenos fuertes, que decían: «¡Aleluya! porque reina Señor, nuestro Dios, el Omnipotente.
Apo 19:7  Gocémonos y regocijémonos, y demos la gloria a él; porque han venido las nupcias del Cordero(b)  y su mujer preparóse;
Apo 19:8  y diósela vestirse de biso esplendente, puro; pues el biso las justicias de los santos son».
Apo 19:9  Y díceme: «Escribe»: Bienaventurados los al festín de las nupcias del Cordero llamados». Y díceme: «Estas las palabras verdaderas de Dios son».
Apo 19:10  Y caí delante de sus pies a adorarle. Y díceme: «Mira: no: Consiervo tuyo soy y de los hermanos tuyos que tienen el testimonio de Jesús: a Dios adora. Que el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía»(c) .
Apo 19:11  Y vi el cielo abrirse, y he aquí corcel esplendente, y el sentado sobre él llamado «Fiel y Veraz»; y en justicia juzga y guerrea.
Apo 19:12  Y sus ojos, llama de fuego, y sobre su cabeza, diademas muchas; teniendo nombre escrito que nadie sabe sino él mismo;
Apo 19:13  y vestido de vestidura tinta en sangre(d)  y se llama su nombre: el «Verbo de Dios».
Apo 19:14  Y las milicias las del cielo, seguíanle sobre corceles esplendorosos, vestidas de biso esplendoroso, puro.
Apo 19:15  Y de la boca de él sale espada aguda, para en ella percutir las gentes; y él los regirá, en vara férrea; y él huella el lagar del furor de la ira de Dios el omnipotente.
Apo 19:16  Y tiene sobre su vestidura y sobre su muslo un nombre escrito: «Rey de reyes y Señor de señores».
Apo 19:17  Y vi un ángel parado en el sol y clamó en voz grande, diciendo a todas las aves las volantes en medio del cielo: «Venid, congregaos a la cena la grande de Dios:
Apo 19:18  a comer carnes de reyes, y carnes de tribunos, y carnes de fuertes, y carnes de bridones y de los sentados sobre ellos, y carnes de todos: y libres, y siervos, y pequeños y grandes.
Apo 19:19  Y vi a la bestia y a los reyes de la tierra y los ejércitos de ellos congregados, hacer la guerra con el sentado sobre el corcel y con el ejército suyo.
Apo 19:20  Y fue cogida la bestia y con ella el pseudoprofeta(e) , el que hacía señales a faz de ella, en las cuales sedujo a los que tomaron la marca de la bestia, y a los que adoraron la imagen de ella: vivos fueron arrojados los dos en el lago del fuego, el que arde en azufre.
Apo 19:21  Y los demás fueron matados en la espada del sentado sobre el corcel, la que salía de su boca; y todas las aves hartáronse de las carnes de ellos.

 


 

Apo 19:1  Después de esto oí una fuerte voz, como de una muchedumbre numerosa en el cielo, que decía: Aleluya, salud, gloria, honor y poder a nuestro Dios,
Apo 19:2  porque verdaderos y justos son sus juicios, pues ha juzgado a la gran ramera, que corrompía la tierra con su fornicación, y en ella ha vengado la sangre de sus siervos.
Apo 19:3  Y por segunda vez dijeron: Aleluya. El humo de la ciudad sube por los siglos de los siglos.
Apo 19:4  Cayeron de hinojos los veinticuatro ancianos y los cuatro vivientes, y adoraron a Dios, que está sentado en el trono, diciendo: Amén, aleluya.
Apo 19:5  Del trono salió una voz, que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y cuantos le teméis, pequeños y grandes.
Apo 19:6  Oí una voz como de gran muchedumbre, y como voz de muchas aguas, y como voz de fuertes truenos, que decía: Aleluya, porque ha establecido su reino el Señor, Dios todopoderoso;"
Apo 19:7  alegrémonos y regocijémonos, démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa está dispuesta,
Apo 19:8  y fuele otorgado vestirse de lino brillante, puro,* pues el lino son las obras justas de los santos.
Apo 19:9  Y me dijo: Escribe: Bienaventurados los invitados al banquete de bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son las palabras verdaderas de Dios.
Apo 19:10  Me arrojé a sus pies para adorarle, y me dijo: Mira, no hagas eso; consiervo tuyo soy y de tus hermanos, los que tienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios. Porque el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía."
Apo 19:11  Vi el cielo cubierto, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba es llamado Fiel, Verídico, y con justicia juzga y hace la guerra.
Apo 19:12  Sus ojos son como llama de fuego, lleva en su cabeza muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo,
Apo 19:13  y viste un manto empapado en sangre, y tiene por nombre Verbo de Dios.
Apo 19:14  Le siguen los ejércitos celestes sobre caballos blancos, vestidos de lino blanco, puro.
Apo 19:15  De su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones y El las regirá con vara de hierro, y El pisa el lagar del vino del furor de la cólera de Dios todopoderoso.
Apo 19:16  Tiene sobre su manto y sobre su muslo escrito su nombre: Rey de reyes, Señor de señores.
Apo 19:17  Vi un ángel puesto de pie en el sol, que gritó con una gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan por lo alto del cielo: Venid, congregaos al gran festín de Dios,
Apo 19:18  para comer las carnes de los reyes, las carnes de los tribunos, las carnes de los valientes, las carnes de los caballos y de los que cabalgan en ellos, las carnes de todos los libres y de los esclavos, de los pequeños y de los grandes.
Apo 19:19  Y vi a la bestia, y a los reyes de la tierra, y a sus ejércitos, reunidos para hacer la guerra al que montaba el caballo y a su ejército.
Apo 19:20  Y fue aprisionada la bestia, y con ella el falso profeta, que hacía señales delante de ella, con las cuales extraviaba a los que habían recibido el carácter de la bestia y a los que adoraban su imagen; vivos fueron arrojados ambos al lago de fuego que arde con azufre."
Apo 19:21  Los demás fueron muertos por la espada que le salía de la boca al que montaba el caballo, y todas las aves se hartaron de sus carnes.

 


 

Apo 19:1  Después de esto, me pareció escuchar en el cielo las fuertes voces de muchísimas personas, que gritaban: «¡Que todos alaben al Señor! Nuestro Dios es poderoso, y nos ha salvado. Por eso le pertenecen el poder y la gloria,
Apo 19:2  porque Dios juzga con justicia y de acuerdo con la verdad. »Castigó a la gran prostituta, que enseñó a todo el mundo a adorar a dioses falsos. Fue castigada por haber matado a los servidores de Dios.»
Apo 19:3  Después volvieron a decir: «¡Que todos alaben a Dios! Pues el humo del fuego que hace arder a la gran prostituta, nunca dejará de subir.»
Apo 19:4  Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se inclinaron hasta tocar el suelo, diciendo: «¡Así sea! ¡Que todos alaben a Dios!» Y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono.
Apo 19:5  Entonces oí una voz que venía del trono, la cual decía: «¡Que todos alaben a nuestro Dios! ¡Que lo alabe todo el mundo, los poderosos y los humildes, los que lo sirven y lo honran!»
Apo 19:6  Entonces me pareció oír las voces de mucha gente. Era como el sonido de cataratas y de fuertes truenos, y decían: «¡Que todos alaben a Dios, el Señor todopoderoso, porque él ha comenzado a reinar!
Apo 19:7  »Alegrémonos, llenémonos de gozo y alabémoslo, porque ha llegado el día de la boda del Cordero. »Ya está lista su esposa, la cual es la iglesia;
Apo 19:8  Dios la ha vestido de lino fino, limpio y brillante.» Ese lino fino representa el bien que hace el pueblo de Dios.
Apo 19:9  El ángel me dijo: «Escribe esto: Benditos sean todos los que han sido invitados a la cena de bodas del Cordero.» Y luego añadió: «Esto lo dice Dios, y él no miente.»
Apo 19:10  Entonces me arrodillé a los pies del ángel, para adorarlo, pero él me dijo: «¡No lo hagas! Adora a Dios, pues yo también le sirvo, igual que tú y que todos los que siguen confiando en el mensaje que les dio Jesús.» Porque el mensaje que Jesús enseñó es lo que anima a la gente a seguir anunciándolo.
Apo 19:11  Entonces vi el cielo abierto, y allí estaba un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, porque era justo cuando gobernaba o cuando iba a la guerra.
Apo 19:12  Sus ojos parecían llamas de fuego; llevaba muchas coronas en su cabeza, y tenía escrito un nombre que sólo él conocía.
Apo 19:13  Estaba vestido con ropa teñida de sangre, y su nombre era: «El Mensaje de Dios».
Apo 19:14  Los ejércitos del cielo, vestidos de lino fino, blanco y limpio, lo seguían montados en caballos blancos.
Apo 19:15  De su boca salía una espada afilada, que representa su mensaje poderoso; con esa espada conquistará a todos los países. Los gobernará con fuerza, y él mismo exprimirá las uvas para sacar el vino que representa el terrible enojo del Dios todopoderoso.
Apo 19:16  En su manto, y sobre el muslo, llevaba escrito este título: «El rey más poderoso de todo el universo».
Apo 19:17  Vi entonces que un ángel estaba de pie, en el sol, y que les gritaba a las aves de rapiña que vuelan en lo alto del cielo: «Vengan y reúnanse para la gran cena de Dios.
Apo 19:18  Comerán carne de reyes, de jefes militares y de valientes guerreros. También comerán la carne de los caballos y de sus jinetes; comerán carne de toda clase: de gente libre y de esclavos, de gente importante y de gente poco importante.»
Apo 19:19  Entonces vi al monstruo y a los reyes del mundo con sus ejércitos. Se habían reunido para pelear contra el que estaba montado en aquel caballo blanco, y contra su ejército.
Apo 19:20  El monstruo fue capturado, junto con el falso profeta que en su presencia había hecho maravillas. El falso profeta había engañado con milagros a los que se dejaron poner la marca del monstruo y adoraron su estatua. Los dos fueron lanzados vivos a un lago donde el azufre arde en llamas.
Apo 19:21  Luego, con la espada que salía de su boca, el que estaba sentado sobre el caballo blanco mató a todos los soldados del monstruo. Y las aves de rapiña se dieron un banquete con la carne de ellos. 

 


 

Apo 19:1  Después de estas cosas oí en el cielo como una voz de muchas gentes, que decían: ¡Aleluya!, la salvación, y la gloria, y el poder son debidos a nuestro Dios,
Apo 19:2  porque verdaderos son y justos sus juicios, pues ha condenado a la gran ramera, la cual estragó la tierra con su prostitución, y ha vengado la sangre de sus siervos, derramada por las manos de ella.
Apo 19:3  Y por segunda vez repitieron: ¡Aleluya! Y el humo de ella o de su incendio está subiendo por los siglos de los siglos, no se acabará jamás.
Apo 19:4  Y los veinticuatro ancianos y los cuatro animales se postraron y adoraron a Dios, que estaba sentado en el solio, diciendo: ¡Amén! ¡Aleluya!
Apo 19:5  Y del solio salió una voz, que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, pequeños y grandes.
Apo 19:6  Oí también una voz como de gran gentío, y como el ruido de muchas aguas, y como el estampido de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya!, porque tomó ya posesión del reino del Señor, Dios nuestro Todopoderoso;
Apo 19:7  gocémonos, y saltemos de júbilo, y démosle la gloria, pues son llegadas las bodas del Cordero y su esposa se ha puesto de gala o ataviada;
Apo 19:8  y se le ha dado que se vista de tela de hilo finísimo brillante y blanco. Esta tela finísima de lino son las virtudes de los santos.
Apo 19:9  Y me dijo el ángel: Escribe: Dichosos los que son convidados a la cena de las bodas del Cordero, y me añadió: Estas palabras de Dios son verdaderas.
Apo 19:10  Yo me arrojé luego a sus pies, para adorarle. Mas él me dijo: Guárdate de hacerlo, que yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos, los que mantienen el testimonio de Jesús . A Dios has de adorar. Porque el espíritu de profecía que hay en ti es el testimonio de Jesús .
Apo 19:11  En esto vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco; y el que estaba montado sobre él se llamaba Fiel y Veraz, el cual juzga con justicia, y combate.
Apo 19:12  Eran sus ojos como llamas de fuego, y tenía en la cabeza muchas diademas y un nombre escrito, que nadie lo entiende, o comprende, sino él mismo.
Apo 19:13  Y vestía una ropa teñida o salpicada en sangre; y él es y se llama el VERBO DE DIOS.
Apo 19:14  Y los ejércitos que hay en el cielo le seguían vestidos de un lino finísimo blanco, y limpio, en caballos blancos.
Apo 19:15  Y de la boca de él salía una espada de dos filos, para herir con ella a las gentes. Y él las ha de gobernar con cetro de hierro; y él mismo pisa el lagar del vino del furor de la ira del Dios omnipotente.
Apo 19:16  Y tiene escrito en su vestidura y en el muslo: Rey de los reyes y Señor de los señores.
Apo 19:17  Vi también a un ángel que estaba en el sol, y clamó en alta voz, diciendo a todas las aves que volaban por medio del cielo: Venid, y congregaos a la cena grande de Dios,
Apo 19:18  a comer carne de reyes, y carne de tribunos, y carne de poderosos, y carne de caballos, de sus jinetes, y carne de todos, libres y esclavos, y de pequeños y de grandes.
Apo 19:19  Y vi a la bestia, y a los reyes de la tierra, y sus ejércitos reunidos, para trabar batalla contra el que estaba montado sobre el caballo y contra su ejército.
Apo 19:20  Entonces fue presa la bestia, y con ella el falso profeta que a vista de la misma había hecho prodigios, con que sedujo a los que recibieron la marca de la bestia, y a los que adoraron su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos en un estanque de fuego que arde con azufre.
Apo 19:21  Mientras los demás fueron muertos con la espada que sale de la boca del que estaba montado en el caballo blanco; y todas las aves se hartaron de la carne de ellos. 

 


 

Apo 19:1  

Alabanzas en el cielo
  Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro;
Apo 19:2  porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.(A)
Apo 19:3  Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos.(B)
Apo 19:4  Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya!
Apo 19:5  Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.(C)
Apo 19:6  Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas,(D) y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!
Apo 19:7  Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
Apo 19:8  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. 

La cena de las bodas del Cordero
 
Apo 19:9  Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas(E) del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios.
Apo 19:10  Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. 

El jinete del caballo blanco
 
Apo 19:11  Entonces vi el cielo abierto;(F) y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
Apo 19:12  Sus ojos eran como llama de fuego,(G) y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
Apo 19:13  Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
Apo 19:14  Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
Apo 19:15  De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro;(H) y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.(I)
Apo 19:16  Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Apo 19:17  Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios,
Apo 19:18  para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes.(J)
Apo 19:19  Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.
Apo 19:20  Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen.(K) Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.
Apo 19:21  Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. 
 

 


 

Apo 19:1  Después de estas cosas oí una gran voz de gran compañía en el cielo, que decía: Alelu-JAH. Salvación y honra y gloria y potencia al Señor Dios nuestro,
Apo 19:2  porque sus juicios son verdaderos y justos; porque él ha juzgado a la gran ramera, que ha corrompido la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.
Apo 19:3  Y otra vez dijeron: Alelu-JAH. Y su humo subió para siempre jamás.
Apo 19:4  Y los veinticuatro ancianos y los cuatro animales cayeron sobre sus rostros , y adoraron a Dios que estaba sentado sobre el trono, diciendo: ¡Amén! ¡Alelu-JAH!
Apo 19:5  Y salió una voz del trono, que decía: Load a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.
Apo 19:6  Y oí como la voz de una gran compañía, y como ruido de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decían: ¡Alelu-JAH, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso ha reinado!
Apo 19:7  Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque son venidas las bodas del Cordero, y su mujer se ha aparejado.
Apo 19:8  Y le ha sido dado que se vista de tela de lino finísimo, limpio y resplandeciente; porque el lino finísimo son las acciones justas de los santos.
Apo 19:9  Y él me dice: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son las verdaderas palabras de Dios.
Apo 19:10  Y yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira que no lo hagas; yo soy siervo contigo, y con tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús; adora a Dios, porque el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía.
Apo 19:11  Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco; y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, el cual en justicia juzga y pelea.
Apo 19:12  Y sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno ha conocido sino él mismo;
Apo 19:13  y estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es llamado LA PALABRA DE DIOS.
Apo 19:14  Y los ejércitos que están en el cielo le seguían en caballos blancos, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio.
Apo 19:15  Y de su boca sale una espada aguda, para herir con ella los gentiles; y él los regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor, y de la ira del Dios Todopoderoso.
Apo 19:16  Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Apo 19:17  Y vi un ángel que estaba dentro del sol, y clamó con gran voz, diciendo a todas las aves que volaban por medio del cielo: Venid, y congregaos a la cena del gran Dios,
Apo 19:18  Para que comáis carne de reyes, y de capitanes, y carne de fuertes, y carne de caballos, y de los que están sentados sobre ellos; y carne de todos libres y siervos, de pequeños y de grandes.
Apo 19:19  Y vi la bestia, y los reyes de la tierra y sus ejércitos, congregados para hacer guerra contra el que estaba sentado sobre el caballo, y contra su ejército.
Apo 19:20  Y la bestia fue presa, y con él el falso Profeta que había hecho las señales delante de ella, con las cuales había engañado a los que tomaron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro del lago de fuego ardiendo en azufre.
Apo 19:21  Y los otros fueron muertos con la espada que salía de la boca del que estaba sentado sobre el caballo; y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. 

 


 

Apo 19:1  And after these things I heard a great voice of much people in heaven, saying, Alleluia; Salvation, and glory, and honour, and power, unto the Lord our God:
Apo 19:2  For true and righteous are his judgments: for he hath judged the great whore, which did corrupt the earth with her fornication, and hath avenged the blood of his servants at her hand.
Apo 19:3  And again they said, Alleluia. And her smoke rose up for ever and ever.
Apo 19:4  And the four and twenty elders and the four beasts fell down and worshipped God that sat on the throne, saying, Amen; Alleluia.
Apo 19:5  And a voice came out of the throne, saying, Praise our God, all ye his servants, and ye that fear him, both small and great.
Apo 19:6  And I heard as it were the voice of a great multitude, and as the voice of many waters, and as the voice of mighty thunderings, saying, Alleluia: for the Lord God omnipotent reigneth.
Apo 19:7  Let us be glad and rejoice, and give honour to him: for the marriage of the Lamb is come, and his wife hath made herself ready.
Apo 19:8  And to her was granted that she should be arrayed in fine linen, clean and white: for the fine linen is the righteousness of saints.
Apo 19:9  And he saith unto me, Write, Blessed are they which are called unto the marriage supper of the Lamb. And he saith unto me, These are the true sayings of God.
Apo 19:10  And I fell at his feet to worship him. And he said unto me, See thou do it not: I am thy fellowservant, and of thy brethren that have the testimony of Jesus: worship God: for the testimony of Jesus is the spirit of prophecy.
Apo 19:11  And I saw heaven opened, and behold a white horse; and he that sat upon him was called Faithful and True, and in righteousness he doth judge and make war.
Apo 19:12  His eyes were as a flame of fire, and on his head were many crowns; and he had a name written, that no man knew, but he himself.
Apo 19:13  And he was clothed with a vesture dipped in blood: and his name is called The Word of God.
Apo 19:14  And the armies which were in heaven followed him upon white horses, clothed in fine linen, white and clean.
Apo 19:15  And out of his mouth goeth a sharp sword, that with it he should smite the nations: and he shall rule them with a rod of iron: and he treadeth the winepress of the fierceness and wrath of Almighty God.
Apo 19:16  And he hath on his vesture and on his thigh a name written, KING OF KINGS, AND LORD OF LORDS.
Apo 19:17  And I saw an angel standing in the sun; and he cried with a loud voice, saying to all the fowls that fly in the midst of heaven, Come and gather yourselves together unto the supper of the great God;
Apo 19:18  That ye may eat the flesh of kings, and the flesh of captains, and the flesh of mighty men, and the flesh of horses, and of them that sit on them, and the flesh of all men, both free and bond, both small and great.
Apo 19:19  And I saw the beast, and the kings of the earth, and their armies, gathered together to make war against him that sat on the horse, and against his army.
Apo 19:20  And the beast was taken, and with him the false prophet that wrought miracles before him, with which he deceived them that had received the mark of the beast, and them that worshipped his image. These both were cast alive into a lake of fire burning with brimstone.
Apo 19:21  And the remnant were slain with the sword of him that sat upon the horse, which sword proceeded out of his mouth: and all the fowls were filled with their flesh.

 


 

Apo 19:1  Después oí en el cielo como un gran ruido de muchedumbre inmensa que decía: «¡Aleluya! La salvación y la gloria y el poder son de nuestro Dios,
Apo 19:2  porque sus juicios son verdaderos y justos; porque ha juzgado a la Gran Ramera que corrompía la tierra con su prostitución, y ha vengado en ella la sangre de sus siervos.»
Apo 19:3  Y por segunda vez dijeron: «¡Aleluya! La = humareda de la = Ramera = se eleva por los siglos de los siglos.» =
Apo 19:4  Entonces los veinticuatro Ancianos y los cuatro Vivientes se postraron y adoraron a Dios, que está sentado en el trono, diciendo: «¡Amén! ¡Aleluya!»
Apo 19:5  Y salió una voz del trono, que decía: «Alabad a nuestro Dios, todos sus siervos = y los que le teméis, pequeños y grandes.» =
Apo 19:6  Y oí el ruido de muchedumbre inmensa y como el ruido de grandes aguas y como el fragor de fuertes truenos. Y decían: «¡Aleluya! Porque ha establecido su reinado el Señor, nuestro Dios Todopoderoso.
Apo 19:7  Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su Esposa se ha engalanado
Apo 19:8  y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura - el lino son las buenas acciones de los santos». -
Apo 19:9  Luego me dice: «Escribe: Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero.» Me dijo además: «Estas son palabras verdaderas de Dios.»
Apo 19:10  Entonces me postré a sus pies para adorarle, pero él me dice: «No, cuidado; yo soy un siervo como tú y como tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesús. A Dios tienes que adorar.» El testimonio de Jesús es el espíritu de profecía.
Apo 19:11  Entonces vi el cielo abierto, y había un caballo blanco: el que lo monta se llama «Fiel» y «Veraz»; y = juzga = y combate = con justicia. =
Apo 19:12  Sus ojos, llama de fuego; sobre su cabeza, muchas diademas; lleva escrito un nombre que sólo él conoce;
Apo 19:13  viste = un manto empapado en sangre = y su nombre es: La Palabra de Dios.
Apo 19:14  Y los ejércitos del cielo, vestidos de lino blanco puro, le seguían sobre caballos blancos.
Apo 19:15  De su boca sale una espada afilada para herir con ella a los paganos; él = los regirá con cetro de hierro; = él pisa el lagar del vino de la furiosa cólera de Dios, el Todopoderoso.
Apo 19:16  Lleva escrito un nombre en su manto y en su muslo: = Rey de Reyes y Señor de Señores. =
Apo 19:17  Luego vi a un Ángel de pie sobre el sol que = gritaba = con fuerte voz a todas = las aves que volaban = por lo alto del cielo: «Venid, = reuníos para el gran banquete = de Dios,
Apo 19:18  = para que comáis carne = de reyes, carne de tribunos y carne de valientes, carne de caballos y de sus jinetes, y carne de toda clase de gente, libres y esclavos, pequeños y grandes.»
Apo 19:19  Vi entonces a la Bestia y a los reyes de la tierra con sus ejércitos reunidos para entablar combate contra el que iba montado en el caballo y contra su ejército.
Apo 19:20  Pero la Bestia fue capturada, y con ella el falso profeta - el que había realizado al servicio de la Bestia las señales con que seducía a los que habían aceptado la marca de la Bestia y a los que adoraban su imagen - los dos fueron arrojados vivos al lago del fuego que arde con azufre.
Apo 19:21  Los demás fueron exterminados por la espada que sale de la boca del que monta el caballo, y = todas las aves se hartaron de sus carnes.» =

 


 

Apo 19:1  Después de esto, oí las fuertes voces de una gran multitud que decía en el cielo:
"¡Aleluya!
La salvación, la gloria y el poder
son de nuestro Dios,
 
Apo 19:2  porque él juzga rectamente y con verdad;
pues ha condenado a la gran prostituta
que con su prostitución
corrompió al mundo;
ha vengado en ella
la muerte de los siervos de Dios."
 
Apo 19:3  Luego volvieron a decir:
"¡Aleluya!
El humo de ella nunca dejará de subir."
Apo 19:4  y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron hasta el suelo y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono. Y decían: "¡Amén! ¡Aleluya!"
Apo 19:5  Desde el trono se oyó entonces una voz, que decía:
"¡Alaben a nuestro Dios
todos ustedes, pequeños y grandes,
todos ustedes que lo sirven
 y le tienen reverencia!"
Apo 19:6  Oí también algo como las voces de mucha gente, como el sonido de una cascada y de fuertes truenos. Decían:
"¡Aleluya!
Porque ha comenzado a gobernar el Señor,
nuestro Dios todopoderoso.
 
Apo 19:7  Alegrémonos,
llenémonos de gozo y démosle gloria,
porque ha llegado el momento
de las bodas del Cordero.
Su esposa[1] se ha preparado:
 
Apo 19:8  se le ha permitido vestirse
de lino fino, limpio y brillante,
porque ese lino es la recta conducta
del pueblo santo."
Apo 19:9  El ángel me dijo: "Escribe: 'Felices los que han sido invitados al banquete de bodas del Cordero. ' " y añadió: "Estas son palabras verdaderas de Dios."
Apo 19:10  Me arrodillé a los pies del ángel, para adorarlo, pero él me dijo: "No hagas eso, pues yo soy siervo de Dios, lo mismo que tú y tus hermanos que siguen fieles al testimonio de Jesús. Adora a Dios."
 Pues ese testimonio de Jesús es el que inspira a los profetas.
Apo 19:11  Vi el cielo abierto; y apareció un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, porque con rectitud gobernaba y hacía la guerra.
Apo 19:12  Sus ojos brillaban como llamas de fuego, [2] llevaba en la cabeza muchas coronas y tenía un nombre escrito que solamente él conocía.
Apo 19:13  Iba vestido con ropa teñida de sangre, [3] y su nombre era: La Palabra de Dios. [4]
Apo 19:14  Lo seguían los ejércitos del cielo, vestidos de lino fino, blanco y limpio, y montados en caballos blancos.
Apo 19:15  Le salía de la boca una espada afilada, [5] para herir con ella a las naciones. Las gobernará con cetro de hierro. [6] y él mismo pisará las uvas para sacar el vino de la ira terrible del Dios todopoderoso. [7]
Apo 19:16  En su manto y sobre el muslo llevaba escrito este título: "Rey de reyes y Señor de señores."[8]
Apo 19:17  y vi un ángel que, puesto de pie en el sol, gritaba con fuerza a todas las aves de rapiña que vuelan en medio del cielo: "¡Vengan y reúnanse para la gran cena de Dios,
Apo 19:18  para que coman carne de reyes, de jefes militares y de hombres valientes, carne de caballos y de sus jinetes, carne de todos: delibres y de esclavos, de pequeños y de grandes!"
Apo 19:19  Vi al monstruo y a los reyes del mundo con sus ejércitos, que se habían reunido para pelear contra el que montaba aquel caballo y contra su ejército.
Apo 19:20  El monstruo[9] fue apresado, junto con el falso profeta[10] que había hecho señales milagrosas en su presencia. Por medio de esas señales, el falso profeta había engañado a los que se dejaron poner la marca del monstruo y adoraron su imagen. Entonces el monstruo y el falso profeta fueron arrojados vivos al lago de fuego donde arde el azufre.
Apo 19:21  y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves de rapiña se hartaron de la carne de ellos. 

 


 

Apo 19:1  Después de estas cosas oí lo que era como una voz fuerte de una gran muchedumbre en el cielo. Decían: “¡Alaben a Jah! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios,
Apo 19:2  porque verdaderos y justos son sus juicios. Porque ha ejecutado juicio sobre la gran ramera que corrompió la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus esclavos de la mano de ella”.
Apo 19:3  E inmediatamente, por segunda vez, dijeron: “¡Alaben a Jah! Y el humo de ella sigue ascendiendo para siempre jamás”.
Apo 19:4  Y los veinticuatro ancianos y las cuatro criaturas vivientes cayeron y adoraron a Dios, que estaba sentado sobre el trono, y dijeron: “¡Amén! ¡Alaben a Jah!”.
Apo 19:5  También, una voz salió desde el trono y dijo: “Alaben a nuestro Dios, todos ustedes sus esclavos, que le temen, los pequeños y los grandes”.
Apo 19:6  Y oí lo que era como la voz de una gran muchedumbre y como un sonido de muchas aguas y como un sonido de fuertes truenos. Decían: “Alaben a Jah, porque Jehová nuestro Dios, el Todopoderoso, ha empezado a reinar.
Apo 19:7  Regocijémonos y llenémonos de gran gozo, y démosle la gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.
Apo 19:8  Sí, a ella se le ha concedido estar vestida de lino fino, brillante y limpio, porque el lino fino representa los actos justos de los santos”.
Apo 19:9  Y él me dice: “Escribe: Felices son los invitados a la cena de las bodas del Cordero”. También, me dice: “Estos son los dichos verdaderos de Dios”.
Apo 19:10  Ante aquello, caí delante de sus pies para adorarlo. Pero me dice: “¡Ten cuidado! ¡No hagas eso! Yo simplemente soy coesclavo tuyo y de tus hermanos que tienen la obra de dar testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el dar testimonio de Jesús es lo que inspira el profetizar”.
Apo 19:11  Y vi el cielo abierto, y, ¡miren!, un caballo blanco. Y el que iba sentado sobre él se llama Fiel y Verdadero, y juzga y se ocupa en guerrear con justicia.
Apo 19:12  Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas. Tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo,
Apo 19:13  y está vestido de una prenda de vestir exterior rociada de sangre, y el nombre con que se le llama es La Palabra de Dios.
Apo 19:14  También, los ejércitos que estaban en el cielo le seguían en caballos blancos, y estaban vestidos de lino fino, blanco y limpio.
Apo 19:15  Y de su boca sale una aguda espada larga, para que hiera con ella a las naciones, y las pastoreará con vara de hierro. Pisa también el lagar de vino de la cólera de la ira de Dios el Todopoderoso.
Apo 19:16  Y sobre su prenda de vestir exterior, aun sobre su muslo, tiene un nombre escrito: Rey de reyes y Señor de señores.
Apo 19:17  Vi también a un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó con voz fuerte y dijo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: “Vengan acá, sean reunidas a la gran cena de Dios,
Apo 19:18  para que coman las carnes de reyes y las carnes de comandantes militares y las carnes de hombres fuertes y las carnes de caballos y de los que van sentados sobre ellos, y las carnes de todos, de libres así como de esclavos y de pequeños y grandes”.
Apo 19:19  Y vi a la bestia salvaje y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos reunidos para hacer la guerra contra el que iba sentado en el caballo y contra su ejército.
Apo 19:20  Y la bestia salvaje fue prendida, y junto con ella el falso profeta que ejecutó delante de ella las señales con las cuales extravió a los que recibieron la marca de la bestia salvaje y a los que rinden adoración a su imagen. Estando todavía vivos, ambos fueron arrojados al lago de fuego que arde con azufre.
Apo 19:21  Pero los demás fueron muertos con la espada larga del que iba sentado en el caballo, la [espada] que salía de su boca. Y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

 


 

Apo 19:1  Después de esto, me pareció escuchar en el cielo las fuertes voces de muchísimas personas, que gritaban: «¡Que todos alaben al Señor! Nuestro Dios es poderoso, y nos ha salvado. Por eso le pertenecen el poder y la gloria,
Apo 19:2  porque Dios juzga con justicia y de acuerdo con la verdad. »Castigó a la gran prostituta, que enseñó a todo el mundo a adorar a dioses falsos. Fue castigada por haber matado a los servidores de Dios.»
Apo 19:3  Después volvieron a decir: «¡Que todos alaben a Dios! Pues el humo del fuego que hace arder a la gran prostituta, nunca dejará de subir.»
Apo 19:4  Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se inclinaron hasta tocar el suelo, diciendo: «¡Así sea! ¡Que todos alaben a Dios!» Y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono.
Apo 19:5  Entonces oí una voz que venía del trono, la cual decía: «¡Que todos alaben a nuestro Dios! ¡Que lo alabe todo el mundo, los poderosos y los humildes, los que lo sirven y lo honran!»
Apo 19:6  Entonces me pareció oír las voces de mucha gente. Era como el sonido de cataratas y de fuertes truenos, y decían: «¡Que todos alaben a Dios, el Señor todopoderoso, porque él ha comenzado a reinar!
Apo 19:7  »Alegrémonos, llenémonos de gozo y alabémoslo, porque ha llegado el día de la boda del Cordero. »Ya está lista su esposa, la cual es la iglesia;
Apo 19:8  Dios la ha vestido de lino fino, limpio y brillante.» Ese lino fino representa el bien que hace el pueblo de Dios.
Apo 19:9  El ángel me dijo: «Escribe esto: Benditos sean todos los que han sido invitados a la cena de bodas del Cordero.» Y luego añadió: «Esto lo dice Dios, y él no miente.»
Apo 19:10  Entonces me arrodillé a los pies del ángel, para adorarlo, pero él me dijo: «¡No lo hagas! Adora a Dios, pues yo también le sirvo, igual que tú y que todos los que siguen confiando en el mensaje que les dio Jesús.» Porque el mensaje que Jesús enseñó es lo que anima a la gente a seguir anunciándolo.
Apo 19:11  Entonces vi el cielo abierto, y allí estaba un caballo blanco. El que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, porque era justo cuando gobernaba o cuando iba a la guerra.
Apo 19:12  Sus ojos parecían llamas de fuego; llevaba muchas coronas en su cabeza, y tenía escrito un nombre que sólo él conocía.
Apo 19:13  Estaba vestido con ropa teñida de sangre, y su nombre era: «El Mensaje de Dios».
Apo 19:14  Los ejércitos del cielo, vestidos de lino fino, blanco y limpio, lo seguían montados en caballos blancos.
Apo 19:15  De su boca salía una espada afilada, que representa su mensaje poderoso; con esa espada conquistará a todos los países. Los gobernará con fuerza, y él mismo exprimirá las uvas para sacar el vino que representa el terrible enojo del Dios todopoderoso.
Apo 19:16  En su manto, y sobre el muslo, llevaba escrito este título: «El rey más poderoso de todo el universo».
Apo 19:17  Vi entonces que un ángel estaba de pie, en el sol, y que les gritaba a las aves de rapiña que vuelan en lo alto del cielo: «Vengan y reúnanse para la gran cena de Dios.
Apo 19:18  Comerán carne de reyes, de jefes militares y de valientes guerreros. También comerán la carne de los caballos y de sus jinetes; comerán carne de toda clase: de gente libre y de esclavos, de gente importante y de gente poco importante.»
Apo 19:19  Entonces vi al monstruo y a los reyes del mundo con sus ejércitos. Se habían reunido para pelear contra el que estaba montado en aquel caballo blanco, y contra su ejército.
Apo 19:20  El monstruo fue capturado, junto con el falso profeta que en su presencia había hecho maravillas. El falso profeta había engañado con milagros a los que se dejaron poner la marca del monstruo y adoraron su estatua. Los dos fueron lanzados vivos a un lago donde el azufre arde en llamas.
Apo 19:21  Luego, con la espada que salía de su boca, el que estaba sentado sobre el caballo blanco mató a todos los soldados del monstruo. Y las aves de rapiña se dieron un banquete con la carne de ellos.

 


 

Apo 19:1  Después de estas cosas, yo oí lo que sonaba como el rugido de una gran multitud en el cielo, gritando: "¡Haleluyah! "¡La victoria, la gloria, el poder de nuestro Elohim!
Apo 19:2  Porque sus juicios son justos y verdaderos. El ha juzgado a la gran ramera, que ha corrompido a la tierra con su prostitución. El ha tomado venganza sobre ella, que tiene la sangre de sus siervos en sus manos."
Apo 19:3  Y una segunda vez ellos dijeron: "¡Haleluyah! ¡El humo de ella sube por siempre y para siempre!"
Apo 19:4  Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a YAHWEH que estaba sentado en el trono y dijeron: "¡Amein! ¡Haleluyah!"
Apo 19:5  Una voz salió del trono diciendo: "¡Alaben a nuestro Elohim, todos ustedes, sus siervos, ustedes que le temen a El, pequeños y grandiosos!"
Apo 19:6  Entonces oí lo que sonaba como una gran multitud, como el estruendo de aguas precipitándose, como grandes destellos de truenos diciendo: "¡Haleluyah!" "YAHWEH, El-Shaddai, [Am 3:13,4:13] ¡ha comenzado su Reino!
Apo 19:7  "¡Gocémonos y alegrémonos! ¡Démosle la gloria! Porque el momento ha llegado para la boda del Cordero. Y su novia se ha preparado a sí misma;
Apo 19:8  lino fino resplandeciente y limpio se le ha dado para vestir." "Lino fino" son las obras justas de los Kadoshim de YAHWEH. [Yisra'el]
Apo 19:9  El malaj me dijo: "Escribe: '¡Qué benditos son aquellos que han sido invitados al banquete de bodas del Cordero!'" Entonces añadió: "Estas son las propias palabras de YAHWEH."
Apo 19:10  Yo me postré a sus pies para adorarle, pero él dijo: "¡No hagas eso! Yo soy sólo un consiervo contigo y de tus hermanos que tienen el testimonio de Yahshúa. ¡Adoren a YAHWEH! Porque el testimonio de Yahshúa es el Ruaj de profecía.[]
Apo 19:11  Después vi el cielo abierto; y allí delante de mí, un caballo blanco. Sentado en él, estaba el Unico llamado Lleno de Fidelidad y Verdadero,[109] y es en justicia que El dicta juicio y va a la batalla.
Apo 19:12  Sus ojos eran como llama ardiente de fuego, y en su cabeza había muchas coronas reales. Y tenía un Nombre escrito que nadie conocía, sino El mismo.
Apo 19:13  Estaba usando una túnica que había sido empapada en sangre, y El Nombre por el cual es llamado es: "LA PALABRA DE YAHWEH."[110]
Apo 19:14  Los ejércitos del cielo, vestidos de lino finísimo, blanco y puro, le seguían en caballos blancos.
Apo 19:15  Y de su boca sale una espada afilada, para herir con ella a las naciones; "El las regirá con cetro de hierro."[Sal 2:9] El es quien pisa el lagar de donde fluye el vino de la ira furiosa de YAHWEH, Elohim de los ejércitos del cielo.
Apo 19:16  Y en su túnica y en su muslo tiene un Nombre escrito: REY DE REYES Y AMO DE SEÑORES
Apo 19:17  Entonces vi un malaj parado en el sol, y él gritó a una gran voz a todas las aves que vuelan en medio del cielo: "¡Vengan, y reúnanse para el gran banquete que YAHWEH está dando;
Apo 19:18  para que coman carne de reyes, carne de generales, carne de hombres importantes, carne de caballos y sus jinetes y la carne de toda clase de gente, libres y esclavos, pequeños y grandes!"
Apo 19:19  Yo vi la bestia y los reyes del mundo, y sus ejércitos reunidos para la batalla contra el jinete del caballo y contra su ejército.
Apo 19:20  Pero la bestia fue prendida y apresada, y con ella el falso profeta, quie n en su presencia había hecho los milagros que había utilizado para engañar a aquellos que habían recibido la marca de la bestia, y a aquellos que habían adorado su imagen. La bestia y el falso profeta fueron los dos lanzados vivos en el lago de fuego que arde con azufre.[111]
Apo 19:21  El resto fueron muertos con la espada que sale de la boca del jinete del caballo, y todas las aves se hartaron con las carnes de ellos.

 


 

Apo 19:1  "Después de esto, escuché algo como el ruido de mucha gente en el cielo que decía: ""¡Alabado sea Dios! La victoria, el honor y el poder son de nuestro Dios."
Apo 19:2  "Sus juicios son correctos y justos. Él castigó a la gran prostituta que corrompió al mundo con su pecado sexual. Dios castigó a la prostituta para cobrarle la muerte de sus siervos""."
Apo 19:3  "También decían: ""¡Alabado sea Dios! Ella se está quemando y su humo se elevará eternamente""."
Apo 19:4  "Luego, los veinticuatro ancianos y las cuatro criaturas se arrodillaron y adoraron a Dios que estaba sentado en el trono, y decían: ""¡Así sea, alabado sea Dios!"""
Apo 19:5  "Luego, salió una voz del trono que decía: ""Alaben a nuestro Dios todos ustedes los que le sirven. Alábenlo todos los que lo respetan, tanto grandes como pequeños""."
Apo 19:6  "Oí entonces voces como el ruido de mucha gente, como el sonido de una catarata o como el retumbar de los truenos, que decían: ""¡Alabado sea Dios! Porque el Señor, nuestro Dios Todopoderoso reina."
Apo 19:7  "Alegrémosnos, seamos felices y alabémoslo, porque ha llegado el momento de las bodas del Cordero. Su novia ya está lista,"
Apo 19:8  "ha recibido lino fino y resplandeciente para vestirse"". El lino representa las buena obras del pueblo de Dios."
Apo 19:9  "Entonces, el ángel me dijo: ""Escribe esto: ¡Afortunados los que fueron invitados a las bodas del Cordero!"" Luego me dijo: ""Estas son las verdaderas palabras de Dios""."
Apo 19:10  "Me arrodillé a los pies del ángel para adorarlo, pero me dijo: ""¡No hagas eso! Soy un siervo como tú y tus hermanos que siguen dando su testimonio sobre Jesús. ¡Adora a Dios! Quienes dan testimonio sobre Jesús tienen el espíritu de la profecía""."
Apo 19:11  Después vi el cielo abierto y delante de mí había un caballo blanco. Su jinete se llama Fiel y Verdadero porque juzga y combate con justicia.
Apo 19:12  "Sus ojos eran como una llama de fuego y tenía muchas coronas en su cabeza. Tenía un nombre escrito en él, pero solamente él lo conocía."
Apo 19:13  Su ropa estaba empapada en sangre y su nombre era: La Palabra de Dios.
Apo 19:14  Los ejércitos del cielo lo seguían montados en caballos blancos. Estaban vestidos con lino blanco fino y puro.
Apo 19:15  De su boca salió una espada para vencer a las naciones. Las gobernará con vara de hierro y exprimirá las uvas en la pileta de la gran ira del Dios Todopoderoso.
Apo 19:16  Este nombre estaba escrito en su ropa y en su muslo: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
Apo 19:17  "Después, vi a un ángel que estaba de pie en el sol y gritaba a todas las aves del cielo: ""Vengan y reúnanse para la gran cena de Dios."
Apo 19:18  "Así ustedes podrán comerse los cuerpos de los reyes, los generales y los hombres famosos. Vengan a comer los cuerpos de los caballos y de sus jinetes y los cuerpos de toda la gente, esclavos y libres, grandes y pequeños""."
Apo 19:19  Vi entonces a la bestia y a los reyes de la tierra junto con sus ejércitos reunidos para declararle la guerra al jinete del caballo y a su ejército.
Apo 19:20  Fueron capturados la bestia y el falso profeta que había hecho milagros delante de ella. Con esos milagros quería engañar a los que tenían la marca de la bestia y adoraban su imagen. La bestia y el falso profeta fueron arrojados vivos al lago de fuego donde arde el azufre.
Apo 19:21  Sus ejércitos fueron muertos con la espada que salía de la boca del jinete y todas las aves comieron sus cuerpos hasta quedar satisfechas.

 


 
  Conocen nuestro sitio 445344 visitantes (1652989 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!