Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W85
 


  BibliadeEstudioAdventistaApocalipsis 17BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Apocalipsis


 

Apo 17:1  Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete tazas, y habló conmigo diciendo: «Ven: te mostraré el juicio de la ramera la grande, la sentada sobre aguas muchas(a) ;
Apo 17:2  con la que han ramereado los reyes de la tierra, y embriagádose los que habitan la tierra, con el vino de la ramería de ella».
Apo 17:3  Y llevóme a un desierto en espíritu(b) . Y vi una mujer sentada sobre bestia carmesí, repleta de nombres de blasfemia, teniendo cabezas siete y cuernos diez.
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, dorada(c)  de oro y piedra preciosa, y margaritas, teniendo cáliz áureo en su mano, repleto de abominaciones y de lo inmundo de su ramería;
Apo 17:5  y sobre su frente nombre escrito: «Misterio; Babilonia, la grande; la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra».
Apo 17:6  Y vi a la mujer ebria de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús(d) . Y maravilléme, viéndola, con maravilla grande.
Apo 17:7  Y díjome el ángel: «¿Por qué te has maravillado? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva, la que tiene las siete cabezas y los diez cuernos.
Apo 17:8  La bestia que has visto, era, y no es, y debe de subir del abismo y a perdición ir; y maravillaránse los que habitan sobre la tierra; (de los que no está escrito el nombre en el libro de la vida, desde la fundación del mundo) mirando a la bestia, porque era, y no es y estará allí.
Apo 17:9  Aquí(e) , el entendimiento que tiene sabiduría. Las siete cabezas, siete montes son; donde la mujer está sentada sobre ellos(f) . Y reyes siete son:
Apo 17:10  los cinco cayeron; el uno es, el otro aún no ha venido; y, cuando viniere, poco ha de durar.
Apo 17:11  Y la bestia que era, y no es, y él(g)  el octavo es, y de los siete es, y a perdición va.
Apo 17:12  Y los diez cuernos que has visto, diez reyes son; los que reino aún no han tomado; empero potestad, como reyes, una hora toman con la bestia.
Apo 17:13  Estos una mira tienen, y su fuerza y potestad a la bestia(h)  dan.
Apo 17:14  Estos con el Cordero guerrearán, y el Cordero les vencerá, porque señor de señores es y rey de reyes, y los con él, llamados, y elegidos y fieles»(i) .
Apo 17:15  Y díjome: «Las aguas que ves, donde está la ramera sentada, pueblos y turbas son, y gentes y lenguas(j) .
Apo 17:16  Y los diez cuernos que has visto y la bestia, éstos aborrecerán a la ramera y desierta haránla y desnuda, y las carnes de ella comerán, y a ella quemarán en fuego;
Apo 17:17  porque Dios ha dado en el corazón de ellos hacer esta mira de él y hacer una mira y dar el reino de ellos a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.
Apo 17:18  Y la mujer que has visto, es la ciudad, la grande, la que tiene reino sobre los reyes de la tierra»(k) .  

 


 

Apo 17:1  Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, y me dijo: Ven, te mostraré el juicio de la gran Ramera que está sentada sobre las grandes aguas,
Apo 17:2  con quien han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación.
Apo 17:3  Llevóme en espíritu al desierto, y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja, llena de nombres de blasfemia, la cual tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  La mujer estaba vestida de púrpura y grana, y adornada de oro y piedras preciosas y perlas, y tenía en su mano una copa de oro, llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación.
Apo 17:5  Sobre su frente llevaba escrito un nombre: Misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.
Apo 17:6  Vi a la mujer embriagada con la sangre de los mártires de Jesús, y, viéndola, me maravillé sobremanera.
Apo 17:7  Díjome el ángel: ¿De qué te maravillas? Yo te declararé el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva, que tiene siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:8  La bestia que has visto era, pero ya no es, y está a punto de subir del abismo y camina a la perdición; y se maravillarán los moradores de la tierra, cuyo nombre no está escrito en el libro de la vida desde la creación del mundo, viendo la bestia, porque era y no es, y reaparecerá."
Apo 17:9  Aquí está el sentido, que encierra la sabiduría. Las siete cabezas son siete montañas sobre las cuales está sentada la mujer,
Apo 17:10  y son siete reyes, de los cuales cinco cayeron, el uno existe y el otro no ha llegado todavía; pero, cuando venga, permanecerá poco tiempo."
Apo 17:11  La bestia, que era y ya no es, es también un octavo, que es de los siete, y camina a la perdición.
Apo 17:12  Los diez cuernos que ves son diez reyes, los cuales no han recibido aún la realeza, pero con la bestia recibirán la autoridad de reyes por una hora.
Apo 17:13  Estos tienen el solo pensamiento de prestar a la bestia su poder y su autoridad.
Apo 17:14  Pelearán con el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de señores y Rey de reyes, y también los que están con El, llamados, y escogidos, y fieles.
Apo 17:15  Me dijo: Las aguas que ves, sobre las cuales está sentada la ramera, son los pueblos, las muchedumbres, las naciones y las lenguas.
Apo 17:16  Los diez cuernos que ves, igual que la bestia, aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda, y comerán sus carnes, y la quemarán al fuego.
Apo 17:17  Porque Dios puso en su corazón ejecutar su designio, un solo designio, y dar a la bestia la soberanía sobre ella, hasta que se cumplan las palabras de Dios.
Apo 17:18  La mujer que has visto es aquella ciudad grande que tiene la soberanía sobre todos los reyes de la tierra.

 


 

Apo 17:1  Entonces vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y me dijo: «Ven; te voy a mostrar el castigo que le espera a esa gran prostituta que está sentada a la orilla de muchos ríos.
Apo 17:2  Los reyes del mundo se unieron a ella para adorar a dioses falsos, y la gente del mundo hizo lo mismo.»
Apo 17:3  Luego, en la visión que me mostró el Espíritu de Dios, el ángel me llevó al desierto. Allí vi a una mujer sentada sobre un monstruo de color rojo. Este monstruo, de siete cabezas y diez cuernos, tenía escritos por todo el cuerpo nombres que ofendían a Dios.
Apo 17:4  Aquella mujer vestía ropas de color púrpura y rojo. Se había adornado el cuerpo con oro, piedras preciosas y perlas. En su mano derecha tenía una copa de oro llena de vino. Ese vino significa que hizo mucho mal y que adoró a dioses falsos.
Apo 17:5  En la frente, esa mujer tenía escrito un nombre misterioso: «La gran Babilonia, madre de todas las prostitutas y de todo lo malo y odioso que hay en el mundo».
Apo 17:6  Luego me di cuenta de que la mujer se había bebido el vino y se había emborrachado con él. Ese vino representa la sangre del pueblo de Dios y de los que fueron asesinados por mantenerse fieles a Jesús. Esta visión me sorprendió mucho,
Apo 17:7  pero el ángel me dijo: «¿Por qué te sorprendes? Yo te voy a explicar el significado secreto de esta visión. Voy a decirte quién es esa mujer, y quién es el monstruo de siete cabezas y diez cuernos que ella monta.
Apo 17:8  »Ese monstruo que has visto es uno que antes vivía, pero que ya no existe. Sin embargo, saldrá del Abismo profundo, pero sólo para ser destruido. Y los habitantes de la tierra que no están anotados en el libro de la vida desde antes de la creación del mundo, se sorprenderán cuando vean a este monstruo. Antes estuvo vivo, y ahora ya no existe, pero regresará.
Apo 17:9  »Para entender esto, hace falta sabiduría: Las siete cabezas son los siete cerros sobre los cuales está sentada la mujer, y también representan a siete reyes.
Apo 17:10  Cinco de esos reyes ya han muerto, y uno de ellos reina ahora. El otro no ha reinado todavía pero, cuando venga, reinará sólo un poco de tiempo.
Apo 17:11  El monstruo que antes vivía, y que ya no existe, es uno de esos siete reyes. Regresará a reinar por segunda vez, y llegará a ser el octavo rey, pero será destruido para siempre.
Apo 17:12  »Los diez cuernos que has visto son diez reyes, que todavía no han comenzado a reinar; pero durante una hora recibirán poder, y junto con el monstruo gobernarán como reyes.
Apo 17:13  Los diez reyes se pondrán de acuerdo, y entregarán al monstruo su poder y su autoridad.
Apo 17:14  Después, el monstruo y los diez reyes pelearán contra el Cordero, pero él y sus seguidores los vencerán. El Cordero vencerá, porque es el Señor más grande y el Rey más poderoso. Con él estarán sus seguidores. Dios los ha llamado y elegido porque siempre lo obedecen.»
Apo 17:15  El ángel también me dijo: «Los ríos que has visto, y sobre los cuales está sentada la prostituta, representan a pueblos y gente de diferentes idiomas y países.
Apo 17:16  Los diez cuernos que has visto, lo mismo que el monstruo, odiarán a la prostituta y le quitarán todo lo que tiene. La dejarán desnuda, se comerán la carne de su cuerpo, y luego la arrojarán al fuego.
Apo 17:17  »Dios permitió que los diez reyes hicieran lo que él había pensado hacer. Los hizo ponerse de acuerdo para entregarle su poder al monstruo. Y ellos obedecerán al monstruo hasta que se cumplan todos los planes de Dios.
Apo 17:18  La mujer que has visto representa a la gran ciudad, y su rey domina a todos los reyes del mundo.» 

 


 

Apo 17:1  Vino entonces uno de los siete ángeles, que tenían las siete tazas, y habló conmigo, diciendo: Ven, te mostraré la condenación de la gran ramera, que tiene su asiento sobre muchas aguas,
Apo 17:2  con la cual se amancebaron los reyes de la tierra, y con el vino de su torpeza, o idolatría y corrupción de costumbres, están emborrachados los que habitan en la tierra.
Apo 17:3  Y me arrebató en espíritu al desierto. Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata, llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura, y de escarlata, y adornada de oro, y de piedras preciosas, y de perlas, teniendo en su mano una taza de oro, llena de abominación y de la inmundicia de sus fornicaciones.
Apo 17:5  Y en la frente tenía escrito este nombre: Misterio, Babilonia la grande, madre de las deshonestidades y abominaciones de la tierra.
Apo 17:6  Y vi a esta mujer embriagada con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús . Y al verla quedé sumamente atónito.
Apo 17:7  Mas el ángel me dijo: ¿De qué te maravillas? Yo te diré el misterio, o secreto, de la mujer y de la bestia de siete cabezas y diez cuernos, en que va montada.
Apo 17:8  La bestia que has visto, fue y no es, perecerá pronto, ella ha de subir del abismo, y vendrá a perecer luego; y los moradores de la tierra (aquellos cuyos nombres no están escritos en el Libro de la vida desde la creación del mundo) se pasmarán viendo la bestia, que era, y no es.
Apo 17:9  Aquí hay un sentido que está lleno de sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales la mujer tiene su asiento, y también son siete reyes.
Apo 17:10  Cinco cayeron, uno existe, y el otro no ha venido aún, y cuando venga, debe durar poco tiempo.
Apo 17:11  Ahora la bestia que era, y no es, ésa misma es la octava, y es de los siete, y va a fenecer.
Apo 17:12  Los diez cuernos que viste, diez reyes son, los cuales todavía no han recibido reino, mas recibirán potestad como reyes por una hora, o por breve tiempo, después de la bestia.
Apo 17:13  Estos tienen un mismo designio, y entregarán a la bestia sus fuerzas y poder.
Apo 17:14  Estos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, siendo como es el Señor de los señores y el Rey de los reyes, y los que con él están son los llamados, los escogidos y los fieles.
Apo 17:15  Me dijo más: Las aguas que viste donde está sentada la ramera, son pueblos, y naciones, y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cuernos que viste en la bestia, ésos aborrecen a la ramera, y la dejarán desolada, y desnuda, y comerán sus carnes, y a ella la quemarán en el fuego.
Apo 17:17  Porque Dios ha movido sus corazones para que hagan lo que a él le parece, y den su reino a la bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.
Apo 17:18  En fin, la mujer que viste, es aquella ciudad grande, que tiene imperio sobre los reyes de la tierra. 

 


 

Apo 17:1 

Condenación de la gran ramera
  Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas;(A)
Apo 17:2  con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.(B)
Apo 17:3  Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos.(C)
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro(D) lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación;
Apo 17:5  y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
Apo 17:6  Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.
Apo 17:7  Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.
Apo 17:8  La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo(E) e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida,(F) se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.
Apo 17:9  Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer,
Apo 17:10  y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.
Apo 17:11  La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.
Apo 17:12  Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes,(G) que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.
Apo 17:13  Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.
Apo 17:14  Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.
Apo 17:15  Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego;
Apo 17:17  porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que él quiso: ponerse de acuerdo, y dar su reino a la bestia, hasta que se cumplan las palabras de Dios.
Apo 17:18  Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

 


 

Apo 17:1  Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven, y te mostraré la condenación de la gran ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas;
Apo 17:2  con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los que moran en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.
Apo 17:3  Y me llevó en el espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia de color de grana, que estaba llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura y de grana, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación;
Apo 17:5  y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
Apo 17:6  Y vi la mujer embriagada de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé maravillado de gran asombro.
Apo 17:7  Y el ángel me dijo: ¿Por qué te maravillas? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:8  La bestia que has visto, fue, y ya no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir a perdición; y los moradores de la tierra, (cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo,) se maravillarán viendo la bestia que era, y no es, aunque es.
Apo 17:9  Y aquí hay sentido que tiene sabiduría. Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se asienta la mujer.
Apo 17:10  Y son siete reyes. Los cinco son caídos; el uno es; el otro aun no es venido; y cuando fuere venido, es necesario que dure breve tiempo.
Apo 17:11  Y la bestia que era, y no es, es también el octavo rey , y es de los siete, y va a perdición.
Apo 17:12  Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aun no han tomado reino; mas tomarán potencia por una hora como reyes con la bestia.
Apo 17:13  Estos tienen un consejo, y darán su potencia y autoridad a la bestia.
Apo 17:14  Ellos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque es el Señor de señores, y el Rey de reyes; y los que están con él son llamados, y elegidos, y fieles.
Apo 17:15  Y él me dice: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la harán desolada y desnuda; y comerán sus carnes, y la quemarán con fuego,
Apo 17:17  porque Dios ha puesto en sus corazones ejecutar lo que a él place, que hagan una voluntad y que den su reino a la bestia, hasta que sean cumplidas las palabras de Dios.
Apo 17:18  Y la mujer que has visto, es la gran ciudad que tiene reino sobre los reyes de la tierra.

 


 

Apo 17:1  And there came one of the seven angels which had the seven vials, and talked with me, saying unto me, Come hither; I will shew unto thee the judgment of the great whore that sitteth upon many waters:
Apo 17:2  With whom the kings of the earth have committed fornication, and the inhabitants of the earth have been made drunk with the wine of her fornication.
Apo 17:3  So he carried me away in the spirit into the wilderness: and I saw a woman sit upon a scarlet coloured beast, full of names of blasphemy, having seven heads and ten horns.
Apo 17:4  And the woman was arrayed in purple and scarlet colour, and decked with gold and precious stones and pearls, having a golden cup in her hand full of abominations and filthiness of her fornication:
Apo 17:5  And upon her forehead was a name written, MYSTERY, BABYLON THE GREAT, THE MOTHER OF HARLOTS AND ABOMINATIONS OF THE EARTH.
Apo 17:6  And I saw the woman drunken with the blood of the saints, and with the blood of the martyrs of Jesus: and when I saw her, I wondered with great admiration.
Apo 17:7  And the angel said unto me, Wherefore didst thou marvel? I will tell thee the mystery of the woman, and of the beast that carrieth her, which hath the seven heads and ten horns.
Apo 17:8  The beast that thou sawest was, and is not; and shall ascend out of the bottomless pit, and go into perdition: and they that dwell on the earth shall wonder, whose names were not written in the book of life from the foundation of the world, when they behold the beast that was, and is not, and yet is.
Apo 17:9  And here is the mind which hath wisdom. The seven heads are seven mountains, on which the woman sitteth.
Apo 17:10  And there are seven kings: five are fallen, and one is, and the other is not yet come; and when he cometh, he must continue a short space.
Apo 17:11  And the beast that was, and is not, even he is the eighth, and is of the seven, and goeth into perdition.
Apo 17:12  And the ten horns which thou sawest are ten kings, which have received no kingdom as yet; but receive power as kings one hour with the beast.
Apo 17:13  These have one mind, and shall give their power and strength unto the beast.
Apo 17:14  These shall make war with the Lamb, and the Lamb shall overcome them: for he is Lord of lords, and King of kings: and they that are with him are called, and chosen, and faithful.
Apo 17:15  And he saith unto me, The waters which thou sawest, where the whore sitteth, are peoples, and multitudes, and nations, and tongues.
Apo 17:16  And the ten horns which thou sawest upon the beast, these shall hate the whore, and shall make her desolate and naked, and shall eat her flesh, and burn her with fire.
Apo 17:17  For God hath put in their hearts to fulfil his will, and to agree, and give their kingdom unto the beast, until the words of God shall be fulfilled.
Apo 17:18  And the woman which thou sawest is that great city, which reigneth over the kings of the earth. 

 


 

Apo 17:1  Entonces vino uno de los siete Ángeles que llevaban las siete copas y me habló: «Ven, que te voy a mostrar el juicio de la célebre Ramera, = que se sienta sobre grandes aguas, =
Apo 17:2  con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se embriagaron con el vino de su prostitución.»
Apo 17:3  Me trasladó en espíritu al desierto. Y vi una mujer, sentada sobre una Bestia de color escarlata, cubierta de títulos blasfemos; la Bestia tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, resplandecía de oro, piedras preciosas y perlas; llevaba en su mano una copa de oro llena de abominaciones, y también las impurezas de su prostitución,
Apo 17:5  y en su frente un nombre escrito - un misterio -: «La Gran Babilonia, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.»
Apo 17:6  Y vi que la mujer se embriagaba con la sangre de los santos y con la sangre de los mártires de Jesús. Y me asombré grandemente al verla;
Apo 17:7  pero el Ángel me dijo: «¿Por qué te asombras? Voy a explicarte el misterio de la mujer y de la Bestia que la lleva, la que tiene siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:8  «La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá.
Apo 17:9  Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer. «Son también siete reyes:
Apo 17:10  cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. Y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo.
Apo 17:11  Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción.
Apo 17:12  = Los diez cuernos = que has visto = son diez reyes = que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora.
Apo 17:13  Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen.
Apo 17:14  Estos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es = Señor de Señores y Rey de Reyes, = los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.»
Apo 17:15  Me dijo además: «Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; = la dejarán sola y desnuda, = comerán sus carnes y la consumirán por el fuego;
Apo 17:17  porque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios.
Apo 17:18  Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

 


 

Apo 17:1  Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, vino y me dijo: "Ven, te voy a mostrar el castigo de la gran prostituta[1] que está sentada sobre las aguas.
Apo 17:2  Los reyes del mundo se han entregado a la prostitución con ella, y los habitantes de la tierra se han emborrachado con el vino de su prostitución."
Apo 17:3  Luego, en la visión que me hizo ver el Espíritu, el ángel me llevó al desierto. [2]
 Allí vi una mujer montada en un monstruo rojo, el cual estaba cubierto de nombres ofensivos para Dios y tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  Aquella mujer iba vestida con ropa de colores púrpura y rojo, y estaba adornada con oro, piedras preciosas y perlas. Tenía en la mano una copa de oro llena de cosas odiosas y de la impureza de su prostitución;
Apo 17:5  y llevaba escrito en la frente un nombre misterioso: "La gran Babilonia, madre de las prostitutas y de todo lo que hay de odioso en el mundo."[3]
Apo 17:6  Luego me di cuenta de que la mujer estaba borracha de la sangre del pueblo santo y de los que habían sido muertos por ser testigos de Jesús. Al verla, me quedé muy asombrado.
Apo 17:7  Entonces el ángel me dijo: "¿Por qué te asombras? Te voy a decir el significado secreto de esa mujer y del monstruo que la lleva, el que tiene las siete cabezas y los diez cuernos.
Apo 17:8  El monstruo que has visto es uno que antes vivía, pero y a no existe; sin embargo, va a subir del abismo antes de ir a su destrucción total. Los habitantes de la tierra cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida[4] desde la creación del mundo, se asombrarán cuando vean ese monstruo que antes vivía y ya no existe, pero que volverá a venir.
Apo 17:9  "Aquí se verá quién tiene sabiduría y entendimiento: Las siete cabezas representan siete montes sobre los que esa mujer está sentada; las cabezas, a su vez, representan siete reyes.
Apo 17:10  Cinco de estos reyes y a cayeron, uno de ellos gobierna ahora y el otro no ha venido todavía. Pero cuando venga, no durará mucho tiempo.
Apo 17:11  El monstruo que antes vivía y que y a no existe, es el octavo rey; aunque es también uno de los otros siete, y se encamina a su destrucción total.
Apo 17:12  "Los diez cuernos que has visto son diez reyes que todavía no han comenzado a gobernar; pero por una hora recibirán, junto con el monstruo, autoridad como de reyes.
Apo 17:13  Estos diez reyes están de acuerdo, y darán su poder y autoridad al monstruo.
Apo 17:14  Pelearán contra el Cordero; pero el Cordero los vencerá, teniendo con él a los que Dios ha llamado y escogido y son fieles, porque el Cordero es Señor de señores y Rey de reyes."[5]
Apo 17:15  El ángel me dijo también: "Las aguas que viste, sobre las cuales está sentada la prostituta, son pueblos, gentes, lenguas y naciones.
Apo 17:16  y los diez cuernos que viste y el monstruo odiarán a la prostituta, y la dejarán abandonada y desnuda; comerán la carne de su cuerpo, y la quemarán con fuego.
Apo 17:17  Dios les ha puesto en el corazón la determinación de hacerlo que él quiere que hagan: se pondrán de acuerdo para entregar su autoridad de reyes al monstruo, hasta que se cumpla lo que Dios ha dicho.
Apo 17:18  La mujer que viste es aquella gran ciudad que domina a los reyes del mundo."[6] [7] 

 


 

Apo 17:1  Y uno de los siete ángeles que tenían los siete tazones vino y habló conmigo, y dijo: “Ven, te mostraré el juicio sobre la gran ramera que se sienta sobre muchas aguas,
Apo 17:2  con quien los reyes de la tierra cometieron fornicación, entre tanto que los que habitan la tierra fueron emborrachados con el vino de su fornicación”.
Apo 17:3  Y me llevó en [el poder del] espíritu a un desierto. Y alcancé a ver a una mujer sentada sobre una bestia salvaje de color escarlata que estaba llena de nombres blasfemos y que tenía siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:4  Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedra preciosa y perlas, y tenía en la mano una copa de oro que estaba llena de cosas repugnantes y de las inmundicias de su fornicación.
Apo 17:5  Y sobre su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la Grande, la madre de las rameras y de las cosas repugnantes de la tierra”.
Apo 17:6  Y vi que la mujer estaba borracha con la sangre de los santos y con la sangre de los testigos de Jesús.  Pues, al alcanzar yo a verla, me admiré con gran admiración.
Apo 17:7  De modo que el ángel me dijo: “¿Por qué te admiraste? Yo te diré el misterio de la mujer y de la bestia salvaje que la lleva y que tiene las siete cabezas y los diez cuernos:
Apo 17:8  La bestia salvaje que viste era, pero no es, y, no obstante, está para ascender del abismo, y ha de irse a la destrucción. Y cuando vean como la bestia salvaje era, pero no es, y, no obstante, estará presente, los que moran en la tierra se maravillarán con admiración, pero sus nombres no han estado escritos en el rollo de la vida desde la fundación del mundo.
Apo 17:9  ”Aquí es donde entra la inteligencia que tiene sabiduría: Las siete cabezas significan siete montañas, sobre las cuales se sienta la mujer.
Apo 17:10  Y hay siete reyes: cinco han caído, uno es, el otro todavía no ha llegado, pero cuando sí llegue tiene que permanecer un corto tiempo.
Apo 17:11  Y la bestia salvaje que era, pero no es, también ella misma es un octavo [rey], pero proviene de los siete, y se va a la destrucción.
Apo 17:12  ”Y los diez cuernos que viste significan diez reyes, que todavía no han recibido un reino, pero sí reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje.
Apo 17:13  Estos tienen un solo pensamiento, y por eso dan su poder y autoridad a la bestia salvaje.
Apo 17:14  Estos combatirán contra el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están [lo harán]”.
Apo 17:15  Y me dice: “Las aguas que viste, donde está sentada la ramera, significan pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cuernos que viste, y la bestia salvaje, estos odiarán a la ramera y harán que quede devastada y desnuda, y se comerán sus carnes y la quemarán por completo con fuego.
Apo 17:17  Porque Dios puso en sus corazones llevar a cabo Su pensamiento, aun llevar a cabo el solo pensamiento [de ellos] al dar ellos su reino a la bestia salvaje, hasta que se hayan realizado las palabras de Dios.
Apo 17:18  Y la mujer que viste significa la gran ciudad que tiene un reino sobre los reyes de la tierra”.

 


 

Apo 17:1  Entonces vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y me dijo: «Ven; te voy a mostrar el castigo que le espera a esa gran prostituta que está sentada a la orilla de muchos ríos.
Apo 17:2  Los reyes del mundo se unieron a ella para adorar a dioses falsos, y la gente del mundo hizo lo mismo.»
Apo 17:3  Luego, en la visión que me mostró el Espíritu de Dios, el ángel me llevó al desierto. Allí vi a una mujer sentada sobre un monstruo de color rojo. Este monstruo, de siete cabezas y diez cuernos, tenía escritos por todo el cuerpo nombres que ofendían a Dios.
Apo 17:4  Aquella mujer vestía ropas de color púrpura y rojo. Se había adornado el cuerpo con oro, piedras preciosas y perlas. En su mano derecha tenía una copa de oro llena de vino. Ese vino significa que hizo mucho mal y que adoró a dioses falsos.
Apo 17:5  En la frente, esa mujer tenía escrito un nombre misterioso: «La gran Babilonia, madre de todas las prostitutas y de todo lo malo y odioso que hay en el mundo».
Apo 17:6  Luego me di cuenta de que la mujer se había bebido el vino y se había emborrachado con él. Ese vino representa la sangre del pueblo de Dios y de los que fueron asesinados por mantenerse fieles a Jesús. Esta visión me sorprendió mucho,
Apo 17:7  pero el ángel me dijo: «¿Por qué te sorprendes? Yo te voy a explicar el significado secreto de esta visión. Voy a decirte quién es esa mujer, y quién es el monstruo de siete cabezas y diez cuernos que ella monta.
Apo 17:8  »Ese monstruo que has visto es uno que antes vivía, pero que ya no existe. Sin embargo, saldrá del Abismo profundo, pero sólo para ser destruido. Y los habitantes de la tierra que no están anotados en el libro de la vida desde antes de la creación del mundo, se sorprenderán cuando vean a este monstruo. Antes estuvo vivo, y ahora ya no existe, pero regresará.
Apo 17:9  »Para entender esto, hace falta sabiduría: Las siete cabezas son los siete cerros sobre los cuales está sentada la mujer, y también representan a siete reyes.
Apo 17:10  Cinco de esos reyes ya han muerto, y uno de ellos reina ahora. El otro no ha reinado todavía pero, cuando venga, reinará sólo un poco de tiempo.
Apo 17:11  El monstruo que antes vivía, y que ya no existe, es uno de esos siete reyes. Regresará a reinar por segunda vez, y llegará a ser el octavo rey, pero será destruido para siempre.
Apo 17:12  »Los diez cuernos que has visto son diez reyes, que todavía no han comenzado a reinar; pero durante una hora recibirán poder, y junto con el monstruo gobernarán como reyes.
Apo 17:13  Los diez reyes se pondrán de acuerdo, y entregarán al monstruo su poder y su autoridad.
Apo 17:14  Después, el monstruo y los diez reyes pelearán contra el Cordero, pero él y sus seguidores los vencerán. El Cordero vencerá, porque es el Señor más grande y el Rey más poderoso. Con él estarán sus seguidores. Dios los ha llamado y elegido porque siempre lo obedecen.»
Apo 17:15  El ángel también me dijo: «Los ríos que has visto, y sobre los cuales está sentada la prostituta, representan a pueblos y gente de diferentes idiomas y países.
Apo 17:16  Los diez cuernos que has visto, lo mismo que el monstruo, odiarán a la prostituta y le quitarán todo lo que tiene. La dejarán desnuda, se comerán la carne de su cuerpo, y luego la arrojarán al fuego.
Apo 17:17  »Dios permitió que los diez reyes hicieran lo que él había pensado hacer. Los hizo ponerse de acuerdo para entregarle su poder al monstruo. Y ellos obedecerán al monstruo hasta que se cumplan todos los planes de Dios.
Apo 17:18  La mujer que has visto representa a la gran ciudad, y su rey domina a todos los reyes del mundo.»

 


 

Apo 17:1  Entonces vino uno de los malajim con las siete copas, y me dijo: "Ven, te mostrar é el juicio de la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas.
Apo 17:2  Los reyes de la tierra se han prostituído tras ella, y la gente que vive en la tierra se ha emborrachado con el vino de su prostitución."
Apo 17:3  El me llevó en el Ruaj al desierto, y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres blasfemos, tenía siete cabezas y diez cuernos.[98]
Apo 17:4  La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata;[99] y brillaba con oro, piedras preciosas y perlas. En su mano tenía una copa de oro llena de cosas obscenas y sucias producidas por su prostitución.
Apo 17:5  En su frente tenía escrito un nombre con un significado escondido: BAVEL LA GRANDE MADRE[100]DE LAS RAMERAS Y DE LAS OBSCENIDADES DE LA TIERRA
Apo 17:6  Vi a la mujer borracha de la sangre de los Kadoshim de YAHWEH; esto es, de la sangre de la gente que da testimonio de Yahshúa. Al verla, me quedé atónito.
Apo 17:7  Entonces el malaj me dijo: "¿Por qué te has sorprendido tanto? Yo te diré el significado escondido de la mujer y la bestia que la llevaba, la cual tiene siete cabezas y diez cuernos.
Apo 17:8  La bestia que has visto fue una vez, ahora no es; y saldrá del abismo, pero está camino a destrucción. La gente que vive en la tierra, cuyos nombres no están escritos en el Libro de la Vida desde la fundación del mundo, se sorprenderá grandemente al ver la bestia que fue una vez, ahora no es, pero está por aparecer.
Apo 17:9  Esto llama a una mentalidad con sabiduría:[101] Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales la mujer está sentada; también son siete reyes,[102]
Apo 17:10  cinco han caído, uno está viviendo ahora y el otro está por venir; y cuando él venga, permanecerá por sólo un poco de tiempo.
Apo 17:11  La bestia que fue una vez y ahora no es, es un octavo rey; viene de los siete y está en vía de destrucción:
Apo 17:12  Los diez cuernos que has visto, son diez reyes que todavía no han comenzado a gobernar, pero ellos reciben poder por una hora junto con la bestia.
Apo 17:13  Ellos tienen un mismo propósito, y entregan su poder y autoridad a la bestia.[103]
Apo 17:14  Ellos irán a la guerra contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque El es Amo de señores y Rey de reyes; y aquellos que son llamados y están con El, escogidos y llenos de fe, vencerán junto con El."
Apo 17:15  Entonces me dijo: "Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.
Apo 17:16  Y los diez cueros que has visto y la bestia, odiarán a la ramera, la dejarán en ruina y desnuda; devorarán sus carnes y la consumirán con fuego.
Apo 17:17  Pues YAHWEH lo ha puesto en sus corazones para cumplir Su propósito, esto es, ponerse de acuerdo, y dar sus reinos a la bestia hasta que las palabras de YAHWEH se hayan cumplido.
Apo 17:18  Y la mujer que has visto es la gran ciudad que gobierna sobre los reyes de la tierra."[104]

 


 

Apo 17:1  "Luego, vino uno de los siete ángeles que tenía las siete copas y me dijo: ""Ven, te voy a mostrar el castigo que recibirá la gran prostituta que está sentada cerca de muchos ríos."
Apo 17:2  "Los reyes de la tierra se han acostado con ella, y los hombres del mundo se emborracharon con el vino de su pecado sexual""."
Apo 17:3  "Después, por medio del Espíritu, el ángel me llevó al desierto. Allí vi a una mujer montada en una bestia roja que tenía siete cabezas y diez cuernos. La bestia estaba cubierta con nombres que insultaban a Dios."
Apo 17:4  "La mujer estaba vestida con ropa de colores morado y rojo y llevaba adornos de oro, piedras preciosas y perlas. En la mano llevaba una copa dorada llena del vino que representa sus pecados."
Apo 17:5  "En su frente estaba escrito un nombre que tenía un significado secreto: LA GRAN CIUDAD DE BABILONIA, MADRE DE LAS PROSTITUTAS Y DE TODAS LAS ACCIONES ABOMINABLES DE LA TIERRA."
Apo 17:6  "Observé que la mujer estaba borracha pues se había embriagado con la sangre del pueblo santo de Dios y de los que murieron por hablar acerca de Jesús. Cuando vi a la mujer, me asombré."
Apo 17:7  "Luego, el ángel me preguntó: ""¿De qué te asombras? Te voy a explicar lo que significan la mujer y la bestia de siete cabezas y diez cuernos en la que ella estaba montada."
Apo 17:8  "La bestia que viste estuvo viva alguna vez, pero ya no. Está por salir del abismo y después será destruida. La gente que vive en la tierra y cuyos nombres nunca han estado escritos en el libro de la vida desde la creación del mundo, se asombrará cuando vea a la bestia porque estuvo viva y ya no lo está, pero vendrá de nuevo."
Apo 17:9  """Se necesita ser sabio para entender esto: las siete cabezas de la bestia son los siete montes sobre los que está sentada la mujer y también son siete reyes."
Apo 17:10  "Cinco de los reyes ya murieron, uno vive ahora, el otro todavía no ha llegado; pero cuando llegue, se quedará sólo por un corto tiempo."
Apo 17:11  "La bestia que estuvo viva alguna vez, pero que ya no lo está, es el octavo rey. Ese octavo rey es también uno de los siete primeros reyes, y será destruido."
Apo 17:12  """Los diez cuernos que viste son diez reyes que todavía no han recibido poder para reinar. Recibirán ese poder para gobernar junto con la bestia durante una hora."
Apo 17:13  Todos estos diez reyes tendrán el mismo propósito: le darán su poder y autoridad a la bestia.
Apo 17:14  "Pelearán contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá porque él es Señor de señores y Rey de reyes. Él los vencerá junto con sus fieles seguidores, a quienes él mismo escogió y llamó""."
Apo 17:15  "Entonces, el ángel me dijo: ""Los ríos donde estaba sentada la prostituta, representan a todas las personas, razas, naciones y lenguas."
Apo 17:16  La bestia y los diez cuernos que viste odiarán a la prostituta y le quitarán todo lo que tiene dejándola desnuda. Se comerán su cuerpo y lo quemarán.
Apo 17:17  Dios hizo que los diez cuernos se pusieran de acuerdo en un sólo objetivo para poder cumplir el propósito de Dios: darle a la bestia su poder para gobernar hasta que se cumpla el plan de Dios.
Apo 17:18  "La mujer que viste es la gran ciudad que gobierna a los reyes de la tierra""."

 


 
  Conocen nuestro sitio 449090 visitantes (1673190 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!