Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W229
 


 BibliadeEstudioAdventistaEvangelio.Juan: 07.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Juan.


 

Jua 7:1  Y después de esto, recorría Jesús la Galilea; pues, no quería la Judea recorrer, porque buscábanle los judíos matar.
Jua 7:2  Y estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos.
Jua 7:3  Dijeron, pues, a él sus hermanos: «Pásate de aquí y vete a la Judea, para que también tus discípulos vean tus obras que haces;
Jua 7:4  pues nadie algo en oculto hace; y busca él mismo en libre habla estar. Si esto haces, manifiéstate al mundo».
Jua 7:5  Pues ni sus hermanos creían en él.
Jua 7:6  Díceles, pues, Jesús: «El tiempo el mío aún no ha llegado; pero el tiempo, el vuestro, siempre está preparado.
Jua 7:7  No puede el mundo aborreceros, pero a mí aborrece; porque yo atestiguo acerca de él que sus obras malas son.
Jua 7:8  Vosotros subid a la fiesta, yo aún no subo a esta fiesta; porque mi tiempo aún no está cumplido».
Jua 7:9  Y, esto diciéndoles, quedó en la Galilea.
Jua 7:10  Mas como subieron sus hermanos a la fiesta, entonces también él subió, no manifiestamente, sino como en oculto.
Jua 7:11  Los judíos, pues, buscábanle en la fiesta y decían; «¿Dónde está aquél?»
Jua 7:12  Y murmullo acerca de él había mucho en las turbas. Unos decían: que «bueno es» y otros decían: «No; sino que descamina a la turba».
Jua 7:13  Nadie sin embargo, con libre discurso hablaba acerca de él, por miedo de los judíos.
Jua 7:14  Y, ya la fiesta mediando, subió Jesús al santuario; y enseñaba.
Jua 7:15  Maravillábanse, pues, los judíos, diciendo: «¿Cómo éste letras sabe, no habiendo aprendido?»
Jua 7:16  Respondióles, pues, Jesús y dijo: «La doctrina mía no es mía, sino del que me ha enviado;
Jua 7:17  si alguno quisiere el querer de él hacer, conocerá acerca de la doctrina: si acaso de Dios es o yo por mí mismo hablo.
Jua 7:18  El qué por sí mismo habla, la gloria la propia busca; mas el que busca la gloria del que le ha enviado, éste veraz es, e injusticia en él no hay:
Jua 7:19  Moisés ¿no os dio la ley? y nadie de entre vosotros hace la ley; ¿qué me buscáis matar(a) ?»
Jua 7:20  Respondió la turba: «Demonio tienes; ¿quién te busca matar?»
Jua 7:21  Respondió Jesús y díjoles: «Una obra he hecho, y todos os maravilláis(b) .
Jua 7:22  Por esto Moisés os ha dado la circuncisión: no porque de Moisés es, sino de los padres; y en sábado circuncidáis a un hombre.
Jua 7:23  Si la circuncisión recibe el hombre en sábado para que no se suelte la ley de Moisés ¿conmigo os encolerizáis porque a todo el hombre sano he hecho en sábado?
Jua 7:24  No juzguéis, según vista, sino el justo juicio juzgad».
Jua 7:25  Decían, pues, algunos de los jerosolimitanos: «¿No es éste el que buscan matar?
Jua 7:26  Y he aquí con libre discurso habla, y nada le dicen: ¿No será que verdaderamente han conocido los príncipes que éste es el Cristo?
Jua 7:27  Empero éste sabemos de dónde es».
Jua 7:28  Clamó, pues, en el santuario enseñando Jesús y diciendo: «Y a mí sabéis, y sabéis de dónde soy; y de mí mismo no he venido; empero es veraz el que me ha enviado, a quien vosotros no sabéis;
Jua 7:29  yo le sé, pues de él soy(c) , y aquél me ha enviado».
Jua 7:30  Buscaban, pues, prenderle; y nadie echó sobre él la mano, porque aún no había venido su hora.
Jua 7:31  Y de la turba muchos creyeron en él; y decían. «El Cristo, cuando viniere ¿acaso más señales hará que éste ha hecho?»
Jua 7:32  Oyeron los fariseos, a la turba susurrar acerca de él estas cosas; y enviaron los sumos sacerdotes y los fariseos servidores para prenderle.
Jua 7:33  Dijo, pues, Jesús: «Aún tiempo pequeño con vosotros estoy, y voime al que me ha enviado.
Jua 7:34  Buscaréisme y no hallaréis, y donde estoy yo, vosotros no podéis venir».
Jua 7:35  Dijeron pues los judíos entre sí: «A dónde éste ha de ir, que nosotros no le hallaremos? ¿Acaso a la dispersión de los helenos(d)  ha de ir y enseñar a los helenos?
Jua 7:36  ¿Cuál es esta palabra que ha dicho: «Buscaréisme y no hallaréis y a donde estoy yo, vosotros no podéis venir?»
Jua 7:37  Y en el último día el grande de la fiesta, parado estaba Jesús, y clamó diciendo: «Si alguno tuviere sed, venga a mí y beba.
Jua 7:38  El que cree en mí, según dijo la Escritura —ríos de su vientre fluirán de agua viva».
Jua 7:39  Y esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creían en él; pues aún no había sido dado Espíritu Santo, porque Jesús todavía no estaba glorificado.
Jua 7:40  De entre la turba, pues, oyendo estas palabras, decían: «Este es verdaderamente el profeta».
Jua 7:41  Otros decían: «Este es el Cristo». Quiénes decían: «¿Pues acaso de la Galilea el Cristo viene?
Jua 7:42  ¿No dice la Escritura que de la simiente de David y de Belén, la aldea donde estaba David, viene el Cristo?»
Jua 7:43  Escisión, pues, hubo en la turba por él;
Jua 7:44  y algunos querían entre ellos, prenderle; pero nadie echó sobre él las manos.
Jua 7:45  Vinieron, pues, los servidores a los sumos sacerdotes y fariseos, y dijéronles aquéllos: «¿Por qué no le habéis traído?»
Jua 7:46  Respondieron los servidores: «Jamás ha hablado así un hombre».
Jua 7:47  Respondieron, pues, los fariseos: «¿Acaso también vosotros descaminados estáis?
Jua 7:48  ¿Acaso alguno de entre los príncipes ha creído en él o de entre los fariseos?
Jua 7:49  Empero la turba ésta, la que no conoce la ley —malditos son».
Jua 7:50  Dice Nicodemo a ellos, el que vino a él antes, que uno era de entre ellos:
Jua 7:51  «¿Acaso nuestra ley juzga al hombre, si no oyere primero de él y conociere qué hace?»
Jua 7:52  Respondieron y dijéronle: «¿Acaso también tú de la Galilea eres? Escudriña y ve que de la Galilea profeta no se levanta».
Jua 7:53  Y fuese cada cual a su casa.

 


 

Jua 7:1  Después de esto andaba Jesús por Galilea, pues no quería ir a Judea, porque los judíos le buscaban para darle muerte.
Jua 7:2  Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los Tabernáculos.
Jua 7:3  Dijéronle sus hermanos: Sal de aquí y vete a Judea para que tus discípulos vean las obras que haces;"
Jua 7:4  nadie hace esas cosas en secreto si pretende manifestarse. Puesto que eso haces, muéstrate al mundo.
Jua 7:5  Pues ni sus hermanos creían en El.
Jua 7:6  Jesús les dijo: Mi tiempo no ha llegado aún, pero vuestro tiempo siempre está pronto.
Jua 7:7  El mundo no puede aborreceros a vosotros, pero a mí me aborrece, porque doy testimonio en contra de él de que sus obras son malas.
Jua 7:8  Vosotros subid a la fiesta; yo no subo a esa fiesta, porque aún no se ha cumplido mi tiempo."
Jua 7:9  Dicho esto, se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Una vez que sus hermanos subieron a la fiesta, entonces subió El también, no manifiestamente, sino en secreto.
Jua 7:11  Los judíos le buscaban en la fiesta y decían: ¿Dónde está ése?
Jua 7:12  Y había entre las muchedumbres gran cuchicheo acerca de El. Los unos decían: “Es bueno; pero otros decían: “No; seduce a las turbas.”
Jua 7:13  Sin embargo, nadie hablaba libremente de El por temor a los judíos.
Jua 7:14  Mediada ya la fiesta, subió Jesús al templo y enseñaba.
Jua 7:15  Admirábanse los judíos, diciendo: ¿Cómo es que éste, no habiendo estudiado, sabe letras?
Jua 7:16  Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado.
Jua 7:17  Quien quisiere hacer la voluntad de El, conocerá si mi doctrina es de Dios o si es mía.
Jua 7:18  El que de sí mismo habla busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que le ha enviado, ése es veraz y no hay en él injusticia."
Jua 7:19  ¿No os dio Moisés la Ley? ¿Y ninguno de vosotros cumple la Ley? ¿Por qué buscáis darme muerte?
Jua 7:20  La muchedumbre respondió: Tú estás poseído del demonio; ¿quién busca darte muerte?"
Jua 7:21  Respondió Jesús y les dijo: Una obra he hecho, y todos os maravilláis.
Jua 7:21  Pero de éste sabemos de dónde viene; mas del Mesías, cuando venga, nadie sabrá de dónde viene."
Jua 7:22  Moisés os dio la circuncisión — no que proceda de Miosés, sino de los padres — , y vosotros circuncidáis a un hombre en sábado.
Jua 7:23  Si un hombre recibe la circuncisión en sábado para que no quede incumplida la ley de Moisés, ¿por qué os irritáis contra mí porque he curado del todo a un hombre en sábado?
Jua 7:24  No juzguéis según las apariencias; juzgad según justicia."
Jua 7:25  Decían, pues, algunos de los de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan matar?
Jua 7:26  Y habla libremente y no le dicen nada. ¿Será que de verdad habrán reconocido las autoridades que es el Mesías?
Jua 7:28  Jesús, enseñando en el templo, gritó y dijo: Vosotros me conocéis y sabéis de dónde soy: y yo no he venido de mí mismo, pero el que me ha enviado es veraz, aunque vosotros no le conocéis.
Jua 7:29  Yo le conozco, porque procedo de El, y El me ha enviado.
Jua 7:30  Buscaban, pues, prenderle, pero nadie le ponía las manos, porque aún no había llegado su hora.
Jua 7:31  De la multitud, muchos creyeron en El, y decían: El Mesías, cuando venga, ¿hará más milagros de los que éste hace?
Jua 7:32  Oyeron los fariseos a la muchedumbre que cuchicheaba acerca de El, y enviaron los príncipes de los sacerdotes y los fariseos alguaciles para que le prendiesen.
Jua 7:33  Dijo entonces Jesús: Aún estaré con vosotros un poco de tiempo, y me iré al que me ha enviado.
Jua 7:34  Me buscaréis y no me hallaréis, y, a donde yo voy, vosotros no podéis venir.
Jua 7:35  Dijéronse entonces los judíos: ¿Adonde va a ir éste que nosotros no hayamos de hallarle? ¿Acaso quiere irse a la dispersión de los gentiles a enseñarles a ellos?
Jua 7:36  ¿Qué es esto que dice: Me buscaréis y no me hallaréis, y, a donde yo voy, vosotros no podéis venir?
Jua 7:37  El último día, el día grande de la fiesta, se detuvo Jesús y gritó, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
Jua 7:38  El que cree en mí, según dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su seno.
Jua 7:39  Esto dijo del Espíritu, que habían de recibir los que creyeran en El, pues aún no había sido dado el Espíritu porque Jesús no había sido glorificado.
Jua 7:40  De la muchedumbre, algunos que escuchaban estas palabras decían: Verdaderamente que éste es el Profeta.
Jua 7:41  Otros decían: Este es el Mesías. Pero otros replicaban: ¿Acaso el Mesías puede venir de Galilea?
Jua 7:42  ¿No dice la Escritura que del linaje de David y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Mesías?
Jua 7:43  Y se originó un desacuerdo en la multitud por su causa.
Jua 7:44  Algunos de ellos querían apoderarse de El, pero nadie le puso las manos.
Jua 7:45  Volvieron, pues, los alguaciles a los príncipes de los sacerdotes y a los fariseos, y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído?
Jua 7:46  Respondieron los alguaciles: Jamás hombre alguno habló como éste.
Jua 7:47  Pero los fariseos les replicaron: ¿Es que también vosotros os habéis dejado engañar?
Jua 7:48  ¿Acaso algún magistrado o fariseo ha creído en El?
Jua 7:49  Pero esta gente, que ignora la Ley, son unos malditos.
Jua 7:50  Les dijo Nicodemo, el que había ido antes a El, que era uno de ellos:
Jua 7:51  ¿Acaso nuestra Ley condena a un hombre antes de oírle y sin averiguar lo que hizo?
Jua 7:52  Le respondieron y dijeron: ¿También tú eres de Galilea? Investiga y verás que de Galilea no ha salido profeta alguno.
Jua 7:53  Y se fueron cada uno a su casa.

 


 

Jua 7:1  Tiempo después, Jesús recorrió la región de Galilea. No quería ir a Judea porque los jefes judíos lo buscaban para matarlo.
Jua 7:2  Como se acercaban los días de la fiesta judía de las enramadas,
Jua 7:3  sus hermanos le dijeron: —Debes ir a Judea, para que tus seguidores puedan ver las grandes obras que haces.
Jua 7:4  Cuando uno quiere que todos lo conozcan, no hace nada en secreto. ¡Deja que todo el mundo sepa lo que haces!
Jua 7:5  Dijeron eso porque ni siquiera ellos le creían.
Jua 7:6  Pero Jesús les respondió: —Aún no ha llegado el momento de que todos sepan que soy el Hijo de Dios. Para ustedes, cualquier hora es buena.
Jua 7:7  La gente de este mundo no los odia a ustedes. Pero a mí me odia porque les digo que su conducta es mala.
Jua 7:8  Vayan ustedes a la fiesta; yo no iré, porque todavía no ha llegado el momento de que todos sepan quién soy yo.
Jua 7:9  Después de decir esto, Jesús se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Después de que se fueron sus hermanos, Jesús fue en secreto a la fiesta, sin decírselo a nadie.
Jua 7:11  Durante la fiesta, los jefes judíos buscaban a Jesús, y decían: «¿Dónde estará ese hombre?»
Jua 7:12  La gente hablaba mucho de él, y algunos decían: «Jesús es un buen hombre». Pero otros decían: «De bueno no tiene nada; es un embustero.»
Jua 7:13  Todos hablaban de él en secreto, porque tenían miedo de los jefes judíos.
Jua 7:14  Durante la fiesta, Jesús entró en el templo y empezó a enseñar.
Jua 7:15  Los jefes judíos estaban asombrados, y decían entre ellos: «¿Cómo es que este sabe tantas cosas, si nunca ha estudiado?»
Jua 7:16  Jesús les contestó: —Yo no invento lo que enseño. Dios me envió y me ha dicho lo que debo enseñar.
Jua 7:17  Si alguien quiere obedecer a Dios, podrá saber si yo enseño lo que Dios ordena, o si hablo por mi propia cuenta.
Jua 7:18  Quien habla por su propia cuenta sólo quiere que la gente lo admire. Pero yo sólo deseo que mi Padre, que me envió, reciba el honor que le corresponde; por eso siempre digo la verdad.
Jua 7:19  Moisés les dio a ustedes la ley y, sin embargo, ninguno la obedece. ¿Por qué quieren matarme?
Jua 7:20  La gente le contestó: —¡Estás loco! ¿Quién quiere matarte?
Jua 7:21  Jesús les dijo: —Todos ustedes se admiran por un solo milagro que hice.
Jua 7:22  Moisés les mandó practicar la ceremonia de la circuncisión, y ustedes la practican aunque caiga en sábado. Esa orden no viene del tiempo de Moisés, sino de antes, cuando aún vivían Abraham, Isaac y Jacob.
Jua 7:23  Entonces, si para obedecer la ley de Moisés ustedes circuncidan a un niño, aunque sea en sábado, ¿por qué se enojan conmigo por haber sanado a un hombre en sábado?
Jua 7:24  No digan que algo está mal sólo porque así les parece. Antes de afirmar algo, deben estar seguros de que así es.
Jua 7:25  Algunos de los que vivían en Jerusalén empezaron a preguntar: «¿No es este al que andan buscando para matarlo?
Jua 7:26  Pues ahí está, hablando con la gente; ¡y nadie le dice nada! ¿No será que nuestros gobernantes creen de verdad que él es el Mesías?
Jua 7:27  Pero ¡no puede ser! Porque, cuando venga el Mesías, nadie sabrá de dónde viene; en cambio, nosotros sabemos de dónde viene este hombre.»
Jua 7:28  Jesús estaba enseñando en el templo, y dijo con voz fuerte: «En realidad, ustedes no saben quién soy yo, ni de dónde vengo. Yo no he venido por mi propia cuenta. He sido enviado por alguien en quien se puede confiar, y a quien ustedes no conocen.
Jua 7:29  Yo sí lo conozco, pues vengo de él, y él es quien me envió.»
Jua 7:30  Algunos hombres de Jerusalén quisieron arrestar a Jesús, pero no pudieron, pues todavía no había llegado el momento de que todos supieran quién era.
Jua 7:31  Sin embargo, muchos creyeron en él, y decían: «Ni el Mesías podría hacer los milagros que hace este hombre.»
Jua 7:32  Los fariseos oyeron lo que la gente decía. Entonces ellos y los sacerdotes principales enviaron a unos guardias del templo para que arrestaran a Jesús.
Jua 7:33  Pero Jesús dijo: «Estaré con ustedes sólo un poco más de tiempo. Luego volveré a donde está el que me envió.
Jua 7:34  Ustedes me buscarán, pero no me encontrarán, porque no pueden ir a donde yo voy.»
Jua 7:35  Los jefes judíos comenzaron a preguntarse entre ellos: «¿Y a dónde podrá ir, que no podamos encontrarlo? ¿Acaso piensa ir a vivir entre los judíos de otros países, y enseñar también a los que no son judíos?
Jua 7:36  ¿Qué quiere decir con eso de que: “Me buscarán, pero no me encontrarán, porque no pueden ir a donde yo voy?”»
Jua 7:37  El último día de la fiesta de las enramadas era el más importante. Ese día, Jesús se puso en pie y dijo con voz fuerte: «El que tenga sed, venga a mí.
Jua 7:38  Ríos de agua viva brotarán del corazón de los que creen en mí. Así lo dice la Biblia.»
Jua 7:39  Al decir esto, Jesús estaba hablando del Espíritu de Dios, que recibirían los que creyeran en él. Porque mientras Jesús no muriera y resucitara, el Espíritu no se haría presente.
Jua 7:40  Cuando algunos de los que estaban allí oyeron esto, dijeron: «De veras que este hombre es el profeta que Dios nos iba a enviar.»
Jua 7:41  Otros decían: «Este hombre es el Mesías». Y aun otros decían: «El Mesías no puede venir de la región de Galilea.
Jua 7:42  La Biblia dice que el Mesías debe ser de la misma familia del rey David, y que nacerá en Belén, el pueblo de donde era David.»
Jua 7:43  Así que nadie se ponía de acuerdo acerca de quién era Jesús.
Jua 7:44  Y aunque no faltaba quien quería llevárselo a la cárcel, nadie se atrevía a tocarlo.
Jua 7:45  Los guardias del templo regresaron a donde estaban los sacerdotes principales y los fariseos, quienes les preguntaron: —¿Por qué no trajeron a Jesús?
Jua 7:46  Los guardias contestaron: —¡Nunca ha hablado nadie como lo hace ese hombre!
Jua 7:47  Los fariseos les dijeron: —¿También ustedes se han dejado engañar?
Jua 7:48  ¿Acaso ha creído en él alguno de nuestros jefes, o alguno de los fariseos?
Jua 7:49  Los que creen en él no conocen la ley de Moisés, y por eso Dios los castigará.
Jua 7:50  Allí estaba Nicodemo, el fariseo que una noche fue a ver a Jesús, y les dijo:
Jua 7:51  —Según nuestras leyes, no podemos condenar a nadie sin antes escucharlo.
Jua 7:52  Ellos le respondieron: —¿También tú crees que de Galilea puede salir algo bueno? Estudia la Biblia y verás que de allá no ha venido ningún profeta.
Jua 7:53  Después de esto, cada quien se fue a su casa.

 


 

Jua 7:1  Después de esto andaba Jesús por Galilea, porque no quería ir a Judea, visto que los judíos procuraban su muerte.
Jua 7:2  Mas estando próxima la fiesta de los judíos, llamada de los Tabernáculos,
Jua 7:3  sus hermanos y parientes le dijeron: Sal de aquí y vete a Judea, para que también aquellos discípulos tuyos vean las obras maravillosas que haces.
Jua 7:4  Puesto que nadie hace las cosas en secreto, si quiere ser conocido; ya que haces tales cosas, date a conocer al mundo.
Jua 7:5  Porque aun muchos de sus hermanos no creían en él.
Jua 7:6  Jesús , pues, les dijo: Mi tiempo no ha llegado todavía; el vuestro siempre está a punto.
Jua 7:7  A vosotros no puede el mundo aborreceros; a mí sí que me aborrece, porque yo demuestro que sus obras son malas.
Jua 7:8  Vosotros id a esa fiesta, yo no voy todavía a ella; porque mi tiempo aún no se ha cumplido.
Jua 7:9  Dicho esto, él se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Pero algunos días después que marcharon sus hermanos o parientes, él también se puso en camino para ir a la fiesta, no con publicidad, sino como en secreto.
Jua 7:11  En efecto, los judíos en el día de la fiesta le buscaban por Jerusalén , y decían: ¿En dónde está aquel?
Jua 7:12  Y era mucho lo que se susurraba de él entre el pueblo. Porque unos decían: Sin duda es hombre de bien. Otros al contrario: No, sino que trae embaucado al pueblo.
Jua 7:13  Pero nadie osaba declararse públicamente a favor suyo, por temor de los judíos principales.
Jua 7:14  Como quiera, hacia la mitad de la fiesta, subió Jesús al templo, y se puso a enseñar.
Jua 7:15  Y se maravillaban los judíos, y decían: ¿Cómo sabe éste las letras sagradas sin haber estudiado?
Jua 7:16  Les respondió Jesús : Mi palabra no es mía sino de aquel que me ha enviado.
Jua 7:17  Quien quisiere hacer la voluntad de éste, conocerá si mi palabra es de Dios, o si yo hablo de mí mismo.
Jua 7:18  Quien habla de su propio movimiento, busca su propia gloria; mas el que únicamente busca la gloria del que le envió, ése es veraz, y no hay en él injusticia o fraude.
Jua 7:19  ¿Por ventura, no os dio Moisés la ley, y con todo eso ninguno de vosotros observa la ley?
Jua 7:20  ¿Pues, por qué intentáis matarme? Respondió la gente: Estás endemoniado: ¿Quién es el que trata de matarte?
Jua 7:21  Jesús prosiguió, diciéndoles: Yo hice una sola obra milagrosa en día de sábado, y todos lo habéis extrañado.
Jua 7:22  Mientras que, habiéndoos dado Moisés la ley de la circuncisión (no que traiga de él su origen, sino de los patriarcas), no dejáis de circuncidar al hombre aun en día de sábado.
Jua 7:23  Pues si un hombre es circuncidado en sábado, para no quebrantar la ley de Moisés, ¿os habéis de indignar contra mí, porque he curado a un hombre en todo su cuerpo en día de sábado?
Jua 7:24  No queráis juzgar por las apariencias, sino juzgad por un juicio recto.
Jua 7:25  Comenzaron entonces a decir algunos de Jerusalén : ¿No es éste a quien buscan para darle la muerte?
Jua 7:26  Y con todo vedle que habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Si será que nuestros príncipes de los sacerdotes y los senadores han conocido de cierto ser éste el Cristo ?
Jua 7:27  Pero de éste sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo nadie sabrá su origen.
Jua 7:28  Entretanto, prosiguiendo Jesús en instruirlos, decía en alta voz en el templo: Vosotros pensáis que me conocéis, y sabéis de dónde soy; pero yo no he venido de mí mismo, sino que quien me ha enviado es veraz, al cual vosotros no conocéis.
Jua 7:29  Yo sí que le conozco, porque de él tengo el ser; y él es el que me ha enviado.
Jua 7:30  Al oír esto buscaban cómo prenderle; mas nadie puso en él las manos, porque aún no era llegada su hora.
 
Jua 7:31  Entretanto muchos del pueblo creyeron en él, y decían: Cuando venga el Cristo , ¿hará por ventura más milagros que los que hace éste?
Jua 7:32  Oyeron los fariseos estas conversaciones que el pueblo tenía acerca de él: y así ellos, como los príncipes de los sacerdotes, despacharon ministros para prenderle.
Jua 7:33  Pero Jesús les dijo: Todavía estaré con vosotros un poco de tiempo y después me voy a aquel que me ha enviado.
Jua 7:34  Vosotros me buscaréis y no me hallaréis; y adonde yo voy a estar, vosotros no podéis venir.
Jua 7:35  Sobre lo cual dijeron los judíos entre sí: ¿A dónde irá éste, que no le hayamos de hallar? ¿Se irá quizá por entre las naciones esparcidas por el mundo a predicar a los gentiles?
Jua 7:36  ¿Qué es lo que ha querido decir con estas palabras: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo voy a estar, no podéis venir vosotros?
Jua 7:37  En el último día de la fiesta, que es el más solemne, Jesús se puso en pie, y en alta voz decía: Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba.
Jua 7:38  Del seno de aquel que cree en mí, manarán, como dice la Escritura, ríos de agua viva.
Jua 7:39  Esto lo dijo por el Espíritu Santo, que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no se había comunicado el Espíritu Santo, porque Jesús todavía no estaba en su gloria.
Jua 7:40  Muchas de aquellas gentes, habiendo oído estos discursos de Jesús , decían: Este ciertamente es un profeta;
Jua 7:41  éste es el Cristo , o Mesías, decían otros. Mas algunos replicaban: ¿Por ventura el Cristo ha de venir de Galilea?
Jua 7:42  ¿No está claro en la Escritura que del linaje de David, y del lugar de Betlehem donde David moraba, debe venir el Cristo ?
Jua 7:43  Con esto se suscitaron disputas entre las gentes del pueblo sobre él.
Jua 7:44  Había entre la muchedumbre algunos que querían prenderle; pero nadie se atrevió a echar la mano sobre él.
Jua 7:45  Y así los ministros o alguaciles volvieron a los sumos sacerdotes y fariseos. Y éstos les dijeron: ¿Cómo no le habéis traído?
Jua 7:46  Respondieron los ministros: Jamás hombre alguno ha hablado tan divinamente como este hombre.
Jua 7:47  Le dijeron los fariseos: ¿Qué, también vosotros habéis sido embaucados?
Jua 7:48  ¿Acaso alguno de los príncipes o de los fariseos ha creído en él?
Jua 7:49  Sólo ese populacho, que no entiende de la ley, es el maldito.
Jua 7:50  Entonces Nicodemo, aquel mismo que de noche vino a Jesús , y era uno de ellos, les dijo:
Jua 7:51  ¿Por ventura nuestra ley condena a nadie sin haberle oído primero, y examinado su proceder?
Jua 7:52  Le respondieron: ¿Eres acaso tú como él, galileo? Examina bien las Escrituras, y verás cómo no hay profeta originario de Galilea.
Jua 7:53  En seguida se retiraron cada uno a su casa.

 


 

Jua 7:1 

Incredulidad de los hermanos de Jesús
  Después de estas cosas, andaba Jesús en Galilea; pues no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle.
Jua 7:2  Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos;(A)
Jua 7:3  y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces.
Jua 7:4  Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.
Jua 7:5  Porque ni aun sus hermanos creían en él.
Jua 7:6  Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo siempre está presto.
Jua 7:7  No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.
Jua 7:8  Subid vosotros a la fiesta; yo no subo todavía a esa fiesta, porque mi tiempo aún no se ha cumplido.
Jua 7:9  Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea.

Jesús en la fiesta de los tabernáculos
 
Jua 7:10  Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto.
Jua 7:11  Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél?
Jua 7:12  Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo.
Jua 7:13  Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos.
Jua 7:14  Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba.
Jua 7:15  Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?
Jua 7:16  Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.
Jua 7:17  El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.
Jua 7:18  El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.
Jua 7:19  ¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme?
Jua 7:20  Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte?
Jua 7:21  Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis.
Jua 7:22  Por cierto, Moisés os dio la circuncisión(B) (no porque sea de Moisés, sino de los padres(C)); y en el día de reposo[a] circuncidáis al hombre.
Jua 7:23  Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo,[b] para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo[c] sané completamente a un hombre?(D)
Jua 7:24  No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

¿Es éste el Cristo?
 
Jua 7:25  Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle?
Jua 7:26  Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?
Jua 7:27  Pero éste, sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea.
Jua 7:28  Jesús entonces, enseñando en el templo, alzó la voz y dijo: A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis.
Jua 7:29  Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió.
Jua 7:30  Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora.
Jua 7:31  Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?

Los fariseos envían alguaciles para prender a Jesús
 
Jua 7:32  Los fariseos oyeron a la gente que murmuraba de él estas cosas; y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendiesen.
Jua 7:33  Entonces Jesús dijo: Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.
Jua 7:34  Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir.
Jua 7:35  Entonces los judíos dijeron entre sí: ¿Adónde se irá éste, que no le hallemos? ¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos?
Jua 7:36  ¿Qué significa esto que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir?

Ríos de agua viva
 
Jua 7:37  En el último y gran día de la fiesta,(E) Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
Jua 7:38  El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.(F)
Jua 7:39  Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

División entre la gente
 
Jua 7:40  Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: Verdaderamente éste es el profeta.
Jua 7:41  Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo?
Jua 7:42  ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén,(G) de donde era David, ha de venir el Cristo?
Jua 7:43  Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él.
Jua 7:44  Y algunos de ellos querían prenderle; pero ninguno le echó mano.

¡Nunca ha hablado hombre así!
 
Jua 7:45  Los alguaciles vinieron a los principales sacerdotes y a los fariseos; y éstos les dijeron: ¿Por qué no le habéis traído?
Jua 7:46  Los alguaciles respondieron: ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!
Jua 7:47  Entonces los fariseos les respondieron: ¿También vosotros habéis sido engañados?
Jua 7:48  ¿Acaso ha creído en él alguno de los gobernantes, o de los fariseos?
Jua 7:49  Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es.
Jua 7:50  Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche,(H) el cual era uno de ellos:
Jua 7:51  ¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho?
Jua 7:52  Respondieron y le dijeron: ¿Eres tú también galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta.

La mujer adúltera
 
Jua 7:53  Cada uno se fue a su casa;

 


 

Jua 7:1  Y pasadas estas cosas andaba Jesús en Galilea; que no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle.
Jua 7:2  Y estaba cerca la Fiesta de los judíos, la de los Tabernáculos.
Jua 7:3  Y le dijeron sus hermanos: Pásate de aquí, y vete a Judea, para que tus discípulos también vean las obras que haces.
Jua 7:4  Que ninguno que procura ser claro, hace algo en oculto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.
Jua 7:5  Porque ni aun sus hermanos creían en él.
Jua 7:6  Les dice entonces Jesús: Mi tiempo aún no es venido; mas vuestro tiempo siempre es presto.
Jua 7:7  No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo doy testimonio de él, que sus obras son malas.
Jua 7:8  Vosotros subid a esta Fiesta; yo no subo aún a esta Fiesta, porque mi tiempo aún no es cumplido.
Jua 7:9  Y habiéndoles dicho esto, permaneció en Galilea.
Jua 7:10  Mas como sus hermanos hubieron subido, entonces él también subió al día de la Fiesta, no manifiestamente, sino como en cubierto.
Jua 7:11  Y le buscaban los judíos en la Fiesta, y decían: ¿Dónde está aquel?
Jua 7:12  Y había grande murmullo de él en el pueblo, porque unos decían: Bueno es; y otros decían: No, antes engaña al pueblo.
Jua 7:13  Mas ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo de los judíos.
Jua 7:14  Y al medio de la Fiesta subió Jesús al Templo, y enseñaba.
Jua 7:15  Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, no habiendo aprendido?
Jua 7:16  Les respondió Jesús, y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.
Jua 7:17  El que quisiere hacer su voluntad, conocerá de la doctrina si viene de Dios, o si yo hablo de mí mismo.
Jua 7:18  El que habla de sí mismo, gloria propia busca; mas el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.
Jua 7:19  ¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué me procuráis matar?
Jua 7:20  Respondió el pueblo, y dijo: Demonio tienes; ¿quién te procura matar?
Jua 7:21  Jesús respondió, y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis.
Jua 7:22  Cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres); y en sábado circuncidáis al hombre.
Jua 7:23  Si recibe un hombre la circuncisión en sábado, sin que la ley de Moisés sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en sábado hice sano del todo a un hombre?
Jua 7:24  No juzguéis según lo que parece, mas juzgad con justo juicio.
Jua 7:25  Decía entonces uno de los de Jerusalén: ¿No es éste al que buscan para matarlo?
Jua 7:26  Y he aquí, habla públicamente, y no le dicen nada; ¿han por ventura entendido verdaderamente los príncipes, que éste es el Cristo?
Jua 7:27  Mas éste, sabemos de dónde es; y cuando viniere el Cristo, nadie sabrá de dónde sea.
Jua 7:28  Entonces clamaba Jesús en el Templo, enseñando y diciendo: Y a mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; pero no he venido de mí mismo; mas el que me envió es verdadero, al cual vosotros no ignoráis.
Jua 7:29  Pero yo le conozco, porque de él soy, y él me envió.
Jua 7:30  Entonces procuraban prenderle; mas ninguno puso en él mano, porque aún no había venido su hora.
Jua 7:31  Y muchos del pueblo creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando viniere, ¿hará más señales que las que éste hace?
Jua 7:32  Los fariseos oyeron al pueblo que murmuraba de él estas cosas; y los príncipes de los sacerdotes y los fariseos enviaron servidores que le prendiesen.
Jua 7:33  Y Jesús dijo: Aún un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.
Jua 7:34  Me buscaréis, y no me hallaréis; y donde yo estaré, vosotros no podréis venir.
Jua 7:35  Entonces los judíos dijeron entre sí: ¿A dónde se ha de ir éste que no le hallemos? ¿Se ha de ir a los esparcidos entre los griegos, y a enseñar a los griegos?
Jua 7:36  ¿Qué dicho es éste que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y donde yo estaré, vosotros no podréis venir?
Jua 7:37  Mas en el postrer día, el día grande de la Fiesta, se puso de pie y clamó, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
Jua 7:38  El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.
Jua 7:39  (Y esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; porque aún no era dado el Espíritu Santo, porque Jesús aún no era glorificado.)
Jua 7:40  Entonces muchos del pueblo, oyendo este dicho, decían: Verdaderamente éste es el profeta.
Jua 7:41  Otros decían: Este es el Cristo. Algunos sin embargo decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo?
Jua 7:42  ¿No dice la Escritura, que de la simiente de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, vendrá el Cristo?
Jua 7:43  Así que había disensión entre el pueblo por él.
Jua 7:44  Y algunos de ellos querían prenderle; mas ninguno echó sobre él manos.
Jua 7:45  Y los servidores vinieron a los sumo sacerdotes y a los fariseos; y ellos les dijeron: ¿Por qué no le trajisteis?
Jua 7:46  Los servidores respondieron: Nunca ha hablado nadie así como este hombre.
Jua 7:47  Entonces los fariseos les respondieron: ¿Habéis sido también vosotros engañados?
Jua 7:48  ¿Ha creído en él alguno de los príncipes, o de los fariseos?
Jua 7:49  Sino este pueblo que no sabe la ley, malditos son.
Jua 7:50  Les dice Nicodemo (el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos):
Jua 7:51  ¿Nuestra ley juzga por ventura a hombre, si primero no oyere de él, y entendiere lo que ha hecho?
Jua 7:52  Respondieron y le dijeron: ¿No eres tú también galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se levantó profeta.
Jua 7:53  Y se fue cada uno a su casa.

 


 

Jua 7:1  After these things Jesus walked in Galilee: for he would not walk in Jewry, because the Jews sought to kill him.
Jua 7:2  Now the Jews' feast of tabernacles was at hand.
Jua 7:3  His brethren therefore said unto him, Depart hence, and go into Judaea, that thy disciples also may see the works that thou doest.
Jua 7:4  For there is no man that doeth any thing in secret, and he himself seeketh to be known openly. If thou do these things, shew thyself to the world.
Jua 7:5  For neither did his brethren believe in him.
Jua 7:6  Then Jesus said unto them, My time is not yet come: but your time is alway ready.
Jua 7:7  The world cannot hate you; but me it hateth, because I testify of it, that the works thereof are evil.
Jua 7:8  Go ye up unto this feast: I go not up yet unto this feast; for my time is not yet full come.
Jua 7:9  When he had said these words unto them, he abode still in Galilee.
Jua 7:10  But when his brethren were gone up, then went he also up unto the feast, not openly, but as it were in secret.
Jua 7:11  Then the Jews sought him at the feast, and said, Where is he?
Jua 7:12  And there was much murmuring among the people concerning him: for some said, He is a good man: others said, Nay; but he deceiveth the people.
Jua 7:13  Howbeit no man spake openly of him for fear of the Jews.
Jua 7:14  Now about the midst of the feast Jesus went up into the temple, and taught.
Jua 7:15  And the Jews marvelled, saying, How knoweth this man letters, having never learned?
Jua 7:16  Jesus answered them, and said, My doctrine is not mine, but his that sent me.
Jua 7:17  If any man will do his will, he shall know of the doctrine, whether it be of God, or whether I speak of myself.
Jua 7:18  He that speaketh of himself seeketh his own glory: but he that seeketh his glory that sent him, the same is true, and no unrighteousness is in him.
Jua 7:19  Did not Moses give you the law, and yet none of you keepeth the law? Why go ye about to kill me?
Jua 7:20  The people answered and said, Thou hast a devil: who goeth about to kill thee?
Jua 7:21  Jesus answered and said unto them, I have done one work, and ye all marvel.
Jua 7:22  Moses therefore gave unto you circumcision; (not because it is of Moses, but of the fathers;) and ye on the sabbath day circumcise a man.
Jua 7:23  If a man on the sabbath day receive circumcision, that the law of Moses should not be broken; are ye angry at me, because I have made a man every whit whole on the sabbath day?
Jua 7:24  Judge not according to the appearance, but judge righteous judgment.
Jua 7:25  Then said some of them of Jerusalem, Is not this he, whom they seek to kill?
Jua 7:26  But, lo, he speaketh boldly, and they say nothing unto him. Do the rulers know indeed that this is the very Christ?
Jua 7:27  Howbeit we know this man whence he is: but when Christ cometh, no man knoweth whence he is.
Jua 7:28  Then cried Jesus in the temple as he taught, saying, Ye both know me, and ye know whence I am: and I am not come of myself, but he that sent me is true, whom ye know not.
Jua 7:29  But I know him: for I am from him, and he hath sent me.
Jua 7:30  Then they sought to take him: but no man laid hands on him, because his hour was not yet come.
Jua 7:31  And many of the people believed on him, and said, When Christ cometh, will he do more miracles than these which this man hath done?
Jua 7:32  The Pharisees heard that the people murmured such things concerning him; and the Pharisees and the chief priests sent officers to take him.
Jua 7:33  Then said Jesus unto them, Yet a little while am I with you, and then I go unto him that sent me.
Jua 7:34  Ye shall seek me, and shall not find me: and where I am, thither ye cannot come.
Jua 7:35  Then said the Jews among themselves, Whither will he go, that we shall not find him? will he go unto the dispersed among the Gentiles, and teach the Gentiles?
Jua 7:36  What manner of saying is this that he said, Ye shall seek me, and shall not find me: and where I am, thither ye cannot come?
Jua 7:37  In the last day, that great day of the feast, Jesus stood and cried, saying, If any man thirst, let him come unto me, and drink.
Jua 7:38  He that believeth on me, as the scripture hath said, out of his belly shall flow rivers of living water.
Jua 7:39  (But this spake he of the Spirit, which they that believe on him should receive: for the Holy Ghost was not yet given; because that Jesus was not yet glorified.)
Jua 7:40  Many of the people therefore, when they heard this saying, said, Of a truth this is the Prophet.
Jua 7:41  Others said, This is the Christ. But some said, Shall Christ come out of Galilee?
Jua 7:42  Hath not the scripture said, That Christ cometh of the seed of David, and out of the town of Bethlehem, where David was?
Jua 7:43  So there was a division among the people because of him.
Jua 7:44  And some of them would have taken him; but no man laid hands on him.
Jua 7:45  Then came the officers to the chief priests and Pharisees; and they said unto them, Why have ye not brought him?
Jua 7:46  The officers answered, Never man spake like this man.
Jua 7:47  Then answered them the Pharisees, Are ye also deceived?
Jua 7:48  Have any of the rulers or of the Pharisees believed on him?
Jua 7:49  But this people who knoweth not the law are cursed.
Jua 7:50  Nicodemus saith unto them, (he that came to Jesus by night, being one of them,)
Jua 7:51  Doth our law judge any man, before it hear him, and know what he doeth?
Jua 7:52  They answered and said unto him, Art thou also of Galilee? Search, and look: for out of Galilee ariseth no prophet.
Jua 7:53  And every man went unto his own house.

 


 

Jua 7:1  Después de esto, Jesús andaba por Galilea, y no podía andar por Judea, porque los judíos buscaban matarle.
Jua 7:2  Pero se acercaba la fiesta judía de las Tiendas.
Jua 7:3  Y le dijeron sus hermanos: «Sal de aquí y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces,
Jua 7:4  pues nadie actúa en secreto cuando quiere ser conocido. Si haces estas cosas, muéstrate al mundo.»
Jua 7:5  Es que ni siquiera sus hermanos creían en él.
Jua 7:6  Entonces les dice Jesús: «Todavía no ha llegado mi tiempo, en cambio vuestro tiempo siempre está a mano.
Jua 7:7  El mundo no puede odiaros; a mí sí me aborrece, porque doy testimonio de que sus obras son perversas.
Jua 7:8  Subid vosotros a la fiesta; yo no subo a esta fiesta porque aún no se ha cumplido mi tiempo.»
Jua 7:9  Dicho esto, se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Pero después que sus hermanos subieron a la fiesta, entonces él también subió no manifiestamente, sino de incógnito.
Jua 7:11  Los judíos, durante la fiesta, andaban buscándole y decían: «¿Dónde está ése?»
Jua 7:12  Entre la gente había muchos comentarios acerca de él. Unos decían: «Es bueno.» Otros decían: «No, sino que engaña al pueblo.»
Jua 7:13  Pero nadie hablaba de él abiertamente por miedo a los judíos.
Jua 7:14  Mediada ya la fiesta, subió Jesús al Templo y se puso a enseñar.
Jua 7:15  Los judíos, asombrados, decían: «¿Cómo entiende de letras sin haber estudiado?»
Jua 7:16  Jesús les respondió: «Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado.
Jua 7:17  Si alguno quiere cumplir su voluntad, verá si mi doctrina es de Dios o hablo yo por mi cuenta.
Jua 7:18  El que habla por su cuenta, busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que le ha enviado, ese es veraz; y no hay impostura en él.
Jua 7:19  ¿No es Moisés el que os dio la Ley? Y ninguno de vosotros cumple la Ley. ¿Por qué queréis matarme?»
Jua 7:20  Respondió la gente: «Tienes un demonio. ¿Quién quiere matarte?»
Jua 7:21  Jesús les respondió: «Una sola obra he hecho y todos os maravilláis.
Jua 7:22  Moisés os dio la circuncisión (no que provenga de Moisés, sino de los patriarcas) y vosotros circuncidáis a uno en sábado.
Jua 7:23  Si se circuncida a un hombre en sábado, para no quebrantar la Ley de Moisés, ¿os irritáis contra mí porque he curado a un hombre entero en sábado?
Jua 7:24  No juzguéis según la apariencia. Juzgad con juicio justo.»
Jua 7:25  Decían algunos de los de Jerusalén: «¿No es a ése a quien quieren matar?
Jua 7:26  Mirad cómo habla con toda libertad y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido de veras las autoridades que este es el Cristo?
Jua 7:27  Pero éste sabemos de dónde es, mientras que, cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde es.»
Jua 7:28  Gritó, pues, Jesús, enseñando en el Templo y diciendo: «Me conocéis a mí y sabéis de dónde soy. Pero yo no he venido por mi cuenta; sino que verdaderamente me envía el que me envía; pero vosotros no le conocéis.
Jua 7:29  Yo le conozco, porque vengo de él y él es el que me ha enviado.»
Jua 7:30  Querían, pues, detenerle, pero nadie le echó mano, porque todavía no había llegado su hora.
Jua 7:31  Y muchos entre la gente creyeron en él y decían: «Cuando venga el Cristo, ¿hará más señales que las que ha hecho éste?»
Jua 7:32  Se enteraron los fariseos que la gente hacía estos comentarios acerca de él y enviaron guardias para detenerle.
Jua 7:33  Entonces él dijo: «Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, y me voy al que me ha enviado.
Jua 7:34  Me buscaréis y no me encontraréis; y adonde yo esté, vosotros no podéis venir.»
Jua 7:35  Se decían entre sí los judíos: «¿A dónde se irá éste que nosotros no le podamos encontrar? ¿Se irá a los que viven dispersos entre los griegos para enseñar a los griegos?
Jua 7:36  ¿Qué es eso que ha dicho: “Me buscaréis y no me encontraréis”, y “adonde yo esté, vosotros no podéis venir”?»
Jua 7:37  El último día de la fiesta, el más solemne, Jesús puesto en pie, gritó: «Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba
Jua 7:38  el que crea en mí», como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua viva.
Jua 7:39  Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en él. Porque aún no había Espíritu, pues todavía Jesús no había sido glorificado.
Jua 7:40  Muchos entre la gente, que le habían oído estas palabras, decían: «Este es verdaderamente el profeta.»
Jua 7:41  Otros decían: «Este es el Cristo.» Pero otros replicaban: «¿Acaso va a venir de Galilea el Cristo?
Jua 7:42  ¿No dice la Escritura que el Cristo vendrá de la descendencia de David y de Belén, el pueblo de donde era David?»
Jua 7:43  Se originó, pues, una disensión entre la gente por causa de él.
Jua 7:44  Algunos de ellos querían detenerle, pero nadie le echó mano.
Jua 7:45  Los guardias volvieron donde los sumos sacerdotes y los fariseos. Estos les dijeron: «¿Por qué no le habéis traído?»
Jua 7:46  Respondieron los guardias: «Jamás un hombre ha hablado como habla ese hombre.»
Jua 7:47  Los fariseos les respondieron: «¿Vosotros también os habéis dejado embaucar?
Jua 7:48  ¿Acaso ha creído en él algún magistrado o algún fariseo?
Jua 7:49  Pero esa gente que no conoce la Ley son unos malditos.»
Jua 7:50  Les dice Nicodemo, que era uno de ellos, el que había ido anteriormente donde Jesús:
Jua 7:51  «¿Acaso nuestra Ley juzga a un hombre sin haberle antes oído y sin saber lo que hace?»
Jua 7:52  Ellos le respondieron: «¿También tú eres de Galilea? Indaga y verás que de Galilea no sale ningún profeta.»
Jua 7:53  Y se volvieron cada uno a su casa.

 


 

Jua 7:1  Después de esto, Jesús andaba por la región de Galilea. No quería estar en Judea, porque allí los judíos[1] lo buscaban para matarlo.
Jua 7:2  Pero como se acercaba la fiesta de las Enramadas, [2] una de las fiestas de los judíos,
Jua 7:3  sus hermanos le dijeron:
 –No te quedes aquí; vete a Judea, para que los seguidores que tienes allá también vean lo que haces.
Jua 7:4  Pues cuando uno quiere ser conocido, no hace las cosas en secreto. Y a que haces cosas como estas, hazlas delante de todo el mundo.
Jua 7:5  y es que ni siquiera sus hermanos creían en él.
Jua 7:6  Jesús les dijo:
 –Todavía no ha llegado mi hora, pero para ustedes cualquier hora es buena.
Jua 7:7  Los que son del mundo no pueden odiarlos a ustedes; pero a mí me odian, porque yo hago ver claramente que lo que hacen es malo.
Jua 7:8  Vayan ustedes a la fiesta; yo no voy, porque todavía no se ha cumplido mi hora.
Jua 7:9  Les dijo esto, y se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Pero después que se fueron sus hermanos, también Jesús fue a la fiesta, aunque no públicamente, sino casi en secreto.
Jua 7:11  Los judíos lo buscaban en la fiesta, y decían:
 –¿Dónde estará ese hombre?
Jua 7:12  Entre la gente se hablaba mucho de él. Unos decían: "Es un hombre de bien"; pero otros decían: "No es bueno; engaña a la gente."
Jua 7:13  Sin embargo, nadie hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos.
Jua 7:14  Hacia la mitad de la fiesta, Jesús entró en el templo y comenzó a enseñar.
Jua 7:15  Los judíos decían admirados:
 –¿Cómo sabe este tantas cosas, sin haber estudiado?
Jua 7:16  Jesús les contestó:
 –Mi enseñanza no es mía, sino de aquel que me envió.
Jua 7:17  Si alguien está dispuesto a hacer la voluntad de Dios, podrá reconocer si mi enseñanza viene de Dios o si hablo por mi propia cuenta.
Jua 7:18  El que habla por su cuenta, busca su propia gloria; pero quien busca la gloria del que lo envió, ese dice la verdad y en él no hay nada reprochable.
Jua 7:19  "¿No es verdad que Moisés les dio a ustedes la ley? Sin embargo, ninguno de ustedes la obedece. ¿Por qué quieren matarme?"
Jua 7:20  La gente le contestó:
 –¡Estás endemoniado! ¿Quién quiere matarte?
Jua 7:21  Jesús les dijo:
 –Todos ustedes se admiran por una sola cosa que hice en sábado.
Jua 7:22  Sin embargo, Moisés les mandó practicar el rito de la circuncisión (aunque no procede de Moisés, sino de los patriarcas), [3] y ustedes circuncidan a un hombre aunque sea en sábado.
Jua 7:23  Ahora bien, si por no faltar a la ley de Moisés ustedes circuncidan al niño aunque sea en sábado, ¿por qué se enojan conmigo por haber sanado en sábado al hombre entero?
Jua 7:24  No juzguen ustedes por las apariencias. Cuando juzguen, háganlo con rectitud.
Jua 7:25  Algunos de los que vivían en Jerusalén comenzaron entonces a preguntar:
 –¿No es a este al que andan buscando para matarlo?
Jua 7:26  Pues ahí está, hablando en público, y nadie le dice nada. ¿Será que las autoridades creen de veras que este hombre es el Mesías?
Jua 7:27  Pero nosotros sabemos de dónde viene este; en cambio, cuando venga el Mesías, nadie sabrá de dónde viene.
Jua 7:28  Al oír esto, Jesús, que estaba enseñando en el templo, dijo con voz fuerte:
 –¡Así que ustedes me conocen y saben de dónde vengo! Pero no he venido por mi propia cuenta, sino que vengo enviado por uno que es digno de confianza y a quien ustedes no conocen.
Jua 7:29  yo lo conozco porque procedo de él, y él me ha enviado.
Jua 7:30  Entonces quisieron arrestarlo, pero ninguno le echó mano porque todavía no había llegado su hora.
Jua 7:31  Muchos creyeron en él, y decían:
 –Cuando venga el Mesías, ¿acaso hará más señales milagrosas que este hombre?
Jua 7:32  Los fariseos oyeron lo que la gente decía de Jesús; y ellos y los jefes de los sacerdotes mandaron a unos guardianes del templo a que lo arrestaran.
Jua 7:33  Entonces Jesús dijo:
 –Voy a estar con ustedes solamente un poco de tiempo, y después regresaré al que me ha enviado.
Jua 7:34  Ustedes me buscarán, pero no me encontrarán, porque no podrán ir a donde yo voy a estar.
Jua 7:35  Los judíos comenzaron entonces a preguntarse unos a otros:
 –¿A dónde se va a ir este, que no podremos encontrarlo?¿Acaso va a ir a los judíos que viven dispersos en el extranjero, y a enseñar a los paganos?
Jua 7:36  ¿Qué quiere decir eso de que 'Me buscarán, pero no me encontrarán, porque no podrán ir a donde yo voy a estar'?
Jua 7:37  El último día de la fiesta era el más importante. [4] Aquél día Jesús, puesto de pie, dijo con voz fuerte:
 –Si alguien tiene sed, venga a mí, y el que cree en mí, que beba. Como dice la Escritura, del interior de aquél correrán ríos de agua viva. [5]
Jua 7:38  (TEXT OMITTED)
Jua 7:39  Con esto, Jesús quería decir que los que creyeran en él recibirían el Espíritu; y es que el Espíritu todavía no estaba, porque Jesús aún no había sido glorificado.
Jua 7:40  Había algunos entre la gente que cuando oyeron estas palabras dijeron:
 –Seguro que este hombre es el profeta. [6]
Jua 7:41  Otros decían:
 –Este es el Mesías.
 Pero otros decían:
 –No, porque el Mesías no puede proceder de Galilea.
Jua 7:42  La Escritura dice que el Mesías tiene que ser descendiente del rey David, [7] y que procederá de Belén, Como dice la Escritura, del corazón del que cree en mí brotarán ríos de agua viva.
Jua 7:43  Así que la gente se dividió por causa de Jesús.
Jua 7:44  Algunos querían llevárselo preso, pero nadie lo hizo.
Jua 7:45  Los guardianes del templo volvieron a donde estaban los fariseos y los jefes de los sacerdotes, que les preguntaron:
 –¿Por qué no lo trajeron?
Jua 7:46  Los guardianes contestaron:
 –¡Jamás ningún hombre ha hablado así!
Jua 7:47  Entonces los fariseos les dijeron:
 –¿También ustedes se han dejado engañar?
Jua 7:48  ¿Acaso ha creído en él alguno de nuestros jefes, o de los fariseos?
Jua 7:49  Pero esta gente, que no conoce la ley, está maldita.
Jua 7:50  Nicodemo, el fariseo que en una ocasión había ido a ver a Jesús, [8] les dijo:
Jua 7:51  –Según nuestra ley, no podemos condenar a un hombre sin antes haberlo oído para saber qué es lo que ha hecho.
Jua 7:52  Ellos le contestaron:
 –¿También tú eres de Galilea? Estudia las Escrituras y verás que de Galilea jamás procede un profeta. [9]
Jua 7:53  Cada uno se fue a su casa.

 


 

Jua 7:1  Ahora bien, después de estas cosas Jesús continuó andando por Galilea, pues no quería andar por Judea, porque los judíos procuraban matarlo.
Jua 7:2  Sin embargo, estaba cerca la fiesta de los judíos, la fiesta de los tabernáculos.
Jua 7:3  Por eso sus hermanos le dijeron: “Sal de aquí y ve a Judea, para que tus discípulos también contemplen las obras que haces.
Jua 7:4  Porque nadie hace cosa alguna en secreto mientras él mismo procura ser conocido públicamente. Si haces estas cosas, manifiéstate al mundo”.
Jua 7:5  Sus hermanos, de hecho, no ejercían fe en él.
Jua 7:6  Por lo tanto, Jesús les dijo: “Mi debido tiempo todavía no está presente, pero el debido tiempo de ustedes siempre está disponible.
Jua 7:7  El mundo no tiene razón para odiarlos a ustedes, pero a mí me odia, porque doy testimonio, respecto a él, de que sus obras son inicuas.
Jua 7:8  Ustedes suban a la fiesta; yo no subo todavía a esta fiesta, porque mi debido tiempo todavía no ha llegado cabalmente”.
Jua 7:9  Así fue que, después de decirles estas cosas, permaneció en Galilea.
Jua 7:10  Pero cuando sus hermanos hubieron subido a la fiesta, entonces él mismo también subió, no abiertamente, sino como en secreto.
Jua 7:11  Por consiguiente, los judíos se pusieron a buscarlo en la fiesta y a decir: “¿Dónde está ese?”.
Jua 7:12  Y había mucha habla restringida acerca de él entre las muchedumbres. Algunos decían: “Es hombre bueno”. Otros decían: “No lo es, sino que extravía a la muchedumbre”.
Jua 7:13  Nadie, por supuesto, hablaba de él públicamente, por temor a los judíos.
Jua 7:14  Cuando la mitad de la fiesta ya había pasado, Jesús subió al templo y se puso a enseñar.
Jua 7:15  Por eso los judíos se admiraban, y decían: “¿Cómo tiene este hombre conocimiento de letras, cuando no ha estudiado en las escuelas?”.
Jua 7:16  Jesús, a su vez, les contestó y dijo: “Lo que yo enseño no es mío, sino que pertenece al que me ha enviado.
Jua 7:17  Si alguien desea hacer la voluntad de Él, conocerá respecto a la enseñanza si es de Dios o si hablo por mí mismo.
Jua 7:18  El que habla por sí mismo busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que lo envió, este es veraz, y no hay injusticia en él.
Jua 7:19  Moisés les dio la Ley, ¿no es verdad? Pero ninguno de ustedes obedece la Ley. ¿Por qué procuran matarme?”.
Jua 7:20  La muchedumbre contestó: “Demonio tienes. ¿Quién procura matarte?”.
Jua 7:21  En respuesta, Jesús les dijo: “Un hecho ejecuté, y todos ustedes están admirados.
Jua 7:22  Por esto Moisés les ha dado la circuncisión —no que sea de Moisés, sino que es de los antepasados— y ustedes circuncidan a un hombre en sábado.
Jua 7:23  Si un hombre recibe la circuncisión en sábado para que no sea quebrada la ley de Moisés, ¿se encolerizan violentamente contra mí porque hice que un hombre quedara completamente bien de salud en sábado?
Jua 7:24  Dejen de juzgar por la apariencia exterior, pero juzguen con juicio justo”.
Jua 7:25  Por lo tanto, algunos de los habitantes de Jerusalén se pusieron a decir: “Este es el hombre a quien procuran matar, ¿no es verdad?
Jua 7:26  Y sin embargo, ¡miren!, habla en público, y no le dicen nada. Los gobernantes no han llegado a conocer con certeza que este sea el Cristo, ¿verdad?
Jua 7:27  Antes bien, nosotros sabemos de dónde es este hombre; sin embargo, cuando venga el Cristo, nadie ha de saber de dónde es”.
Jua 7:28  Por lo tanto, Jesús clamó mientras enseñaba en el templo, y dijo: “Ustedes me conocen, y también saben de dónde soy. Además, yo no he venido por mi propia iniciativa, pero el que me ha enviado es real, y ustedes no lo conocen.
Jua 7:29  Yo lo conozco, porque soy representante de parte de él, y Aquel me ha enviado”.
Jua 7:30  Por consiguiente, empezaron a buscar cómo apoderarse de él, pero nadie le echó mano, porque todavía no había llegado su hora.
Jua 7:31  Aun así, muchos de la muchedumbre pusieron fe en él; y empezaron a decir: “Cuando llegue el Cristo, él no ejecutará más señales que las que ha ejecutado este hombre, ¿verdad?”.
Jua 7:32  Los fariseos oyeron a la muchedumbre que murmuraba estas cosas acerca de él, y los sacerdotes principales y los fariseos despacharon oficiales para que se apoderaran de él.
Jua 7:33  Por lo tanto Jesús dijo: “Continúo con ustedes un poco de tiempo todavía antes de irme al que me ha enviado.
Jua 7:34  Ustedes me buscarán, pero no me hallarán, y donde yo esté ustedes no pueden venir”.
Jua 7:35  Por consiguiente, los judíos dijeron entre sí: “¿Adónde piensa ir este, de modo que nosotros no hayamos de hallarlo? No piensa ir a los [judíos] dispersos entre los griegos y enseñar a los griegos, ¿verdad?
Jua 7:36  ¿Qué significa este dicho que dijo: ‘Me buscarán, pero no me hallarán, y donde yo esté ustedes no pueden venir’?”.
Jua 7:37  Ahora bien, en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús estaba de pie, y clamó, diciendo: “Si alguien tiene sed, venga a mí y beba.
Jua 7:38  El que pone fe en mí, así como ha dicho la Escritura: ‘De su parte más interior fluirán corrientes de agua viva’”.
Jua 7:39  Sin embargo, dijo esto respecto al espíritu que estaban para recibir los que ponían fe en él; porque aún no había espíritu, por cuanto Jesús todavía no había sido glorificado.
Jua 7:40  Por eso, algunos de la muchedumbre que oyeron estas palabras se pusieron a decir: “Este con certeza es El Profeta”.
Jua 7:41  Otros decían: “Este es el Cristo”. Pero algunos decían: “El Cristo no viene realmente de Galilea, ¿verdad?
Jua 7:42  ¿No ha dicho la Escritura que el Cristo viene de la prole de David, y de Belén, la aldea donde David solía estar?”.
Jua 7:43  Así que se produjo una división respecto a él entre la muchedumbre.
Jua 7:44  Algunos de ellos, pues, querían apoderarse de él, pero nadie echó las manos sobre él.
Jua 7:45  Por lo tanto, los oficiales volvieron a los sacerdotes principales y fariseos, y estos les dijeron: “¿Por qué no lo trajeron?”.
Jua 7:46  Los oficiales respondieron: “Jamás ha hablado [otro] hombre así”.
Jua 7:47  A su vez, los fariseos contestaron: “Ustedes no se han dejado extraviar también, ¿verdad?
Jua 7:48  Ni uno de los gobernantes o de los fariseos ha puesto fe en él, ¿verdad?
Jua 7:49  Pero esta muchedumbre que no conoce la Ley son unos malditos”.
Jua 7:50  Nicodemo, que antes había venido a él, y que era uno de ellos, les dijo:
Jua 7:51  “Nuestra ley no juzga a un hombre a menos que primero haya oído de parte de él y llegado a saber lo que hace, ¿verdad?”.
Jua 7:52  En respuesta, le dijeron: “Tú no eres también de Galilea, ¿verdad? Escudriña, y ve que de Galilea no ha de ser levantado ningún profeta”.
Jua 7:53  Los manuscritos אBSys omiten los versículos 53 hasta el capítulo 8, versículo 11, que dicen (con algunas variantes en los diversos textos y versiones griegos) como sigue:
 Entonces se fueron cada uno a su casa.

 


 

Jua 7:1  Tiempo después, Jesús recorrió la región de Galilea. No quería ir a Judea porque los jefes judíos lo buscaban para matarlo.
Jua 7:2  Como se acercaban los días de la fiesta judía de las enramadas,
Jua 7:3  sus hermanos le dijeron: —Debes ir a Judea, para que tus seguidores puedan ver las grandes obras que haces.
Jua 7:4  Cuando uno quiere que todos lo conozcan, no hace nada en secreto. ¡Deja que todo el mundo sepa lo que haces!
Jua 7:5  Dijeron eso porque ni siquiera ellos le creían.
Jua 7:6  Pero Jesús les respondió: —Aún no ha llegado el momento de que todos sepan que soy el Hijo de Dios. Para ustedes, cualquier hora es buena.
Jua 7:7  La gente de este mundo no los odia a ustedes. Pero a mí me odia porque les digo que su conducta es mala.
Jua 7:8  Vayan ustedes a la fiesta; yo no iré, porque todavía no ha llegado el momento de que todos sepan quién soy yo.
Jua 7:9  Después de decir esto, Jesús se quedó en Galilea.
Jua 7:10  Después de que se fueron sus hermanos, Jesús fue en secreto a la fiesta, sin decírselo a nadie.
Jua 7:11  Durante la fiesta, los jefes judíos buscaban a Jesús, y decían: «¿Dónde estará ese hombre?»
Jua 7:12  La gente hablaba mucho de él, y algunos decían: «Jesús es un buen hombre». Pero otros decían: «De bueno no tiene nada; es un embustero.»
Jua 7:13  Todos hablaban de él en secreto, porque tenían miedo de los jefes judíos.
Jua 7:14  Durante la fiesta, Jesús entró en el templo y empezó a enseñar.
Jua 7:15  Los jefes judíos estaban asombrados, y decían entre ellos: «¿Cómo es que este sabe tantas cosas, si nunca ha estudiado?»
Jua 7:16  Jesús les contestó: —Yo no invento lo que enseño. Dios me envió y me ha dicho lo que debo enseñar.
Jua 7:17  Si alguien quiere obedecer a Dios, podrá saber si yo enseño lo que Dios ordena, o si hablo por mi propia cuenta.
Jua 7:18  Quien habla por su propia cuenta sólo quiere que la gente lo admire. Pero yo sólo deseo que mi Padre, que me envió, reciba el honor que le corresponde; por eso siempre digo la verdad.
Jua 7:19  Moisés les dio a ustedes la ley y, sin embargo, ninguno la obedece. ¿Por qué quieren matarme?
Jua 7:20  La gente le contestó: —¡Estás loco! ¿Quién quiere matarte?
Jua 7:21  Jesús les dijo: —Todos ustedes se admiran por un solo milagro que hice.
Jua 7:22  Moisés les mandó practicar la ceremonia de la circuncisión, y ustedes la practican aunque caiga en sábado. Esa orden no viene del tiempo de Moisés, sino de antes, cuando aún vivían Abraham, Isaac y Jacob.
Jua 7:23  Entonces, si para obedecer la ley de Moisés ustedes circuncidan a un niño, aunque sea en sábado, ¿por qué se enojan conmigo por haber sanado a un hombre en sábado?
Jua 7:24  No digan que algo está mal sólo porque así les parece. Antes de afirmar algo, deben estar seguros de que así es.
Jua 7:25  Algunos de los que vivían en Jerusalén empezaron a preguntar: «¿No es este al que andan buscando para matarlo?
Jua 7:26  Pues ahí está, hablando con la gente; ¡y nadie le dice nada! ¿No será que nuestros gobernantes creen de verdad que él es el Mesías?
Jua 7:27  Pero ¡no puede ser! Porque, cuando venga el Mesías, nadie sabrá de dónde viene; en cambio, nosotros sabemos de dónde viene este hombre.»
Jua 7:28  Jesús estaba enseñando en el templo, y dijo con voz fuerte: «En realidad, ustedes no saben quién soy yo, ni de dónde vengo. Yo no he venido por mi propia cuenta. He sido enviado por alguien en quien se puede confiar, y a quien ustedes no conocen.
Jua 7:29  Yo sí lo conozco, pues vengo de él, y él es quien me envió.»
Jua 7:30  Algunos hombres de Jerusalén quisieron arrestar a Jesús, pero no pudieron, pues todavía no había llegado el momento de que todos supieran quién era.
Jua 7:31  Sin embargo, muchos creyeron en él, y decían: «Ni el Mesías podría hacer los milagros que hace este hombre.»
Jua 7:32  Los fariseos oyeron lo que la gente decía. Entonces ellos y los sacerdotes principales enviaron a unos guardias del templo para que arrestaran a Jesús.
Jua 7:33  Pero Jesús dijo: «Estaré con ustedes sólo un poco más de tiempo. Luego volveré a donde está el que me envió.
Jua 7:34  Ustedes me buscarán, pero no me encontrarán, porque no pueden ir a donde yo voy.»
Jua 7:35  Los jefes judíos comenzaron a preguntarse entre ellos: «¿Y a dónde podrá ir, que no podamos encontrarlo? ¿Acaso piensa ir a vivir entre los judíos de otros países, y enseñar también a los que no son judíos?
Jua 7:36  ¿Qué quiere decir con eso de que: “Me buscarán, pero no me encontrarán, porque no pueden ir a donde yo voy?”»
Jua 7:37  El último día de la fiesta de las enramadas era el más importante. Ese día, Jesús se puso en pie y dijo con voz fuerte: «El que tenga sed, venga a mí.
Jua 7:38  Ríos de agua viva brotarán del corazón de los que creen en mí. Así lo dice la Biblia.»
Jua 7:39  Al decir esto, Jesús estaba hablando del Espíritu de Dios, que recibirían los que creyeran en él. Porque mientras Jesús no muriera y resucitara, el Espíritu no se haría presente.
Jua 7:40  Cuando algunos de los que estaban allí oyeron esto, dijeron: «De veras que este hombre es el profeta que Dios nos iba a enviar.»
Jua 7:41  Otros decían: «Este hombre es el Mesías». Y aun otros decían: «El Mesías no puede venir de la región de Galilea.
Jua 7:42  La Biblia dice que el Mesías debe ser de la misma familia del rey David, y que nacerá en Belén, el pueblo de donde era David.»
Jua 7:43  Así que nadie se ponía de acuerdo acerca de quién era Jesús.
Jua 7:44  Y aunque no faltaba quien quería llevárselo a la cárcel, nadie se atrevía a tocarlo.
Jua 7:45  Los guardias del templo regresaron a donde estaban los sacerdotes principales y los fariseos, quienes les preguntaron: —¿Por qué no trajeron a Jesús?
Jua 7:46  Los guardias contestaron: —¡Nunca ha hablado nadie como lo hace ese hombre!
Jua 7:47  Los fariseos les dijeron: —¿También ustedes se han dejado engañar?
Jua 7:48  ¿Acaso ha creído en él alguno de nuestros jefes, o alguno de los fariseos?
Jua 7:49  Los que creen en él no conocen la ley de Moisés, y por eso Dios los castigará.
Jua 7:50  Allí estaba Nicodemo, el fariseo que una noche fue a ver a Jesús, y les dijo:
Jua 7:51  —Según nuestras leyes, no podemos condenar a nadie sin antes escucharlo.
Jua 7:52  Ellos le respondieron: —¿También tú crees que de Galilea puede salir algo bueno? Estudia la Biblia y verás que de allá no ha venido ningún profeta.
Jua 7:53  Después de esto, cada quien se fue a su casa.

 


 

Jua 7:1  Después de esto, Yahshúa viajó alrededor de Galil intencionalmente evitando Yahudáh, porque los Yahudim querían matarlo.[66]
Jua 7:2  Pero la Festividad de Sukot[67] en Yahudáh estaba cerca;
Jua 7:3  así que, sus hermanos le dijeron: "Sal de aquí, y ve a Yahudáh, para que tus talmidim puedan ver los milagros que haces;
Jua 7:4  porque nadie que se quiere dar a conocer actúa secretamente. ¡Si Tú estás haciendo estas cosas, muéstrate al mundo!"
Jua 7:5  (Sus hermanos hablaban de esta forma, porque no habían puesto su confianza en El.)[68]
Jua 7:6  Yahshúa les dijo: "Mi momento todavía no ha llegado, pero para ustedes cualquier momento es correcto.
Jua 7:7  El mundo no los puede odiar a ustedes, pero a mí si me odia, porque le repito cuán perverso son sus caminos.[69]
Jua 7:8  Ustedes suban, vayan a la Festividad; pero Yo, por mi parte, no voy a la Festividad ahora, porque el momento correcto para mí no ha llegado."
Jua 7:9  Habiendo dicho esto, se quedó en Galil.
Jua 7:10  Pero después que sus hermanos subieron a la Festividad, El también subió, no públicamente, sino en secreto.
Jua 7:11  En la Festividad los Yahudim le buscaban, diciendo: "¿Dónde está El?"
Jua 7:12  Y entre la multitud había mucho murmullo acerca de El. Algunos decían: "Es un buen hombre"; pero otros decían: "No, El está engañando a las masas."
Jua 7:13  Sin embargo, nadie hablaba abiertamente de El, por miedo a los Yahudim.
Jua 7:14  Cuando la Festividad iba por la mitad Yahshúa subió a los patios del Templo, y comenzó a enseñar.
Jua 7:15  Los Yahudim estaban sorprendidos, y se preguntaban: "¿Cómo puede este hombre saber tanto sin haber estudiado?"
Jua 7:16  Así que Yahshúa les dio una respuesta: "Mis enseñanzas no son de mi propiedad, sino que vienen de Aquel que me envió.
Jua 7:17  Si alguno quiere hacer su voluntad, sabrá si mis enseñanzas son de YAHWEH o si Yo hablo por mi cuenta.
Jua 7:18  Una persona que habla por su propia cuenta está tratando de recibir alabanza para sí mismo; pero la persona que quiere recibir alabanza para el que la envió es honesta, y no hay nada falso en El.
Jua 7:19  ¿No fue Moshe quién les dio la Toráh? ¡A pesar de eso, ni uno de ustedes obedece la Toráh! ¿Por qué quieren matarme?"[70]
Jua 7:20  La multitud respondió: "¡Tienes un demonio! ¿Quién quiere matarte?"
Jua 7:21  Yahshúa les respondió: "Yo hice una cosa, y por esto todos están sorprendidos.
Jua 7:22  Moshe les dio la brit-milah; no que haya venido de Moshe, sino de los Patriarcas; y ustedes hacen la brit -milah a los niños en Shabbat.
Jua 7:23  Si un niño es circuncidado en Shabbat para que no se viole la Toráh de Moshe, ¿por qué se enfurecen conmigo porque todo el cuerpo de un hombre fue sanado en Shabbat?
Jua 7:24  ¡No juzguen por las apariencias de la superficie, sino juzguen de la forma correcta!"
Jua 7:25  Alguna de la gente de Yerushalayim dijo: "¿No es éste al que buscan para matarle?
Jua 7:26  A pesar de eso, está aquí, hablando abiertamente; y ellos no le dicen nada. ¿Puede ser que las autoridades hayan concluido que El es el Mashíaj?
Jua 7:27  Seguramente que no; porque nosotros sabemos de donde viene este hombre; pero cuando venga el Mashíaj, nadie sabrá de donde viene."
Jua 7:28  Después de lo cual, Yahshúa continuó enseñando en el Templo, alzó la voz, y dijo: "¡En verdad ustedes a mí me conocen! ¡Y ustedes saben de donde soy, no he venido por cuenta propia! El que me envió es real ¡Pero a El no le conocen!
Jua 7:29  ¡Yo sí le conozco, porque Yo estoy con El, y El me envió!"
Jua 7:30  En este momento trataban de arrestarle; pero nadie puso una mano sobre El, porque su momento aún no había llegado.
Jua 7:31  Sin embargo, muchos en la multitud pusieron su confianza en El, y dijeron: "¿Cuándo el Mashíaj venga, hará El más milagros que los que ha hecho este hombre?"
Jua 7:32  Los Perushim oyeron a la multitud murmurando estas cosas acerca de Yahshúa; así que los principales kohanim y los Perushim enviaron a algunos de los guardias del Templo a arrestarle.
Jua 7:33  Yahshúa dijo: "Yo estaré con ustedes sólo por un poco de tiempo más; entonces me iré al que me envió.
Jua 7:34  Ustedes me buscarán, y no me encontrarán; en verdad, donde Yo estaré, ustedes no pueden venir."
Jua 7:35  Los Yahudim se dijeron a sí: "¿Dónde es que este hombre se propone ir, que no le podremos encontrar? ¿Intenta El ir a la Diáspora griega, para enseñar a los griegos?[71]
Jua 7:36  Y cuando El dice: 'Ustedes me buscarán y no me encontrarán; en verdad donde estaré, ustedes no pueden venir.' ¿Qué quiere El decir?"
Jua 7:37  En Hoshanah Rabbah, el último día de la Festividad,[72] Yahshúa se puso en pie, y gritó: "¡Si alguno tiene sed, que se mantenga viniendo a mí para beber![73]
Jua 7:38  ¡Todo el que pone su confianza en mí, como dice el Tanaj,[Is 12:3; Je 17:13] ríos de agua viva fluirán de lo más profundo de su ser!"[74]
Jua 7:39  Esto dijo del Ruaj HaKodesh que habrían de recibir más adelante los que confiaran en El; el Ruaj HaKodesh no había sido dado, porque Yahshúa todavía no había sido glorificado.[75]
Jua 7:40  Al oír estas palabras algunos en la multitud, dijeron: "Verdaderamente este hombre es 'el profeta'"[76];
Jua 7:41  otros dijeron: "Este es el Mashíaj." Pero otros dijeron: "¿Cómo puede el Mashíaj venir de Galil?
Jua 7:42  ¿No es que el Tanaj dice que el Mashíaj es de la descendencia de David[2 S 7:12] y viene de Beit-Lejem,[Mi 5:2] el poblado de donde era David?"
Jua 7:43  Así que el pueblo estaba dividido por causa de El.[77]
Jua 7:44  Algunos querían arrestarlo, pero nadie puso una mano sobre El.
Jua 7:45  Los guardias regresaron a los principales kohanim y a los Perushim, y ellos les preguntaron: "¿Por qué no lo han traído?"
Jua 7:46  Los guardias respondieron: "¡Nadie jamás ha hablado de la forma que este hombre habla!"
Jua 7:47  Entonces los Perushim respondieron: "¿Ustedes quieren decir que también han sido engañados?
Jua 7:48  ¿Hay alguno de entre las autoridades que haya confiado en El? ¿O alguno de los Perushim?

 


 

Jua 7:1  "Después de esto, Jesús andaba por la región de Galilea. No quería ir a Judea, porque los judíos buscaban una oportunidad para matarlo."
Jua 7:2  "Se acercaba la fiesta judía de las Enramadas,"
Jua 7:3  "entonces los hermanos de Jesús le dijeron: -Deberías ir a la fiesta en Judea, para que tus seguidores vean los milagros que haces."
Jua 7:4  Nadie que quiera darse a conocer hace sus cosas a escondidas. Ponte pues a la vista de todo el mundo para que todos vean lo que haces.
Jua 7:5  Es que ni siquiera los hermanos de Jesús creían en él.
Jua 7:6  "Jesús les dijo: -Todavía no es tiempo para eso, pero cualquier tiempo es bueno para ustedes."
Jua 7:7  El mundo no tiene por qué odiarlos a ustedes. Pero el mundo me odia porque le digo a la gente lo malo que hace.
Jua 7:8  Vayan ustedes a la fiesta. Yo no voy porque todavía no ha llegado mi tiempo.
Jua 7:9  "Después de decir esto, Jesús se quedó en Galilea."
Jua 7:10  "Sus hermanos se fueron a la fiesta y después él también fue, pero de incógnito."
Jua 7:11  "Los líderes judíos lo estaban buscando, y decían: ""¿Dónde estará ese hombre?"""
Jua 7:12  "Toda la gente discutía sobre Jesús. Algunos decían: ""Es un buen hombre"", pero otros decían: ""No, él engaña a la gente""."
Jua 7:13  "Sin embargo, nadie hablaba abiertamente de Jesús porque tenían miedo de los líderes judíos."
Jua 7:14  Había pasado la mitad de la fiesta cuando Jesús fue al área del templo y comenzó a enseñar.
Jua 7:15  "Los líderes judíos estaban sorprendidos y decían: ""Este hombre nunca ha estudiado, ¿cómo es que sabe tanto?"""
Jua 7:16  "Jesús les respondió: -Lo que yo enseño no es mío, sino de Dios que me envió."
Jua 7:17  "Si alguien quiere hacer lo que Dios quiere, sabrá que mi enseñanza viene de Dios. Sabrá que esa enseñanza no es mía."
Jua 7:18  "El que enseña sus propias ideas está buscando honor para sí mismo. En cambio, el que busca honrar al que lo envió es honesto. No hay nada deshonesto en él."
Jua 7:19  "Moisés les dio la ley, ¿no es cierto? Pero ninguno de ustedes la obedece, ¿por qué están tratando de matarme?"
Jua 7:20  La gente respondió: -¡Un demonio que te está volviendo loco! ¿Quién está tratando de matarte?
Jua 7:21  Jesús contestó: -Hice tan sólo un milagro y todos ustedes se sorprendieron.
Jua 7:22  "Moisés les dio la ley sobre la circuncisión. (Aunque realmente la circuncisión no viene de Moisés, sino de sus antepasados.) Así que a veces tienen que circuncidar a un niño en día de descanso."
Jua 7:23  "Esto prueba que para obedecer la ley de Moisés un niño puede ser circuncidado en día de descanso. Entonces, ¿por qué, se enojan conmigo por sanarle a alguien todo el cuerpo en día de descanso?"
Jua 7:24  "Dejen de juzgar por las apariencias, más bien juzguen de una manera correcta."
Jua 7:25  Entonces algunos de los que vivían en Jerusalén comenzaron a decir: -Ese es el hombre que quieren matar.
Jua 7:26  "Pero miren, está hablando en público y no le dicen nada. ¿Será posible que los líderes hayan decidido que él es realmente el Cristo?"
Jua 7:27  "Nosotros sabemos de dónde viene ese hombre, pero cuando venga el verdadero Cristo, nadie sabrá de dónde viene."
Jua 7:28  "Jesús estaba enseñando en el área del templo y dijo con voz fuerte: -Ustedes me conocen y saben de dónde vengo. No he venido por mi propia cuenta, sino que me envió el que es verdadero, a quien ustedes no conocen."
Jua 7:29  "Yo sí lo conozco porque vengo de él, quien me envió."
Jua 7:30  "Entonces trataron de arrestarlo, pero nadie pudo echarle mano porque todavía no había llegado su hora."
Jua 7:31  "Muchos creían en él y decían: -Estamos esperando que venga el Cristo. Cuando él venga, ¿hará más milagros que este hombre?"
Jua 7:32  Los fariseos oyeron lo que la gente estaba diciendo en secreto sobre Jesús y junto con los jefes de los sacerdotes mandaron guardias para que lo arrestaran.
Jua 7:33  Entonces Jesús dijo: -Yo estaré con ustedes por un poco más de tiempo. Luego volveré para estar con el que me envió.
Jua 7:34  "Ustedes me buscarán pero no me encontrarán, porque no pueden ir a donde yo voy."
Jua 7:35  Los líderes judíos se preguntaban unos a otros: -¿A dónde va a ir él que no podamos encontrarlo? ¿Será que se va a ir a las ciudades griegas donde vive nuestra gente y les va a enseñar?
Jua 7:36  "Este hombre dice: 'Ustedes me buscarán, pero no me encontrarán'. También dice 'No pueden ir a donde yo voy'. ¿Qué significa eso?"
Jua 7:37  "Era el último día de la fiesta, el más importante. Jesús se levantó y gritó: -Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba."
Jua 7:38  Las Escrituras dicen que del interior del que cree en mí saldrán ríos de agua viva.
Jua 7:39  "Jesús dijo eso acerca del Espíritu, que recibirían después los que creyeron en él. Los creyentes aún no tenían el Espíritu, porque Jesús todavía no había sido elevado a su gloria. Pero después, los que confiaban en Jesús recibirían el Espíritu."
Jua 7:40  "Algunos de los que escuchaban estas palabras decían: ""Este hombre es realmente el Profeta""."
Jua 7:41  "Otros decían: ""Es el Cristo"". Pero otros decían: ""El Cristo no vendrá de Galilea."
Jua 7:42  "Las Escrituras dicen que el Cristo va a venir de la familia de David. Dicen que vendrá de Belén, la ciudad donde vivió David""."
Jua 7:43  El pueblo estaba dividido por causa de él.
Jua 7:44  "Algunos querían arrestarlo, pero nadie le echó mano."
Jua 7:45  Entonces los guardias del templo regresaron a donde estaban los fariseos y los jefes de los sacerdotes. Ellos les preguntaron: -¿Por qué no lo trajeron?
Jua 7:46  Los guardias respondieron: -¡Nadie ha hablado nunca como él!
Jua 7:47  Los fariseos les dijeron: -¡Así que Jesús también los engañó a ustedes!
Jua 7:48  ¿Algún fariseo ha creído en él? ¡No!
Jua 7:49  "Pero los que creen en él no saben nada de la ley, están malditos."
Jua 7:50  "Uno de estos fariseos era Nicodemo, quien había visitado antes a Jesús, y les dijo:"
Jua 7:51  -Nuestra ley no nos permite condenar a alguien sin haberlo escuchado primero. No lo podemos condenar sin descubrir qué es lo que hace.
Jua 7:52  Ellos le contestaron: -¿Eres tú también de Galilea? Estudia las Escrituras y verás que ningún profeta viene de Galilea.
Jua 7:53  Todos los líderes judíos se fueron de ahí para su casa.

 


 
  Conocen nuestro sitio 446954 visitantes (1663279 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!