Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W225
 


 BibliadeEstudioAdventistaEvangelio.Juan: 03.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Juan.


 

Jua 3:1  Y había un hombre de los fariseos; (Nicodemo su nombre), príncipe de los judíos;
Jua 3:2  éste vino a él de noche, y díjole: «Maestro, sabemos que de Dios has venido, maestro(a) , pues nadie puede estas señales hacer que tú haces, si no fuese Dios con él».
Jua 3:3  Respondió Jesús y díjole: «En verdad, en verdad, dígote: si alguno no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios».
Jua 3:4  Dice a él Nicodemo: «¿Cómo puede un hombre nacer, anciano siendo? ¿Acaso puede en el vientre de su madre segunda vez entrar y nacer?»
Jua 3:5  Respondióle Jesús: «En verdad, en verdad dígote: si alguno no naciere de agua y Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Lo nacido de la carne, carne es, y lo nacido del espíritu, espíritu es.
Jua 3:7  No te admires porque te he dicho: «Debéis nacer de nuevo».
Jua 3:8  El espíritu, donde quiere, espira, y su voz oyes, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va; así es todo el que ha nacido del espíritu».
Jua 3:9  Respondió Nicodemo y díjole: «¿Cómo puede esto suceder?»
Jua 3:10  Respondió Jesús y díjole: «Tú eres el maestro de Israel, ¿y esto ignoras?
Jua 3:11  En verdad, en verdad, dígote que lo que sabemos, hablamos, y lo que hemos visto, atestiguamos, y nuestro testimonio no recibís.
Jua 3:12  Si lo terreno os he dicho, y no creéis ¿cómo, si os dijere lo celestial, creeréis?
Jua 3:13  Y nadie ha ascendido al cielo, sino el que del cielo ha descendido: el Hijo del hombre.
Jua 3:14  Y así como Moisés exaltó la serpiente en el desierto, así conviene que sea exaltado el Hijo del hombre.
Jua 3:15  para que, todo el que creyere en él, tenga vida eterna.
Jua 3:16  Pues así ha amado Dios al mundo, que a su Hijo, al unigénito, ha dado, para que, todo el que creyere en él, no perezca, sino tenga vida eterna.
Jua 3:17  Que no ha enviado Dios el Hijo al mundo para que juzgue al mundo, sino para que se salve el mundo por él.
Jua 3:18  El que cree en él, no es juzgado; el que no cree, ya juzgado está, pues no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Jua 3:19  Y éste es el juicio: que la luz ha venido al mundo, y han amado los hombres más las tinieblas que la luz; pues eran malas sus obras.
Jua 3:20  Pues todo el que lo malo practica, aborrece la luz y no viene a la luz, para que no se vituperen sus obras;
Jua 3:21  pues el que hace la verdad, viene a la luz, para que se manifiesten sus obras; pues en Dios están hechas».
Jua 3:22  Después de esto vino Jesús a sus discípulos a la judaica tierra; y allí quedábase con ellos, y bautizaba.
Jua 3:23  Y estaba también Juan bautizando, en Enón cerca de Salem; pues aguas muchas había allí; y llegábanse y bautizábanse;
Jua 3:24  pues aún no estaba arrojado en la prisión Juan.
Jua 3:25  Hubo, pues, cuestión de parte de los discípulos de Juan con un judío sobre la purificación.
Jua 3:26  Y vinieron a Juan y dijéronle: «Maestro, el que estaba contigo allende el Jordán; a quien tú has testimoniado, he aquí éste bautiza, y todos van a él».
Jua 3:27  Respondió Juan y dijo: «No puede un hombre tomar ni una cosa, si no le ha sido dada desde el cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos me testimoniáis que dije: «Yo no soy el Cristo, sino que he sido enviado delante de él.
Jua 3:29  El que tiene la esposa(b) , esposo es; y el amigo del esposo, el que parado está y le oye, con gozo gózase por la voz del esposo. Este gozo, pues, el mío cumplido está.
Jua 3:30  Aquél debe crecer, yo, empero, disminuir.
Jua 3:31  El que de arriba viene, por sobre todos está. El que es de la tierra, de la tierra es, y de la tierra habla; el que del cielo viene, por sobre todos está;
Jua 3:32  lo que ha visto y oído, esto testimonia. Y su testimonio nadie recibe.
Jua 3:33  El que recibió su testimonio, selló que Dios veraz es.
Jua 3:34  Porque(c)  a quien envió Dios, las palabras de Dios habla; porque no por medida da(d)  el espíritu.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo y todo ha dado en la mano de él.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que desobedece al Hijo, no verá vida, sino la ira de Dios queda sobre él».

 


 

Jua 3:1  Había un fariseo de nombre Nicodemo, principal entre los judíos,
Jua 3:2  que vino de noche a Jesús y le dijo: Rabí, sabemos que has venido como maestro de parte de Dios, pues nadie puede hacer esos signos que tú haces si Dios no está con él.
Jua 3:3  Respondió Jesús y le dijo: En verdad te digo que quien no naciere de arriba no podrá entrar en el reino de Dios.
Jua 3:4  Díjole Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Acaso puede entrar de nuevo en el seno de su madre y volver a nacer?
Jua 3:5  Respondió Jesús: En verdad, en verdad te digo que quien no naciere del agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de los cíelos.
Jua 3:6  Lo que nace de la carne, carne es, pero lo que nace del Espíritu, es espíritu.
Jua 3:7  No te maravilles porque te he dicho: Es preciso nacer de arriba.
Jua 3:8  El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adonde va; así es todo nacido del Espíritu."
Jua 3:9  Respondió Nicodemo y dijo: ¿Cómo puede ser eso?
Jua 3:10  Jesús respondió y dijo: ¿Eres maestro en Israel y no sabes esto?
Jua 3:11  En verdad, en verdad te digo que nosotros hablamos de lo que sabemos, y de lo que hemos visto damos testimonio; pero vosotros no recibís nuestro testimonio."
Jua 3:12  Si hablandoos de cosas terrenas no creéis, ¿cómo creeríais si os hablase de cosas celestiales?
Jua 3:13  Nadie subió al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo.
Jua 3:14  A la manera que Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es preciso que sea levantado el Hijo del hombre,
Jua 3:15  para que todo el que creyere en El tenga la vida eterna.
Jua 3:16  Porque tanto amó Dios al mundo, que le dio su unigénito Hijo, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga la vida eterna;"
Jua 3:17  pues Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para que juzgue al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.
Jua 3:18  El que no cree, ya está juzgado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Jua 3:19  Y el juicio consiste en que vino la luz al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Jua 3:20  Porque todo el que obra mal, aborrece la luz, y no viene a la luz por que tus obras no sean reprendidas.
Jua 3:21  Pero el que obra la verdad viene a la luz, para que sus obras sean manifiestas, pues están hechas en Dios.
Jua 3:22  Después de esto vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y permaneció allí con ellos y bautizaba.
Jua 3:23  Juan bautizaba también en Ainón, cerca de Salim, donde había mucha agua, y venían a bautizarse,
Jua 3:24  pues Juan aún no había sido metido en la cárcel.
Jua 3:25  Se suscitó una discusión entre los discípulos de Juan y cierto judío acerca de la purificación,
Jua 3:26  y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, aquel que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, está ahora bautizando, y todos se van a El.
Jua 3:27  Juan les respondió, diciendo: No debe el hombre tomarse nada si no le fuere dado del cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos sois testigos de que dije: Yo no soy el Mesías, sino que he sido enviado ante El.
Jua 3:29  El que tiene esposa es el esposo; el amigo del esposo, que le acompaña y le oye, se alegra grandemente de oír la voz del esposo; pues así este mi gozo es cumplido."
Jua 3:30  Preciso es que El crezca y yo mengüe.
Jua 3:31  El que viene de arriba está sobre todos. El que procede de la tierra es terreno y habla de la tierra; el que viene del cielo,"
Jua 3:32  da testimonio de lo que ha visto y oído, pero su testimonio nadie lo recibe.
Jua 3:33  Quien recibe su testimonio pone su sello atestiguando que Dios es veraz.
Jua 3:34  Porque aquel a quien Dios ha enviado habla palabras de Dios, pues Dios no le dio el Espíritu con medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo y ha puesto en su mano todas las cosas.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo tiene la vida eterna; el que rehusa creer en el Hijo no verá la vida, sino que está sobre él la cólera de Dios."

 


 

Jua 3:1  Una noche, un fariseo llamado Nicodemo, que era líder de los judíos, fue a visitar a Jesús y le dijo: —Maestro, sabemos que Dios te ha enviado a enseñarnos, pues nadie podría hacer los milagros que tú haces si Dios no estuviera con él.
Jua 3:3  Jesús le dijo: —Te aseguro que si una persona no nace de nuevo no podrá ver el reino de Dios.
Jua 3:4  Nicodemo le preguntó: —¿Cómo puede volver a nacer alguien que ya es viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez en el vientre de su madre?
Jua 3:5  Jesús le respondió: —Te aseguro que si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Todos nacen de padres humanos; pero los hijos de Dios sólo nacen del Espíritu.
Jua 3:7  No te sorprendas si te digo que hay que nacer de nuevo.
Jua 3:8  El viento sopla por donde quiere, y aunque oyes su sonido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así también sucede con todos los que nacen del Espíritu.
Jua 3:9  Nicodemo volvió a preguntarle: —¿Cómo puede suceder esto?
Jua 3:10  Jesús le contestó: —Tú eres un maestro famoso en Israel, y ¿no lo sabes?
Jua 3:11  Te aseguro que nosotros sabemos lo que decimos, porque lo hemos visto; pero ustedes no creen lo que les decimos.
Jua 3:12  Si no me creen cuando les hablo de las cosas de este mundo, ¿cómo me creerán si les hablo de las cosas del cielo?
Jua 3:13  Nadie ha subido al cielo, sino solamente el que bajó de allí, es decir, yo, el Hijo del hombre.
Jua 3:14  »Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto, y del mismo modo yo, el Hijo del hombre, tengo que ser levantado en alto,
Jua 3:15  para que todo el que crea en mí tenga vida eterna.
Jua 3:16  »Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque Dios no me envió a este mundo para condenar a la gente, sino para salvarla.
Jua 3:18  »El que cree en mí, que soy el Hijo de Dios, no será condenado por Dios. Pero el que no cree ya ha sido condenado, precisamente por no haber creído en el Hijo único de Dios.
Jua 3:19  Y así es como Dios juzga: yo he venido al mundo, y soy la luz que brilla en la oscuridad, pero como la gente hacía lo malo prefirió más la oscuridad que la luz.
Jua 3:20  Todos los que hacen lo malo odian la luz, y no se acercan a ella, para que no se descubra lo que están haciendo.
Jua 3:21  Pero los que prefieren la verdad sí se acercan a la luz, pues quieren que los demás sepan que obedecen todos los mandamientos de Dios.
Jua 3:22  Después de esto, Jesús fue con sus discípulos a la región de Judea, y estuvo allí algún tiempo con ellos bautizando a la gente.
Jua 3:23  En ese tiempo Juan el Bautista todavía no había sido encarcelado, y también estaba bautizando en el pueblo de Enón, cerca de un lugar llamado Salim. En Enón había mucha agua, y la gente buscaba a Juan para que él los bautizara.
Jua 3:25  Entonces algunos discípulos de Juan comenzaron a discutir con un judío acerca de una ceremonia de purificación.
Jua 3:26  Entonces fueron a ver a Juan y le dijeron: —Maestro, ¿recuerdas a aquel de quien nos hablaste, el que estaba contigo al otro lado del río Jordán? Pues bien, ahora él está bautizando y todos lo siguen.
Jua 3:27  Juan les contestó: —Nadie puede hacer algo si Dios no se lo permite.
Jua 3:28  Ustedes mismos me escucharon decir claramente que yo no soy el Mesías, sino que fui enviado antes que él para prepararlo todo.
Jua 3:29  »En una boda, el que se casa es el novio, y el mejor amigo del novio se llena de alegría con sólo escuchar su voz. Así de alegre estoy ahora, porque el Mesías está aquí.
Jua 3:30  Él debe tener cada vez más importancia, y yo tenerla menos.
Jua 3:31  »El Hijo de Dios viene del cielo, y es más importante que todos los que vivimos aquí en la tierra y hablamos de las cosas que aquí suceden. El que viene del cielo es más importante,
Jua 3:32  y habla de lo que ha visto y oído en el cielo. Sin embargo, muchos no quieren creer en lo que él dice.
Jua 3:33  Pero si alguien le cree, reconoce que Dios dice la verdad,
Jua 3:34  ya que cuando el Hijo habla, el que habla es Dios mismo, porque Dios le ha dado todo el poder de su Espíritu.
Jua 3:35  »Dios, el Padre, ama al Hijo, y le ha dado poder sobre todo el universo.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo tiene la vida eterna, pero el que no obedece al Hijo no tiene la vida eterna, sino que ha sido condenado por Dios.

 


 

Jua 3:1  Había un hombre en la secta de los fariseos, llamado Nicodemo, varón principal entre los judíos.
Jua 3:2  El cual fue de noche a Jesús , y le dijo: Maestro, nosotros conocemos que eres un maestro enviado de Dios para instruirnos; porque ninguno puede hacer los milagros que tú haces, a no tener a Dios consigo.
Jua 3:3  Le respondió Jesús : Pues en verdad, en verdad te digo, que quien no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios o tener parte en él.
Jua 3:4  Le dijo Nicodemo: ¿Cómo puede nacer un hombre, siendo viejo? ¿Puede acaso volver otra vez al seno de su madre para renacer?
Jua 3:5  En verdad, en verdad te digo, respondió Jesús , que quien no renaciere por el bautismo del agua, y la gracia del Espíritu Santo, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Lo que ha nacido de la carne, carne es; mas lo que ha nacido del espíritu, es espíritu, o espiritual.
Jua 3:7  Por tanto no extrañes que te haya dicho: Os es preciso nacer otra vez.
Jua 3:8  Pues el espíritu, o el aire, sopla donde quiere; y tú oyes su sonido, mas no sabes de dónde sale, o a dónde va; eso mismo sucede al que nace del espíritu.
Jua 3:9  Le preguntó Nicodemo: ¿Cómo puede hacerse esto?
Jua 3:10  Le respondió Jesús : ¿Y tú eres maestro en Israel, y no entiendes estas cosas?
Jua 3:11  En verdad, en verdad te digo, que nosotros no hablamos sino lo que sabemos bien, y no atestiguamos, sino lo que hemos visto, y vosotros con todo no admitís nuestro testimonio.
Jua 3:12  Si os he hablado de cosas de la tierra, y no me creéis, ¿cómo me creeréis si os hablo de cosas del cielo?
Jua 3:13  Ello es así que nadie subió al cielo, sino aquel que ha descendido del cielo, a saber, el Hijo del hombre, que está en el cielo.
Jua 3:14  Al modo que Moisés en el desierto levantó en alto la serpiente de bronce, así también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto,
Jua 3:15  para que todo aquel que crea en él no perezca, sino que logre la vida eterna.
Jua 3:16  Que amó tanto Dios al mundo, que no paró hasta dar a su hijo unigénito; a fin de que todos los que creen en él, no perezcan, sino que vivan vida eterna.
Jua 3:17  Pues no envió Dios su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que por su medio el mundo se salve.
Jua 3:18  Quien cree en él, no es condenado: pero quien no cree, ya tiene hecha la condena; porque no cree en el nombre del Hijo unigénito de Dios.
Jua 3:19  Este juicio de condenación consiste en que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, por cuanto sus obras eran malas.
Jua 3:20  Pues quien obra mal, aborrece la luz, y no se arrima a ella, para que no sean reprendidas sus obras.
Jua 3:21  Al contrario, quien obra según la verdad le inspira, se arrima a la luz, a fin de que sus obras se vean, pues han sido hechas según Dios.
 
Jua 3:22  Después de esto se fue Jesús con sus discípulos a la Judea; y allí moraba con ellos, y bautizaba por medio de los mismos.
Jua 3:23  Juan asimismo proseguía bautizando en Ennón, junto a Salim, porque allí había mucha agua, y concurrían las gentes, y eran bautizadas.
Jua 3:24  Que todavía Juan no había sido puesto en la cárcel.
Jua 3:25  Con esta ocasión se suscitó una disputa entre los discípulos de Juan y algunos judíos acerca del bautismo .
Jua 3:26  Y acudieron a Juan sus discípulos, y le dijeron: Maestro, aquel que estaba contigo a la otra parte del Jordán, de quien diste un testimonio tan honorífico, he aquí que se ha puesto a bautizar, y todos se van a él.
Jua 3:27  Pero Juan les respondió, y dijo: No puede el hombre atribuirse nada, si no le es dado del cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos sois testigos de que he dicho: Yo no soy el Cristo , sino que he sido enviado delante de él como precursor suyo.
Jua 3:29  El esposo es aquel que tiene la esposa; mas el amigo del esposo, que está para asistirle y atender a lo que dispone, se llena de gozo con oír la voz del esposo. Mi gozo, pues, es ahora completo.
Jua 3:30  Conviene que él crezca, y que yo mengüe.
Jua 3:31  El que ha venido de lo alto es superior a todos. Quien trae su origen de la tierra, a la tierra pertenece, y de la tierra habla. El que nos ha venido del cielo es superior a todos,
Jua 3:32  y atestigua cosas que ha visto, y oído; y con todo casi nadie presta fe a su testimonio.
Jua 3:33  Mas quien ha adherido a lo que él atestigua, testifica con su fe que Dios es verídico.
Jua 3:34  Porque éste a quien Dios ha enviado, habla las mismas palabras que Dios; pues Dios no le ha dado su Espíritu con medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo, y ha puesto todas las cosas en su mano.
Jua 3:36  Aquel que cree en el Hijo de Dios, tiene vida eterna; pero quien no da crédito al Hijo, no verá la vida, sino que al contrario, la ira de Dios permanece siempre sobre su cabeza.

 


 

Jua 3:1 

Jesús y Nicodemo
  Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.
Jua 3:2  Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.
Jua 3:3  Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.
Jua 3:4  Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
Jua 3:5  Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu,[a] espíritu es.
Jua 3:7  No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
Jua 3:8  El viento[b] sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
Jua 3:9  Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
Jua 3:10  Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?
Jua 3:11  De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.
Jua 3:12  Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?
Jua 3:13  Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.
Jua 3:14  Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto,(A) así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
Jua 3:15  para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

De tal manera amó Dios al mundo
 
Jua 3:16  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
Jua 3:18  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Jua 3:19  Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Jua 3:20  Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
Jua 3:21  Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

El amigo del esposo
 
Jua 3:22  Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba.
Jua 3:23  Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados.
Jua 3:24  Porque Juan no había sido aún encarcelado.(B)
Jua 3:25  Entonces hubo discusión entre los discípulos de Juan y los judíos acerca de la purificación.
Jua 3:26  Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él.
Jua 3:27  Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo,(C) sino que soy enviado delante de él.
Jua 3:29  El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido.
Jua 3:30  Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

El que viene de arriba
 
Jua 3:31  El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos.
Jua 3:32  Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio.
Jua 3:33  El que recibe su testimonio, éste atestigua que Dios es veraz.
Jua 3:34  Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano.(D)
Jua 3:36  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

 


 

Jua 3:1  Y había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, príncipe de los judíos.
Jua 3:2  Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios por maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no estuviere Dios con él.
Jua 3:3  Respondió Jesús, y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el Reino de Dios.
Jua 3:4  Le dice Nicodemo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede entrar otra vez en el vientre de su madre, y nacer?
Jua 3:5  Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y de Espíritu, no puede entrar en el Reino de Dios.
Jua 3:6  Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, Espíritu es.
Jua 3:7  No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer otra vez.
Jua 3:8  El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde vaya; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.
Jua 3:9  Respondió Nicodemo, y le dijo: ¿Cómo puede esto hacerse?
Jua 3:10  Respondió Jesús, y le dijo: ¿Tú eres el maestro de Israel, y no sabes esto?
Jua 3:11  De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.
Jua 3:12  Si os he dicho cosas terrenas, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?
Jua 3:13  Y nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre, que está en el cielo.
Jua 3:14  Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado;
Jua 3:15  para que todo aquel que en él creyere, no se pierda, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:16  Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para que condene al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
Jua 3:18  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del Unigénito Hijo de Dios.
Jua 3:19  Y esta es la condenación: porque la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz; porque sus obras eran malas.
Jua 3:20  Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece a la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean redargüidas.
Jua 3:21  Mas el que obra verdad, viene a la luz, para que sus obras sean manifestadas que son hechas en Dios.
Jua 3:22  Pasado esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea; y estaba allí con ellos, y bautizaba.
Jua 3:23  Y bautizaba también Juan en Enón junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados.
Jua 3:24  Porque Juan, no había sido aún puesto en la cárcel.
Jua 3:25  Y hubo cuestión entre los discípulos de Juan y los Judíos acerca de la purificación.
Jua 3:26  Y vinieron a Juan, y le dijeron: Rabí, el que estaba contigo al otro lado del Jordán, del cual tú diste testimonio, he aquí bautiza, y todos vienen a él.
Jua 3:27  Respondió Juan, y dijo: No puede el hombre recibir algo, si no le fuere dado del cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos me sois testigos que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él.
Jua 3:29  El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está en pie y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo es cumplido.
Jua 3:30  A él conviene crecer; a mí, ser disminuido.
Jua 3:31  El que de arriba viene, sobre todos es: el que es de la tierra, terreno es, y cosas terrenas habla; el que viene del cielo, sobre todos es.
Jua 3:32  Y lo que vio y oyó, esto testifica; y nadie recibe su testimonio.
Jua 3:33  El que recibe su testimonio, éste ha puesto su sello que Dios es Verdadero.
Jua 3:34  Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; porque no le da Dios el Espíritu por medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo, y todas las cosas dio en su mano.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que al Hijo es incrédulo, no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él.

 


 

Jua 3:1  There was a man of the Pharisees, named Nicodemus, a ruler of the Jews:
Jua 3:2  The same came to Jesus by night, and said unto him, Rabbi, we know that thou art a teacher come from God: for no man can do these miracles that thou doest, except God be with him.
Jua 3:3  Jesus answered and said unto him, Verily, verily, I say unto thee, Except a man be born again, he cannot see the kingdom of God.
Jua 3:4  Nicodemus saith unto him, How can a man be born when he is old? can he enter the second time into his mother's womb, and be born?
Jua 3:5  Jesus answered, Verily, verily, I say unto thee, Except a man be born of water and of the Spirit, he cannot enter into the kingdom of God.
Jua 3:6  That which is born of the flesh is flesh; and that which is born of the Spirit is spirit.
Jua 3:7  Marvel not that I said unto thee, Ye must be born again.
Jua 3:8  The wind bloweth where it listeth, and thou hearest the sound thereof, but canst not tell whence it cometh, and whither it goeth: so is every one that is born of the Spirit.
Jua 3:9  Nicodemus answered and said unto him, How can these things be?
Jua 3:10  Jesus answered and said unto him, Art thou a master of Israel, and knowest not these things?
Jua 3:11  Verily, verily, I say unto thee, We speak that we do know, and testify that we have seen; and ye receive not our witness.
Jua 3:12  If I have told you earthly things, and ye believe not, how shall ye believe, if I tell you of heavenly things?
Jua 3:13  And no man hath ascended up to heaven, but he that came down from heaven, even the Son of man which is in heaven.
Jua 3:14  And as Moses lifted up the serpent in the wilderness, even so must the Son of man be lifted up:
Jua 3:15  That whosoever believeth in him should not perish, but have eternal life.
Jua 3:16  For God so loved the world, that he gave his only begotten Son, that whosoever believeth in him should not perish, but have everlasting life.
Jua 3:17  For God sent not his Son into the world to condemn the world; but that the world through him might be saved.
Jua 3:18  He that believeth on him is not condemned: but he that believeth not is condemned already, because he hath not believed in the name of the only begotten Son of God.
Jua 3:19  And this is the condemnation, that light is come into the world, and men loved darkness rather than light, because their deeds were evil.
Jua 3:20  For every one that doeth evil hateth the light, neither cometh to the light, lest his deeds should be reproved.
Jua 3:21  But he that doeth truth cometh to the light, that his deeds may be made manifest, that they are wrought in God.
Jua 3:22  After these things came Jesus and his disciples into the land of Judaea; and there he tarried with them, and baptized.
Jua 3:23  And John also was baptizing in Aenon near to Salim, because there was much water there: and they came, and were baptized.
Jua 3:24  For John was not yet cast into prison.
Jua 3:25  Then there arose a question between some of John's disciples and the Jews about purifying.
Jua 3:26  And they came unto John, and said unto him, Rabbi, he that was with thee beyond Jordan, to whom thou barest witness, behold, the same baptizeth, and all men come to him.
Jua 3:27  John answered and said, A man can receive nothing, except it be given him from heaven.
Jua 3:28  Ye yourselves bear me witness, that I said, I am not the Christ, but that I am sent before him.
Jua 3:29  He that hath the bride is the bridegroom: but the friend of the bridegroom, which standeth and heareth him, rejoiceth greatly because of the bridegroom's voice: this my joy therefore is fulfilled.
Jua 3:30  He must increase, but I must decrease.
Jua 3:31  He that cometh from above is above all: he that is of the earth is earthly, and speaketh of the earth: he that cometh from heaven is above all.
Jua 3:32  And what he hath seen and heard, that he testifieth; and no man receiveth his testimony.
Jua 3:33  He that hath received his testimony hath set to his seal that God is true.
Jua 3:34  For he whom God hath sent speaketh the words of God: for God giveth not the Spirit by measure unto him.
Jua 3:35  The Father loveth the Son, and hath given all things into his hand.
Jua 3:36  He that believeth on the Son hath everlasting life: and he that believeth not the Son shall not see life; but the wrath of God abideth on him.

 


 

Jua 3:1  Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, magistrado judío.
Jua 3:2  Fue éste donde Jesús de noche y le dijo: «Rabbí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede realizar las señales que tú realizas si Dios no está con él.»
Jua 3:3  Jesús le respondió: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de lo alto no puede ver el Reino de Dios.»
Jua 3:4  Dícele Nicodemo: «¿Cómo puede uno nacer siendo ya viejo? ¿Puede acaso entrar otra vez en el seno de su madre y nacer?»
Jua 3:5  Respondió Jesús: «En verdad, en verdad te digo: el que no nazca de agua y de Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.
Jua 3:6  Lo nacido de la carne, es carne; lo nacido del Espíritu, es espíritu.
Jua 3:7  No te asombres de que te haya dicho: Tenéis que nacer de lo alto.
Jua 3:8  El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu.»
Jua 3:9  Respondió Nicodemo: «¿Cómo puede ser eso?»
Jua 3:10  Jesús le respondió: «Tú eres maestro en Israel y ¿no sabes estas cosas?
Jua 3:11  «En verdad, en verdad te digo: nosotros hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero vosotros no aceptáis nuestro testimonio.
Jua 3:12  Si al deciros cosas de la tierra, no creéis, ¿cómo vais a creer si os digo cosas del cielo?
Jua 3:13  Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.
Jua 3:14  Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre,
Jua 3:15  para que todo el que crea tenga por él vida eterna.
Jua 3:16  Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.
Jua 3:18  El que cree en él, no es juzgado; pero el que no cree, ya está juzgado, porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios.
Jua 3:19  Y el juicio está en que vino la luz al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.
Jua 3:20  Pues todo el que obra el mal aborrece la luz y no va a la luz, para que no sean censuradas sus obras.
Jua 3:21  Pero el que obra la verdad, va a la luz, para que quede de manifiesto que sus obras están hechas según Dios.»
Jua 3:22  Después de esto, se fue Jesús con sus discípulos al país de Judea; y allí se estaba con ellos y bautizaba.
Jua 3:23  Juan también estaba bautizando en Ainón, cerca de Salim, porque había allí mucha agua, y la gente acudía y se bautizaba.
Jua 3:24  Pues todavía Juan no había sido metido en la cárcel.
Jua 3:25  Se suscitó una discusión entre los discípulos de Juan y un judío acerca de la purificación.
Jua 3:26  Fueron, pues, donde Juan y le dijeron: «Rabbí, el que estaba contigo al otro lado del Jordán, aquel de quien diste testimonio, mira, está bautizando y todos se van a él.»
Jua 3:27  Juan respondió: «Nadie puede recibir nada si no se le ha dado del cielo.
Jua 3:28  Vosotros mismos me sois testigos de que dije: “Yo no soy el Cristo, sino que he sido enviado delante de él.”
Jua 3:29  El que tiene a la novia es el novio; pero el amigo del novio, el que asiste y le oye, se alegra mucho con la voz del novio. Esta es, pues, mi alegría, que ha alcanzado su plenitud.
Jua 3:30  Es preciso que él crezca y que yo disminuya.
Jua 3:31  El que viene de arriba está por encima de todos: el que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo,
Jua 3:32  da testimonio de lo que ha visto y oído, y su testimonio nadie lo acepta.
Jua 3:33  El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz.
Jua 3:34  Porque aquel a quien Dios ha enviado habla las palabras de Dios, porque da el Espíritu sin medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo y ha puesto todo en su mano.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que rehúsa creer en el Hijo, no verá la vida, sino que la cólera de Dios permanece sobre él.»

 


 

Jua 3:1  Había un fariseo llamado Nicodemo, que era un hombre importante entre los judíos.
Jua 3:2  Este fue de noche a visitar a Jesús, y le dijo:
 –Maestro, sabemos que Dios te ha enviado a enseñarnos, porque nadie podría hacer los milagros que tú haces, si Dios no estuviera con él.
Jua 3:3  Jesús le dijo:
 –Te aseguro que el que no nace de nuevo, [1] no puede ver el reino de Dios.
Jua 3:4  Nicodemo le preguntó:
 –¿Y cómo puede uno nacer cuando y a es viejo? ¿Acaso podrá entrar otra vez dentro de su madre, para volver a nacer?
Jua 3:5  Jesús le contestó:
 –Te aseguro que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Lo que nace de padres humanos, es humano; lo que nace del Espíritu, es espíritu.
Jua 3:7  No te extrañes de que te diga: 'Todos tienen que nacer de nuevo. '
Jua 3:8  El viento[2] sopla por donde quiere, y aunque oyes su ruido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así son también todos los que nacen del Espíritu.
Jua 3:9  Nicodemo volvió a preguntarle:
 –¿Cómo puede ser esto?
Jua 3:10  Jesús le contestó:
 –¿Tú, que eres el maestro de Israel, no sabes estas cosas?
Jua 3:11  Te aseguro que nosotros hablamos de lo que sabemos, y somos testigos de lo que hemos visto; pero ustedes no creen lo que les decimos.
Jua 3:12  Si no me creen cuando les hablo de las cosas de este mundo, ¿cómo me van a creer si les hablo de las cosas del cielo?
Jua 3:13  "Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo; es decir, el Hijo del hombre. [3]
Jua 3:14  y así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, [4] así también el Hijo del hombre tiene que ser levantado,
Jua 3:15  para que todo el que cree en él tenga vida eterna. [5]
Jua 3:16  "Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.
Jua 3:18  "El que cree en el Hijo de Dios, no está condenado; pero el que no cree, y a ha sido condenado por no creer en el Hijo único de Dios.
Jua 3:19  Los que no creen, y a han sido condenados, pues, como hacían cosas malas, cuando la luz vino al mundo prefirieron la oscuridad ala luz.
Jua 3:20  Todos los que hacen lo malo odian la luz, y no se acercan a ella para que no se descubra lo que están haciendo.
Jua 3:21  Pero los que viven de acuerdo con la verdad, se acercan a la luz para que se vea que todo lo hacen de acuerdo con la voluntad de Dios."
Jua 3:22  Después de esto, Jesús fue con sus discípulos a la región de Judea, donde pasó algún tiempo con ellos bautizando.
Jua 3:23  También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salim, porque allí había mucha agua; y la gente iba y era bautizada.
Jua 3:24  Esto sucedió antes que metieran a Juan a la cárcel. [6]
Jua 3:25  Pero algunos de los seguidores de Juan comenzaron a discutir con un judío sobre el asunto de la purificación,
Jua 3:26  y fueron a decirle a Juan:
 –Maestro, el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien diste testimonio, ahora está bautizando y todos lo siguen.
Jua 3:27  Juan les dijo:
 –Nadie puede tener nada, si Dios no se lo da.
Jua 3:28  Ustedes mismos me oyeron decir claramente que yo no soy el Mesías, [7] sino uno que ha sido enviado delante de él.
Jua 3:29  En una boda, el que tiene a la novia es el novio; y el amigo del novio, que está allí y lo escucha, se llena de alegría al oírlo hablar. Así también mi alegría es ahora completa.
Jua 3:30  Él ha de ir aumentando en importancia, yo disminuyendo.
Jua 3:31  "El que viene de arriba está sobre todos. El que es de la tierra es terrenal, y habla de las cosas de la tierra. Pero el que viene del cielo está sobre todos,
Jua 3:32  y da testimonio de lo que ha visto y oído; pero nadie acepta su testimonio.
Jua 3:33  Pero si alguien lo acepta, confirma con ello que Dios dice la verdad;
Jua 3:34  pues el que ha sido enviado por Dios, habla las palabras de Dios, porque Dios da abundantemente su Espíritu.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo, y le ha dado poder sobre todas las cosas. [8]
Jua 3:36  El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; pero el que no quiere creer en el Hijo, no tendrá esa vida, sino que recibirá el terrible castigo de Dios."

 


 

Jua 3:1  Ahora bien, había un hombre de los fariseos, Nicodemo era su nombre, un gobernante de los judíos.
Jua 3:2  Este vino a él de noche y le dijo: “Rabí, sabemos que tú como maestro has venido de Dios; porque nadie puede ejecutar estas señales que tú ejecutas a menos que Dios esté con él”.
Jua 3:3  En respuesta, Jesús le dijo: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios”.
Jua 3:4  Nicodemo le dijo: “¿Cómo puede nacer el hombre cuando es viejo? No puede entrar en la matriz de su madre por segunda vez y nacer, ¿verdad?”.
Jua 3:5  Jesús contestó: “Muy verdaderamente te digo: A menos que uno nazca del agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Lo que ha nacido de la carne, carne es, y lo que ha nacido del espíritu, espíritu es.
Jua 3:7  No te maravilles a causa de que te dije: Ustedes tienen que nacer otra vez.
Jua 3:8  El viento sopla donde quiere, y oyes su sonido, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Así es todo el que ha nacido del espíritu”.
Jua 3:9  En respuesta, Nicodemo le dijo: “¿Cómo pueden suceder estas cosas?”.
Jua 3:10  En respuesta, Jesús le dijo: “¿Eres tú maestro de Israel, y sin embargo no sabes estas cosas?
Jua 3:11  Muy verdaderamente te digo: Lo que sabemos hablamos, y de lo que hemos visto damos testimonio, pero ustedes no reciben el testimonio que damos.
Jua 3:12  Si les he dicho cosas terrenales y sin embargo no creen, ¿cómo creerán si les digo cosas celestiales?
Jua 3:13  Además, ningún hombre ha ascendido al cielo sino el que descendió del cielo, el Hijo del hombre.
Jua 3:14  Y así como Moisés alzó la serpiente en el desierto, así tiene que ser alzado el Hijo del hombre,
Jua 3:15  para que todo el que cree en él tenga vida eterna.
Jua 3:16  ”Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para que juzgara al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de él.
Jua 3:18  El que ejerce fe en él no ha de ser juzgado. El que no ejerce fe ya ha sido juzgado, porque no ha ejercido fe en el nombre del Hijo unigénito de Dios.
Jua 3:19  Ahora bien, esta es la base para el juicio, que la luz ha venido al mundo, pero los hombres han amado la oscuridad más bien que la luz, porque sus obras eran inicuas.
Jua 3:20  Porque el que practica cosas viles odia la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean censuradas.
Jua 3:21  Pero el que hace lo que es verdad viene a la luz, para que sus obras sean puestas de manifiesto como obradas en armonía con Dios”.
Jua 3:22  Después de estas cosas, Jesús y sus discípulos entraron en el país de Judea, y allí pasó algún tiempo con ellos, y bautizaba.
Jua 3:23  Pero Juan también estaba bautizando en Enón cerca de Salim, porque allí había una gran cantidad de agua, y la gente seguía viniendo y bautizándose;
Jua 3:24  porque Juan todavía no había sido echado en la prisión.
Jua 3:25  Por consiguiente, se suscitó una disputa de parte de los discípulos de Juan con un judío acerca de la purificación.
Jua 3:26  De modo que vinieron a Juan y le dijeron: “Rabí, el hombre que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú has dado testimonio, fíjate, este está bautizando, y todos están yendo a él”.
Jua 3:27  En respuesta, Juan dijo: “El hombre no puede recibir una sola cosa a menos que se le haya dado del cielo.
Jua 3:28  Ustedes mismos me dan testimonio de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que he sido enviado delante de aquel.
Jua 3:29  El que tiene la novia es el novio. Sin embargo, el amigo del novio, cuando está de pie y lo oye, tiene mucho gozo a causa de la voz del novio. Por eso, este gozo mío se ha hecho pleno.
Jua 3:30  Aquel tiene que seguir aumentando, pero yo tengo que seguir menguando”.
Jua 3:31  El que viene de arriba está sobre todos los demás. El que es de la tierra, de la tierra es y habla de las cosas de la tierra. El que viene del cielo está sobre todos los demás.
Jua 3:32  Lo que ha visto y oído, de esto da testimonio, pero ningún hombre acepta su testimonio.
Jua 3:33  El que ha aceptado su testimonio ha puesto su sello a esto: que Dios es veraz.
Jua 3:34  Porque aquel a quien Dios envió habla los dichos de Dios, porque él no da el espíritu por medida.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo y ha entregado en su mano todas las cosas.
Jua 3:36  El que ejerce fe en el Hijo tiene vida eterna; el que desobedece al Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanece sobre él.

 


 

Jua 3:1  Una noche, un fariseo llamado Nicodemo, que era líder de los judíos, fue a visitar a Jesús y le dijo: —Maestro, sabemos que Dios te ha enviado a enseñarnos, pues nadie podría hacer los milagros que tú haces si Dios no estuviera con él.
Jua 3:3  Jesús le dijo: —Te aseguro que si una persona no nace de nuevo no podrá ver el reino de Dios.
Jua 3:4  Nicodemo le preguntó: —¿Cómo puede volver a nacer alguien que ya es viejo? ¿Acaso puede entrar otra vez en el vientre de su madre?
Jua 3:5  Jesús le respondió: —Te aseguro que si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.
Jua 3:6  Todos nacen de padres humanos; pero los hijos de Dios sólo nacen del Espíritu.
Jua 3:7  No te sorprendas si te digo que hay que nacer de nuevo.
Jua 3:8  El viento sopla por donde quiere, y aunque oyes su sonido, no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así también sucede con todos los que nacen del Espíritu.
Jua 3:9  Nicodemo volvió a preguntarle: —¿Cómo puede suceder esto?
Jua 3:10  Jesús le contestó: —Tú eres un maestro famoso en Israel, y ¿no lo sabes?
Jua 3:11  Te aseguro que nosotros sabemos lo que decimos, porque lo hemos visto; pero ustedes no creen lo que les decimos.
Jua 3:12  Si no me creen cuando les hablo de las cosas de este mundo, ¿cómo me creerán si les hablo de las cosas del cielo?
Jua 3:13  Nadie ha subido al cielo, sino solamente el que bajó de allí, es decir, yo, el Hijo del hombre.
Jua 3:14  »Moisés levantó la serpiente de bronce en el desierto, y del mismo modo yo, el Hijo del hombre, tengo que ser levantado en alto,
Jua 3:15  para que todo el que crea en mí tenga vida eterna.
Jua 3:16  »Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.
Jua 3:17  Porque Dios no me envió a este mundo para condenar a la gente, sino para salvarla.
Jua 3:18  »El que cree en mí, que soy el Hijo de Dios, no será condenado por Dios. Pero el que no cree ya ha sido condenado, precisamente por no haber creído en el Hijo único de Dios.
Jua 3:19  Y así es como Dios juzga: yo he venido al mundo, y soy la luz que brilla en la oscuridad, pero como la gente hacía lo malo prefirió más la oscuridad que la luz.
Jua 3:20  Todos los que hacen lo malo odian la luz, y no se acercan a ella, para que no se descubra lo que están haciendo.
Jua 3:21  Pero los que prefieren la verdad sí se acercan a la luz, pues quieren que los demás sepan que obedecen todos los mandamientos de Dios.
Jua 3:22  Después de esto, Jesús fue con sus discípulos a la región de Judea, y estuvo allí algún tiempo con ellos bautizando a la gente.
Jua 3:23  En ese tiempo Juan el Bautista todavía no había sido encarcelado, y también estaba bautizando en el pueblo de Enón, cerca de un lugar llamado Salim. En Enón había mucha agua, y la gente buscaba a Juan para que él los bautizara.
Jua 3:25  Entonces algunos discípulos de Juan comenzaron a discutir con un judío acerca de una ceremonia de purificación.
Jua 3:26  Entonces fueron a ver a Juan y le dijeron: —Maestro, ¿recuerdas a aquel de quien nos hablaste, el que estaba contigo al otro lado del río Jordán? Pues bien, ahora él está bautizando y todos lo siguen.
Jua 3:27  Juan les contestó: —Nadie puede hacer algo si Dios no se lo permite.
Jua 3:28  Ustedes mismos me escucharon decir claramente que yo no soy el Mesías, sino que fui enviado antes que él para prepararlo todo.
Jua 3:29  »En una boda, el que se casa es el novio, y el mejor amigo del novio se llena de alegría con sólo escuchar su voz. Así de alegre estoy ahora, porque el Mesías está aquí.
Jua 3:30  Él debe tener cada vez más importancia, y yo tenerla menos.
Jua 3:31  »El Hijo de Dios viene del cielo, y es más importante que todos los que vivimos aquí en la tierra y hablamos de las cosas que aquí suceden. El que viene del cielo es más importante,
Jua 3:32  y habla de lo que ha visto y oído en el cielo. Sin embargo, muchos no quieren creer en lo que él dice.
Jua 3:33  Pero si alguien le cree, reconoce que Dios dice la verdad,
Jua 3:34  ya que cuando el Hijo habla, el que habla es Dios mismo, porque Dios le ha dado todo el poder de su Espíritu.
Jua 3:35  »Dios, el Padre, ama al Hijo, y le ha dado poder sobre todo el universo.
Jua 3:36  El que cree en el Hijo tiene la vida eterna, pero el que no obedece al Hijo no tiene la vida eterna, sino que ha sido condenado por Dios.

 


 

Jua 3:1  Había un hombre de entre los Perushim, llamado Nakdimon, que era un principal de lo s Yahudim.
Jua 3:2  Este hombre vino a Yahshúa de noche, y le dijo: "Rabí, sabemos que es de Elohim que has venido como maestro; porque nadie puede hacer estos milagros que Tú haces si Elohim no está con El."[18]
Jua 3:3  "Si, en verdad," Yahshúa le respondió: "Yo te digo que a menos que una persona nazca de nuevo de lo alto, no puede ver el Reino de YAHWEH."
Jua 3:4  Nakdimon le dijo: "¿Cómo puede un hombre nacer siendo adulto? ¿Puede acaso volver al vientre de su madre y nacer una segunda vez?"
Jua 3:5  Yahshúa respondió: "Sí, en verdad, Yo te digo que a menos que una persona nazca de agua y del Ruaj, no puede entrar en el Reino de YAHWEH.[19]
Jua 3:6  Lo que es nacido de la carne, carne es, y lo que es nacido del Ruaj, ruaj es.
Jua 3:7  ¡Deja de estar sorprendido de que te diga que tienes que nacer de nuevo de lo alto!
Jua 3:8  El viento sopla hacia donde quiere, y oyes su sonido; mas, no sabes de donde viene, ni a donde va. Así es como sucede con todos los que han nacido del Ruaj."
Jua 3:9  Nakdimon respondió: "¿Cómo puede esto suceder?"
Jua 3:10  Yahshúa le contestó: "Tú tienes el nombramiento de ser maestro de Yisra'el, y ¿no sabes esto?
Jua 3:11  ¡Sí, en verdad te digo que de lo que hablamos, conocemos; y de lo que testificamos, hemos visto; pero ustedes no aceptan nuestras evidencias!
Jua 3:12  Si ustedes no me creen cuando les cuento de las cosas del mundo, ¿cómo me creerán de las cosas del cielo?
Jua 3:13  Nadie ha subido al cielo, sólo el que ha descendido del cielo; el Ben Ha Adam.[20]
Jua 3:14  Así como Moshe levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Ben Ha Adam;
Jua 3:15  para que todos los que en El confían tengan vida eterna."[21]
Jua 3:16  Porque YAHWEH amó[22] tanto al mundo, que dio a su único e incomparable Hijo, para que todos los que en El confíen puedan tener vida eterna, en lugar de ser completamente destruidos.
Jua 3:17  Porque YAHWEH no envió a su Hijo al mundo para juzgarlo, sino que por medio de El, el mundo pudiera salvarse.[23]
Jua 3:18  Aquellos que confían en El, no son juzgados; pero los que no confían en El, ya han sido juzgados,[24] por el hecho que ellos no han confiado en el Nombre del único e incomparable Hijo de YAHWEH."[25]
Jua 3:19  "Ahora, éste es el juicio: la luz ha entrado en el mundo, pero la gente amó las tinieblas más que a la luz. ¿Por qué? Porque sus obras eran perversas.
Jua 3:20  Porque todos los que hacen cosas malvadas, odian la luz y la evitan, para que sus obras no sean expuestas.
Jua 3:21  Pero todo el que hace lo que es verdadero viene a la luz, para que todos vean que sus obras son realizadas por Elohim."
Jua 3:22  Después de esto, Yahshúa y sus talmidim salieron a la campiña de Yahudáh, donde se quedó un tiempo con ellos, y sumergía a la gente en agua.
Jua 3:23  Yojanán también estaba sumergiendo en agua en Einayim, cerca de Shalem, porque allí había mucha agua; y la gente se mantenía viniendo para ser sumergidos.
Jua 3:24  (Esto fue antes de que Yojanán fuera puesto en prisión.).
Jua 3:25  Una discusión se suscitó entre algunos de los talmidim de Yojanán y un hombre de Yahudáh acerca de lavamientos ceremoniales;
Jua 3:26  y vinieron a Yojanán, y le dijeron: "Rabí, tú conoces al hombre que estaba contigo al otro lado del Yarden, del que tú estabas hablando. ¡Bueno, El está aquí sumergiendo, y todos están viniendo a El!"
Jua 3:27  Yojanán respondió: "Nadie puede recibir nada a menos que sea dado a él del Cielo.
Jua 3:28  Ustedes mismos pueden confirmar que yo no dije que yo era el Mashíaj, sino que he sido enviado delante de El.
Jua 3:29  El novio es el que tiene la novia; pero el amigo del novio, que está a su lado le oye, y se alegra grandemente al sonido de la voz del novio. Así que esta alegría mía ahora está completa.
Jua 3:30  El tiene que ser el importante, y yo dejar de serlo.
Jua 3:31  "Aquel que viene de lo alto, está por encima de todos. Aquel que viene de la tierra, es de la tierra, y habla desde un punto de vista terrenal; aquel que viene del cielo, es sobre todos.[26]
Jua 3:32  ¡El da testimonio de lo que realmente ha visto y oído, a pesar de que nadie acepta lo que El dice![27]
Jua 3:33  Cualquiera que acepte lo que El dice pone el sello en el hecho de que YAHWEH es verdadero,
Jua 3:34  porque el que YAHWEH envió habla las palabras de YAHWEH; porque YAHWEH no le da el Ruaj en un grado limitado.
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo, y ha puesto todo en sus manos.
Jua 3:36  El que confíe en el Hijo tiene vida eterna. Pero el que desobedezca al Hijo no verá esa vida, sino que permanece sujeto a la ira de YAHWEH."[28]

 


 

Jua 3:1  "Había un hombre que se llamaba Nicodemo, era de los fariseos y líder importante de los judíos."
Jua 3:2  "Una noche fue a donde estaba Jesús y le dijo: -Maestro, nosotros sabemos que Dios te envió a enseñarnos porque nadie sin la ayuda de Dios puede hacer los milagros que tú haces."
Jua 3:3  "Jesús le respondió: -Te digo la verdad: el que no nace de nuevo, no puede tener parte en el reino de Dios."
Jua 3:4  "Nicodemo le dijo: -Pero si uno ya es viejo, ¿cómo puede nacer de nuevo? ¿Acaso puede entrar dentro de su mamá y nacer otra vez?"
Jua 3:5  "Jesús respondió: -Te digo la verdad: uno tiene que nacer del agua y del Espíritu. Si uno no nace del agua y del Espíritu, no puede entrar al reino de Dios."
Jua 3:6  "El cuerpo de uno viene de los padres, pero la vida espiritual nace del Espíritu."
Jua 3:7  No te sorprendas si te digo: 'Ustedes deben nacer de nuevo'.
Jua 3:8  El viento sopla para donde quiere ir. Tú lo escuchas soplar pero no sabes de dónde viene ni para dónde va. Así es con todos los que nacen del Espíritu.
Jua 3:9  Nicodemo le respondió: -¿Cómo puede ser posible?
Jua 3:10  Jesús le contestó: -¿Eres tú un maestro importante del pueblo de Dios y sin embargo no lo entiendes?
Jua 3:11  "Te digo la verdad: nosotros hablamos de lo que sabemos. Contamos lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan lo que decimos."
Jua 3:12  "Les he hablado sobre lo que ocurre aquí en la tierra y ustedes no creen. Entonces, ¿cómo van a creer si les hablo de lo que ocurre en el cielo?"
Jua 3:13  "El único que ha subido al cielo es el que bajó del cielo, el Hijo del hombre."
Jua 3:14  """Moisés levantó una serpiente de metal en el desierto, así que tiene que pasar lo mismo con el Hijo del hombre: el Hijo del hombre también será levantado."
Jua 3:15  Así todo el que crea en el Hijo del hombre tendrá vida eterna.
Jua 3:16  "Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo único para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna."
Jua 3:17  "Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él."
Jua 3:18  El que crea en el Hijo de Dios no será condenado. Pero el que no cree ya ha sido condenado por no haber creído en el único Hijo de Dios.
Jua 3:19  "La gente del mundo será juzgada porque con sus malas acciones no quiso la luz que vino al mundo, sino que prefirió la oscuridad."
Jua 3:20  Odia la luz y no se acerca a ella porque la luz muestra todo lo malo que la gente ha hecho.
Jua 3:21  "Pero todo aquel que sigue la verdad se acerca a la luz para que muestre que sus hechos se hicieron por obra de Dios""."
Jua 3:22  "Después de esto, Jesús se fue con sus seguidores a la región de Judea. Se quedó allí con ellos y bautizó a mucha gente."
Jua 3:23  "Juan también estaba bautizando en Enón cerca de Salim, porque allí había mucha agua. La gente se acercaba a Juan para ser bautizada."
Jua 3:24  "En ese momento, todavía no habían metido a Juan en la cárcel."
Jua 3:25  "Luego, algunos de los seguidores de Juan discutían con un judío sobre la tradición de lavarse en las ceremonias y"
Jua 3:26  "fueron a decirle a Juan: -Maestro, fíjate que ahora el hombre de quien nos hablaste, que estaba contigo al otro lado del Jordán, está bautizando a la gente y todos lo siguen."
Jua 3:27  Juan les respondió: -Un hombre solamente puede tener lo que Dios le da.
Jua 3:28  Ustedes mismos escucharon que dije: 'Yo no soy el Cristo '. Solamente soy el que Dios envió para prepararle el camino.
Jua 3:29  "La novia únicamente es del novio, pero el amigo del novio espera y está atento para cuando él venga. El amigo se alegra cuando escucha la voz del novio. Esa es la misma alegría que siento ahora que él está aquí."
Jua 3:30  Ahora a él se le debe poner más atención y a mí menos.
Jua 3:31  """El que viene de arriba es más importante que todo el mundo. El que es de la tierra pertenece a la tierra y habla de lo que pasa en la tierra. Pero el que viene del cielo es el más importante de todos."
Jua 3:32  "Habla de lo que ha visto y oído, pero nadie acepta lo que él dice."
Jua 3:33  El que acepta lo que dice Jesús demuestra que Dios es verdadero.
Jua 3:34  "Dios envió a Jesús quien dice lo mismo que dice Dios, porque Dios le da todo el poder de su Espíritu."
Jua 3:35  El Padre ama al Hijo y le ha dado poder sobre todo.
Jua 3:36  "El que cree en el Hijo tiene vida eterna. En cambio el que lo rechaza, nunca tendrá esa vida, y Dios estará enojado con él para siempre""."

 


 
  Conocen nuestro sitio 446891 visitantes (1662818 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!