Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W190
 


  BibliadeEstudioAdventista2 Corintios 9.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1.2 de Corintios.


 

2Co 9:1  Pues ciertamente acerca del ministerio del para con los santos, demás para mí está el escribiros;
2Co 9:2  pues sé la propensión vuestra, por la cual, de vosotros, me glorío ante los macédones, pues Acaya prevenida está desde el año pasado, y vuestro celo ha incitado a muchísimos.
2Co 9:3  Y he enviado los hermanos, para que nuestra gloriación, la por vosotros, no se desvanezca en esta parte; para que, así como decía yo, prevenidos estéis;
2Co 9:4  no sea que, cuando vinieren conmigo macédones y os hallaren desprevenidos, nos avergoncemos nosotros (por no decir: vosotros por esta circunstancia.
2Co 9:5  Necesario, pues, he estimado exhortar a los hermanos, a antes venir a vosotros y prevenir que esta antes prometida bendición vuestra preparada esté, así como bendición(a) , y no como avaricia.
2Co 9:6  Pero esto(b) : el que siembra parcamente, parcamente también segará, y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también segará.
2Co 9:7  Cada cual según ha propuesto en su corazón, no con tristeza o por necesidad. Pues al alegre dador ama Dios.
2Co 9:8  Pero puede Dios toda gracia colmar en vosotros, para que en todo siempre toda suficiencia teniendo, abundéis en toda obra buena;
2Co 9:9  según está escrito: Sl. 112:9. Desparramó, dio a los pobres; su justicia permanece por el siglo.
2Co 9:10  Pero el que suministra simiente al que siembra, también pan para comida suministrará, y multiplicará la simiente vuestra y acrecentará los gérmenes de vuestra justicia;
2Co 9:11  en todo enriquecidos para toda simplicidad(c) ; la cual obra por nosotros agradecimiento de Dios(d) .
2Co 9:12  porque el ministerio de este servicio(e)  no sólo está supliendo las faltas de los santos, sino también abundando en muchos agradecimientos a Dios;
2Co 9:13  y por la probación de este ministerio glorificando a Dios, en la obediencia de vuestra confesión(f)  para con el Evangelio del Cristo, y la simplicidad de la contribución para con ellos y para con todos;
2Co 9:14  y con su plegaria por vosotros, deseándoos(g) , por la eminente gracia de Dios en vosotros.
2Co 9:15  ¡Gracias a Dios por su inenarrable don!  

 


 

2Co 9:1  Pues cuanto al socorro en favor de los santos, no es necesario que yo os escriba;"
2Co 9:2  conozco vuestra pronta voluntad, que es para mí motivo de gloria en vosotros ante los macedonios, pues Acaya está apercibida desde el año pasado, y vuestro celo ha estimulado a muchos.
2Co 9:3  A pesar de esto, envié a los hermanos, para que nuestra gloria en vosotros no resulte vana en este asunto, y que según he dicho estéis dispuestos,
2Co 9:4  no sea que al llegar los macedonios conmigo os encuentren desprevenidos, y quedemos confundidos nosotros, por no decir vosotros, en este negocio”
2Co 9:5  Por eso he creído necesario rogar a los hermanos que anticiparan el viaje y preparasen de antemano vuestra prometida bendición, y con esta preparación resulte obra de liberalidad, y no de mezquindad.
2Co 9:6  Pues os digo: El que escaso siembra, escaso cosecha; el que siembra con largura, con largura cosechará."
2Co 9:7  Cada uno haga según se ha propuesto en su corazón, no de mala gana ni obligado, que Dios ama al que da con alegría.
2Co 9:8  Y poderoso es Dios para acrecentar en vosotros todo género de gracias, para que, teniendo siempre y en todo lo bastante, abundéis en toda obra buena,
2Co 9:9  según que está escrito: “Con largueza repartió, dio a los pobres; su justicia permanecerá para siempre.”
2Co 9:10  El que da la simiente al que siembra, también le dará el pan para su alimento, y multiplicará vuestra sementera, y acrecentará los frutos de vuestra justicia.
2Co 9:11  ? en todo seréis enriquecidos para toda liberalidad, que por nuestra mediación produzca acción de gracias a Dios.
2Co 9:12  Pues el ministerio de este servicio no sólo remedia la escasez de los santos, sino que hace rebosar en ellos copiosa acción de gracias a Dios;"
2Co 9:13  por cuanto, experimentando este vuestro servicio, glorifican a Dios por vuestra obediencia al Evangelio de Cristo y por la largueza de vuestra comunión con ellos y con todos;"
2Co 9:14  y con su oración por vosotros manifiestan el afecto que os tienen, a causa de la sobreabundante gracia que Dios ha derramado en vosotros.
2Co 9:15  Gracias sean dadas a Dios por su inefable don.

 


 

2Co 9:1  En realidad, no hace falta que siga escribiéndoles acerca de la ofrenda para ayudar a los cristianos en la región de Judea.
2Co 9:2  Ya sé que ustedes desean ayudarlos. Por eso, con mucho orgullo les dije a los hermanos de la región de Macedonia que ustedes, los de la región de Acaya, estaban dispuestos a ayudarlos desde el año pasado. Cuando los de Macedonia oyeron esto, la mayoría de ellos decidió ayudar.
2Co 9:3  Sin embargo, les envío a Tito y a los dos hermanos para que los animen a preparar todo lo necesario para la ofrenda; así podrá verse que teníamos razón de estar orgullosos de ustedes.
2Co 9:4  Imagínense la vergüenza que pasaríamos nosotros, para no hablar de la que pasarían ustedes, si algunos hermanos de Macedonia me acompañaran y ustedes no tuvieran preparada la ofrenda. ¡Dónde quedaría nuestra confianza en ustedes!
2Co 9:5  Por eso, he creído necesario mandar a estos hermanos antes de que yo vaya a verlos. Ellos pueden ayudarlos a juntar la ofrenda que ustedes prometieron. Así ustedes mostrarán que dan con gusto y por amor, y no por obligación.
2Co 9:6  Acuérdense de esto: «El que da poco, recibe poco; el que da mucho, recibe mucho.»
2Co 9:7  Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo. No tenemos que dar con tristeza ni por obligación. ¡Dios ama al que da con alegría!
2Co 9:8  Dios puede darles muchas cosas, a fin de que tengan todo lo necesario, y aun les sobre. Así podrán hacer algo en favor de otros.
2Co 9:9  Como dice la Biblia, refiriéndose al que es generoso: «Siempre que ayuda a los pobres, lo hace con generosidad; y en todo sale triunfante.»
2Co 9:10  Dios da la semilla que se siembra y el pan que nos alimenta, así que también les dará a ustedes todo lo necesario, y hará que tengan cada vez más, para que puedan ayudar a otros.
2Co 9:11  Los hará ricos, para que puedan dar mucho. Así, serán más los que den gracias a Dios por el dinero que ustedes van a reunir y que nosotros vamos a llevar.
2Co 9:12  Porque la ayuda de ustedes no sólo servirá para que los hermanos tengan lo que necesitan, sino que también hará que ellos den gracias a Dios.
2Co 9:13  Esa ayuda demostrará que ustedes han confiado en la buena noticia y obedecen su mensaje. Por eso, ellos alabarán y honrarán a Dios.
2Co 9:14  También orarán por ustedes con mucho cariño, porque Dios les ha mostrado su bondad.
2Co 9:15  ¡Gracias a Dios por lo que nos ha dado! ¡Es tan valioso que no hay palabras para describirlo! 

 


 

2Co 9:1  Porque en orden a la asistencia o socorro que se dispone a favor de los santos de Jerusalén , para mí es por demás el escribiros.
2Co 9:2  Pues sé bien la prontitud de vuestro ánimo, de la cual me glorío entre los macedonios, diciéndoles que la provincia de Acaya está ya pronta desde el año pasado a hacer esa limosna, y que vuestro ejemplo ha provocado la santa emulación de muchos.
2Co 9:3  Sin embargo, he enviado ahí a esos hermanos, a fin de que no en vano me haya gloriado de vosotros en esta parte, y para que estéis prevenidos, como yo he dicho que estabais;
2Co 9:4  no sea que cuando vinieren los de Macedonia conmigo, hallasen que no teníais recogido nada, y tuviésemos nosotros que avergonzarnos por esta causa.
2Co 9:5  Por tanto he juzgado necesario rogar a dichos hermanos que se adelanten, y den orden para que esa limosna, de antemano prometida, esté a punto, de modo que sea ése un don ofrecido por la caridad, y no como arrancado a la avaricia.
2Co 9:6  Lo que digo es que quien escasamente siembra, cogerá escasamente; y quien siembra a manos llenas, a manos llenas cogerá.
2Co 9:7  Haga cada cual la oferta conforme lo ha resuelto en su corazón, no de mala gana, o como por fuerza; porque Dios ama al que da con alegría.
2Co 9:8  Por lo demás, poderoso es Dios para colmaros de todo bien; de suerte que contentos siempre con tener en todas las cosas todo lo suficiente, estéis sobrados para ejercitar toda especie de buenas obras con vuestros prójimos,
2Co 9:9  según lo que está escrito: La justicia del que a manos llenas dio a los pobres, dura por los siglos de los siglos.
2Co 9:10  Porque Dios que provee de simiente al sembrador, él os dará también pan que comer, y multiplicará vuestra sementera, y hará crecer más y más los frutos de vuestra justicia;
2Co 9:11  para que siendo ricos en todo, ejercitéis con sincera caridad toda suerte de limosnas, las cuales nos harán tributar a Dios acciones de gracias.
2Co 9:12  Porque estas ofrendas que estamos encargados de recoger, no sólo remedian las necesidades de los santos, sino que también contribuyen mucho a la gloria del Señor, por la gran multitud de acciones de gracias que se le tributan;
2Co 9:13  pues los santos recibiendo esta prueba de vuestra liberalidad por medio de nuestro ministerio, se mueven a glorificar a Dios por la sumisión que mostráis la buena nueva de Cristo , y por la sincera caridad con que dais parte de vuestros bienes, ya a ellos, ya a todos los demás.
2Co 9:14  Y con las oraciones que hacen por vosotros, dan un buen testimonio del amor que os tienen, a causa de la eminente gracia que habéis recibido de Dios.
2Co 9:15  Sea, pues, Dios loado por su don inefable. 

 


 

2Co 9:1  Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba;
2Co 9:2  pues conozco vuestra buena voluntad, de la cual yo me glorío entre los de Macedonia, que Acaya está preparada desde el año pasado; y vuestro celo ha estimulado a la mayoría.
2Co 9:3  Pero he enviado a los hermanos, para que nuestro gloriarnos de vosotros no sea vano en esta parte; para que como lo he dicho, estéis preparados;
2Co 9:4  no sea que si vinieren conmigo algunos macedonios, y os hallaren desprevenidos, nos avergoncemos nosotros, por no decir vosotros, de esta nuestra confianza.
2Co 9:5  Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como de exigencia nuestra.
2Co 9:6  Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.
2Co 9:7  Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
2Co 9:8  Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;
2Co 9:9  como está escrito:
 Repartió, dio a los pobres;
 Su justicia permanece para siempre.(A)
2Co 9:10  Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come,(B) proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia,
2Co 9:11  para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.
2Co 9:12  Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios;
2Co 9:13  pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos;
2Co 9:14  asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.
2Co 9:15  ¡Gracias a Dios por su don inefable! 

 


 

2Co 9:1  Porque en cuanto a la suministración para los santos, por demás me es escribiros;
2Co 9:2  pues conozco vuestro pronto ánimo, del cual me glorío yo entre los de Macedonia, que Acaya está apercibida desde el año pasado; y vuestro celo ha estimulado a muchos.
2Co 9:3  Mas he enviado los hermanos, para que nuestro gloriarnos de vosotros no sea vano en esta parte; para que, como lo he dicho, estéis apercibidos;
2Co 9:4  no sea que, si vinieren conmigo macedonios, y os hallaren desprevenidos, nos avergoncemos nosotros, por no decir vosotros, de esta nuestra confianza.
2Co 9:5  Por tanto, tuve por cosa necesaria exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros, y apresten primero vuestra bendición antes prometida para que esté aparejada como de bendición, y no como de mezquindad.
2Co 9:6  Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en bendiciones, en bendiciones también segará.
2Co 9:7  Cada uno como propuso en su corazón (haga): no con tristeza, o por necesidad; porque Dios ama al dador alegre.
2Co 9:8  Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra;
2Co 9:9  como está escrito: Derramó, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre.
2Co 9:10  Y el que da la simiente al que siembra, también dará pan para comer, y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los crecimientos de los frutos de vuestra justicia;
2Co 9:11  para que enriquecidos en todo abundéis en toda bondad, la cual obra por nosotros acción de gracias a Dios.
2Co 9:12  Porque la suministración de este servicio, no solamente suple lo que a los santos falta, sino también abunda en muchas acciones de gracias a Dios;
2Co 9:13  que por la experiencia de esta suministración glorifican a Dios por la obediencia de vuestro consentimiento en el Evangelio del Cristo, y en la bondad de la comunicación para con ellos y para con todos;
2Co 9:14  y en la oración de ellos a favor vuestro, los cuales os quieren a causa de la eminente gracia de Dios en vosotros.
2Co 9:15  Gracias a Dios por su don inefable. 

 


 

2Co 9:1  For as touching the ministering to the saints, it is superfluous for me to write to you:
2Co 9:2  For I know the forwardness of your mind, for which I boast of you to them of Macedonia, that Achaia was ready a year ago; and your zeal hath provoked very many.
2Co 9:3  Yet have I sent the brethren, lest our boasting of you should be in vain in this behalf; that, as I said, ye may be ready:
2Co 9:4  Lest haply if they of Macedonia come with me, and find you unprepared, we (that we say not, ye) should be ashamed in this same confident boasting.
2Co 9:5  Therefore I thought it necessary to exhort the brethren, that they would go before unto you, and make up beforehand your bounty, whereof ye had notice before, that the same might be ready, as a matter of bounty, and not as of covetousness.
2Co 9:6  But this I say, He which soweth sparingly shall reap also sparingly; and he which soweth bountifully shall reap also bountifully.
2Co 9:7  Every man according as he purposeth in his heart, so let him give; not grudgingly, or of necessity: for God loveth a cheerful giver.
2Co 9:8  And God is able to make all grace abound toward you; that ye, always having all sufficiency in all things, may abound to every good work:
2Co 9:9  (As it is written, He hath dispersed abroad; he hath given to the poor: his righteousness remaineth for ever.
2Co 9:10  Now he that ministereth seed to the sower both minister bread for your food, and multiply your seed sown, and increase the fruits of your righteousness;)
2Co 9:11  Being enriched in every thing to all bountifulness, which causeth through us thanksgiving to God.
2Co 9:12  For the administration of this service not only supplieth the want of the saints, but is abundant also by many thanksgivings unto God;
2Co 9:13  Whiles by the experiment of this ministration they glorify God for your professed subjection unto the gospel of Christ, and for your liberal distribution unto them, and unto all men;
2Co 9:14  And by their prayer for you, which long after you for the exceeding grace of God in you.
2Co 9:15  Thanks be unto God for his unspeakable gift. 

 


 

2Co 9:1  En cuanto a este servicio en favor de los santos, me es superfluo escribiros.
2Co 9:2  Conozco, en efecto, vuestra prontitud de ánimo, de la que me glorío ante los macedonios diciéndoles que Acaya está preparada desde el año pasado. Y vuestro celo ha estimulado a muchísimos.
2Co 9:3  No obstante, os envío a los hermanos para que nuestro motivo de gloria respecto de vosotros no se desvanezca en este particular y estéis preparados como os decía.
2Co 9:4  No sea que vayan los macedonios conmigo y os encuentren sin prepararos, y nuestra gran confianza se torne en confusión nuestra, por no decir vuestra.
2Co 9:5  Por tanto, he creído necesario rogar a los hermanos que vayan antes donde vosotros y preparen de antemano vuestros ya anunciados generosos dones, a fin de que sean preparados como dones generosos y no como una tacañería.
2Co 9:6  Mirad: el que siembra con mezquindad, cosechará también con mezquindad; el que siembra en abundancia, cosechará también en abundancia.
2Co 9:7  Cada cual dé según el dictamen de su corazón, no de mala gana ni forzado, pues: = Dios ama al que da con alegría. =
2Co 9:8  Y poderoso es Dios para colmaros de toda gracia a fin de que teniendo, siempre y en todo, todo lo necesario, tengáis aún sobrante para toda obra buena.
2Co 9:9  Como está escrito: = Repartió a manos llenas; dio a los pobres; su justicia permanece eternamente. =
2Co 9:10  Aquel que provee = de simiente al sembrador y de pan para su alimento, = proveerá y multiplicará vuestra sementera y aumentará = los frutos de vuestra justicia. =
2Co 9:11  Sois ricos en todo para toda largueza, la cual provocará por nuestro medio acciones de gracias a Dios.
2Co 9:12  Porque el servicio de esta ofrenda no sólo provee a las necesidades de los santos, sino que redunda también en abundantes acciones de gracias a Dios.
2Co 9:13  Experimentando este servicio, glorifican a Dios por vuestra obediencia en la profesión del Evangelio de Cristo y por la generosidad de vuestra comunión con ellos y con todos.
2Co 9:14  Y con su oración por vosotros, manifiestan su gran afecto hacia vosotros a causa de la gracia sobreabundante que en vosotros ha derramado Dios.
2Co 9:15  ¡Gracias sean dadas a Dios por su don inefable!

 


 

2Co 9:1  En cuanto a la colecta para los hermanos en la fe, realmente no es necesario que siga escribiéndoles a ustedes,
2Co 9:2  porque y a conozco su buena voluntad. Siempre digo con orgullo a los de Macedonia, que desde el año pasado ustedes los de Acaya han estado dispuestos a ayudar, y la mayoría de los de Macedonia se han animado por la buena disposición de ustedes.
2Co 9:3  Sin embargo, les envío a estos hermanos para no quedar mal al sentirme tan orgulloso de ustedes cuando hablo de este asunto. Es decir, para que de veras estén preparados,
2Co 9:4  no sea que algunos de Macedonia vayan conmigo y encuentren que ustedes no lo están. Eso sería una vergüenza para nosotros, que hemos tenido tanta confianza en ustedes; por no hablar de avergüenza que sería para ustedes mismos.
2Co 9:5  Precisamente por ello me ha parecido necesario pedir a estos hermanos que vayan a visitarlos primero, y que los ayuden a completar la colecta que ustedes habían prometido. Así, la colecta de ustedes estará dispuesta como una muestra de generosidad, y no como una muestra de tacañería.
2Co 9:6  Acuérdense de esto: El que siembra poco, poco cosecha; el que siembra mucho, mucho cosecha.
2Co 9:7  Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. [1]
2Co 9:8  Dios puede darles a ustedes con abundancia toda clase de bendiciones, para que tengan siempre todo lo necesario y además les sobre para ayudar en toda clase de buenas obras.
2Co 9:9  La Escritura dice:
"Ha dado abundantemente
a los pobres,
y su generosidad permanece
para siempre."[2]
2Co 9:10  Dios, que da la semilla que se siembra y el alimento que se come, les dará a ustedes todo lo necesario para su siembra, y la hará crecer, y hará que la generosidad de ustedes produzca una gran cosecha.
2Co 9:11  Así tendrán ustedes toda clase de riquezas y podrán dar generosamente. Y la colecta que ustedes envíen por medio de nosotros, será motivo de que los hermanos den gracias a Dios.
2Co 9:12  Porque al llevar esta ayuda a los hermanos, no solamente les llevamos lo que les haga falta, sino que también los movemos a dar muchas gracias a Dios.
2Co 9:13  y ellos alabarán a Dios, pues esta ayuda les demostrará que ustedes obedecen al evangelio que profesan, al evangelio de Cristo. También ellos honrarán a Dios por la generosa contribución de ustedes para ellos y para todos.
2Co 9:14  y además orarán por ustedes con mucho cariño, por la gran bondad que Dios les ha mostrado a ustedes.
2Co 9:15  ¡Gracias a Dios, porque nos ha hecho un regalo tan grande que no tenemos palabras para expresarlo![3] 

 


 

2Co 9:1  Ahora bien, respecto al ministerio que es para los santos, me es superfluo escribirles,
2Co 9:2  porque conozco su prontitud de ánimo, de la cual me jacto ante los macedonios respecto de ustedes, que ya hace un año que Acaya ha estado lista, y el celo de ustedes ha estimulado a la mayoría de ellos.
2Co 9:3  Pero envío a los hermanos, para que nuestra jactancia acerca de ustedes no resulte vacía respecto a esto, sino que realmente estén listos, así como solía decir que lo estarían.
2Co 9:4  De lo contrario, de algún modo, si vinieran macedonios conmigo y los hallaran desprevenidos, nosotros —por no decir ustedes— quedaríamos avergonzados en esta seguridad nuestra.
2Co 9:5  Por eso pensé necesario animar a los hermanos a ir a ustedes por anticipado y alistar por anticipado su liberal dádiva previamente prometida, para que así estuviera lista como dádiva liberal y no como algo sacado por fuerza.
2Co 9:6  Mas en cuanto a esto, el que siembra parcamente, parcamente también segará; y el que siembra liberalmente, liberalmente también segará.
2Co 9:7  Que cada uno haga tal como lo ha resuelto en su corazón, no de mala gana ni como obligado, porque Dios ama al dador alegre.
2Co 9:8  Dios, además, puede hacer que toda su bondad inmerecida abunde para con ustedes, para que, teniendo ustedes siempre plena autosuficiencia en todo, tengan en abundancia para toda buena obra.
2Co 9:9  (Así como está escrito: “Ha distribuido ampliamente, ha dado a los pobres, su justicia continúa para siempre”.
2Co 9:10  Ahora bien, el que suministra abundantemente la semilla al sembrador y pan para comer, suministrará y multiplicará la semilla para que ustedes siembren, y aumentará los productos de la justicia de ustedes.)
2Co 9:11  En todo están siendo enriquecidos para toda clase de generosidad, la cual produce, mediante nosotros, una expresión de gracias a Dios;
2Co 9:12  porque el ministerio de este servicio público no solo es satisfacer abundantemente las necesidades de los santos, sino también ser ricos con muchas expresiones de gracias a Dios.
2Co 9:13  Por la prueba que este ministerio da, ellos glorifican a Dios porque ustedes son sumisos a las buenas nuevas acerca del Cristo, como ustedes declaran públicamente que lo son, y porque ustedes son generosos en su contribución a ellos y a todos;
2Co 9:14  y con ruego a favor de ustedes ellos sienten anhelo por ustedes a causa de la sobrepujante bondad inmerecida de Dios sobre ustedes.
2Co 9:15  A Dios vayan las gracias por su indescriptible dádiva gratuita.

 


 

2Co 9:1  En realidad, no hace falta que siga escribiéndoles acerca de la ofrenda para ayudar a los cristianos en la región de Judea.
2Co 9:2  Ya sé que ustedes desean ayudarlos. Por eso, con mucho orgullo les dije a los hermanos de la región de Macedonia que ustedes, los de la región de Acaya, estaban dispuestos a ayudarlos desde el año pasado. Cuando los de Macedonia oyeron esto, la mayoría de ellos decidió ayudar.
2Co 9:3  Sin embargo, les envío a Tito y a los dos hermanos para que los animen a preparar todo lo necesario para la ofrenda; así podrá verse que teníamos razón de estar orgullosos de ustedes.
2Co 9:4  Imagínense la vergüenza que pasaríamos nosotros, para no hablar de la que pasarían ustedes, si algunos hermanos de Macedonia me acompañaran y ustedes no tuvieran preparada la ofrenda. ¡Dónde quedaría nuestra confianza en ustedes!
2Co 9:5  Por eso, he creído necesario mandar a estos hermanos antes de que yo vaya a verlos. Ellos pueden ayudarlos a juntar la ofrenda que ustedes prometieron. Así ustedes mostrarán que dan con gusto y por amor, y no por obligación.
2Co 9:6  Acuérdense de esto: «El que da poco, recibe poco; el que da mucho, recibe mucho.»
2Co 9:7  Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo. No tenemos que dar con tristeza ni por obligación. ¡Dios ama al que da con alegría!
2Co 9:8  Dios puede darles muchas cosas, a fin de que tengan todo lo necesario, y aun les sobre. Así podrán hacer algo en favor de otros.
2Co 9:9  Como dice la Biblia, refiriéndose al que es generoso: «Siempre que ayuda a los pobres, lo hace con generosidad; y en todo sale triunfante.»
2Co 9:10  Dios da la semilla que se siembra y el pan que nos alimenta, así que también les dará a ustedes todo lo necesario, y hará que tengan cada vez más, para que puedan ayudar a otros.
2Co 9:11  Los hará ricos, para que puedan dar mucho. Así, serán más los que den gracias a Dios por el dinero que ustedes van a reunir y que nosotros vamos a llevar.
2Co 9:12  Porque la ayuda de ustedes no sólo servirá para que los hermanos tengan lo que necesitan, sino que también hará que ellos den gracias a Dios.
2Co 9:13  Esa ayuda demostrará que ustedes han confiado en la buena noticia y obedecen su mensaje. Por eso, ellos alabarán y honrarán a Dios.
2Co 9:14  También orarán por ustedes con mucho cariño, porque Dios les ha mostrado su bondad.
2Co 9:15  ¡Gracias a Dios por lo que nos ha dado! ¡Es tan valioso que no hay palabras para describirlo!

 


 

2Co 9:1  No hay realmente necesidad de que escriba acerca de esta ofrenda para el pueblo de YAHWEH;
2Co 9:2  sé lo ansiosos que ustedes están, y me jacto entre los Macedonios. Les digo: "Acaya ha estado lista desde el año pasado," y fue el celo de ustedes el que zarandeó a la mayoría de ellos.
2Co 9:3  Pero ahora enviamos a los hermanos para que nuestra jactancia por ustedes en este asunto no sea probada hueca, para que estén listos, como yo dije que estarían.
2Co 9:4  Porque si algunos Macedonios fueran a venir conmigo y los encontraran desprevenidos, seríamos humillados por haber tenido tanta confianza; por no decir cómo se sentirían ustedes.
2Co 9:5  Pues pensé que era necesario exhortar a es tos hermanos a ir a ustedes antes que yo y que preparen con suficiente tiempo su regalo prometido; de esta forma estará listo cuando yo llegue, y será un regalo sincero y no algo obtenido por medio de presión.
2Co 9:6  Este es el punto: el que siembra escasamente, también recogerá escasamente.
2Co 9:7  Cada uno debe dar de acuerdo a lo que ha decidido en su corazón, no de mala gana, ni por compulsión, porque YAHWEH ama al dador alegre .[31][Pr 22:8]
2Co 9:8  Además, YAHWEH tiene el poder de proveerlos con toda clase de regalos en abundancia, para que siempre, en todas las formas tengan todo lo que necesitan para ustedes y para poder proveer en abundancia para toda buena obra.
2Co 9:9  Como dice el Tanaj: "El dio generosamente al pobre; su tzedakah permanece para siempre:"[Sal 11:2-9]
2Co 9:10  El que provee semilla para el que siembra y pan para comer, suplirá y multiplicará tu semilla e incrementará la cosecha de tu tzedakah.
2Co 9:11  Serán enriquecidos en todas las formas, para que puedan ser generosos en todo. Y por medio de nosotros, la generosidad de ustedes provocará que el pueblo de gracias a YAHWEH,
2Co 9:12  porque rindiendo este servicio Kadosh, no sólo se provee para las necesidades del pueblo de YAHWEH, sino también rebosa en las muchas acciones de gracia que el pueblo estará dando a YAHWEH.
2Co 9:13  Proveyendo este servicio ustedes le prueban a este pueblo que glorifican a YAHWEH, haciendo realmente lo que reconocen que es requerido por las Buenas Noticias del Mashíaj, a saber, compartir generosamente con ellos y con todos.
2Co 9:14  Y en sus oraciones por ustedes sentirán un gran afecto por lo bondadoso que YAHWEH ha sido.
2Co 9:15  ¡Gracias sean dadas a YAHWEH por su don indescriptible!

 


 

2Co 9:1  "En realidad no necesito escribirles acerca de la ayuda para el pueblo de Dios,"
2Co 9:2  "porque sé que ustedes quieren ayudar. He estado hablando bien de ustedes por toda Macedonia y les he dicho que ustedes, los que viven en Acaya, han estado preparados para colaborar desde hace un año. Gracias a su buena voluntad de ayudar, casi todos aquí también quieren colaborar."
2Co 9:3  Les envío a los hermanos porque no quiero que todo lo bien que he hablado de ustedes sea en vano. Quiero que ustedes estén preparados como les dije a ellos que estarían.
2Co 9:4  "Si algunos de Macedonia vienen conmigo y resulta que ustedes no están preparados, sería una vergüenza para nosotros por haber confiado tanto en ustedes, por no mencionar la vergüenza que sería para ustedes mismos."
2Co 9:5  Por eso me pareció necesario pedirles a los hermanos que fueran a verlos para que antes de que lleguemos se aseguraran de tener lista la ofrenda que prometieron. Eso hará que sea una ofrenda hecha voluntariamente y no por obligación.
2Co 9:6  "Recuerden esto: el que siembra poco, cosecha poco, pero el que siembra mucho, cosecha mucho."
2Co 9:7  Cada uno debe dar lo que en su corazón ha decidido dar y no lo haga con tristeza ni por obligación. Dios ama a los que dan con alegría.
2Co 9:8  Dios tiene el poder de darles más bendiciones de las que necesitan para que siempre tengan lo suficiente para ustedes y también para que puedan ayudar generosamente a toda buena causa.
2Co 9:9  "Así dicen las Escrituras: ""Él dio generosamente a los pobres. Su bondad durará para siempre""."
2Co 9:10  "Dios es quien da la semilla al que siembra y el pan al que se alimenta. De igual manera, les dará a ustedes muchas semillas y las hará crecer para hacer una gran cosecha con la generosidad de ustedes."
2Co 9:11  "Ustedes tendrán toda clase de riquezas para que puedan ser generosos. La ofrenda que ustedes envíen con nosotros, motivará a muchos a dar gracias a Dios."
2Co 9:12  "Ustedes no sólo están supliendo las necesidades del pueblo de Dios, sino que también están sirviéndole a él. La ayuda que ustedes ofrezcan servirá para que muchos le den gracias a Dios."
2Co 9:13  Muchos alabarán a Dios porque se darán cuenta de que ustedes obedecen las buenas noticias que anuncian sobre Cristo. Ellos verán que ustedes comparten generosamente lo que tienen con ellos y con los demás.
2Co 9:14  Ellos orarán por ustedes y desearán verlos gracias a la enorme bondad que Dios les ha mostrado a ustedes.
2Co 9:15  Gracias a Dios por su ofrenda. No tenemos palabras para agradecerles.

 


 
  Conocen nuestro sitio 445394 visitantes (1653449 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!