Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W178
 


  BibliadeEstudioAdventista1 Corintios 13.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1.2 de Corintios.


 

1Co 13:1  Si las lenguas de los hombres yo hablara y de los ángeles, pero caridad no tengo, he sido hecho bronce retumbante o címbalo estrepitoso.
1Co 13:2  Y, si tengo profecía, y supiere los misterios todos y toda ciencia; y, si tengo toda la fe, hasta montes trasladar, pero caridad no tengo, nada soy.
1Co 13:3  Y, si diere de comer con todos mis bienes; y si entregare mi cuerpo a ser quemado, pero caridad no tengo, nada aprovecho.
1Co 13:4  La caridad longánima es, bondadosa es; la caridad no cela, no se jacta, no se infla;
1Co 13:5  no avergüenza; no busca lo suyo; no se irrita; no piensa lo malo;
1Co 13:6  no se goza en la injusticia; goza, empero, con la verdad;
1Co 13:7  todo sufre, todo cree, todo espera; todo soporta.
1Co 13:8  La caridad jamás cae(a) ; pero, sean profecías, anularánse; sean lenguas, cesarán, sea ciencia, anularáse.
1Co 13:9  Pues en parte(b)  conocemos y en parte profetizamos;
1Co 13:10  pero, cuando viniere lo perfecto, lo en parte se anulará.
1Co 13:11  Cuando yo era párvulo, hablaba, como párvulo; sentía, como párvulo; pensaba, como párvulo; cuando me he hecho hombre, he anulado lo del párvulo.
1Co 13:12  Pues vemos ahora como por espejo, en enigma; pero entonces, faz a faz; ahora conozco en parte, pero entonces conoceré así como también he sido conocido.
1Co 13:13  Y ahora queda fe, esperanza, caridad: estas tres cosas; pero la mayor de éstas, la caridad.  

 


 

1Co 13:1  Si hablando lenguas de hombres y de ángeles, no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalos que retiñe.
1Co 13:2  Y si teniendo el don de profecía, y conociendo los misterios todos, y toda la ciencia, y tanta fe que trasladase los montes, no tengo caridad, no soy nada.
1Co 13:3  Y si repartiere toda mi hacienda y entregare mi cuerpo al fuego; no teniendo caridad, nada me aprovecha."
1Co 13:4  La caridad es paciente, es benigna; no es envidiosa, no es jactanciosa, no se hincha;"
1Co 13:5  no es descortés, no es interesada, no se irrita, no toma en cuenta el mal;"
1Co 13:6  no se alegra de la injusticia, se complace en la verdad;"
1Co 13:7  todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo tolera.
1Co 13:8  La caridad no pasa jamás; las profecías tienen su fin, las lenguas cesarán, la ciencia se desvanecerá."
1Co 13:9  Al presente, nuestro conocimiento es imperfecto y lo mismo la profecía;"
1Co 13:10  cuando llegue el fin desaparecerá eso que es imperfecto.
1Co 13:11  Cuando yo era niño hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño;"
1Co 13:12  cuando llegué a ser hombre dejé como inútiles las cosas de niño. Ahora vemos por un espejo de modo confuso; entonces veremos cara a cara. Al presente conozco sólo en parte; entonces conoceré como soy conocido."
1Co 13:13  Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza, la caridad; pero la más excelente de ellas es la caridad."

 


 

1Co 13:1  Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso; ¡soy como una campana desafinada!
1Co 13:2  Si no tengo amor, de nada me sirve hablar de parte de Dios y conocer sus planes secretos. De nada me sirve que mi confianza en Dios me haga mover montañas.
1Co 13:3  Si no tengo amor, de nada me sirve darles a los pobres todo lo que tengo. De nada me sirve dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a los demás.
1Co 13:4  El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie. No es orgulloso.
1Co 13:5  No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.
1Co 13:6  No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad.
1Co 13:7  El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.
1Co 13:8  Sólo el amor vive para siempre. Llegará el día en que ya nadie hable de parte de Dios, ni se hable en idiomas extraños, ni sea necesario conocer los planes secretos de Dios.
1Co 13:9  Las profecías, y todo lo que ahora conocemos, es imperfecto.
1Co 13:10  Cuando llegue lo que es perfecto, todo lo demás se acabará.
1Co 13:11  Alguna vez fui niño. Y mi modo de hablar, mi modo de entender las cosas, y mi manera de pensar eran los de un niño. Pero ahora soy una persona adulta, y todo eso lo he dejado atrás.
1Co 13:12  Ahora conocemos a Dios de manera no muy clara, como cuando vemos nuestra imagen reflejada en un espejo a oscuras. Pero, cuando todo sea perfecto, veremos a Dios cara a cara. Ahora lo conozco de manera imperfecta; pero cuando todo sea perfecto, podré conocerlo como él me conoce a mí.
1Co 13:13  Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios, la seguridad de que él cumplirá sus promesas, y el amor. De estas tres cosas, la más importante es el amor. 

 


 

1Co 13:1  Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y el lenguaje de los ángeles mismos, si no tuviere amor o caridad, vengo a ser como un metal que suena, o campana que retiñe.
1Co 13:2  Y aunque tuviera el don de profecía, y penetrase todos los misterios, y poseyese todas las ciencias; aunque tuviera toda la fe posible, de manera que trasladase de una a otra parte los montes, no teniendo amor, soy un nada.
1Co 13:3  Aunque yo distribuyese todos mis bienes para sustento de los pobres, y aunque entregara mi cuerpo a las llamas, si el amor me falta, todo lo dicho no me sirve de nada.
1Co 13:4  El amor es paciente, es dulce y bienhechor; el amor no tiene envidia, no obra precipitada ni temerariamente, no se ensoberbece,
1Co 13:5  no es ambicioso, no busca sus intereses, no se irrita, no piensa mal,
1Co 13:6  no se alegra de la injusticia, se complace sí en la verdad;
1Co 13:7  a todo se acomoda, cree todo el bien del prójimo, todo lo espera, y lo soporta todo.
1Co 13:8  El amor nunca se acaba; las profecías se terminarán, y cesarán las lenguas, y se acabará la ciencia.
1Co 13:9  Porque ahora nuestro conocimiento es imperfecto, e imperfecta la profecía.
1Co 13:10  Mas llegado que sea lo perfecto, desaparecerá lo imperfecto.
1Co 13:11  Así cuando yo era niño, hablaba como niño, juzgaba como niño, discurría como niño. Pero cuando fui ya hombre hecho, dejé mano a las cosas de niño.
1Co 13:12  Ahora no vemos a Dios sino como en un espejo, y bajo imágenes oscuras; pero entonces le veremos cara a cara. Yo no le conozco ahora sino imperfectamente; mas entonces le conoceré con una visión clara, a la manera que soy yo conocido.
1Co 13:13  Ahora permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor; pero de las tres el amor es la más excelente de todas. 

 


 

1Co 13:1  

La preeminencia del amor
  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
1Co 13:2  Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes,(A) y no tengo amor, nada soy.
1Co 13:3  Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.
1Co 13:4  El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
1Co 13:5  no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;
1Co 13:6  no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
1Co 13:7  Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
1Co 13:8  El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
1Co 13:9  Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
1Co 13:10  mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
1Co 13:12  Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.
1Co 13:13  Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 
 

 


 

1Co 13:1  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo caridad, soy como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
1Co 13:2  Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que traspasase los montes, y no tengo caridad, nada soy.
1Co 13:3  Y si repartiese toda mi hacienda para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo caridad, de nada me sirve.
1Co 13:4  La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sin razón, no se envanece;
1Co 13:5  no es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa mal;
1Co 13:6  no se recrea de la injusticia, mas se recrea de la verdad;
1Co 13:7  todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
1Co 13:8  La caridad nunca se pierde; mas las profecías se han de acabar, y cesarán las lenguas, y la ciencia ha de acabar;
1Co 13:9  porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
1Co 13:10  mas cuando venga lo que es perfecto, entonces lo que es en parte será quitado.
1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, sabía como niño, mas cuando ya soy hombre hecho, quité lo que era de niño.
1Co 13:12  Ahora vemos como por espejo, en obscuridad; mas entonces veremos cara a cara; ahora conozco en parte; mas entonces conoceré como soy conocido.
1Co 13:13  Mas ahora permanece la fe, la esperanza, y la caridad, estas tres cosas; pero la mayor de ellas es la caridad. 

 


 

1Co 13:1  Though I speak with the tongues of men and of angels, and have not charity, I am become as sounding brass, or a tinkling cymbal.
1Co 13:2  And though I have the gift of prophecy, and understand all mysteries, and all knowledge; and though I have all faith, so that I could remove mountains, and have not charity, I am nothing.
1Co 13:3  And though I bestow all my goods to feed the poor, and though I give my body to be burned, and have not charity, it profiteth me nothing.
1Co 13:4  Charity suffereth long, and is kind; charity envieth not; charity vaunteth not itself, is not puffed up,
1Co 13:5  Doth not behave itself unseemly, seeketh not her own, is not easily provoked, thinketh no evil;
1Co 13:6  Rejoiceth not in iniquity, but rejoiceth in the truth;
1Co 13:7  Beareth all things, believeth all things, hopeth all things, endureth all things.
1Co 13:8  Charity never faileth: but whether there be prophecies, they shall fail; whether there be tongues, they shall cease; whether there be knowledge, it shall vanish away.
1Co 13:9  For we know in part, and we prophesy in part.
1Co 13:10  But when that which is perfect is come, then that which is in part shall be done away.
1Co 13:11  When I was a child, I spake as a child, I understood as a child, I thought as a child: but when I became a man, I put away childish things.
1Co 13:12  For now we see through a glass, darkly; but then face to face: now I know in part; but then shall I know even as also I am known.
1Co 13:13  And now abideth faith, hope, charity, these three; but the greatest of these is charity. 

 


 

1Co 13:1  Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe.
1Co 13:2  Aunque tuviera el don de profecía, y conociera todos los misterios y toda la ciencia; aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy.
1Co 13:3  Aunque repartiera todos mis bienes, y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me aprovecha.
1Co 13:4  La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe;
1Co 13:5  es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal;
1Co 13:6  no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.
1Co 13:7  Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.
1Co 13:8  La caridad no acaba nunca. Desaparecerán las profecías. Cesarán las lenguas. Desaparecerá la ciencia.
1Co 13:9  Porque parcial es nuestra ciencia y parcial nuestra profecía.
1Co 13:10  Cuando vendrá lo perfecto, desaparecerá lo parcial.
1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño. Al hacerme hombre, dejé todas las cosas de niño.
1Co 13:12  Ahora vemos en un espejo, en enigma. Entonces veremos cara a cara. Ahora conozco de un modo parcial, pero entonces conoceré como soy conocido.
1Co 13:13  Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad.

 


 

1Co 13:1  Si hablo las lenguas de los hombres y aun de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido.
1Co 13:2  y si tengo el don de profecía, y entiendo todos los designios secretos de Dios, y sé todas las cosas, y si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada.
1Co 13:3  y si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y aun si entrego mi propio cuerpo para tener de qué enorgullecerme, [1] pero no tengo amor, de nada me sirve.
1Co 13:4  Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso,
1Co 13:5  ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor;
1Co 13:6  es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad.
1Co 13:7  Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo.
1Co 13:8  El amor jamás dejará de existir. Un día el don de profecía terminará, y a no se hablará en lenguas, ni serán necesarios los conocimientos.
1Co 13:9  Porque los conocimientos y la profecía son cosas imperfectas,
1Co 13:10  que llegarán a su fin cuando venga lo que es perfecto.
1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como un niño; pero al hacerme hombre, dejé atrás lo que era propio de un niño.
1Co 13:12  Ahora vemos de manera indirecta, como en un espejo, y borrosamente; pero un día veremos cara a cara. Mi conocimiento es ahora imperfecto, pero un día conoceré a Dios como él me ha conocido siempre a mí. [2]
1Co 13:13  Tres cosas hay que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el amor. 

 


 

1Co 13:1  Si hablo en las lenguas de los hombres y de los ángeles, pero no tengo amor, he venido a ser un [pedazo de] bronce sonante o un címbalo estruendoso.
1Co 13:2  Y si tengo el don de profetizar y estoy enterado de todos los secretos sagrados y de todo el conocimiento, y si tengo toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy.
1Co 13:3  Y si doy todos mis bienes para alimentar a otros, y si entrego mi cuerpo, para jactarme, pero no tengo amor, de nada absolutamente me aprovecha.
1Co 13:4  El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha,
1Co 13:5  no se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño.
1Co 13:6  No se regocija por la injusticia, sino que se regocija con la verdad.
1Co 13:7  Todas las cosas las soporta, todas las cree, todas las espera, todas las aguanta.
1Co 13:8  El amor nunca falla. Pero sea que haya [dones de] profetizar, serán eliminados; sea que haya lenguas, cesarán; sea que haya conocimiento, será eliminado.
1Co 13:9  Porque tenemos conocimiento parcial y profetizamos parcialmente;
1Co 13:10  pero cuando llegue lo que es completo, lo que es parcial será eliminado.
1Co 13:11  Cuando yo era pequeñuelo, hablaba como pequeñuelo, pensaba como pequeñuelo, razonaba como pequeñuelo; pero ahora que he llegado a ser hombre, he eliminado las [cosas características] de pequeñuelo.
1Co 13:12  Porque en la actualidad vemos en contorno nebuloso por medio de un espejo de metal, pero entonces será cara a cara. En la actualidad conozco parcialmente, pero entonces conoceré con exactitud así como soy conocido con exactitud.
1Co 13:13  Ahora, sin embargo, permanecen la fe, la esperanza, el amor, estos tres; pero el mayor de estos es el amor.

 


 

1Co 13:1  Si no tengo amor, de nada me sirve hablar todos los idiomas del mundo, y hasta el idioma de los ángeles. Si no tengo amor, soy como un pedazo de metal ruidoso; ¡soy como una campana desafinada!
1Co 13:2  Si no tengo amor, de nada me sirve hablar de parte de Dios y conocer sus planes secretos. De nada me sirve que mi confianza en Dios me haga mover montañas.
1Co 13:3  Si no tengo amor, de nada me sirve darles a los pobres todo lo que tengo. De nada me sirve dedicarme en cuerpo y alma a ayudar a los demás.
1Co 13:4  El que ama tiene paciencia en todo, y siempre es amable. El que ama no es envidioso, ni se cree más que nadie. No es orgulloso.
1Co 13:5  No es grosero ni egoísta. No se enoja por cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo malo que otros le han hecho.
1Co 13:6  No aplaude a los malvados, sino a los que hablan con la verdad.
1Co 13:7  El que ama es capaz de aguantarlo todo, de creerlo todo, de esperarlo todo, de soportarlo todo.
1Co 13:8  Sólo el amor vive para siempre. Llegará el día en que ya nadie hable de parte de Dios, ni se hable en idiomas extraños, ni sea necesario conocer los planes secretos de Dios.
1Co 13:9  Las profecías, y todo lo que ahora conocemos, es imperfecto.
1Co 13:10  Cuando llegue lo que es perfecto, todo lo demás se acabará.
1Co 13:11  Alguna vez fui niño. Y mi modo de hablar, mi modo de entender las cosas, y mi manera de pensar eran los de un niño. Pero ahora soy una persona adulta, y todo eso lo he dejado atrás.
1Co 13:12  Ahora conocemos a Dios de manera no muy clara, como cuando vemos nuestra imagen reflejada en un espejo a oscuras. Pero, cuando todo sea perfecto, veremos a Dios cara a cara. Ahora lo conozco de manera imperfecta; pero cuando todo sea perfecto, podré conocerlo como él me conoce a mí.
1Co 13:13  Hay tres cosas que son permanentes: la confianza en Dios, la seguridad de que él cumplirá sus promesas, y el amor. De estas tres cosas, la más importante es el amor.

 


 

1Co 13:1  Puedo hablar en lenguas de hombres, y hasta de malajim; pero si me falta amor, me he vuelto simplemente como bronce que resuena o platillo que retiñe.
1Co 13:2  Puedo tener el don de profecía, puedo comprender los misterios, conocer todas las cosas, tener toda la fe, suficiente para mover montañas; pero si no tengo amor, no soy nada.
1Co 13:3  Puedo regalar todo lo que poseo, puedo hasta entregar mi cuerpo para ser quemado; pero si me falta amor, no soy nada.
1Co 13:4  El amor es paciente y bondadoso, no celoso, no jactancioso,
1Co 13:5  no se engríe, no es rudo o egoísta, no se irrita fácilmente, y no mantiene un registro de lo malo, no guarda rencor.
1Co 13:6  El amor no se goza de los pecados de otros, sino su delicia es la verdad.
1Co 13:7  El amor todo lo soporta, siempre confía, siempre aguarda esperanzado, siempre resiste.
1Co 13:8  El amor nunca termina; pero las profecías pasarán, las lenguas cesarán, y el conocimiento pasará.
1Co 13:9  Porque nuestro conocimiento es parcial, y nuestra profecía parcial;
1Co 13:10  mas, cuando lo Perfecto venga, lo parcial pasará.[57]
1Co 13:11  Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, discutía como niño; ahora que me he hecho hombre, he terminado con las cosas de la niñez.
1Co 13:12  Pues ahora vemos borrosamente en el espejo,[58] mas, entonces, será cara a cara. Ahora conozco parcialmente; mas, entonces, conoceré plenamente, así como YAHWEH me ha conocido completamente.
1Co 13:13  Pero por ahora tres cosas permanecen: confianza, esperanza y amor; y la más grande es el amor.[59]

 


 

1Co 13:1  "Si yo puedo hablar varios idiomas humanos e incluso idiomas de ángeles, pero no tengo amor, soy como un metal que resuena o una campanilla que repica."
1Co 13:2  "Yo puedo tener el don de profetizar y conocer todos los secretos de Dios. También puedo tener todo el conocimiento y tener una fe que mueva montañas. Pero si no tengo amor,"
1Co 13:3  "no soy nada. Puedo entregar todo lo que tengo para ayudar a los demás, hasta ofrecer mi cuerpo para que lo quemen. Pero si no tengo amor, eso no me sirve de nada."
1Co 13:4  El amor es paciente y bondadoso. El amor no es envidioso. No es presumido ni orgulloso.
1Co 13:5  El amor no es descortés ni egoísta. No se enoja fácilmente. El amor no lleva cuenta de las ofensas.
1Co 13:6  "No se alegra con la maldad, sino con la verdad."
1Co 13:7  El amor acepta todo con paciencia. Siempre confía. Nunca pierde la esperanza. Todo lo soporta.
1Co 13:8  "El amor no tiene fin. Algún día, el don de profetizar cesará. El don de hablar en lenguas se acabará. El de conocimiento se terminará."
1Co 13:9  Ahora sólo en parte conocemos y profetizamos.
1Co 13:10  "Pero cuando venga la perfección, todo lo que es incompleto se acabará."
1Co 13:11  "Cuando era niño hablaba como niño, pensaba como niño y razonaba como niño. Pero ya de adulto, dejé de comportarme como niño."
1Co 13:12  "Sucede lo mismo con nosotros. Ahora vemos todo como el reflejo tenue de un espejo oscuro, pero cuando llegue la perfección, veremos todo como es en realidad. Ahora mi conocimiento es parcial, pero luego mi conocimiento será completo. Conoceré todo tal como Dios me conoce a mí."
1Co 13:13  "Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero el más grande de todos es el amor."

 


 
  Conocen nuestro sitio 449141 visitantes (1673389 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!