Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W170
 


  BibliadeEstudioAdventista1 Corintios 5.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1.2 de Corintios.


 

1Co 5:1  Generalmente se oye entre vosotros ramería, y tal ramería la que ni entre las gentes, hasta mujer alguno del padre tener.
1Co 5:2  Y vosotros inflados estáis, y no ya más bien habéis lamentado, porque fuese quitado de en medio de vosotros, el que esta obra hizo
1Co 5:3  Pues yo por cierto, ausente con el cuerpo, pero presente con espíritu, ya he juzgado, como presente, al que así esto obró:
1Co 5:4  en el nombre de nuestro Señor Jesús, congregados vosotros y mi espíritu, con la virtud de nuestro Señor Jesús,
1Co 5:5  entregar al tal a Satanás(a) , en perdición de la carne, para que el espíritu se salve en el día del Señor Jesucristo.
1Co 5:6  ¡No bella vuestra gloriación! ¿No sabéis que una poca levadura toda la masa leuda?
1Co 5:7  Expurgad la vieja levadura, para que seáis nueva masa, así como sois ázimos; pues también pascua nuestra fue inmolado Cristo.
1Co 5:8  Así que celebremos, no en levadura de malicia y maldad, sino en ázimos de sinceridad y verdad.
1Co 5:9  Heos escrito en la epístola no mezclaros con rameros;
1Co 5:10  no del todo con los rameros de este mundo(b)  o los avaros y rapaces; puesto que deberíais entonces del mundo haber salido;
1Co 5:11  mas ahora heos escrito no mezclaros, si alguno, hermano llamado, fuere ramero, o avaro o idólatra, o injuriador, o ebrioso o rapaz, con el tal ni comer.
1Co 5:12  Pues ¿qué a mí a los de fuera juzgar? ¿Que no a los de dentro vosotros juzgáis,
1Co 5:13  y a los de fuera Dios juzga? Quitad al malo de entre vosotros mismos.  

 


 

1Co 5:1  Es ya público que entre vosotros reina la fornicación, y tal fornicación, cual ni entre los gentiles, pues se da el caso de tener uno la mujer de su padre.
1Co 5:2  Y vosotros, tan hinchados, ¿no habéis hecho luto para que desapareciera de entre vosotros quien tal hizo?
1Co 5:3  Pues yo, ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, he juzgado ya cual si estuviera presente al que eso ha hecho.
1Co 5:4  Congregados en nombre de nuestro Señor Jesús vosotros y mi espíritu, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo,
1Co 5:5  entrego a ese tal a Satanás, para ruina de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
1Co 5:6  No está bien vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura hace fermentar toda la masa?
1Co 5:7  Alejad la vieja levadura, para ser masa nueva, como sois ázimos, porque nuestra Pascua, Cristo, ya ha sido inmolada.
1Co 5:8  Así, pues, festejémosla, no con la vieja levadura, no con la levadura de la malicia y la maldad, sino con los ázimos de la pureza y la verdad.
1Co 5:9  Os escribí en carta que no os mezclarais con los fornicarios.
1Co 5:10  No, cierto, con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras, porque para eso tendríais que saliros de este mundo.
1Co 5:11  Lo que ahora os escribo es que no os mezcléis con ninguno que llevando el nombre de hermano sea fornicario, avaro, idólatra, maldiciente, borracho o ladrón; con éstos ni comer;"
1Co 5:12  ¿pues qué a mí juzgar a los de fuera? ¿No es a los de dentro a quienes os toca juzgar?
1Co 5:13  Dios juzgará a los de fuera. ¡Extirpad al perverso de entre vosotros!

 


 

1Co 5:1  Ya todo el mundo sabe que uno de ustedes está viviendo con su madrastra, como si viviera con su esposa. ¡Eso está muy mal! ¡Ni siquiera los que no son cristianos hacen algo así!
1Co 5:2  Y ustedes se sienten orgullosos de esto, cuando deberían estar avergonzados y haber echado de la iglesia a ese hombre.
1Co 5:3  Yo, aunque estoy lejos, siempre me preocupo y pienso en ustedes. Así que, la próxima vez que se reúnan, hagan de cuenta que estoy con ustedes, y recuerden que tienen el poder y la autoridad del Señor Jesús. Por eso, de parte de Jesucristo les digo que ese hombre es culpable,
1Co 5:5  y que deben entregarlo a Satanás. De ese modo, aunque Satanás destruya su cuerpo, su espíritu se salvará cuando vuelva el Señor Jesús.
1Co 5:6  No está bien que ustedes se sientan orgullosos de esto. Seguramente saben que basta un poco de levadura para hacer crecer toda la masa.
1Co 5:7  Por lo tanto, dejen de pecar. El pecado es como levadura vieja, que a todos echa a perder. Si dejan de pecar, serán personas nuevas, como los panes nuevos y sin levadura que se comen en la Pascua. Nuestra nueva vida es como la fiesta de la Pascua. Nuestro cordero de la Pascua es Cristo, que fue sacrificado en la cruz. Nosotros somos como el pan de la fiesta, y debemos ser como el pan sin levadura, es decir, sinceros y honestos. No seamos malos ni hagamos daño a nadie, pues seríamos como el pan que se hace con levadura vieja.
1Co 5:9  En la carta que les escribí antes, les ordené que no tuvieran nada que ver con las personas que tienen relaciones sexuales prohibidas.
1Co 5:10  No quise decir que se apartaran totalmente de ellas, pues para no juntarse con personas así ustedes tendrían que salir de este mundo. No podrían apartarse totalmente de los que siempre desean más de lo que tienen, ni de los ladrones, ni de los que adoran a los ídolos, ni de los borrachos o de los que hablan mal de los demás.
1Co 5:11  Lo que quise decir fue que no deben tener amistad con los que dicen que son cristianos pero, en realidad, son unos malvados. Con personas así, ni siquiera deben sentarse a comer.
1Co 5:12  A mí no me toca juzgar a los que no son de la iglesia. Ya Dios los juzgará. Pero ustedes sí deben juzgar a los de la iglesia, y hacer lo que dice la Biblia: «Echen lejos de ustedes al pecador.» 

 


 

1Co 5:1  Es ya una voz pública de que entre vosotros se cometen deshonestidades, y tales, cuales no se oyen ni aun entre gentiles, hasta llegar alguno a abusar de la mujer de su propio padre.
1Co 5:2  Y con todo vosotros estáis hinchados de orgullo, y no os habéis al contrario entregado al llanto, para que fuese quitado de entre vosotros el que ha cometido tal maldad.
1Co 5:3  Por lo que a mí toca, aunque ausente de ahí con el cuerpo, mas presente en espíritu, ya he pronunciado, como presente, esta sentencia contra aquel que así pecó.
1Co 5:4  En nombre de nuestro Señor Jesucristo, uniéndose con vosotros mi espíritu, con el poder que he recibido de nuestro Señor Jesús ,
1Co 5:5  sea ese que tal hizo entregado a Satanás, para castigo de su cuerpo, a cambio de que su alma sea salva en el día de nuestro Señor Jesucristo.
1Co 5:6  No tenéis, pues, motivo para gloriaros. ¿No sabéis acaso que un poco de levadura fermenta toda la masa?
1Co 5:7  Echad fuera la levadura añeja, para que seáis una masa enteramente nueva, como que sois panes puros y sin levadura. Porque Jesucristo, que es nuestro Cordero pascual, ha sido inmolado por nosotros.
1Co 5:8  Por tanto, celebremos la fiesta, o el convite pascual, no con levadura añeja, ni con levadura de malicia y de corrupción, sino con los panes ázimos de la sinceridad y de la verdad.
1Co 5:9  Os tengo escrito en una carta: No tratéis con los deshonestos.
1Co 5:10  Claro está que no entiendo decir con los deshonestos de este mundo, o con los avarientos o con los que viven de rapiña, o con los idólatras; de otra suerte era necesario que os salieseis de este mundo.
1Co 5:11  Cuando os escribí que no trataseis con tales sujetos, quise decir que si aquel que es del número de vuestros hermanos, es deshonesto o avariento, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o vive de rapiña, con este tal, ni tomar bocado.
1Co 5:12  Pues ¿cómo podría yo meterme en juzgar a los que están fuera? ¿No son los que están dentro de ella a quienes tenéis derecho de juzgar?
1Co 5:13  A los de afuera Dios los juzgará. Vosotros, apartad a ese mal hombre de vuestra compañía. 

 


 

1Co 5:1  

Un caso de inmoralidad juzgado
  De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.(A)
1Co 5:2  Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción?
1Co 5:3  Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho.
1Co 5:4  En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo,
1Co 5:5  el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
1Co 5:6  No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?(B)
1Co 5:7  Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua,(C) que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.
1Co 5:8  Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura,(D) de sinceridad y de verdad.
1Co 5:9  Os he escrito por carta, que no os juntéis con los fornicarios;
1Co 5:10  no absolutamente con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o con los idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.
1Co 5:11  Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.
1Co 5:12  Porque ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro?
1Co 5:13  Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros. 
 

 


 

1Co 5:1  De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun (se nombra) entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.
1Co 5:2  Y vosotros estáis envanecidos, y no tuvisteis duelo, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que hizo tal obra.
1Co 5:3  Yo ciertamente, como ausente con el cuerpo, mas presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que esto así ha cometido.
1Co 5:4  En el Nombre del Señor nuestro Jesús, el Cristo, juntaos vosotros y mi espíritu, con la facultad del Señor nuestro Jesús el Cristo,
1Co 5:5  el tal sea entregado a Satanás para muerte de la carne, para que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.
1Co 5:6  No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poquito de levadura leuda toda la masa?
1Co 5:7  Limpiad pues la vieja levadura, para que seáis nueva masa, como sois sin levadura; porque nuestra Pascua, Cristo, es sacrificada por nosotros.
1Co 5:8  Así que hagamos fiesta, no en la vieja levadura, ni en la levadura de malicia y de maldad, sino en panes sin levadura de sinceridad y de verdad.
1Co 5:9  Os he escrito por carta, que no os envolváis con los fornicarios;
1Co 5:10  no del todo con los fornicarios de este mundo, o con los avaros, o con los ladrones, o idólatras; pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.
1Co 5:11  Mas ahora os he escrito, que no os envolváis, es a saber , que si alguno llamándose hermano fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón, con el tal ni aun comáis.
1Co 5:12  ¿Por qué voy a juzgar los que están fuera? ¿No juzgáis vosotros de los que están dentro?
1Co 5:13  Porque de los que están fuera, Dios los juzgará. Quitad pues a ese malo de vosotros mismos. 

 


 

1Co 5:1  It is reported commonly that there is fornication among you, and such fornication as is not so much as named among the Gentiles, that one should have his father's wife.
1Co 5:2  And ye are puffed up, and have not rather mourned, that he that hath done this deed might be taken away from among you.
1Co 5:3  For I verily, as absent in body, but present in spirit, have judged already, as though I were present, concerning him that hath so done this deed,
1Co 5:4  In the name of our Lord Jesus Christ, when ye are gathered together, and my spirit, with the power of our Lord Jesus Christ,
1Co 5:5  To deliver such an one unto Satan for the destruction of the flesh, that the spirit may be saved in the day of the Lord Jesus.
1Co 5:6  Your glorying is not good. Know ye not that a little leaven leaveneth the whole lump?
1Co 5:7  Purge out therefore the old leaven, that ye may be a new lump, as ye are unleavened. For even Christ our passover is sacrificed for us:
1Co 5:8  Therefore let us keep the feast, not with old leaven, neither with the leaven of malice and wickedness; but with the unleavened bread of sincerity and truth.
1Co 5:9  I wrote unto you in an epistle not to company with fornicators:
1Co 5:10  Yet not altogether with the fornicators of this world, or with the covetous, or extortioners, or with idolaters; for then must ye needs go out of the world.
1Co 5:11  But now I have written unto you not to keep company, if any man that is called a brother be a fornicator, or covetous, or an idolater, or a railer, or a drunkard, or an extortioner; with such an one no not to eat.
1Co 5:12  For what have I to do to judge them also that are without? do not ye judge them that are within?
1Co 5:13  But them that are without God judgeth. Therefore put away from among yourselves that wicked person. 

 


 

1Co 5:1  Sólo se oye hablar de inmoralidad entre vosotros, y una inmoralidad tal, que no se da ni entre los gentiles, hasta el punto de que uno de vosotros vive con la mujer de su padre.
1Co 5:2  Y ¡vosotros andáis tan hinchados! Y no habéis hecho más bien duelo para que fuera expulsado de entre vosotros el autor de semejante acción.
1Co 5:3  Pues bien, yo por mi parte corporalmente ausente, pero presente en espíritu, he juzgado ya, como si me hallara presente, al que así obró:
1Co 5:4  que en nombre del Señor Jesús, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de Jesús Señor nuestro,
1Co 5:5  sea entregado ese individuo a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor.
1Co 5:6  ¡No es como para gloriaros! ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa?
1Co 5:7  Purificaos de la levadura vieja, para ser masa nueva; pues sois ázimos. Porque nuestro cordero pascual, Cristo, ha sido inmolado.
1Co 5:8  Así que, celebremos la fiesta, no con vieja levadura, ni con levadura de malicia e inmoralidad, sino con ázimos de pureza y verdad.
1Co 5:9  Al escribiros en mi carta que no os relacionarais con los impuros,
1Co 5:10  no me refería a los impuros de este mundo en general o a los avaros, a ladrones o idólatras. De ser así, tendríais que salir del mundo.
1Co 5:11  ¡No!, os escribí que no os relacionarais con quien, llamándose hermano, es impuro, avaro, idólatra, ultrajador, borracho o ladrón. Con ésos ¡ni comer!
1Co 5:12  Pues ¿por que voy a juzgar yo a los de fuera? ¿No es a los de dentro a quienes vosotros juzgáis?
1Co 5:13  A los de fuera Dios los juzgará. = ¡Arrojad de entre vosotros al malvado! =

 


 

1Co 5:1  Se ha sabido que uno de ustedes tiene como mujer a su propia madrastra. [1] Este caso de inmoralidad es tan grave, que ni siquiera se da entre los paganos.
1Co 5:2  ¡Y aún se hinchan ustedes de orgullo! ¡Deberían llenarse de tristeza! El hombre que vive en semejante situación debe ser expulsado de entre ustedes.
1Co 5:3  En cuanto a mí, aunque en el cuerpo no estoy presente entre ustedes, lo estoy en el espíritu; y , como si estuviera presente, he dado y a mi sentencia sobre aquel que así actúa.
1Co 5:4  Cuando ustedes se reúnan, yo estaré con ustedes en espíritu, y también el poder de nuestro Señor Jesús estará con ustedes. Entonces, en el nombre de nuestro Señor Jesús,
1Co 5:5  ese hombre deberá ser entregado a Satanás, para que su cuerpo sea destruido y su espíritu se salve cuando el Señor venga.
1Co 5:6  Ustedes no tienen razón para sentirse orgullosos. Y a conocen el dicho: "Un poco de levadura hace fermentar toda la masa."
1Co 5:7  Así que echen fuera esa vieja levadura que los corrompe, para que sean como el pan hecho de masa nueva. Ustedes son, en realidad, como el pan sin levadura que se come en los días de la Pascua. [2] Porque Cristo, que es el Cordero de nuestra Pascua, fue muerto en sacrificio por nosotros. [3]
1Co 5:8  Así que debemos celebrar nuestra Pascua con el pan sin levadura que es la sinceridad y la verdad, y no con la vieja levadura ni con la corrupción de la maldad y la perversidad.
1Co 5:9  En mi otra carta[4] les dije que no deben tener trato alguno con quienes se entregan a la prostitución.
1Co 5:10  y con esto no quise decirles que se aparten por completo de todos los que en este mundo se entregan a la prostitución, o son avaros, o ladrones, o idólatras, pues para lograrlo tendrían ustedes que salirse del mundo.
1Co 5:11  Lo que quise decir es que no deben tener trato con ninguno que, llamándose hermano, se entregue a la prostitución, o sea avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón. Con gente así, ni siquiera comer juntos.
1Co 5:12  No me toca a mí juzgar a los de fuera; Dios será quien los juzgue. Pero ustedes y a están juzgando a los de dentro. por eso, quiten a ese pecador de en medio de ustedes.
1Co 5:13  (TEXT OMITTED) 

 


 

1Co 5:1  De hecho, se informa que hay fornicación entre ustedes, y tal fornicación como ni siquiera la hay entre las naciones: que cierto [hombre] tiene la esposa de [su] padre.
1Co 5:2  ¿Y están ustedes hinchados, y no se lamentaron más bien, para que fuera quitado de en medio de ustedes el hombre que ha cometido este hecho?
1Co 5:3  Yo, por mi parte, aunque ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ciertamente he juzgado ya, como si estuviera presente, al hombre que ha obrado de dicha manera,
1Co 5:4  que en el nombre de nuestro Señor Jesús, estando ustedes reunidos, también mi espíritu con el poder de nuestro Señor Jesús,
1Co 5:5  entreguen a tal hombre a Satanás para la destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvado en el día del Señor.
1Co 5:6  No es excelente [la razón de] su jactancia. ¿No saben que un poco de levadura hace fermentar toda la masa?
1Co 5:7  Quiten la levadura vieja, para que sean una masa nueva, según estén libres de fermento. Porque, en realidad, Cristo nuestra pascua ha sido sacrificado.
1Co 5:8  Por consiguiente, guardemos la fiesta, no con levadura vieja, ni con levadura de maldad e iniquidad, sino con tortas no fermentadas de sinceridad y verdad.
1Co 5:9  En mi carta les escribí que cesaran de mezclarse en la compañía de fornicadores,
1Co 5:10  no [queriendo decir] enteramente con los fornicadores de este mundo, o personas dominadas por la avidez y los que practican extorsión, o idólatras. De otro modo, ustedes realmente tendrían que salirse del mundo.
1Co 5:11  Pero ahora les escribo que cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que, llamándose hermano, sea fornicador, o persona dominada por la avidez, o idólatra, o injuriador, o borracho, o que practique extorsión, y ni siquiera coman con tal hombre.
1Co 5:12  Pues, ¿qué tengo yo que ver con juzgar a los de afuera? ¿No juzgan ustedes a los de adentro,
1Co 5:13  mientras Dios juzga a los de afuera? “Remuevan al [hombre] inicuo de entre ustedes.”

 


 

1Co 5:1  Ya todo el mundo sabe que uno de ustedes está viviendo con su madrastra, como si viviera con su esposa. ¡Eso está muy mal! ¡Ni siquiera los que no son cristianos hacen algo así!
1Co 5:2  Y ustedes se sienten orgullosos de esto, cuando deberían estar avergonzados y haber echado de la iglesia a ese hombre.
1Co 5:3  Yo, aunque estoy lejos, siempre me preocupo y pienso en ustedes. Así que, la próxima vez que se reúnan, hagan de cuenta que estoy con ustedes, y recuerden que tienen el poder y la autoridad del Señor Jesús. Por eso, de parte de Jesucristo les digo que ese hombre es culpable,
1Co 5:5  y que deben entregarlo a Satanás. De ese modo, aunque Satanás destruya su cuerpo, su espíritu se salvará cuando vuelva el Señor Jesús.
1Co 5:6  No está bien que ustedes se sientan orgullosos de esto. Seguramente saben que basta un poco de levadura para hacer crecer toda la masa.
1Co 5:7  Por lo tanto, dejen de pecar. El pecado es como levadura vieja, que a todos echa a perder. Si dejan de pecar, serán personas nuevas, como los panes nuevos y sin levadura que se comen en la Pascua. Nuestra nueva vida es como la fiesta de la Pascua. Nuestro cordero de la Pascua es Cristo, que fue sacrificado en la cruz. Nosotros somos como el pan de la fiesta, y debemos ser como el pan sin levadura, es decir, sinceros y honestos. No seamos malos ni hagamos daño a nadie, pues seríamos como el pan que se hace con levadura vieja.
1Co 5:9  En la carta que les escribí antes, les ordené que no tuvieran nada que ver con las personas que tienen relaciones sexuales prohibidas.
1Co 5:10  No quise decir que se apartaran totalmente de ellas, pues para no juntarse con personas así ustedes tendrían que salir de este mundo. No podrían apartarse totalmente de los que siempre desean más de lo que tienen, ni de los ladrones, ni de los que adoran a los ídolos, ni de los borrachos o de los que hablan mal de los demás.
1Co 5:11  Lo que quise decir fue que no deben tener amistad con los que dicen que son cristianos pero, en realidad, son unos malvados. Con personas así, ni siquiera deben sentarse a comer.
1Co 5:12  A mí no me toca juzgar a los que no son de la iglesia. Ya Dios los juzgará. Pero ustedes sí deben juzgar a los de la iglesia, y hacer lo que dice la Biblia: «Echen lejos de ustedes al pecador.»

 


 

1Co 5:1  De hecho, he tenido reportes de que hay pecados sexuales entre ustedes, y es pecado sexual que es aun condenado por los paganos: ¡Un hombre está viviendo con su madrastra![20]
1Co 5:2  ¿Y ustedes se mantienen orgullosos? ¿No debían ustedes haber sentido alguna tristeza que los hubiera llevado a remover de su compañía al hombre que ha hecho esto?
1Co 5:3  Porque yo mismo, aunque esté ausente físicamente, estoy presente en el ruaj; ya he juzgado al hombre que ha hecho esto como si estuviera presente.
1Co 5:4  En El Nombre del Adón Yahshúa, cuando se reúnan conmigo, presente en el ruaj, y el poder del Adón Yahshúa con nosotros,
1Co 5:5  entreguen a tal persona a ha satán, para que su vieja naturaleza sea destruida, y su ruaj sea salvo en el Día del Adón. [21]
1Co 5:6  La jactancia de ustedes no es buena. ¿No han oído el dicho: "sólo se necesita un poco de jametz para leudar toda la masa?"
1Co 5:7  Despójense del viejo jametz para que puedan ser una masa nueva, porque en realidad ustedes están sin levadura. Por lo que nuestro Cordero de Pésaj ya fue sacrificado.
1Co 5:8  Vamos a celebrar el Seder,[22] no con un jametz sobrante, el jametz de maldad y perversidad, sino el matzah de pureza y verdad.
1Co 5:9  En mi carta anterior les dije que no se asocien con gente que practican inmoralidad sexual.[23]
1Co 5:10  No quise decir los inmorales sexuales fuera de su comunidad, o avaros, o ladrones, o los adoradores de ídolos, porque si así fuera; ¡tendrían que irse del mundo!
1Co 5:11  ¡No! Lo que escribí fue que no se asociaran con nadie, supuestamente llamado hermano, y que también practica la inmoralidad sexual, es avaro, adora ídolos, o roba. ¡Con tales personas, no deben tan siquiera comer!
1Co 5:12  ¿Pues, qué asunto es el mío el juzgar a los de afuera? ¿No son los que forman parte de la Asamblea a los que debían estar juzgando?
1Co 5:13  YAHWEH juzgará a los que están afuera. Sólo expulsen al hacedor de maldad de entre ustedes.[24] [De 13:16; 17:7,12; 19:19; 21:21, 24; 24:7]

 


 

1Co 5:1  Se dice que entre ustedes hay un pecado sexual tan grave que ni siquiera lo cometen los que no conocen a Dios. Dicen que uno de ustedes tiene como mujer a la esposa de su propio padre.
1Co 5:2  ¡Y todavía están orgullosos! ¡Deberían más bien estar tristes! El hombre que cometió ese pecado debería ser expulsado de entre ustedes.
1Co 5:3  "Yo no estoy presente físicamente con ustedes, pero los acompaño en espíritu. Aun estando lejos, ya he juzgado a ese hombre como si yo estuviera allá con ustedes."
1Co 5:4  "Reúnanse en el nombre de nuestro Señor Jesús, y yo los estaré acompañando en espíritu. El poder de nuestro Señor Jesús se hará presente."
1Co 5:5  "En ese momento, entreguen a Satanás al que cometió el pecado. Su cuerpo será destruido, pero su espíritu será salvo en el día en que el Señor venga."
1Co 5:6  "Dejen de alabarse a sí mismos, y recuerden el dicho: ""Sólo un poco de levadura fermenta toda la masa""."
1Co 5:7  "Desháganse de la levadura vieja para que puedan ser como masa nueva. Pues ustedes son como el pan de la Pascua, que no tiene levadura, porque Cristo, nuestro cordero de la Pascua ya ha sido sacrificado."
1Co 5:8  "Así que, celebremos la Pascua, pero sin el pan que tiene levadura vieja, porque esa es la levadura del pecado y de la maldad. Celebremos mejor con el pan sin levadura que es el pan de la sinceridad y de la verdad."
1Co 5:9  En la carta pasada les dije que no tuvieran nada que ver con la gente que practica inmoralidad sexual.
1Co 5:10  "Pero eso no significa que deban separarse por completo de la gente de este mundo que comete inmoralidades sexuales, ni de los avaros, ni de los tramposos, ni de los que adoran ídolos. Para lograrlo tendrían que dejar este mundo ustedes mismos."
1Co 5:11  "Lo que les digo es que no tengan nada que ver con ninguno que diciendo ser hermano en Cristo que practique pecado sexual, robe, adore ídolos, o insulte a los demás, o que sea borracho o tramposo. Ni siquiera se junten a comer con ese tipo de gente."
1Co 5:12  "No es mi deber juzgar a los que están fuera de la iglesia. Dios los juzgará. Pero ustedes tienen el deber de juzgar a los que pertenecen a la iglesia. Así que, como dice la Escritura, ""echen de su grupo al malvado""."
1Co 5:13  "No es mi deber juzgar a los que están fuera de la iglesia. Dios los juzgará. Pero ustedes tienen el deber de juzgar a los que pertenecen a la iglesia. Así que, como dice la Escritura, ""echen de su grupo al malvado""."

 


 
  Conocen nuestro sitio 445395 visitantes (1653511 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!