Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W158
 


  BibliadeEstudioAdventistaEfesios 5.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Efesios.


 

Efe 5:1  Haceos, pues, imitadores de Dios, como hijos amados;
Efe 5:2  y caminad en amor, así como también el Cristo nos amó y entregóse por nosotros ofrenda y hostia a Dios en olor de fragancia.
Efe 5:3  Pero ramería e impureza toda o avaricia ni se nombre entre vosotros, tal como conviene a santos(a) ,
Efe 5:4  y torpeza y necio hablar o jocosidad que no cuadran, sino más bien benevolencia.
Efe 5:5  Pues esto sabed: que todo ramero, o impuro o avaro, que es idólatra(b) , no tiene herencia en el reino del Cristo y Dios.
Efe 5:6  Nadie os engañe con vacías palabras; pues, por esto,(c)  viene la ira de Dios sobre los hijos de la infidelidad.
Efe 5:7  No os hagáis, copartícipes de ellos.
Efe 5:8  Pues erais un día tinieblas, pero ahora luz en Señor: como hijos de luz caminad
Efe 5:9  (que el fruto de la luz(d) , en toda benignidad, y justicia y verdad);
Efe 5:10  probando qué sea bien placiente al Señor,
Efe 5:11  y no comuniquéis con las obras, las infructuosas, de las tinieblas; pero más bien también vituperadlas.
Efe 5:12  Pues, lo que en oculto se hace por ellos, feo es hasta decirlo;
Efe 5:13  pero todo lo que se vitupera, por la luz se manifiesta; que todo lo que se manifiesta(e) , luz es.
Efe 5:14  Por lo cual dice: Is. 26:19 . Despiértate, el que duermes, y levántate de los muertos; y te iluminará el Cristo.
Efe 5:15  Mirad, pues, cómo exactamente caminéis, no como insipientes, sino como sapientes;
Efe 5:16  redimiendo(f)  el tiempo; que los días malos son.
Efe 5:17  Por esto no os hagáis insensatos, sino que comprended cuál(g)  la voluntad del Señor.
Efe 5:18  Y no os embriaguéis con vino, en el que hay lujuria; sino que llenaos en Espíritu;
Efe 5:19  hablándoos en salmos, e himnos y cantares espirituales(h) ; cantando y salmeando, en vuestro corazón, al Señor;
Efe 5:20  agradeciendo siempre todo en nombre de nuestro Señor Jesucristo, al Dios y Padre.
Efe 5:21  Sujetándoos unos a otros en temor de Cristo;
Efe 5:22  las mujeres a los propios varones, como al Señor;
Efe 5:23  que varón cabeza es de la mujer, como también el Cristo, cabeza de la iglesia; él mismo, salvador del cuerpo(i) .
Efe 5:24  Empero, la iglesia está sujeta al Cristo; así también las mujeres a los maridos en todo.
Efe 5:25  Los maridos, amad a vuestras mujeres; así como también el Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella,
Efe 5:26  para santificarla, purificando con el lavacro del agua en palabra;
Efe 5:27  para presentar él a sí mismo gloriosa a la iglesia, no teniendo mancha, o arruga o algo de lo tal, sino para que sea santa e inmaculada.
Efe 5:28  Así deben también los maridos amar a sus mujeres, como a sus cuerpos. Quien ama a su mujer, a sí mismo ama;
Efe 5:29  pues nadie alguna vez su carne ha aborrecido, sino que cría y caliéntala, como también el Cristo a la iglesia;
Efe 5:30  porque miembros somos de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Efe 5:31  Gn 2:2, 4. Por esto abandonará hombre a su padre y a la madre, y se apegará a su mujer, y serán los dos para en carne una.
Efe 5:32  Este misterio grande es, pero yo digo: para(j)  Cristo y la iglesia.
Efe 5:33  Empero también vosotros todos uno por uno, cada cual a su mujer así ame como a sí mismo; y la mujer que tema(k)  al marido.  

 


 

Efe 5:1  Sed, en fin, imitadores de Dios, como hijos amados,
Efe 5:2  y vivid en caridad, como Cristo nos amó y se entregó por nosotros en oblación y sacrificio a Dios en olor suave.
Efe 5:3  Cuanto a la fornicación y cualquier género de impureza o avaricia, que ni se nombren entre vosotros, como conviene a santos:
Efe 5:4  ni palabras torpes, ni groserías, ni truhanerías, que desdicen de vosotros, sino más bien acción de gracias.
Efe 5:5  Pues habéis de saber que ningún fornicario, o impuro, o avaro, que es como adorador de ídolos, tendrá parte en la heredad del reino de Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Que nadie os engañe con razonamientos vanos, pues por esto viene la cólera de Dios sobre los hijos de la rebeldía.
Efe 5:7  No tengáis parte con ellos.
Efe 5:8  Fuisteis algún tiempo tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad, pues, como hijos de la luz."
Efe 5:9  El fruto de la luz es todo bondad, justicia y verdad.
Efe 5:10  Buscad lo que es grato al Señor,
Efe 5:11  sin comunicar en las obras vanas de las tinieblas, antes bien, estigmatizadlas;"
Efe 5:12  pues lo que éstos hacen en secreto repugna decirlo;"
Efe 5:13  y todas estas torpezas, una vez manifestadas por la luz, quedan al descubierto, y todo lo descubierto, luz es.
Efe 5:14  Por lo cual dice: “Despierta tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te iluminará Cristo.”
Efe 5:15  Mirad, pues, que viváis circunspectamente, no como necios, sino como sabios,
Efe 5:16  aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.
Efe 5:17  Por esto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad del Señor.
Efe 5:18  Y no os embriaguéis de vino, en el cual está la liviandad. Llenaos, al contrario, del Espíritu,
Efe 5:19  siempre en salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones,
Efe 5:20  dando siempre gracias por todas las cosas a Dios Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Someteos los unos a los otros en el temor de Cristo.
Efe 5:22  Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor;"
Efe 5:23  porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia y salvador de su cuerpo.
Efe 5:24  Y como la Iglesia está sujeta a Cristo, así las mujeres a sus maridos en todo.
Efe 5:25  Vosotros, los maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella
Efe 5:26  para santificarla, purificándola mediante el lavado del agua con la palabra,
Efe 5:27  a fin de presentársela a sí gloriosa, sin mancha o arruga o cosa semejante, sino santa e intachable.
Efe 5:28  Así los maridos deben amar a sus mujeres como a su propio cuerpo. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama,
Efe 5:29  y nadie aborrece jamás su propia carne, sino que la alimenta y la abriga como Cristo a la Iglesia,
Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo.
Efe 5:31  “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán dos en una carne.”
Efe 5:32  Gran misterio éste, pero en la perspectiva de Cristo y de la Iglesia.
Efe 5:33  Por lo demás, ame cada uno a su mujer, y ámela como a sí mismo, y la mujer reverencie a su marido.

 


 

Efe 5:1  Ustedes son hijos de Dios, y él los ama. Por eso deben tratar de ser como él es.
Efe 5:2  Deben amar a los demás, así como Cristo nos amó y murió por nosotros. Para Dios, la muerte de Cristo es como el delicado aroma de una ofrenda.
Efe 5:3  Ustedes son parte del pueblo de Dios; por eso, ni siquiera deben hablar de pecados sexuales, ni de indecencias ni de ambiciones exageradas.
Efe 5:4  No digan malas palabras, ni tonterías, ni vulgaridades, pues eso no es correcto. Más bien, usen su boca para dar gracias a Dios.
Efe 5:5  Bien saben ustedes que nadie que tenga relaciones sexuales prohibidas o indecentes, o que nunca esté satisfecho con lo mucho que tiene, tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios. Eso es tan malo como adorar a un ídolo.
Efe 5:6  No se dejen engañar con ideas tontas, pues por cosas así Dios castiga terriblemente a quienes no lo obedecen.
Efe 5:7  Así que, no tengan nada que ver con esa clase de gente.
Efe 5:8  No conocer a Dios es como vivir en la oscuridad, y antes ustedes vivían así, pues no lo conocían. Pero ahora ya lo conocen, y han pasado a la luz; vivan entonces como corresponde a quienes conocen a Dios,
Efe 5:9  pues su Espíritu nos hace actuar con bondad, justicia y verdad.
Efe 5:10  Traten de hacer lo que le agrada a Dios.
Efe 5:11  No se hagan cómplices de los que no conocen a Dios; al contrario, háganles ver su error, pues sus hechos no aprovechan de nada.
Efe 5:12  ¡La verdad es que da vergüenza hablar de lo que ellos hacen a escondidas!
Efe 5:13  Cuando la luz brilla, todo queda al descubierto y puede verse cómo es en realidad.
Efe 5:14  Por eso alguien ha escrito: «¡Despiértate, tú que duermes! Levántate de entre los muertos, y Cristo te alumbrará.»
Efe 5:15  Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos.
Efe 5:16  Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos.
Efe 5:17  No sean tontos, sino traten de averiguar qué es lo que Dios quiere que hagan.
Efe 5:18  No se emborrachen, pues perderán el control de sus actos. Más bien, permitan que sea el Espíritu Santo quien los llene y los controle.
Efe 5:19  Cuando se reúnan, canten salmos, himnos y canciones espirituales. Alaben a Dios el Padre de todo corazón, y denle siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Ustedes, que honran a Cristo, deben sujetarse los unos a los otros.
Efe 5:22  Las esposas deben sujetarse a sus esposos, así como lo hacen con Cristo.
Efe 5:23  Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza de su iglesia, y también su Salvador. Cristo es la cabeza, y la iglesia es el cuerpo.
Efe 5:24  Por eso, la esposa debe sujetarse a su esposo en todo, así como la iglesia se sujeta a Cristo.
Efe 5:25  Los esposos deben amar a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella.
Efe 5:26  Lo hizo para hacerla sólo suya, limpiándola por medio de su mensaje y del bautismo.
Efe 5:27  Cristo quiso regalarse a sí mismo una iglesia gloriosa, apartada del mal y perfecta, como un vestido sin una sola arruga ni una sola mancha, ni nada parecido.
Efe 5:28  El esposo debe amar a su esposa, así como ama a su propio cuerpo. El hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo.
Efe 5:29  Porque nadie desprecia su propio cuerpo. Al contrario, lo alimenta y lo cuida, del mismo modo que Cristo cuida a la iglesia.
Efe 5:30  En realidad, cada uno de nosotros forma parte de la iglesia, que es el cuerpo de Cristo.
Efe 5:31  Dice la Biblia: «Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, para formar un solo cuerpo.»
Efe 5:32  Esa es una verdad muy grande, y yo la uso para hablar de Cristo y de la iglesia.
Efe 5:33  En todo caso, el esposo debe amar a su esposa, como si se tratara de sí mismo, y la esposa debe respetar a su esposo. 

 


 

Efe 5:1  Sed, pues, imitadores de Dios, como sois sus hijos muy queridos,
Efe 5:2  y proceded con amor hacia vuestros hermanos, a ejemplo de lo que Cristo nos amó, y se ofreció a sí mismo a Dios en oblación y hostia de olor suavísimo.
Efe 5:3  Pero la fornicación, y toda especie de impureza, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como corresponde a quienes Dios ha hecho santos,
Efe 5:4  ni tampoco palabras torpes, ni truhanerías, ni bufonadas, lo cual desdice de vuestro estado; sino antes bien acciones de gracias a Dios.
Efe 5:5  Porque tened esto bien entendido, que ningún fornicador, o impúdico, o avariento, lo cual viene a ser una idolatría, será heredero del reino de Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Nadie os engañe con palabras vanas; pues por tales cosas descargó la ira de Dios sobre los incrédulos.
Efe 5:7  No queráis por tanto tener parte con ellos.
Efe 5:8  Porque verdad es que en otro tiempo no erais sino tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor. Y así proceded como hijos de la luz.
Efe 5:9  El fruto de la luz consiste en proceder con toda bondad, y justicia, y verdad,
Efe 5:10  inquiriendo lo que es agradable a Dios.
Efe 5:11  No queráis, pues, ser cómplice de las obras infructuosas de las tinieblas; antes bien, reprendedlas;
Efe 5:12  porque las cosas que hacen ellos en secreto, no permite el pudor ni aun decirlas.
Efe 5:13  Mas todo lo que es reprensible, se descubre por la luz, siendo la luz la que lo aclara todo.
Efe 5:14  Por eso dice el Señor: Levántate, tú que duermes, y resucita de la muerte, y te alumbrará Cristo .
Efe 5:15  Y así mirad, hermanos, que andéis con gran circunspección, no como necios,
Efe 5:16  sino como prudentes, recobrando en cierto modo el tiempo perdido, porque los días de nuestra vida son malos.
Efe 5:17  Por tanto, no seáis indiscretos e inconsiderados, sino atentos sobre cuál es la voluntad de Dios.
Efe 5:18  Ni os entreguéis con exceso al vino, fomento de la lujuria, sino llenaos del Espíritu Santo,
Efe 5:19  hablando entre vosotros y entreteniéndoos con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y loando al Señor en vuestros corazones,
Efe 5:20  dando siempre gracias por todo a Dios Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
Efe 5:21  subordinados unos a otros por el santo temor de Cristo .
Efe 5:22  Las casadas estén sujetas a sus maridos, como al Señor;
Efe 5:23  por cuanto el hombre es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia, que es su cuerpo místico, del cual él mismo es salvador .
Efe 5:24  De donde así como la Iglesia está sujeta a Cristo , así las mujeres lo han de estar a sus maridos en todo.
Efe 5:25  Vosotros, maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a su Iglesia, y se sacrificó por ella,
Efe 5:26  para santificarla, limpiándola en el bautismo de agua con la palabra de vida,
Efe 5:27  a fin de hacerla comparecer delante de él llena de gloria, sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante, sino siendo santa e inmaculada.
Efe 5:28  Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus propios cuerpos. Quien ama a su mujer, a sí mismo se ama.
Efe 5:29  Ciertamente que nadie aborreció jamás a su propia carne; antes bien la sustenta y cuida, así como también Cristo a la Iglesia.
Efe 5:30  Porque nosotros que la componemos somos miembros de su cuerpo, formados de su carne y de sus huesos.
Efe 5:31  Por eso está escrito: Dejará el hombre a su padre y a su madre, y se juntará con su mujer, y serán los dos una carne.
Efe 5:32  Sacramento es éste grande, mas yo hablo con respecto a Cristo y a la Iglesia.
Efe 5:33  Cada uno, pues, de vosotros ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer tema y respete a su marido. 

 


 

Efe 5:1  

Andad como hijos de luz
  Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
Efe 5:2  Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.(A)
Efe 5:3  Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;
Efe 5:4  ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.
Efe 5:5  Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.
Efe 5:7  No seáis, pues, partícipes con ellos.
Efe 5:8  Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz
Efe 5:9  (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad),
Efe 5:10  comprobando lo que es agradable al Señor.
Efe 5:11  Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas;
Efe 5:12  porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto.
Efe 5:13  Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo.
Efe 5:14  Por lo cual dice:
 Despiértate, tú que duermes,
 Y levántate de los muertos,
 Y te alumbrará Cristo.
Efe 5:15  Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,
Efe 5:16  aprovechando bien el tiempo,(B) porque los días son malos.
Efe 5:17  Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.
Efe 5:18  No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,
Efe 5:19  hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;
Efe 5:20  dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.(C) 

Someteos los unos a los otros
 
Efe 5:21  Someteos unos a otros en el temor de Dios.
Efe 5:22  Las casadas estén sujetas a sus propios maridos,(D) como al Señor;
Efe 5:23  porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Efe 5:24  Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.
Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres,(E) así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
Efe 5:26  para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
Efe 5:27  a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
Efe 5:28  Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
Efe 5:29  Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Efe 5:31  Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.(F)
Efe 5:32  Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.
Efe 5:33  Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido. 
 

 


 

Efe 5:1  Así que sed imitadores de Dios como hijos amados;
Efe 5:2  y andad en caridad, como también el Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros por ofrenda y sacrificio a Dios en olor suave.
Efe 5:3  Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a los santos;
Efe 5:4  ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien acciones de gracias.
Efe 5:5  Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que también es servidor de ídolos, tiene herencia en el Reino del Cristo, y de Dios.
Efe 5:6  Nadie os engañe con palabras vanas; porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.
Efe 5:7  No seáis pues compañeros con ellos;
Efe 5:8  porque en otro tiempo erais tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor: andad como hijos de luz,
Efe 5:9  (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, y justicia, y verdad),
Efe 5:10  aprobando lo que es agradable al Señor.
Efe 5:11  Y no tengáis comunión con las obras infructuosas de las tinieblas; sino antes bien impugnadlas.
Efe 5:12  Porque torpe cosa es aun hablar de lo que estos hacen en oculto.
Efe 5:13  Mas todas estas cosas cuando de la luz son impugnadas, son manifestadas; porque la luz es la que manifiesta todo.
Efe 5:14  Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará el Cristo.
Efe 5:15  Mirad, pues, cómo andéis avisadamente; no como locos, sino como sabios;
Efe 5:16  redimiendo el tiempo, porque los días son malos.
Efe 5:17  Por tanto, no seáis imprudentes, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.
Efe 5:18  Y no os embriaguéis de vino, en lo cual hay disolución; mas sed llenos de Espíritu;
Efe 5:19  hablando entre vosotros con salmos, y con himnos, y canciones espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;
Efe 5:20  dando gracias siempre de todo al Dios y Padre en el Nombre del Señor nuestro, Jesús, el Cristo;
Efe 5:21  sujetados los unos a los otros en el temor de Dios.
Efe 5:22  Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor.
Efe 5:23  Porque el marido es cabeza de la mujer, así como el Cristo es cabeza de la Iglesia; y él es el que da la salud al cuerpo.
Efe 5:24  Así que, como la Iglesia está sujeta al Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.
Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres, así como el Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
Efe 5:26  para santificarla limpiándola en el lavamiento del agua por la palabra,
Efe 5:27  para presentársela gloriosa para sí mismo , una Iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha.
Efe 5:28  Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
Efe 5:29  Porque ninguno aborreció jamás a su propia carne, antes la sustenta y regala, como también El Señor a su Iglesia;
Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Efe 5:31  Por esto dejará el hombre al padre y a la madre, y se allegará a su mujer, y serán dos en una carne.
Efe 5:32  Este misterio grande es; acerca de Cristo y la Iglesia.
Efe 5:33  Así también haga cada uno de vosotros, cada uno ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer que tenga en reverencia a su marido. 

 


 

Efe 5:1  Be ye therefore followers of God, as dear children;
Efe 5:2  And walk in love, as Christ also hath loved us, and hath given himself for us an offering and a sacrifice to God for a sweetsmelling savour.
Efe 5:3  But fornication, and all uncleanness, or covetousness, let it not be once named among you, as becometh saints;
Efe 5:4  Neither filthiness, nor foolish talking, nor jesting, which are not convenient: but rather giving of thanks.
Efe 5:5  For this ye know, that no whoremonger, nor unclean person, nor covetous man, who is an idolater, hath any inheritance in the kingdom of Christ and of God.
Efe 5:6  Let no man deceive you with vain words: for because of these things cometh the wrath of God upon the children of disobedience.
Efe 5:7  Be not ye therefore partakers with them.
Efe 5:8  For ye were sometimes darkness, but now are ye light in the Lord: walk as children of light:
Efe 5:9  (For the fruit of the Spirit is in all goodness and righteousness and truth;)
Efe 5:10  Proving what is acceptable unto the Lord.
Efe 5:11  And have no fellowship with the unfruitful works of darkness, but rather reprove them.
Efe 5:12  For it is a shame even to speak of those things which are done of them in secret.
Efe 5:13  But all things that are reproved are made manifest by the light: for whatsoever doth make manifest is light.
Efe 5:14  Wherefore he saith, Awake thou that sleepest, and arise from the dead, and Christ shall give thee light.
Efe 5:15  See then that ye walk circumspectly, not as fools, but as wise,
Efe 5:16  Redeeming the time, because the days are evil.
Efe 5:17  Wherefore be ye not unwise, but understanding what the will of the Lord is.
Efe 5:18  And be not drunk with wine, wherein is excess; but be filled with the Spirit;
Efe 5:19  Speaking to yourselves in psalms and hymns and spiritual songs, singing and making melody in your heart to the Lord;
Efe 5:20  Giving thanks always for all things unto God and the Father in the name of our Lord Jesus Christ;
Efe 5:21  Submitting yourselves one to another in the fear of God.
Efe 5:22  Wives, submit yourselves unto your own husbands, as unto the Lord.
Efe 5:23  For the husband is the head of the wife, even as Christ is the head of the church: and he is the saviour of the body.
Efe 5:24  Therefore as the church is subject unto Christ, so let the wives be to their own husbands in every thing.
Efe 5:25  Husbands, love your wives, even as Christ also loved the church, and gave himself for it;
Efe 5:26  That he might sanctify and cleanse it with the washing of water by the word,
Efe 5:27  That he might present it to himself a glorious church, not having spot, or wrinkle, or any such thing; but that it should be holy and without blemish.
Efe 5:28  So ought men to love their wives as their own bodies. He that loveth his wife loveth himself.
Efe 5:29  For no man ever yet hated his own flesh; but nourisheth and cherisheth it, even as the Lord the church:
Efe 5:30  For we are members of his body, of his flesh, and of his bones.
Efe 5:31  For this cause shall a man leave his father and mother, and shall be joined unto his wife, and they two shall be one flesh.
Efe 5:32  This is a great mystery: but I speak concerning Christ and the church.
Efe 5:33  Nevertheless let every one of you in particular so love his wife even as himself; and the wife see that she reverence her husband. 

 


 

Efe 5:1  Sed, pues, imitadores de Dios, como hijos queridos,
Efe 5:2  y vivid en el amor como Cristo os amó y se entregó por nosotros como = oblación y víctima de suave aroma. =
Efe 5:3  La fornicación, y toda impureza o codicia, ni siquiera se mencione entre vosotros, como conviene a los santos.
Efe 5:4  Lo mismo de la grosería, las necedades o las chocarrerías, cosas que no están bien; sino más bien, acciones de gracias.
Efe 5:5  Porque tened entendido que ningún fornicario o impuro o codicioso - que es ser idólatra - participará en la herencia del Reino de Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Que nadie os engañe con vanas razones, pues por eso viene le cólera de Dios sobre los rebeldes.
Efe 5:7  No tengáis parte con ellos.
Efe 5:8  Porque en otro tiempo fuisteis tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor. Vivid como hijos de la luz;
Efe 5:9  pues el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad.
Efe 5:10  Examinad qué es lo que agrada al Señor,
Efe 5:11  y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, antes bien, denunciadlas.
Efe 5:12  Cierto que ya sólo el mencionar las cosas que hacen ocultamente da vergüenza;
Efe 5:13  pero, al ser denunciadas, se manifiestan a la luz.
Efe 5:14  Pues todo lo que queda manifiesto es luz. Por eso se dice: Despierta tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te iluminará Cristo.
Efe 5:15  Así pues, mirad atentamente cómo vivís; que no sea como imprudentes, sino como prudentes;
Efe 5:16  aprovechando bien el tiempo presente, porque los días son malos.
Efe 5:17  Por tanto, no seáis insensatos, sino comprended cuál es la voluntad de Señor.
Efe 5:18  = No os embriaguéis con vino, = que es causa de libertinaje; llenaos más bien del Espíritu.
Efe 5:19  Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor,
Efe 5:20  dando gracias continuamente y por todo a Dios Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Sed sumisos los unos a los otros en el temor de Cristo.
Efe 5:22  Las mujeres a sus maridos, como al Señor,
Efe 5:23  porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es Cabeza de la Iglesia, el salvador del Cuerpo.
Efe 5:24  Así como la Iglesia está sumisa a Cristo, así también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo.
Efe 5:25  Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella,
Efe 5:26  para santificarla, purificándola mediante el baño del agua, en virtud de la palabra,
Efe 5:27  y presentársela resplandeciente a sí mismo; sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada.
Efe 5:28  Así deben amar los maridos a sus mujeres como a sus propios cuerpos. El que ama a su mujer se ama a sí mismo.
Efe 5:29  Porque nadie aborreció jamás su propia carne; antes bien, la alimenta y la cuida con cariño, lo mismo que Cristo a la Iglesia,
Efe 5:30  pues somos miembros de su Cuerpo.
Efe 5:31  = Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos se harán una sola carne. =
Efe 5:32  Gran misterio es éste, lo digo respecto a Cristo y la Iglesia.
Efe 5:33  En todo caso, en cuanto a vosotros, que cada uno ame a su mujer como a sí mismo; y la mujer, que respete al marido.

 


 

Efe 5:1  Ustedes, como hijos amados de Dios, procuren imitarlo.
Efe 5:2  Traten a todos con amor, de la misma manera que Cristo nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio de olor agradable[1] a Dios.
Efe 5:3  Ustedes deben portarse como corresponde al pueblo santo: ni siquiera hablen de la inmoralidad sexual ni de ninguna otra clase de impureza o de avaricia.
Efe 5:4  No digan indecencias ni tonterías ni vulgaridades, porque estas cosas no convienen; más bien alaben a Dios.
Efe 5:5  Pues tengan por cierto que quien comete inmoralidades sexuales, o hace cosas impuras, o se deja llevar por la avaricia (que es una especie de idolatría), no puede tener parte en el reino de Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Que nadie los engañe con palabras huecas, porque precisamente por estas cosas viene el terrible castigo de Dios sobre aquellos que no lo obedecen.
Efe 5:7  No tengan ustedes, pues, ninguna parte con ellos.
Efe 5:8  Ustedes antes vivían en la oscuridad, pero ahora, por estar unidos al Señor, viven en la luz. Pórtense como quienes pertenecen a la luz,
Efe 5:9  pues la luz produce toda una cosecha de bondad, rectitud y verdad.
Efe 5:10  Examinen siempre qué es lo que agrada al Señor.
Efe 5:11  No compartan la conducta estéril de los que son de la oscuridad; más bien sáquenla a la luz.
Efe 5:12  Pues hasta vergüenza da hablar de lo que ellos hacen en secreto;
Efe 5:13  pero cuando todas las cosas son puestas al descubierto por la luz, quedan en claro,
Efe 5:14  porque todo lo que se deja poner en claro, participa de la luz. Por eso se dice:
"Despierta, tú que duermes;
levántate de entre los muertos,
y Cristo te alumbrará."
Efe 5:15  Por lo tanto, cuiden mucho su comportamiento. No vivan neciamente, sino con sabiduría.
Efe 5:16  Aprovechen bien este momento decisivo, porque los días son malos.
Efe 5:17  No actúen tontamente; procuren entender cuál es la voluntad del Señor.
Efe 5:18  No se emborrachen, pues eso lleva al desenfreno; al contrario, llénense del Espíritu Santo.
Efe 5:19  Háblense unos a otros con salmos, himnos y cantos espirituales, y canten y alaben de todo corazón al Señor.
Efe 5:20  Den siempre gracias a Dios el Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo.
Efe 5:22  Las esposas deben estar sujetas a sus esposos como al Señor.
Efe 5:23  Porque el esposo es cabeza de la esposa, como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo; y él es también su Salvador.
Efe 5:24  Pero así como la iglesia está sujeta a Cristo, también las esposas deben estar en todo sujetas a sus esposos.
Efe 5:25  Esposos, amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella.
Efe 5:26  Esto lo hizo para santificarla, purificándola con el baño del agua acompañado de la palabra[2]
Efe 5:27  para presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni nada parecido, sino santa y perfecta.
Efe 5:28  De la misma manera deben los esposos amar a sus esposas como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa, se ama a sí mismo.
Efe 5:29  Porque nadie odia su propio cuerpo, sino que lo alimenta y lo cuida, como Cristo hace con la iglesia,
Efe 5:30  porque ella es su cuerpo. Y nosotros somos miembros de ese cuerpo.
Efe 5:31  "Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona."[3]
Efe 5:32  Aquí se muestra cuán grande es el designio secreto de Dios. Y yo lo refiero a Cristo y a la iglesia.
Efe 5:33  En todo caso, que cada uno de ustedes ame a su esposa como así mismo, y que la esposa respete al esposo. 

 


 

Efe 5:1  Por lo tanto, háganse imitadores de Dios, como hijos amados,
Efe 5:2  y sigan andando en amor, así como el Cristo también los amó a ustedes y se entregó por ustedes como ofrenda y sacrificio a Dios para olor fragante.
Efe 5:3  Que la fornicación y la inmundicia de toda clase, o la avidez, ni siquiera se mencionen entre ustedes, tal como es propio de personas santas;
Efe 5:4  tampoco comportamiento vergonzoso, ni habla necia, ni bromear obsceno, cosas que no son decorosas, sino, más bien, el dar gracias.
Efe 5:5  Porque saben esto, y ustedes mismos lo reconocen: que ningún fornicador, ni inmundo, ni persona dominada por la avidez —lo que significa ser idólatra— tiene herencia alguna en el reino del Cristo y de Dios.
Efe 5:6  Que nadie los engañe con palabras vacías, porque a causa de las cosas susodichas viene la ira de Dios sobre los hijos de la desobediencia.
Efe 5:7  Por lo tanto, no se hagan participantes con ellos;
Efe 5:8  porque en un tiempo ustedes eran oscuridad, pero ahora son luz en relación con [el] Señor. Sigan andando como hijos de la luz,
Efe 5:9  porque el fruto de la luz consiste en toda clase de bondad y justicia y verdad.
Efe 5:10  Sigan asegurándose de lo que es acepto al Señor;
Efe 5:11  y cesen de participar con [ellos] en las obras infructíferas que pertenecen a la oscuridad, sino, más bien, hasta censúren[las],
Efe 5:12  porque hasta contar las cosas efectuadas por ellos en secreto es vergonzoso.
Efe 5:13  Ahora bien, todas las cosas que reciben censura son puestas de manifiesto por la luz, porque todo lo que se pone de manifiesto es luz.
Efe 5:14  Por lo cual él dice: “Despierta, tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y el Cristo resplandecerá sobre ti”.
Efe 5:15  Así es que vigilen cuidadosamente que su manera de andar no sea como imprudentes, sino como sabios,
Efe 5:16  comprándose todo el tiempo oportuno que queda, porque los días son inicuos.
Efe 5:17  Por esta razón dejen de estar haciéndose irrazonables, sino sigan percibiendo cuál es la voluntad de Jehová.
Efe 5:18  También, no anden emborrachándose con vino, en lo cual hay disolución, sino sigan llenándose de espíritu,
Efe 5:19  hablándose a sí mismos con salmos y alabanzas a Dios y canciones espirituales, cantando y acompañándose con música en el corazón a Jehová,
Efe 5:20  dando gracias siempre por todas las cosas a nuestro Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Estén en sujeción los unos a los otros en temor de Cristo.
Efe 5:22  Que las esposas estén en sujeción a sus esposos como al Señor,
Efe 5:23  porque el esposo es cabeza de su esposa como el Cristo también es cabeza de la congregación, siendo él salvador de [este] cuerpo.
Efe 5:24  De hecho, como la congregación está en sujeción al Cristo, así también lo estén las esposas a sus esposos en todo.
Efe 5:25  Esposos, continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella,
Efe 5:26  para santificarla, limpiándola con el baño de agua por medio de la palabra,
Efe 5:27  para presentarse él a sí mismo la congregación en su esplendor, sin que tenga mancha, ni arruga, ni ninguna de tales cosas, sino que sea santa y sin tacha.
Efe 5:28  De esta manera los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama,
Efe 5:29  porque nadie jamás ha odiado a su propia carne; antes bien, la alimenta y la acaricia, como también el Cristo hace con la congregación,
Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo.
Efe 5:31  “Por esta razón el hombre dejará a [su] padre y a [su] madre y se adherirá a su esposa, y los dos llegarán a ser una sola carne.”
Efe 5:32  Este secreto sagrado es grande. Ahora bien, yo estoy hablando tocante a Cristo y la congregación.
Efe 5:33  Sin embargo, también, que cada uno de ustedes individualmente ame a su esposa tal como se ama a sí mismo; por otra parte, la esposa debe tenerle profundo respeto a su esposo.

 


 

Efe 5:1  Ustedes son hijos de Dios, y él los ama. Por eso deben tratar de ser como él es.
Efe 5:2  Deben amar a los demás, así como Cristo nos amó y murió por nosotros. Para Dios, la muerte de Cristo es como el delicado aroma de una ofrenda.
Efe 5:3  Ustedes son parte del pueblo de Dios; por eso, ni siquiera deben hablar de pecados sexuales, ni de indecencias ni de ambiciones exageradas.
Efe 5:4  No digan malas palabras, ni tonterías, ni vulgaridades, pues eso no es correcto. Más bien, usen su boca para dar gracias a Dios.
Efe 5:5  Bien saben ustedes que nadie que tenga relaciones sexuales prohibidas o indecentes, o que nunca esté satisfecho con lo mucho que tiene, tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios. Eso es tan malo como adorar a un ídolo.
Efe 5:6  No se dejen engañar con ideas tontas, pues por cosas así Dios castiga terriblemente a quienes no lo obedecen.
Efe 5:7  Así que, no tengan nada que ver con esa clase de gente.
Efe 5:8  No conocer a Dios es como vivir en la oscuridad, y antes ustedes vivían así, pues no lo conocían. Pero ahora ya lo conocen, y han pasado a la luz; vivan entonces como corresponde a quienes conocen a Dios,
Efe 5:9  pues su Espíritu nos hace actuar con bondad, justicia y verdad.
Efe 5:10  Traten de hacer lo que le agrada a Dios.
Efe 5:11  No se hagan cómplices de los que no conocen a Dios; al contrario, háganles ver su error, pues sus hechos no aprovechan de nada.
Efe 5:12  ¡La verdad es que da vergüenza hablar de lo que ellos hacen a escondidas!
Efe 5:13  Cuando la luz brilla, todo queda al descubierto y puede verse cómo es en realidad.
Efe 5:14  Por eso alguien ha escrito: «¡Despiértate, tú que duermes! Levántate de entre los muertos, y Cristo te alumbrará.»
Efe 5:15  Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos.
Efe 5:16  Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos.
Efe 5:17  No sean tontos, sino traten de averiguar qué es lo que Dios quiere que hagan.
Efe 5:18  No se emborrachen, pues perderán el control de sus actos. Más bien, permitan que sea el Espíritu Santo quien los llene y los controle.
Efe 5:19  Cuando se reúnan, canten salmos, himnos y canciones espirituales. Alaben a Dios el Padre de todo corazón, y denle siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Ustedes, que honran a Cristo, deben sujetarse los unos a los otros.
Efe 5:22  Las esposas deben sujetarse a sus esposos, así como lo hacen con Cristo.
Efe 5:23  Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza de su iglesia, y también su Salvador. Cristo es la cabeza, y la iglesia es el cuerpo.
Efe 5:24  Por eso, la esposa debe sujetarse a su esposo en todo, así como la iglesia se sujeta a Cristo.
Efe 5:25  Los esposos deben amar a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella.
Efe 5:26  Lo hizo para hacerla sólo suya, limpiándola por medio de su mensaje y del bautismo.
Efe 5:27  Cristo quiso regalarse a sí mismo una iglesia gloriosa, apartada del mal y perfecta, como un vestido sin una sola arruga ni una sola mancha, ni nada parecido.
Efe 5:28  El esposo debe amar a su esposa, así como ama a su propio cuerpo. El hombre que ama a su esposa se ama a sí mismo.
Efe 5:29  Porque nadie desprecia su propio cuerpo. Al contrario, lo alimenta y lo cuida, del mismo modo que Cristo cuida a la iglesia.
Efe 5:30  En realidad, cada uno de nosotros forma parte de la iglesia, que es el cuerpo de Cristo.
Efe 5:31  Dice la Biblia: «Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, para formar un solo cuerpo.»
Efe 5:32  Esa es una verdad muy grande, y yo la uso para hablar de Cristo y de la iglesia.
Efe 5:33  En todo caso, el esposo debe amar a su esposa, como si se tratara de sí mismo, y la esposa debe respetar a su esposo.

 


 

Efe 5:1  Así pues, imiten a YAHWEH, como sus hijos amados;[43]
Efe 5:2  y vivan una vida de amor, así como también el Mashíaj nos amó; en verdad, se entregó como ofrenda en lugar de nosotros, como sacrificio de muerte a YAHWEH con agradable olor fragante.
Efe 5:3  Entre ustedes no se debe siquiera mencionar la inmoralidad sexual, ni ningún tipo de impureza o avaricia; esto es absolutamente inapropiado para el pueblo Kadosh de YAHWEH
Efe 5:4  También fuera de lugar están las obscenidades, habladurías estúpidas y lenguaje grosero; más bien, deben permanecer dando gracias.
Efe 5:5  De esto pueden estar seguros: toda persona sexualmente inmoral, impura o avariciosa, esto es, todo adorador de ídolos[44] no tiene parte en el Reino del Mashíaj y de YAHWEH.
Efe 5:6  Nadie los engañe con palabras huecas; pues es por estas cosas que el juicio de YAHWEH cae sobre los que le desobedecen.[45]
Efe 5:7  ¡Así que no sean copartícipes con ellos!
Efe 5:8  Pues ustedes estaban en tinieblas; pero ahora están unidos con el Adón, son luz, vivan como hijos de luz,
Efe 5:9  pues el fruto de la luz es todo tipo de bondad, justicia y verdad;
Efe 5:10  traten de determinar lo que le agrada al Adón.
Efe 5:11  No tengan nada que ver con las obras producidas por las tinieblas, en cambio, expónganlas,[46]
Efe 5:12  pues da vergüenza hablar de lo que esta gente hace en lo secreto.[47]
Efe 5:13  Pero todo expuesto a la luz es revelado claramente por lo que es,
Efe 5:14  por cuanto cualquier cosa revelada es luz. Por lo cual dice: "¡Levántate, tú que duermes! Elévate de entre los muertos, ¡Y el Mashíaj brillará sobre ti!"[Ro 13:11,12; 1C 15:34; 1Ts 5:6 2]
Efe 5:15  Por lo tanto, pongan cuidadosa atención en como conducen sus vidas; vivan sobriamente y no imprudentemente.
Efe 5:16  Usen bien el tiempo, pues estos son días malos.
Efe 5:17  Así, pues, no sean necios, traten de entender cual es la voluntad del Adón.
Efe 5:18  No se emborrachen con vino, porque los hace perder el control.[48] En cambio, permanezcan llenándose con el Ruaj;
Efe 5:19  canten salmos, himnos y cantos del ruaj el uno al otro; canten al Adón, y hagan música en sus corazones para El.
Efe 5:20  Siempre den gracias a Elohim el Padre, En Nombre de nuestro Adón Yahshúa Ha Mashíaj.[49]
Efe 5:21  Sométase el uno al otro en temor al Mashíaj.
Efe 5:22  Esposas, sométanse a sus esposos, como ellos al Adón;
Efe 5:23  porque el esposo es la cabeza de la esposa, tal como el Mashíaj es la cabeza de la Asamblea Mesiánica, El mismo es el que mantiene al cuerpo seguro.
Efe 5:24  Así como la Asamblea Mesiánica se somete al Mashíaj, así las esposas deben someterse a sus esposos en todo.[50]
Efe 5:25  En cuanto a los esposos, amen a sus esposas, tal como el Mashíaj amó a la Asamblea Mesiánica, en verdad, se entregó a sí mismo por ella;
Efe 5:26  para apartarla para YAHWEH, purificándola por medio de la inmersión en agua en el mikveh, por decirlo así,
Efe 5:27  a fin de presentar la Asamblea Mesiánica a El mismo como esposa, sin mancha, arruga o cualquiera de estas cosas, sino Kadosh, sin defecto, por la cual estar complacido.
Efe 5:28  Así es como los esposos deben amar a sus esposas, como a sus propios cuerpos; pues el hombre que ama a su esposa, se ama a sí mismo.
Efe 5:29  ¡Nadie aborreció nunca a su propia carne! Por el contrario, la alimenta bien y la cuida, asimismo como el Mashíaj hace con la Asamblea Mesiánica,
Efe 5:30  porque somos miembros de su cuerpo.
Efe 5:31  Por lo tanto, el hombre dejará a su padre y a su madre y permanecerá con su esposa, y los dos vendrán a ser un solo cuerpo."[Ge 2:24]
Efe 5:32  Hay una verdad profunda escondida aquí, que yo digo, concierne al Mashíaj y a la Asamblea Mesiánica.[51]
Efe 5:33  No obstante, el texto aplica a cada uno individualmente: que cada hombre ame a su esposa como a sí mismo y la mujer respete a su marido.

 


 

Efe 5:1  "Así que sean como Dios pues ustedes son sus hijos amados,"
Efe 5:2  y sigan el camino del amor así como Cristo nos amó y ofrendó su vida por nosotros como un sacrificio voluntario cuyo agradable olor sube a Dios.
Efe 5:3  "Ustedes son el pueblo santo de Dios; por lo tanto, entre ustedes no debe existir la inmoralidad sexual ni ningún otro exceso."
Efe 5:4  "Tampoco digan groserías, tonterías ni hagan bromas vulgares. Mejor alaben y den gracias a Dios."
Efe 5:5  "Pues es seguro que el que cometa pecados sexuales no tendrá parte en el reino de Dios, ni el que haga inmoralidades, ni tampoco el que siempre quiera tener más cosas para sí, porque eso es como adorar a un dios falso."
Efe 5:6  No permitan que nadie los engañe con ideas falsas porque Dios se enoja con los que no lo obedecen.
Efe 5:7  Así que no tengan nada que ver con esa clase de gente.
Efe 5:8  "Les digo esto porque ustedes estaban antes en la oscuridad, pero ahora están en la luz del Señor. Por lo tanto, vivan como hijos que pertenecen a la luz."
Efe 5:9  "La luz trae bondad, rectitud y verdad en abundancia."
Efe 5:10  Traten de aprender qué es lo que agrada al Señor.
Efe 5:11  "No participen de lo que hacen los que practican el mal porque eso no lleva a nada bueno. Más bien desenmascárenlos,"
Efe 5:12  pues hasta da vergüenza hablar de lo que esa gente hace a escondidas.
Efe 5:13  "Todo lo que se expone a la luz, se puede ver con claridad,"
Efe 5:14  "pues todo lo que se saca a la luz se convierte en luz. Por eso decimos: ""Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos y Cristo te iluminará""."
Efe 5:15  "Por eso hay que tener mucho cuidado con la forma de vivir. No vivan como la gente necia, sino con sabiduría."
Efe 5:16  "Esto quiere decir que deben aprovechar toda oportunidad para hacer el bien, porque estamos en una época llena de maldad."
Efe 5:17  "No sean tontos, mejor traten de entender cuál es la voluntad del Señor."
Efe 5:18  "No se emborrachen, porque así echarán a perder su vida. Mejor llénense del Espíritu Santo."
Efe 5:19  "Anímense entre ustedes con salmos, himnos y cantos de alabanza. Canten de corazón melodías al Señor."
Efe 5:20  Siempre den gracias a Dios Padre por todo en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
Efe 5:21  Sírvanse unos a otros por respeto a Cristo.
Efe 5:22  "Esposas, estén dispuestas a servir a su esposo así como sirven al Señor."
Efe 5:23  "El esposo es la cabeza de la esposa, así como Cristo es la cabeza de la iglesia. La iglesia es el cuerpo de Cristo y Cristo es el Salvador del cuerpo."
Efe 5:24  "Así como la iglesia obedece a Cristo, también la esposa debe obedecer en todo a su esposo."
Efe 5:25  "Esposos, amen a su esposa así como Cristo amó a la iglesia y entregó su vida por ella."
Efe 5:26  Cristo murió para hacer que la iglesia fuera santa. La purificó con la enseñanza de las buenas noticias y con el agua
Efe 5:27  "para presentársela a sí mismo como una novia, llena de esplendor y belleza. Cristo murió para que la iglesia fuera pura, sin mancha, ni arruga, ni nada semejante."
Efe 5:28  "El esposo debe amar a su esposa así como ama a su propio cuerpo; el que ama a su esposa, se ama a sí mismo"
Efe 5:29  "porque nadie odia a su propio cuerpo. Todo lo contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo cuida a la iglesia"
Efe 5:30  porque formamos parte de su cuerpo.
Efe 5:31  "Así dice la Escritura: ""El hombre dejará a su papá y a su mamá para unirse a su esposa y los dos serán un solo cuerpo""."
Efe 5:32  Este es un misterio muy grande porque tiene que ver con Cristo y la iglesia.
Efe 5:33  "En todo caso, cada uno de ustedes ame a su mujer como a sí mismo, y la mujer respete a su marido."

 


 
  Conocen nuestro sitio 449141 visitantes (1673376 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!