Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W154
 


  BibliadeEstudioAdventistaEfesios 1.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de Efesios.


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Cristo Jesús, por voluntad de Dios, a los santos, a los que están en éfeso, y fieles en Cristo Jesús:
Efe 1:2  gracia a vosotros, y paz de Dios, nuestro Padre y Señor Jesucristo.
Efe 1:3  Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo; el que nos ha bendecido en toda bendición espiritual, en lo celeste, en Cristo;
Efe 1:4  así como nos eligió en él, antes de la constitución del mundo, para ser santos e irreprensibles faz a faz de él; en caridad
Efe 1:5  predestinándonos a filiación por Cristo Jesús, para él, según el beneplácito de su voluntad;
Efe 1:6  en loor de gloria de su gracia; con que nos agració en el amado;
Efe 1:7  en quien tenemos la redención por su sangre: la remisión de las caídas, según la riqueza de su gracia;
Efe 1:8  que abundó en nosotros en toda sabiduría y prudencia;
Efe 1:9  manifestándonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que propuso en él,
Efe 1:10  en dispensación de la plenitud de los tiempos, a resumir todo en el Cristo, lo en los cielos y lo en la tierra, en él;
Efe 1:11  en quien también hemos sido llamados predestinados, según propósito del que todo lo obra, según el consejo de su voluntad;
Efe 1:12  para que seamos en loor de su gloria, lo que antes hemos esperado en el Cristo;
Efe 1:13  en quien también vosotros, oyendo la palabra de la verdad: el Evangelio de vuestra salud. —en quien también creyendo, habéis sido sellados con el Espíritu de la promesa, el Santo;
Efe 1:14  que es las arras de vuestra herencia en redención de la adquisición, en loor de su gloria.
Efe 1:15  Por esto también yo, oyendo la entre vosotros fe en el Señor Jesús y la caridad la para con todos los santos;
Efe 1:16  no ceso de agradecer, de vosotros memoria haciendo en mis oraciones;
Efe 1:17  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación, en conocimiento de él,
Efe 1:18  iluminados los ojos del corazón, para que sepáis cuál es la esperanza de su vocación, cuál la riqueza de la gloria de su herencia, en los santos;
Efe 1:19  y cuál la eminente grandeza de su virtud para con nosotros, que creemos según la operación del poder de su fuerza(a) ;
Efe 1:20  que ha operado en el Cristo, resucitándole de muertos y sentando a su diestra en los cielos;
Efe 1:21  por sobre todo principado, y potestad, y virtud, y dominación y todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el futuro;
Efe 1:22  y todo sometió bajo sus pies, y diólo por cabeza, sobre todas las cosas, a la iglesia;
Efe 1:23  la cual es su cuerpo, la plenitud del que todo en todo llena.  

 


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles de Jesucristo en Efeso:
Efe 1:2  sean con vosotros la gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
Efe 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en Cristo nos bendijo con toda bendición espiritual en los cielos;"
Efe 1:4  por cuanto que en El nos eligió antes de la constitución del mundo, para que fuésemos santos e inmaculados ante El en amor,
Efe 1:5  predestinándonos a la adopción de hijos suyos por Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad,
Efe 1:6  para alabanza de la gloria de su gracia, por la que nos ha hecho gratos en su Amado,
Efe 1:7  en quien tenemos la redención por la virtud de su sangre, la remisión de los pecados, según las riquezas de su gracia,
Efe 1:8  que superabundante mente derramó sobre nosotros en toda sabiduría y prudencia, dándonos
Efe 1:9  a conocer el misterio de su voluntad, conforme a su benévolo designio, que se había propuesto,
Efe 1:10  para realizarlo en la plenitud de los tiempos, de recapitular en Cristo todas las cosas, las de los cielos y las de la tierra.
Efe 1:11  En El, en quien hemos sido hechos herederos, predestinados, según el propósito de aquel que hace todas las cosas conforme al consejo de su voluntad,
Efe 1:12  a fin de que seamos para alabanza de su gloria nosotros los que ya antes habíamos esperado en Cristo;"
Efe 1:13  en el cual también vosotros, que escuchasteis la palabra de la verdad, el Evangelio de vuestra salud, en el que habéis creído, fuisteis sellados con el sello del Espíritu Santo prometido,
Efe 1:14  que es arras de nuestra herencia, para la redención de su adquisición, para alabanza de su gloria.
Efe 1:15  Por lo cual, yo también, conocedor de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestra caridad para con todos los santos,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias por vosotros y de hacer de vosotros memoria en mis oraciones,
Efe 1:17  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo y Padre de la gloria os conceda espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de El,
Efe 1:18  iluminando los ojos de vuestro corazón. Con esto entenderéis cuál es la esperanza a que os ha llamado, cuáles las riquezas y la gloria de la herencia otorgada a los santos,
Efe 1:19  y cuál la excelsa grandeza de su poder para con nosotros, los creyentes, según la fuerza de su poderosa virtud,
Efe 1:20  que El ejerció en Cristo, resucitándole de entre los muertos y sentándole a su diestra en los cielos,
Efe 1:21  por encima de todo principado, potestad, virtud y dominación y de todo cuanto tiene nombre, no sólo en este siglo, sino también en el venidero*
Efe 1:22  A El sujetó todas las cosas bajo sus pies y le puso por encima de todo cabeza de la Iglesia,
Efe 1:23  que es su cuerpo, la plenitud del que lo llena todo en todos,

 


 

Efe 1:1  Queridos hermanos de Éfeso: A ustedes, que pertenecen al pueblo especial de Dios, y que siguen creyendo en Jesucristo y viven muy unidos a él, les envío mis saludos. Yo, Pablo, soy apóstol de Jesucristo porque Dios así lo quiso.
Efe 1:2  Les pido a nuestro Padre Dios y al Señor Jesucristo que los amen mucho y les den su paz.
Efe 1:3  Demos gracias al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo por las bendiciones espirituales que Cristo nos trajo del cielo.
Efe 1:4  Desde antes de crear el mundo Dios nos eligió, por medio de Cristo, para que fuéramos sólo de él y viviéramos sin pecado. Dios nos amó tanto que
Efe 1:5  decidió enviar a Jesucristo para adoptarnos como hijos suyos, pues así había pensado hacerlo desde un principio.
Efe 1:6  Dios hizo todo eso para que lo alabemos por su grande y maravilloso amor. Gracias a su amor, nos dio la salvación por medio de su amado Hijo.
Efe 1:7  Por la muerte de Cristo en la cruz, Dios perdonó nuestros pecados y nos liberó de toda culpa. Esto lo hizo por su inmenso amor. Por su gran sabiduría y conocimiento,
Efe 1:9  Dios nos mostró el plan que había mantenido en secreto, y que había decidido realizar por medio de Cristo.
Efe 1:10  Cuando llegue el momento preciso, Dios completará su plan y reunirá todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra, y al frente de ellas pondrá como jefe a Cristo.
Efe 1:11  Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes.
Efe 1:12  Dios quiso que los judíos fuéramos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo, para que lo alabemos por su gran poder.
Efe 1:13  Ustedes oyeron y creyeron la buena noticia de su salvación, que es un mensaje verdadero, y gracias a Cristo pasaron a formar parte del pueblo de Dios y recibieron el Espíritu Santo, que nos había prometido.
Efe 1:14  Ustedes lo recibieron como prueba de que Dios cumplirá su promesa, cuando haya liberado totalmente a los que formamos su pueblo. Por eso, alabamos la grandeza de Dios.
Efe 1:15  Me he enterado de que ustedes confían mucho en el Señor Jesús y aman a todos los del pueblo de Dios. Por eso, y por lo que antes dije,
Efe 1:16  me acuerdo de ustedes cuando estoy orando, y le doy gracias a Dios por la confianza que en él tienen.
Efe 1:17  Le pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, es decir, al Padre maravilloso, que les dé su Espíritu, para que sean sabios y puedan entender cómo es Dios.
Efe 1:18  También le pido a Dios que les haga comprender con claridad el gran valor de la esperanza a la que han sido llamados, y de la salvación que él ha dado a los que son suyos.
Efe 1:19  Pido también que entiendan bien el gran poder con que Dios nos ayuda en todo. El poder de Dios no tiene límites; con ese mismo poder
Efe 1:20  Dios resucitó a Cristo y le dio un lugar en el cielo, a la derecha de su trono;
Efe 1:21  con ese mismo poder, Dios le dio a Cristo dominio sobre todos los espíritus que tienen poder y autoridad, y sobre todo lo que existe en este mundo y en el nuevo mundo que vendrá.
Efe 1:22  Dios puso todas las cosas bajo el poder de Cristo, y lo nombró jefe de la iglesia. Cristo es, para la iglesia, lo que la cabeza es para el cuerpo. Con Cristo, que todo lo llena, la iglesia queda completa. 

 


 

Efe 1:1  Pablo, por voluntad de Dios apóstol de Jesucristo, a todos los santos, residentes en Efeso, y fieles en Cristo Jesús ;
Efe 1:2  la gracia sea con vosotros, y la paz de Dios, padre nuestro , y del Señor Jesucristo.
Efe 1:3  Bendito el Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que nos ha colmado en Cristo de toda suerte de bendiciones espirituales del cielo,
Efe 1:4  así como por él mismo nos escogió antes de la creación del mundo, para ser santos y sin mancha en su presencia, por la caridad;
Efe 1:5  habiéndonos predestinado a ser de hijos suyos adoptivos por Jesucristo a gloria suya, por un puro efecto de su buena voluntad,
Efe 1:6  a fin de que se celebre la gloria de su gracia, mediante la cual nos hizo gratos a sus ojos en su querido Hijo,
Efe 1:7  en quien por su sangre logramos la redención, y el perdón de los pecados, por las riquezas de su gracia,
Efe 1:8  que con abundancia ha derramado sobre nosotros, colmándonos de toda sabiduría y prudencia,
Efe 1:9  para hacernos conocer el misterio, o arcano, de su voluntad, fundada en su mero beneplácito, por el cual se propuso
Efe 1:10  restaurar en Cristo , cumplidos los tiempos prescritos, todas las cosas de los cielos y las de la tierra, reuniéndolas todas por él mismo, en un cuerpo o Iglesia.
Efe 1:11  Por él fuimos también nosotros llamados como por suerte, habiendo sido predestinados según el decreto de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad,
Efe 1:12  para que seamos la gloria y el objeto de las alabanzas de Cristo , nosotros los judíos, que hemos sido los primeros en esperar en él.
Efe 1:13  En él habéis esperado también vosotros los gentiles, luego que habéis oído la palabra de la verdad (el evangelio de vuestra salud) y en quien habiendo así mismo creído, recibisteis el sello del Espíritu Santo que estaba prometido,
Efe 1:14  el cual es la prenda o las arras de nuestra herencia celestial hasta la perfecta libertad del pueblo que se ha adquirido el Señor para loor de la gloria de él mismo.
Efe 1:15  Por eso yo estando, como estoy, informado de la fe que tenéis en el Señor Jesús , y de vuestra caridad para con todos los santos, o pobres fieles,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias a Dios por vosotros, acordándome de vosotros en mis oraciones,
Efe 1:17  para que Dios, Padre glorioso de Nuestro Señor Jesucristo, os dé espíritu de sabiduría y de ilustración para conocerle,
Efe 1:18  iluminando los ojos de vuestro corazón, a fin de que sepáis cuál es la esperanza, o lo que debéis esperar, de su vocación, y cuáles las riquezas y la gloria de su herencia destinada para los santos,
Efe 1:19  y cuál aquella soberana grandeza de su poder sobre nosotros, que creemos según la eficacia de su poderosa virtud,
Efe 1:20  que él ha desplegado y hecho patente en la persona de Cristo , resucitándole de entre los muertos, y colocándole a su diestra en los cielos,
Efe 1:21  sobre todo principado, y potestad, y virtud, y dominación, y sobre todo nombre, por celebrado que sea no sólo en este siglo, sino también en el futuro.
Efe 1:22  Ha puesto todas las cosas bajo los pies de él, y le ha constituido cabeza de toda la Iglesia, así militante como triunfante,
Efe 1:23  la cual es su cuerpo, y en la cual aquel que lo completa todo en todos halla el complemento de todos sus miembros. 

 


 

Efe 1:1  

Salutación
  Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso:(A)
Efe 1:2  Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. 

Bendiciones espirituales en Cristo
 
Efe 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,
Efe 1:4  según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
Efe 1:5  en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
Efe 1:6  para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
Efe 1:7  en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados(B) según las riquezas de su gracia,
Efe 1:8  que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
Efe 1:9  dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,
Efe 1:10  de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
Efe 1:11  En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,
Efe 1:12  a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.
Efe 1:13  En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,
Efe 1:14  que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria. 

El espíritu de sabiduría y de revelación
 
Efe 1:15  Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,
Efe 1:17  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
Efe 1:18  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
Efe 1:19  y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,
Efe 1:20  la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra(C) en los lugares celestiales,
Efe 1:21  sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;
Efe 1:22  y sometió todas las cosas bajo sus pies,(D) y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,
Efe 1:23  la cual es su cuerpo,(E) la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. 
 

 


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Jesús, el Cristo por la voluntad de Dios, a los santos que están en Efeso, y a los fieles en Cristo Jesús que están en Efeso:
Efe 1:2  Gracia y paz tengáis de Dios Padre nuestro, y del Señor Jesús, el Cristo.
Efe 1:3  Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesús Cristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en bienes celestiales en Cristo,
Efe 1:4  según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en caridad;
Efe 1:5  el cual nos señaló dede antes el camino para ser adoptados en hijos por Jesús, el Cristo, en sí mismo, por el buen querer de su voluntad,
Efe 1:6  para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado;
Efe 1:7  en el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia,
Efe 1:8  que sobreabundó en nosotros en toda sabiduría e prudencia,
Efe 1:9  descubriéndonos el misterio de su voluntad, por el buen querer de su voluntad, según lo que se había propuesto en sí mismo,
Efe 1:10  de restaurar todas las cosas por el Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
Efe 1:11  En él digo , en quien asimismo tuvimos herencia, quien nos señaló desde antes el camino conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad,
Efe 1:12  para que seamos para alabanza de su gloria, nosotros que antes esperamos en el Cristo.
Efe 1:13  En el cual esperásteis también vosotros oyendo la Palabra de Verdad, el Evangelio de vuestra salud; en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa,
Efe 1:14  Que es las arras de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.
Efe 1:15  Por lo cual también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y la caridad para con todos los santos,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,
Efe 1:17  que el Dios del Señor nuestro, Jesús, el Cristo, el Padre de gloria, os dé Espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de El;
Efe 1:18  alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál sea la esperanza de su llamado, y cuáles sean las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
Efe 1:19  y cuál sea aquella supereminente grandeza de su potencia en nosotros los que creemos, por la operación de la potencia de su fortaleza,
Efe 1:20  la cual obró en el Cristo, resucitándole de los muertos, y colocándole a su diestra en los lugares celestiales,
Efe 1:21  sobre todo principado y potestad, y potencia, y señorío, y todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino aun en el venidero:
Efe 1:22  y sujetándole todas las cosas debajo de sus pies, y poniéndolo por cabeza sobre todas las cosas a la Iglesia,
Efe 1:23  la cual es su cuerpo, y él es la plenitud de ella: el cual llena todas las cosas en todos. 

 


 

Efe 1:1  Paul, an apostle of Jesus Christ by the will of God, to the saints which are at Ephesus, and to the faithful in Christ Jesus:
Efe 1:2  Grace be to you, and peace, from God our Father, and from the Lord Jesus Christ.
Efe 1:3  Blessed be the God and Father of our Lord Jesus Christ, who hath blessed us with all spiritual blessings in heavenly places in Christ:
Efe 1:4  According as he hath chosen us in him before the foundation of the world, that we should be holy and without blame before him in love:
Efe 1:5  Having predestinated us unto the adoption of children by Jesus Christ to himself, according to the good pleasure of his will,
Efe 1:6  To the praise of the glory of his grace, wherein he hath made us accepted in the beloved.
Efe 1:7  In whom we have redemption through his blood, the forgiveness of sins, according to the riches of his grace;
Efe 1:8  Wherein he hath abounded toward us in all wisdom and prudence;
Efe 1:9  Having made known unto us the mystery of his will, according to his good pleasure which he hath purposed in himself:
Efe 1:10  That in the dispensation of the fulness of times he might gather together in one all things in Christ, both which are in heaven, and which are on earth; even in him:
Efe 1:11  In whom also we have obtained an inheritance, being predestinated according to the purpose of him who worketh all things after the counsel of his own will:
Efe 1:12  That we should be to the praise of his glory, who first trusted in Christ.
Efe 1:13  In whom ye also trusted, after that ye heard the word of truth, the gospel of your salvation: in whom also after that ye believed, ye were sealed with that holy Spirit of promise,
Efe 1:14  Which is the earnest of our inheritance until the redemption of the purchased possession, unto the praise of his glory.
Efe 1:15  Wherefore I also, after I heard of your faith in the Lord Jesus, and love unto all the saints,
Efe 1:16  Cease not to give thanks for you, making mention of you in my prayers;
Efe 1:17  That the God of our Lord Jesus Christ, the Father of glory, may give unto you the spirit of wisdom and revelation in the knowledge of him:
Efe 1:18  The eyes of your understanding being enlightened; that ye may know what is the hope of his calling, and what the riches of the glory of his inheritance in the saints,
Efe 1:19  And what is the exceeding greatness of his power to us-ward who believe, according to the working of his mighty power,
Efe 1:20  Which he wrought in Christ, when he raised him from the dead, and set him at his own right hand in the heavenly places,
Efe 1:21  Far above all principality, and power, and might, and dominion, and every name that is named, not only in this world, but also in that which is to come:
Efe 1:22  And hath put all things under his feet, and gave him to be the head over all things to the church,
Efe 1:23  Which is his body, the fulness of him that filleth all in all. 

 


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Cristo Jesús por voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús.
Efe 1:2  Gracia a vosotros y paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.
Efe 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales, en los cielos, en Cristo;
Efe 1:4  por cuanto nos ha elegido en él antes de la fundación del mundo, para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor;
Efe 1:5  eligiéndonos de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, según el beneplácito de su voluntad,
Efe 1:6  para alabanza de la gloria de su gracia con la que nos agració en el Amado.
Efe 1:7  En él tenemos por medio de su sangre la redención, el perdón de los delitos, según la riqueza de su gracia
Efe 1:8  que ha prodigado sobre nosotros en toda sabiduría e inteligencia,
Efe 1:9  dándonos a conocer el Misterio de su voluntad según el benévolo designio que en él se propuso de antemano,
Efe 1:10  para realizarlo en la plenitud de los tiempos: hacer que todo tenga a Cristo por Cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra.
Efe 1:11  A él, por quien entramos en herencia, elegidos de antemano según el previo designio del que realiza todo conforme a la decisión de su voluntad,
Efe 1:12  para ser nosotros alabanza de su gloria, los que ya antes esperábamos en Cristo.
Efe 1:13  En él también vosotros, tras haber oído la Palabra de la verdad, el Evangelio de vuestra salvación, y creído también en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la Promesa,
Efe 1:14  que es prenda de nuestra herencia, para redención del Pueblo de su posesión, para alabanza de su gloria.
Efe 1:15  Por eso, también yo, al tener noticia de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestra caridad para con todos los santos,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias por vosotros recordándoos en mis oraciones,
Efe 1:17  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os conceda espíritu de sabiduría y de revelación para conocerle perfectamente;
Efe 1:18  iluminando los ojos de vuestro corazón para que conozcáis cuál es la esperanza a que habéis sido llamados por él; cuál la riqueza de la gloria otorgada por él en herencia a los santos,
Efe 1:19  y cuál la soberana grandeza de su poder para con nosotros, los creyentes, conforme a la eficacia de su fuerza poderosa,
Efe 1:20  que desplegó en Cristo, resucitándole de entre los muertos y sentándole a su diestra en los cielos,
Efe 1:21  por encima de todo Principado, Potestad, Virtud, Dominación y de todo cuanto tiene nombre no sólo en este mundo sino también en el venidero.
Efe 1:22  = Bajo sus pies sometió todas la cosas = y le constituyó Cabeza suprema de la Iglesia,
Efe 1:23  que es su Cuerpo, la Plenitud del que lo llena todo en todo.

 


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, saluda a quienes en la ciudad de Éfeso[1] pertenecen al pueblo santo y como creyentes están unidos a Cristo Jesús.
Efe 1:2  Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo derramen su gracia y su paz sobre ustedes.
Efe 1:3  Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues en Cristo nos ha bendecido en los cielos con toda clase de bendiciones espirituales.
Efe 1:4  Dios nos escogió en Cristo desde antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos y sin defecto en su presencia. Por su amor,
Efe 1:5  nos había destinado a ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, hacia el cual nos ordenó, según la determinación bondadosa de su voluntad.
Efe 1:6  Esto lo hizo para que alabemos siempre a Dios por su gloriosa bondad, con la cual nos bendijo mediante su amado Hijo.
Efe 1:7  En Cristo, gracias a la sangre que derramó, tenemos la liberación[2] y el perdón de los pecados. Pues Dios ha hecho desbordar sobre nosotros las riquezas de su generosidad, dándonos toda sabiduría y entendimiento,
Efe 1:8  (TEXT OMITTED)
Efe 1:9  y nos ha hecho conocer el designio secreto de su voluntad. Él en su bondad se había propuesto realizar en Cristo este designio,
Efe 1:10  e hizo que se cumpliera el término que había señalado. [3] y este designio consiste en que Dios ha querido unir bajo el mando de Cristo todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra.
Efe 1:11  En Cristo, Dios nos había escogido de antemano para que tuviéramos parte en su herencia, [4] de acuerdo con el propósito de Dios mismo, que todo lo hace según la determinación de su voluntad.
Efe 1:12  y él ha querido que nosotros seamos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo, para que todos alabemos su glorioso poder.
Efe 1:13  Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con el Espíritu Santo que él había prometido. [5]
Efe 1:14  Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder.
Efe 1:15  Por esto, como sé que ustedes tienen fe en el Señor Jesús y amor para con todo el pueblo santo,
Efe 1:16  no dejo de dar gracias a Dios por ustedes, recordándolos en mis oraciones.
Efe 1:17  Pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, al glorioso Padre, que les conceda el don espiritual de la sabiduría y se manifieste a ustedes, para que puedan conocerlo verdaderamente.
Efe 1:18  Pido que Dios les ilumine la mente, para que sepan cuál es la esperanza a la que han sido llamados, cuán gloriosa y rica es la herencia que Dios da al pueblo santo,
Efe 1:19  y cuán grande y sin límites es su poder, el cual actúa en nosotros los creyentes. Este poder es el mismo que Dios mostró con tanta fuerza y potencia
Efe 1:20  cuando resucitó a Cristo y lo hizo sentar a su derecha en el cielo,
Efe 1:21  poniéndolo por encima de todo poder, autoridad, dominio y señorío, [6] y por encima de todo lo que existe, tanto en este tiempo como en el venidero.
Efe 1:22  Sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, y a Cristo mismo lo dio a la iglesia como cabeza de todo.
Efe 1:23  Pues la iglesia es el cuerpo de Cristo, de quien ella recibe su plenitud, y a que Cristo es quien lleva todas las cosas a su plenitud. [7] 

 


 

Efe 1:1  Pablo, apóstol de Cristo Jesús por la voluntad de Dios, a los santos que están [en Éfeso] y a los fieles en unión con Cristo Jesús:
Efe 1:2  Que tengan bondad inmerecida y paz de parte de Dios nuestro Padre y de[l] Señor Jesucristo.
Efe 1:3  Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, porque nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en unión con Cristo,
Efe 1:4  así como nos escogió en unión con él antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin tacha delante de él en amor.
Efe 1:5  Pues nos predeterminó a la adopción mediante Jesucristo como hijos para sí mismo, según el beneplácito de su voluntad,
Efe 1:6  para alabanza de su gloriosa bondad inmerecida que él nos confirió bondadosamente por medio de [su] amado.
Efe 1:7  Por medio de él tenemos la liberación por rescate mediante la sangre de ese, sí, el perdón de [nuestras] ofensas, según las riquezas de su bondad inmerecida.
Efe 1:8  Esta él la hizo abundar para con nosotros en toda sabiduría y buen sentido,
Efe 1:9  por cuanto nos dio a conocer el secreto sagrado de su voluntad. Es según su beneplácito que él se propuso en sí mismo
Efe 1:10  para una administración al límite cabal de los tiempos señalados, a saber: reunir todas las cosas de nuevo en el Cristo, las cosas en los cielos y las cosas en la tierra. [Sí,] en él,
Efe 1:11  en unión con el cual a nosotros también se nos asignó como herederos, por cuanto fuimos predeterminados según el propósito de aquel que opera todas las cosas conforme a la manera como su voluntad aconseja,
Efe 1:12  para que sirviéramos para la alabanza de su gloria, nosotros los que hemos sido los primeros en esperar en el Cristo.
Efe 1:13  Pero ustedes también esperaron en él después que oyeron la palabra de la verdad, las buenas nuevas acerca de su salvación. Por medio de él también, después que ustedes creyeron, fueron sellados con el espíritu santo prometido,
Efe 1:14  que es una prenda por anticipado de nuestra herencia, con el propósito de poner en libertad por rescate la propia posesión [de Dios], para su gloriosa alabanza.
Efe 1:15  Por eso yo también, habiendo oído de la fe que ustedes tienen en el Señor Jesús y para con todos los santos,
Efe 1:16  no ceso de dar gracias por ustedes. Continúo mencionándolos en mis oraciones,
Efe 1:17  para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento exacto de él;
Efe 1:18  habiendo sido iluminados los ojos de su corazón, para que sepan cuál es la esperanza a la cual él los llamó, cuáles son las gloriosas riquezas que él guarda como herencia para los santos,
Efe 1:19  y cuál es la sobrepujante grandeza de su poder para con nosotros los creyentes. Es según la operación de la potencia de su fuerza,
Efe 1:20  con la cual ha operado en el caso del Cristo cuando lo levantó de entre los muertos y lo sentó a su diestra en los lugares celestiales,
Efe 1:21  muy por encima de todo gobierno y autoridad y poder y señorío, y de todo nombre que se nombra, no solo en este sistema de cosas, sino también en el que ha de venir.
Efe 1:22  Él también sujetó todas las cosas debajo de sus pies, y lo hizo cabeza sobre todas las cosas en cuanto a la congregación,
Efe 1:23  la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que llena todas las cosas en todos.

 


 

Efe 1:1  Queridos hermanos de Éfeso: A ustedes, que pertenecen al pueblo especial de Dios, y que siguen creyendo en Jesucristo y viven muy unidos a él, les envío mis saludos. Yo, Pablo, soy apóstol de Jesucristo porque Dios así lo quiso.
Efe 1:2  Les pido a nuestro Padre Dios y al Señor Jesucristo que los amen mucho y les den su paz.
Efe 1:3  Demos gracias al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo por las bendiciones espirituales que Cristo nos trajo del cielo.
Efe 1:4  Desde antes de crear el mundo Dios nos eligió, por medio de Cristo, para que fuéramos sólo de él y viviéramos sin pecado. Dios nos amó tanto que
Efe 1:5  decidió enviar a Jesucristo para adoptarnos como hijos suyos, pues así había pensado hacerlo desde un principio.
Efe 1:6  Dios hizo todo eso para que lo alabemos por su grande y maravilloso amor. Gracias a su amor, nos dio la salvación por medio de su amado Hijo.
Efe 1:7  Por la muerte de Cristo en la cruz, Dios perdonó nuestros pecados y nos liberó de toda culpa. Esto lo hizo por su inmenso amor. Por su gran sabiduría y conocimiento,
Efe 1:9  Dios nos mostró el plan que había mantenido en secreto, y que había decidido realizar por medio de Cristo.
Efe 1:10  Cuando llegue el momento preciso, Dios completará su plan y reunirá todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra, y al frente de ellas pondrá como jefe a Cristo.
Efe 1:11  Por medio de Cristo, Dios nos eligió desde un principio, para que fuéramos suyos y recibiéramos todo lo que él había prometido. Así lo había decidido Dios, quien siempre lleva a cabo sus planes.
Efe 1:12  Dios quiso que los judíos fuéramos los primeros en poner nuestra esperanza en Cristo, para que lo alabemos por su gran poder.
Efe 1:13  Ustedes oyeron y creyeron la buena noticia de su salvación, que es un mensaje verdadero, y gracias a Cristo pasaron a formar parte del pueblo de Dios y recibieron el Espíritu Santo, que nos había prometido.
Efe 1:14  Ustedes lo recibieron como prueba de que Dios cumplirá su promesa, cuando haya liberado totalmente a los que formamos su pueblo. Por eso, alabamos la grandeza de Dios.
Efe 1:15  Me he enterado de que ustedes confían mucho en el Señor Jesús y aman a todos los del pueblo de Dios. Por eso, y por lo que antes dije,
Efe 1:16  me acuerdo de ustedes cuando estoy orando, y le doy gracias a Dios por la confianza que en él tienen.
Efe 1:17  Le pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, es decir, al Padre maravilloso, que les dé su Espíritu, para que sean sabios y puedan entender cómo es Dios.
Efe 1:18  También le pido a Dios que les haga comprender con claridad el gran valor de la esperanza a la que han sido llamados, y de la salvación que él ha dado a los que son suyos.
Efe 1:19  Pido también que entiendan bien el gran poder con que Dios nos ayuda en todo. El poder de Dios no tiene límites; con ese mismo poder
Efe 1:20  Dios resucitó a Cristo y le dio un lugar en el cielo, a la derecha de su trono;
Efe 1:21  con ese mismo poder, Dios le dio a Cristo dominio sobre todos los espíritus que tienen poder y autoridad, y sobre todo lo que existe en este mundo y en el nuevo mundo que vendrá.
Efe 1:22  Dios puso todas las cosas bajo el poder de Cristo, y lo nombró jefe de la iglesia. Cristo es, para la iglesia, lo que la cabeza es para el cuerpo. Con Cristo, que todo lo llena, la iglesia queda completa.

 


 

Efe 1:1  De: Shaúl, un emisario del Mashíaj Yahshúa, por la voluntad de YAHWEH. A: El pueblo Kadosh de YAHWEH que vive en Efeso,[1] esto es, los que están confiando en el Mashíaj Yahshúa:
Efe 1:2  Misericordia a ustedes y Shalom de Elohim el Padre y del Adón Yahshúa Ha Mashíaj.
Efe 1:3  Alabado sea YAHWEH, Padre de nuestro Adón Yahshúa Ha Mashíaj, quien en el Mashíaj nos ha bendecido con toda bendición en el ruaj en el cielo.
Efe 1:4  En el Mashíaj Él nos escogió en amor antes de la creación del universo, para ser Kadoshim y sin defectos en Su presencia.
Efe 1:5  El determinó de antemano que, por medio de Yahshúa Ha Mashíaj, nosotros fué ramos sus hijos de acuerdo con Su voluntad y propósito,[2]
Efe 1:6  para que le alabáramos como corresponde a la gloria de la misericordia que nos dio por medio de El Amado.
Efe 1:7  En unión con El, por medio del derramamiento de su sangre, somos libres; nuestros pecados son perdonados de acuerdo a la riqueza de la misericordia
Efe 1:8  que hizo sobreabundar para con nosotros. En toda Su sabiduría y discernimiento
Efe 1:9  nos ha dado a conocer su plan secreto, el cual, por su propia voluntad, diseñó de antemano con relación al Mashíaj,
Efe 1:10  y lo pondrá en efecto cuando el tiempo esté maduro; su plan de reunir y poner bajo el control del Mashíaj todo lo que está en el cielo y en la tierra.[3]
Efe 1:11  También en unión con El nos fue dada una herencia; nosotros, que fuimos escogidos de antemano de acuerdo con el propósito del Unico que realiza todo en cumplimiento de Su voluntad,
Efe 1:12  para que nosotros, que anteriormente pusimos nuestra confianza en el Mashíaj, le alabáramos como corresponde con su Gloria.
Efe 1:13  Además, ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, las Buenas Noticias que ofrecen salvación, y ponen su confianza en el Mashíaj, fueron sellados por El con la promesa del Ruaj HaKodesh,
Efe 1:14  quien garantiza nuestra herencia, hasta que tengamos posesión de ella,[4] y así darle la alabanza que corresponda con su Gloria.
Efe 1:15  Por esta razón, desde que supe de la confianza de ustedes en el Adón Yahshúa y el amor que tienen por todo el pueblo de YAHWEH,
Efe 1:16  no he cesado de dar gracias por ustedes. En mis oraciones permanezco pidiendo
Efe 1:17  al Elohim de nuestro Adón Yahshúa, el Padre glorioso, que les dé el Ruaj de sabiduría y revelación, para que así puedan tener pleno conocimiento de El.[5]
Efe 1:18  Yo oro que El les dé luz a los ojos de sus corazones, para que entiendan la esperanza a la cuál los ha llamado; cuales son Sus riquezas en Gloria que hay en la herencia que El ha prometido a Su pueblo;[6]
Efe 1:19  y qué supereminente grandioso es Su poder obrando en nosotros, los que confiamos en El. Actúa con la misma fuerza poderosa que El usó
Efe 1:20  cuando levantó a Yahshúa de los muertos y lo sentó a Su mano derecha en el cielo,
Efe 1:21  por encima de todo gobernador, autoridad, poder, dominio o cualquier otro nombre que se pueda mencionar en el olam hazeh o en el olam habah.[7]
Efe 1:22  También El ha puesto todas las cosas bajo sus pies[Sal 8:6-8] y se hizo la cabeza sobre todas las cosas para la Asamblea Mesiánica,
Efe 1:23  que es Su cuerpo, la expresión máxima de El, quién llena toda la creación.

 


 

Efe 1:1  "Querido pueblo santo de Dios que es fiel a Jesucristo y vive en la ciudad de Éfeso. Un cordial saludo de Pablo, apóstol de Jesucristo por voluntad de Dios. Que la paz y las bendiciones de Dios nuestro Padre y de Jesucristo nuestro Señor estén con ustedes. "
Efe 1:2  "Querido pueblo santo de Dios que es fiel a Jesucristo y vive en la ciudad de Éfeso. Un cordial saludo de Pablo, apóstol de Jesucristo por voluntad de Dios. Que la paz y las bendiciones de Dios nuestro Padre y de Jesucristo nuestro Señor estén con ustedes. "
Efe 1:3  "Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos ha dado toda clase de bendiciones espirituales en los cielos a través de Cristo."
Efe 1:4  "También en Cristo, él nos escogió por amor antes de la creación del mundo para que fuéramos su pueblo santo, es decir, libres de pecado ante él."
Efe 1:5  "Antes de la creación del mundo, Dios decidió adoptarnos como hijos suyos a través de Jesucristo. Eso era lo que él tenía planeado y le dio gusto hacerlo."
Efe 1:6  "Dios nos eligió para que así se le honre por su grandioso amor, que nos dio gratuitamente por medio de su Hijo amado."
Efe 1:7  "La sangre que Cristo derramó en su muerte pagó el rescate para librarnos del pecado. Es decir, que Dios es tan generoso que perdona nuestras faltas."
Efe 1:8  Nos mostró generosamente su bondad. Con completa sabiduría y entendimiento
Efe 1:9  nos ha dado a conocer su plan secreto. Esto fue lo que con gusto Dios quiso hacer por medio de Cristo.
Efe 1:10  "El plan de Dios, que se terminará a su debido tiempo, es poner bajo el mando de Cristo todo lo que hay en el cielo y en la tierra."
Efe 1:11  "Dios nos escogió por medio de Cristo para ser su pueblo, tal como ya lo tenía planeado pues él actúa de manera que todo lo que suceda salga de acuerdo con su voluntad."
Efe 1:12  "Nosotros los judíos ya estábamos esperando al Mesías desde hace tiempo. Fuimos escogidos para alabarle por su grandeza, y"
Efe 1:13  "esto mismo sucede con ustedes: oyeron el mensaje de la verdad, o sea, las buenas noticias sobre la salvación y creyeron en Cristo. Por medio de él, Dios les puso el sello del Espíritu Santo que había prometido."
Efe 1:14  "El Espíritu es como un adelanto o una garantía de que recibiremos lo que Dios prometió. La promesa de Dios llegará cuando se complete nuestra liberación, y así podremos alabar a Dios por su grandeza."
Efe 1:15  Por eso siempre los recuerdo en mis oraciones y le ruego a Dios por ustedes.
Efe 1:16  Así lo hago desde que supe que ustedes tienen fe en el Señor Jesús y que aman a todo el pueblo de Dios.
Efe 1:17  "Ruego que Dios, el Padre glorioso de nuestro Señor Jesucristo, les dé el Espíritu, fuente de sabiduría, para que entiendan los secretos de Dios y lleguen a conocerlo verdaderamente."
Efe 1:18  Pido que Dios los ilumine con entendimiento para que vean su verdad y sepan lo que tiene preparado para sus escogidos. Entonces podrán participar de las ricas y abundantes bendiciones que él ha prometido a su pueblo santo.
Efe 1:19  Verán también lo grande que es el poder que Dios da a los que creen en él. Es el mismo gran poder
Efe 1:20  con el que Dios resucitó a Cristo de entre los muertos y le dio el derecho de sentarse a su lado en el cielo.
Efe 1:21  "Dios ha puesto a Cristo por encima de cualquier autoridad, poder, gobierno o dominio, tanto de este mundo como del que está por venir. "
Efe 1:22  Dios puso todo bajo el mando de Cristo y lo escogió como máxima autoridad de todo para bien de la iglesia.
Efe 1:23  "Cristo llena todo con su presencia, y en la iglesia se muestra todo lo que él es."

 


 
  Conocen nuestro sitio 446897 visitantes (1662873 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!