Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W131
 


  BibliadeEstudioAdventista1 Timoteo 4.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1 Timoteo


 

1Ti 4:1  Y el Espíritu expresamente dice que en los postrimeros tiempos apostatarán algunos de la fe, atendiendo a espíritus falaces y doctrinas de demonios,
1Ti 4:2  en hipocresía habladores de embustes, cauterizados(a)  en la propia conciencia;
1Ti 4:3  que prohiben casarse; —abstenerse(b)  de manjares que Dios crió en comida, con agradecimiento, para los fieles y que han conocido la verdad.
1Ti 4:4  Que toda criatura de Dios, bella, y nada desechable lo que, con agradecimiento, se toma;
1Ti 4:5  porque es santificado por palabra de Dios y oración.
1Ti 4:6  Esto preceptuando a los hermanos, bello serás ministro de Cristo Jesús, nutriéndole con las palabras de la fe y de la bella doctrina, a la que han seguido.
1Ti 4:7  Pero las profanas y aniles fábulas rechaza; y ejercítate en la piedad.
1Ti 4:8  Pues el corporal ejercicio para poco es provechoso; pero la piedad para todo provechosa es, promesa teniendo de vida de la de ahora y de la venidera.
1Ti 4:9  Fiel la palabra y de toda aceptación digna.
1Ti 4:10  Pues por esto nos fatigamos y vituperados somos, porque hemos creído en Dios viviente; quien es salvador de todos hombres, mayormente de los fieles.
1Ti 4:11  Manda esto y enseña.
1Ti 4:12  Nadie tu juventud menosprecie, en conducta, en caridad, en fe, en castidad.
1Ti 4:13  Mientras vengo, atiende a la lectura(c) , a la exhortación, a la enseñanza.
1Ti 4:14  No descuides el, en ti, carisma, que se te dio, por profecía(d) , con imposición de las manos del presbiterio.
1Ti 4:15  Esto medita; en esto está, porque tu aprovechamiento manifiesto sea a todos.
1Ti 4:16  Atiende a ti y a la doctrina; persiste en ello; que esto haciendo, y a ti mismo salvarás y a los que te oyen.  

 


 

1Ti 4:1  Pero el Espíritu claramente dice que en los últimos tiempos apostatarán algunos de la fe, dando oídos al espíritu del error y a las enseñanzas de los demonios,
1Ti 4:2  embaucadores, hipócritas, de cauterizada conciencia,
1Ti 4:3  que prohiben el matrimonio y el uso de alimentos creados por Dios, para que los fieles conocedores de la verdad los tomen con ha cimiento de gracias.
1Ti 4:4  Porque toda criatura de Dios es buena y nada hay reprobable tomado con hacimiento de gracias,
1Ti 4:5  pues con la palabra de Dios y la oración queda santificado.
1Ti 4:6  Si enseñas esto a los hermanos serás buen ministro de Cristo Jesús, nutrido en las palabras de la fe y de la buena doctrina que has alcanzado.
1Ti 4:7  Cuanto a las fábulas impías y a los cuentos de viejas, deséchalos. Ejercítate en la piedad;"
1Ti 4:8  porque la gimnasia corporal es de poco provecho, mientras que la piedad es útil para todo, teniendo a su favor promesas para la vida presente y para la futura.
1Ti 4:9  Verdadero es el dicho y digno de todo crédito.
1Ti 4:10  Pues por esto penamos y combatimos, porque esperamos en Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, sobre todo de los fieles.
1Ti 4:11  Esto has de predicar y enseñar.
1Ti 4:12  Que nadie tenga en poco tu juventud; antes sirvas de ejemplo a los fieles en la palabra, en la conversación, en la caridad, en la fe, en la castidad."
1Ti 4:13  Mientras llego, aplícate a la lección, a la exhortación y a la enseñanza.
1Ti 4:14  No descuides la gracia que posees, que te fue conferida, mediante profecía, con imposición de las manos del colegio de los presbíteros.
1Ti 4:15  Esta sea tu ocupación, éste tu estudio, de manera que tu aprovechamiento sea a todos manifiesto.
1Ti 4:16  Vela sobre ti, atiende a la enseñanza, insiste en ella. Haciendo así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan.

 


 

1Ti 4:1  El Espíritu Santo ha dicho claramente que, en los últimos tiempos, algunas personas dejarán de confiar en Dios. Serán engañadas por espíritus mentirosos y obedecerán enseñanzas de demonios.
1Ti 4:2  Le harán caso a gente hipócrita y mentirosa, incapaz de sentir vergüenza de nada.
1Ti 4:3  Esa gente prohíbe casarse y comer ciertos alimentos. Pero Dios creó todos los alimentos para que nosotros los comamos y le demos las gracias por ellos. Los creó para todos los que confiamos en él y conocemos la verdad.
1Ti 4:4  Porque todo lo que Dios ha creado es bueno, y podemos comer de todo sin rechazar nada, si le damos las gracias.
1Ti 4:5  Por tanto, podemos comerlos porque Dios así lo ha dicho, y porque nosotros hemos orado por esos alimentos.
1Ti 4:6  Si enseñas la verdad a los miembros de la iglesia, serás un buen servidor de Jesucristo. Estudiar y obedecer las enseñanzas cristianas, como tú lo haces, es lo mismo que alimentarse bien.
1Ti 4:7  No prestes atención a historias falsas, que la gente inventa. Más bien, esfuérzate por ser un buen discípulo de Jesucristo.
1Ti 4:8  Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano, pero es mucho mejor esforzarse por confiar cada vez más en Dios, porque nos hace bien aquí en la tierra y también nos servirá cuando vivamos en el cielo. Esto es una verdad que podemos creer, y debemos creer.
1Ti 4:10  Por eso nos esforzamos tanto, pues confiamos firmemente en Dios. Él vive para siempre y es el Salvador de todos, especialmente de los que confían en él.
1Ti 4:11  Enseña estas cosas, y diles a todos que las obedezcan.
1Ti 4:12  No permitas que nadie te desprecie por ser joven. Al contrario, trata de ser un ejemplo para los demás cristianos. Que cuando todos oigan tu modo de hablar, y vean cómo vives, traten de ser puros como tú. Que todos imiten tu carácter amoroso y tu confianza en Dios.
1Ti 4:13  Mientras llego a visitarte, sigue leyéndoles la Biblia a los miembros de la iglesia, y no dejes de animarlos ni de enseñarles.
1Ti 4:14  No dejes de usar las capacidades especiales que Dios te dio cuando los líderes de la iglesia pusieron sus manos sobre tu cabeza. El Espíritu Santo habló con ellos y les ordenó hacerlo.
1Ti 4:15  Haz todo eso y dedica tiempo para ello, para que todos vean que cada día eres mejor.
1Ti 4:16  Timoteo, compórtate como es debido, y ten cuidado de lo que enseñas. Sigue haciendo esto, y no sólo te salvarás a ti mismo, sino que también salvarás a los que te escuchen. 

 


 

1Ti 4:1  enseñadas por impostores llenos de hipocresía, que tendrán la conciencia cauterizada, o ennegrecida de crímenes,
1Ti 4:2  quienes prohibirán el matrimonio y el uso de los manjares, que Dios creó para que los tomasen con acción de gracias los fieles y los que han conocido la verdad.
1Ti 4:3  Porque toda criatura de Dios es buena, y nada se debe desechar de lo que se toma, o come con acción de gracias;
1Ti 4:4  puesto que se santifica por la palabra de Dios y por la oración, o bendición.
1Ti 4:5  Proponiendo esto a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, como educado en las verdades de la fe y de la buena doctrina, que has aprendido.
1Ti 4:6  En cuanto a las fábulas ridículas y cuentos de viejas dales de mano, y dedícate al ejercicio de la virtud.
1Ti 4:7  Pues los ejercicios corporales sirven para pocas cosas, al paso que la virtud sirve para todo, como que trae consigo la promesa de la vida presente y de la futura, o eterna.
1Ti 4:8  Promesa fiel y sumamente apreciable,
1Ti 4:9  que en verdad por eso sufrimos trabajos y oprobios, porque ponemos la esperanza en Dios vivo, el cual es salvador de los hombres todos, ante todo de los fieles.
1Ti 4:10  Esto has de enseñar y ordenar.
1Ti 4:11  Pórtate de manera que nadie te menosprecie por tu poca edad, has de ser desechado por los fieles en el hablar, en el trato, en la caridad, en la fe, en la castidad.
1Ti 4:12  Entretanto que yo voy, aplícate a la lectura, a la exhortación y a la enseñanza.
1Ti 4:13  No malogres la gracia que tienes por la consagración, la cual se te dio a pesar de tus pocos años en virtud de particular revelación, con la imposición de las manos de los presbíteros.
1Ti 4:14  Medita estas cosas, y ocúpate enteramente en ellas, de manera que vea todo el mundo tu aprovechamiento.
1Ti 4:15  Vela sobre ti mismo, y atiende a la enseñanza de la doctrina, insiste y sé diligente en estas cosas; porque haciendo esto, te salvarás a ti y también a los que te oyeren.
1Ti 4:16  No reprendas con aspereza al anciano, sino exhórtale como a padre; a los jóvenes, como a hermanos; 

 


 

1Ti 4:1  

Predicción de la apostasía
  Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
1Ti 4:2  por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
1Ti 4:3  prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
1Ti 4:4  Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;
1Ti 4:5  porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado. 

Un buen ministro de Jesucristo
 
1Ti 4:6  Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
1Ti 4:7  Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;
1Ti 4:8  porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
1Ti 4:9  Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.
1Ti 4:10  Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.
1Ti 4:11  Esto manda y enseña.
1Ti 4:12  Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
1Ti 4:13  Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.
1Ti 4:14  No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.
1Ti 4:15  Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.
1Ti 4:16  Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. 
 

 


 

1Ti 4:1  Pero el Espíritu dice manifiestamente, que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios;
1Ti 4:2  que con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia,
1Ti 4:3  prohibirán casarse y mandarán apartarse los hombres de las viandas que Dios creó para que, con acción de gracias, participasen de ellas los fieles que han conocido la verdad.
1Ti 4:4  Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada hay que desechar, tomándose con acción de gracias;
1Ti 4:5  porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.
1Ti 4:6  Si esto propusieres a los hermanos, serás buen ministro de Jesús el Cristo, criado en las palabras de la fe y de la buena doctrina, la cual has alcanzado.
1Ti 4:7  Mas las fábulas profanas y de viejas, desecha, y ejercítate para la piedad.
1Ti 4:8  Porque el ejercicio corporal es provechoso para un poco; mas la piedad a todo aprovecha, porque tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.
1Ti 4:9  La palabra es fiel, y digna de ser recibida de todos.
1Ti 4:10  Que por esto aún trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, el cual es Salvador de todos los hombres, y mayormente de los fieles.
1Ti 4:11  Esto manda y enseña.
1Ti 4:12  Ninguno tenga en poco tu juventud; mas sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza.
1Ti 4:13  Entre tanto que voy, ocúpate en leer, en exhortar, en enseñar.
1Ti 4:14  No menosprecies el don que está en ti, que te es dado para profetizar mediante la imposición de las manos de los ancianos.
1Ti 4:15  En estas cosas ocúpate con cuidado , en éstas está todo ; de manera que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.
1Ti 4:16  Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; sé diligente en esto, porque si así lo hicieres, a ti mismo te salvarás y a los que te oyen. 

 


 

1Ti 4:1  Now the Spirit speaketh expressly, that in the latter times some shall depart from the faith, giving heed to seducing spirits, and doctrines of devils;
1Ti 4:2  Speaking lies in hypocrisy; having their conscience seared with a hot iron;
1Ti 4:3  Forbidding to marry, and commanding to abstain from meats, which God hath created to be received with thanksgiving of them which believe and know the truth.
1Ti 4:4  For every creature of God is good, and nothing to be refused, if it be received with thanksgiving:
1Ti 4:5  For it is sanctified by the word of God and prayer.
1Ti 4:6  If thou put the brethren in remembrance of these things, thou shalt be a good minister of Jesus Christ, nourished up in the words of faith and of good doctrine, whereunto thou hast attained.
1Ti 4:7  But refuse profane and old wives' fables, and exercise thyself rather unto godliness.
1Ti 4:8  For bodily exercise profiteth little: but godliness is profitable unto all things, having promise of the life that now is, and of that which is to come.
1Ti 4:9  This is a faithful saying and worthy of all acceptation.
1Ti 4:10  For therefore we both labour and suffer reproach, because we trust in the living God, who is the Saviour of all men, specially of those that believe.
1Ti 4:11  These things command and teach.
1Ti 4:12  Let no man despise thy youth; but be thou an example of the believers, in word, in conversation, in charity, in spirit, in faith, in purity.
1Ti 4:13  Till I come, give attendance to reading, to exhortation, to doctrine.
1Ti 4:14  Neglect not the gift that is in thee, which was given thee by prophecy, with the laying on of the hands of the presbytery.
1Ti 4:15  Meditate upon these things; give thyself wholly to them; that thy profiting may appear to all.
1Ti 4:16  Take heed unto thyself, and unto the doctrine; continue in them: for in doing this thou shalt both save thyself, and them that hear thee. 

 


 

1Ti 4:1  El Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas,
1Ti 4:2  por la hipocresía de embaucadores que tienen marcada a fuego su propia conciencia;
1Ti 4:3  éstos prohíben el matrimonio y el uso de alimentos que Dios creó para que fueran comidos con acción de gracias por los creyentes y por los que han conocido la verdad.
1Ti 4:4  Porque todo lo que Dios ha creado es bueno y no se ha de rechazar ningún alimento que se coma con acción de gracias;
1Ti 4:5  pues queda santificado por la Palabra de Dios y por la oración.
1Ti 4:6  Su tú enseñas estas cosas a los hermanos, serás un buen ministro de Cristo Jesús, alimentado con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido fielmente.
1Ti 4:7  Rechaza, en cambio, las fábulas profanas y los cuentos de viejas. Ejercítate en la piedad.
1Ti 4:8  Los ejercicios corporales sirven para poco; en cambio la piedad es provechosa para todo, pues tiene la promesa de la vida, de la presente y de la futura.
1Ti 4:9  Es cierta y digna de ser aceptada por todos esta afirmación:
1Ti 4:10  Si nos fatigamos y luchamos es porque tenemos puesta la esperanza en Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, principalmente de los creyentes.
1Ti 4:11  Predica y enseña estas cosas.
1Ti 4:12  Que nadie menosprecie tu juventud. Procura, en cambio, ser para los creyentes modelo en la palabra, en el comportamiento, en la caridad, en la fe, en la pureza.
1Ti 4:13  Hasta que yo llegue, dedícate a la lectura, a la exhortación, a la enseñanza.
1Ti 4:14  No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros.
1Ti 4:15  Ocúpate en estas cosas; vive entregado a ellas para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.
1Ti 4:16  Vela por ti mismo y por la enseñanza; persevera en estas disposiciones, pues obrando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.

 


 

1Ti 4:1  Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos renegarán de la fe, siguiendo a espíritus engañadores y enseñanzas que vienen de los demonios.
1Ti 4:2  Harán caso a gente hipócrita y mentirosa, cuya conciencia está marcada con el hierro de sus malas acciones.
1Ti 4:3  Esta gente prohíbe casarse y comer ciertos alimentos que Dios ha creado para que los creyentes y los que conocen la verdad los coman, dándole gracias.
1Ti 4:4  Pues todo lo que Dios ha creado es bueno; y nada debe ser rechazado si lo aceptamos dando gracias a Dios,
1Ti 4:5  porque la palabra de Dios y la oración lo hacen puro. [1]
1Ti 4:6  Enseña estas cosas a los hermanos, y serás un buen servidor de Cristo Jesús, un servidor alimentado con las palabras de la fe y de la buena enseñanza que has seguido.
1Ti 4:7  Pero no hagas caso de cuentos mundanos y tontos. Ejercítate en la piedad;
1Ti 4:8  pues aunque el ejercicio físico sirve para algo, la piedad es útil para todo, porque tiene promesas de vida para el presente y para el futuro.
1Ti 4:9  Esto es muy cierto, y todos deben creerlo.
1Ti 4:10  Por eso mismo trabajamos y luchamos, porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios viviente, que es el Salvador de todos, especialmente de los que creen.
1Ti 4:11  Estas cosas tienes que mandar y enseñar.
1Ti 4:12  Evita que te desprecien por ser joven; más bien debes ser un ejemplo para los creyentes en tu modo de hablar y de portarte, y en amor, fe y pureza de vida.
1Ti 4:13  Mientras llego, dedícate a leer en público las Escrituras, a animar a los hermanos y a instruirlos.
1Ti 4:14  No descuides los dones que tienes y que Dios te concedió cuando, por inspiración profética, los ancianos de la iglesia te impusieron las manos. [2]
1Ti 4:15  Pon tu cuidado y tu atención en estas cosas, para que todos puedan ver cómo adelantas.
1Ti 4:16  Ten cuidado de ti mismo y de lo que enseñas a otros, y sigue firme en todo. Si lo haces así, te salvarás a ti mismo y salvarás también a los que te escuchan. 

 


 

1Ti 4:1  Sin embargo, la expresión inspirada dice definitivamente que en períodos posteriores algunos se apartarán de la fe, prestando atención a expresiones inspiradas que extravían y a enseñanzas de demonios,
1Ti 4:2  por la hipocresía de hombres que hablan mentiras, marcados en su conciencia como si fuera con hierro de marcar;
1Ti 4:3  que prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que participen de ellos con acción de gracias los que tienen fe y conocen la verdad con exactitud.
1Ti 4:4  La razón de esto es que toda creación de Dios es excelente, y nada ha de desecharse si se recibe con acción de gracias,
1Ti 4:5  porque se santifica mediante la palabra de Dios y oración sobre [ello].
1Ti 4:6  Al dar estos consejos a los hermanos serás excelente ministro de Cristo Jesús, uno nutrido con las palabras de la fe y de la excelente enseñanza que has seguido con sumo cuidado y atención.
1Ti 4:7  Pero niégate a admitir los cuentos falsos que violan lo que es santo, y los cuales las viejas cuentan. Por otra parte, ve entrenándote con la devoción piadosa como mira.
1Ti 4:8  Porque el entrenamiento corporal es provechoso para poco; pero la devoción piadosa es provechosa para todas las cosas, puesto que encierra promesa de la vida de ahora y de la que ha de venir.
1Ti 4:9  Fiel y merecedora de plena aceptación es esa declaración.
1Ti 4:10  Porque con este fin estamos trabajando duro y esforzándonos, porque hemos cifrado nuestra esperanza en un Dios vivo, que es Salvador de hombres de toda clase, especialmente de los fieles.
1Ti 4:11  Sigue dando estos mandatos y enseñándolos.
1Ti 4:12  Que nadie jamás menosprecie tu juventud. Por lo contrario, hazte ejemplo para los fieles en el hablar, en conducta, en amor, en fe, en castidad.
1Ti 4:13  Mientras llego, continúa aplicándote a la lectura pública, a la exhortación, a la enseñanza.
1Ti 4:14  No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante una predicción y cuando el grupo de ancianos te impuso las manos.
1Ti 4:15  Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas, para que tu adelantamiento sea manifiesto a todos.
1Ti 4:16  Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. Persiste en estas cosas, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan.

 


 

1Ti 4:1  El Espíritu Santo ha dicho claramente que, en los últimos tiempos, algunas personas dejarán de confiar en Dios. Serán engañadas por espíritus mentirosos y obedecerán enseñanzas de demonios.
1Ti 4:2  Le harán caso a gente hipócrita y mentirosa, incapaz de sentir vergüenza de nada.
1Ti 4:3  Esa gente prohíbe casarse y comer ciertos alimentos. Pero Dios creó todos los alimentos para que nosotros los comamos y le demos las gracias por ellos. Los creó para todos los que confiamos en él y conocemos la verdad.
1Ti 4:4  Porque todo lo que Dios ha creado es bueno, y podemos comer de todo sin rechazar nada, si le damos las gracias.
1Ti 4:5  Por tanto, podemos comerlos porque Dios así lo ha dicho, y porque nosotros hemos orado por esos alimentos.
1Ti 4:6  Si enseñas la verdad a los miembros de la iglesia, serás un buen servidor de Jesucristo. Estudiar y obedecer las enseñanzas cristianas, como tú lo haces, es lo mismo que alimentarse bien.
1Ti 4:7  No prestes atención a historias falsas, que la gente inventa. Más bien, esfuérzate por ser un buen discípulo de Jesucristo.
1Ti 4:8  Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano, pero es mucho mejor esforzarse por confiar cada vez más en Dios, porque nos hace bien aquí en la tierra y también nos servirá cuando vivamos en el cielo. Esto es una verdad que podemos creer, y debemos creer.
1Ti 4:10  Por eso nos esforzamos tanto, pues confiamos firmemente en Dios. Él vive para siempre y es el Salvador de todos, especialmente de los que confían en él.
1Ti 4:11  Enseña estas cosas, y diles a todos que las obedezcan.
1Ti 4:12  No permitas que nadie te desprecie por ser joven. Al contrario, trata de ser un ejemplo para los demás cristianos. Que cuando todos oigan tu modo de hablar, y vean cómo vives, traten de ser puros como tú. Que todos imiten tu carácter amoroso y tu confianza en Dios.
1Ti 4:13  Mientras llego a visitarte, sigue leyéndoles la Biblia a los miembros de la iglesia, y no dejes de animarlos ni de enseñarles.
1Ti 4:14  No dejes de usar las capacidades especiales que Dios te dio cuando los líderes de la iglesia pusieron sus manos sobre tu cabeza. El Espíritu Santo habló con ellos y les ordenó hacerlo.
1Ti 4:15  Haz todo eso y dedica tiempo para ello, para que todos vean que cada día eres mejor.
1Ti 4:16  Timoteo, compórtate como es debido, y ten cuidado de lo que enseñas. Sigue haciendo esto, y no sólo te salvarás a ti mismo, sino que también salvarás a los que te escuchen.

 


 

1Ti 4:1  El Ruaj explícitamente dice que en el ajarit-hayamim algunas personas apostatarán de la fe, poniendo atención a ruajim engañadores y a enseñanzas de demonios.[18]
1Ti 4:2  Dichas enseñanzas provienen de la hipocresía de mentirosos[19] que tienen su propia conciencia cauterizada como con un hierro de marcar al rojo vivo.
1Ti 4:3  Prohíben el matrimonio[20] y requieren abstinencia de comidas que YAHWEH creó para ser comidas con acción de gracias por aquellos que han llegado a confiar y saben la verdad.
1Ti 4:4  Todo lo creado por YAHWEH es bueno y nada recibido con acción de gracias debe ser rechazado;[21]
1Ti 4:5  porque la Palabra de YAHWEH y la oración lo hacen Kadosh.
1Ti 4:6  Si presentas esto a los hermanos, estarás sirviendo bien al Mashíaj Yahshúa, demostrarás que has digerido las palabras de la fe y de las buenas enseñanzas que has seguido.
1Ti 4:7  Pero desecha las fábulas profanas, cuentos de abuelas y ejercítate en Kedushah.
1Ti 4:8  A pesar que el ejercicio físico tiene algún valor, Kedushah vale por todo, puesto que tiene promesas tanto para la vida presente como para la venidera.[22]
1Ti 4:9  He aquí una palabra en la cual puedes confiar, una que completamente merece ser aceptada;
1Ti 4:10  en verdad, por esto trabajamos y nos esforzamos, tenemos nuestra esperanza en un Elohim viviente, que es el Salvador de toda la humanidad, especialmente de los que confían.[23]
1Ti 4:11  Ordena estas cosas y enseñanzas.
1Ti 4:12  No permitas que nadie te mire con menosprecio por tu juventud; más bien, se ejemplo para los creyentes con tu palabra, comportamiento, amor, confianza y pureza.
1Ti 4:13  Hasta que yo vaya, pon atención a la lectura pública de las Escrituras.[24]
1Ti 4:14  No descuides tu don, que fue dado a ti por medio de profecía cuando el cuerpo de ancianos te hizo la semijah.
1Ti 4:15  Sé diligente con tu trabajo, métete de lleno en él, para que tu progreso sea claro para todos.
1Ti 4:16  Pon atención a ti mismo, continúa en eso, pues haciéndolo te salvarás a ti mismo y a aquellos que te escuchan.[25]

 


 

1Ti 4:1  "El Espíritu Santo habla claramente sobre lo que sucederá en los últimos tiempos. Muchos dejarán de creer en la verdadera fe, les harán caso a espíritus que mienten y seguirán enseñanzas de demonios."
1Ti 4:2  Esas enseñanzas llegan a través de hombres que mienten y engañan a la gente. Ellos no saben la diferencia entre el bien y el mal. Es como si su entendimiento hubiera sido quemado con hierro candente.
1Ti 4:3  "Dicen que es prohibido casarse y que algunos alimentos no se deben comer, pero Dios creó esos alimentos. Los que son creyentes y conocen la verdad saben que pueden comerlos dando gracias a Dios."
1Ti 4:4  "Todo lo que Dios creó es bueno y nada debe ser rechazado, sino recibido con agradecimiento."
1Ti 4:5  Todo lo que hizo Dios es purificado por lo que él dijo y por la oración.
1Ti 4:6  "Enséñales todo esto a los hermanos, y así serás un buen siervo de Jesucristo, fortalecido por las palabras de fe y la verdadera enseñanza que has seguido."
1Ti 4:7  "Hay quienes andan inventando cuentos tontos que no son de Dios. No los aceptes, sino más bien entrénate para una vida dedicada a Dios."
1Ti 4:8  "El ejercicio físico te sirve de algo, pero una vida dedicada a Dios te trae bendiciones en el presente y en el futuro."
1Ti 4:9  Todos pueden estar seguros de que esto es cierto:
1Ti 4:10  "el Dios viviente, en quien hemos puesto nuestra esperanza, es el Salvador de todos, pero en particular de aquellos que creen en él. Por eso trabajamos y luchamos."
1Ti 4:11  Enseña a todos lo que te digo y diles que lo pongan en práctica.
1Ti 4:12  "No dejes que nadie te considere menos por ser joven. Sé ejemplo para los creyentes en tu hablar, en tu conducta, en amor, en fe y en pureza."
1Ti 4:13  "Hasta que yo llegue, ocúpate de leerles a los creyentes las Escrituras, animándolos y enseñándoles."
1Ti 4:14  No se te olvide el don que recibiste por medio de profecía cuando los ancianos líderes de la iglesia te impusieron las manos.
1Ti 4:15  Presta atención a estas cosas y dedica tu vida a hacerlas para que todos vean el avance de tu trabajo.
1Ti 4:16  "Ten cuidado con tu forma de vivir y con lo que enseñas. Si eres constante, asegurarás tanto tu salvación como la de los que escuchen tus enseñanzas."

 


 
  Conocen nuestro sitio 446891 visitantes (1662765 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!