Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W129
 


  BibliadeEstudioAdventista1 Timoteo 2.BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1 Timoteo


 

1Ti 2:1  Exhorto, pues, ante todo, a que se hagan plegarias, oraciones, peticiones, agradecimientos por todos los hombres;
1Ti 2:2  por reyes y todos los que en eminencia están, para que placentera y tranquila vida pasen en toda piedad y honestidad.
1Ti 2:3  Que esto, hermoso y acepto a faz del salvador de nosotros, Dios;
1Ti 2:4  quien todos los hombres quiere se salven y a conocimiento de verdad vengan.
1Ti 2:5  Que uno, Dios; uno también medianero de Dios y hombres, hombre Cristo Jesús;
1Ti 2:6  el que se dio rescate por todos: el testimonio en tiempos propios(a) ,
1Ti 2:7  para lo cual he sido puesto yo predicador y apóstol (verdad digo; no miento), maestro de gentes en fe y verdad.
1Ti 2:8  Quiero, pues, oren los hombres en todo lugar, alzando piadosas manos, sin ira ni disputa;
1Ti 2:9  asimismo también mujeres, en vestuario ornado(b) , con pudor y moderación órnense; no en trenzados, u oro, o perlas o vestimenta muy costosa;
1Ti 2:10  sino lo que cuadra a mujeres que profesan timoratez, por obras buenas.
1Ti 2:11  La mujer en sosiego aprenda, en toda sumisión;
1Ti 2:12  y que enseñe mujer no permito, ni que domine al marido, sino que esté en sosiego.
1Ti 2:13  Pues Adán primero fue formado; después, Eva.
1Ti 2:14  Y Adán no fue engañado; pero la mujer engañada en transgresión vino a ser.
1Ti 2:15  Pero se salvará por el engendramiento de hijos, —si permaneciere en fe y caridad y santificación con temperancia.  

 


 

1Ti 2:1  Ante todo te ruego que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres,
1Ti 2:2  por los reyes y por todos los constituidos en dignidad, a fin de que gocemos de vida tranquila y quieta con toda piedad y honestidad.
1Ti 2:3  Esto es bueno y grato ante Dios nuestro Salvador,
1Ti 2:4  el cual quiere que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la verdad.
1Ti 2:5  Porque uno es Dios, uno también el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús,
1Ti 2:6  que se dio a sí mismo como rescate por todos; testimonio dado a su tiempo,"
1Ti 2:7  para cuya promulgación he sido yo hecho heraldo y apóstol — digo verdad en Cristo, no miento — , maestro de los gentiles en la fe y en la verdad.
1Ti 2:8  Así, pues, quiero que los hombres oren en todo lugar, levantando puras las manos, sin ira ni discusiones*
1Ti 2:9  Asimismo, que las mujeres se presenten en hábito honesto, con recato y modestia, sin rizado de cabellos, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,
1Ti 2:10  sino con obras buenas, cual conviene a mujeres que hacen profesión de piedad.
1Ti 2:11  La mujer aprenda en silencio, con plena sumisión.
1Ti 2:12  No consiento que la mujer enseñe ni domine al marido, sino que se mantenga en silencio,
1Ti 2:13  pues el primero fue formado Adán, después Eva.
1Ti 2:14  Y no fue Adán el seducido, sino Eva, que, seducida, incurrió en la transgresión.
1Ti 2:15  Se salvará por la crianza de los hijos, con tal que permaneciere con modestia en la fe, la caridad y la santidad.

 


 

1Ti 2:1  En primer lugar, recomiendo orar por todo el mundo, dando gracias a Dios por todos y pidiéndole que les muestre su bondad y los ayude.
1Ti 2:2  Recomiendo que se ore por los gobernantes y por todas las autoridades, para que podamos vivir en paz y tranquilos, obedeciendo a Dios y llevándonos bien con los demás.
1Ti 2:3  Esta clase de oración es buena y le agrada a Dios, nuestro Salvador;
1Ti 2:4  pues él quiere que todos se salven y sepan que:
1Ti 2:5  Sólo hay un Dios, y sólo hay uno que puede ponernos en paz con Dios: Jesucristo, el hombre.
1Ti 2:6  Jesús dio su propia vida para salvar a todo el mundo. En el momento oportuno, Dios nos demostró que quiere salvar a todos.
1Ti 2:7  Dios me envió a dar esta buena noticia a los que no son judíos. Debo enseñarles la verdad y lo que significa confiar en Dios. ¡Les aseguro que no estoy mintiendo, sino que digo la verdad!
1Ti 2:8  Deseo que en todas partes la gente deje de discutir y de enojarse, y que en vez de eso sean buenos cristianos y oren.
1Ti 2:9  También deseo que las mujeres se vistan con decencia, sencillez y modestia. Que no llamen la atención con peinados exagerados ni poniéndose ropa muy cara, ni usen costosas joyas de oro o adornos de perlas.
1Ti 2:10  Al contrario, la gente debe admirarlas por las buenas cosas que hagan, como se espera de las mujeres que aman y respetan a Dios.
1Ti 2:11  Quiero que las mujeres escuchen, con respeto y en silencio, lo que se les enseñe.
1Ti 2:12  Y no permito que las mujeres enseñen en las reuniones de la iglesia, ni que les den órdenes a los hombres.
1Ti 2:13  Porque Dios creó primero a Adán, y después a Eva.
1Ti 2:14  Además, Adán no fue el engañado por Satanás, sino Eva. Y cuando Eva fue engañada, pecó.
1Ti 2:15  Sin embargo, las mujeres se salvarán si tienen hijos, si confían en Jesucristo, y si aman a los demás y viven con modestia y santidad. 

 


 

1Ti 2:1  por los reyes y por todos los constituidos en alto puesto, a fin de que tengamos una vida quieta y tranquila en el ejercicio de toda piedad y honestidad.
1Ti 2:2  Porque ésta es una cosa buena, y agradable a los ojos de Dios, salvador nuestro.
1Ti 2:3  El cual quiere que todos los hombres se salven y vengan en conocimiento de la verdad.
1Ti 2:4  Porque uno es Dios, y uno también el mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
1Ti 2:5  que se dio a sí mismo en rescate por todos y para testimonio dado a su tiempo,
1Ti 2:6  del cual yo estoy constituido predicador y apóstol (digo la pura verdad, no miento) doctor de las gentes en la fe y verdad, o fiel y veraz.
1Ti 2:7  Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, alzando las manos limpias, o puras de toda maldad, exentos de todo encono y disensión.
1Ti 2:8  Así mismo oren también las mujeres en traje decente, ataviándose con recato y modestia, o sin superfluidad, y no con los cabellos rizados o ensortijados, ni con oro, o con perlas, o costosos adornos;
1Ti 2:9  sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que hacen profesión de piedad.
1Ti 2:10  Las mujeres escuchen en silencio las instrucciones y óiganlas con entera sumisión;
1Ti 2:11  pues no permito a la mujer hacer de doctora en la iglesia, ni tomar autoridad sobre el marido; mas quédese callada en su presencia,
1Ti 2:12  ya que Adán fue formado el primero, y después Eva , como inferior;
1Ti 2:13  y además Adán no fue engañado, mas la mujer, engañada por la serpiente, fue causa de la prevaricación del hombre.
1Ti 2:14  Verdad es que se salvará por medio de la buena crianza de los hijos, si persevera en la fe y en la caridad, en santa y arreglada vida.
1Ti 2:15  Es una verdad muy cierta, que quien desea obispado desea un buen trabajo, o un ministerio santo.

 


 

1Ti 2:1  

Instrucciones sobre la oración
  Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres;
1Ti 2:2  por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.
1Ti 2:3  Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,
1Ti 2:4  el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,
1Ti 2:6  el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.
1Ti 2:7  Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad.(A)
1Ti 2:8  Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.
1Ti 2:9  Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,(B)
1Ti 2:10  sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.
1Ti 2:11  La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.
1Ti 2:12  Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.
1Ti 2:13  Porque Adán fue formado primero,(C) después Eva;(D)
1Ti 2:14  y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.(E)
1Ti 2:15  Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia. 
 

 


 

1Ti 2:1  Amonesto pues, ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones, acciones de gracias, por todos los hombres;
1Ti 2:2  por los reyes y por todos los que están en eminencia: que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad e integridad.
1Ti 2:3  Porque esto es lo bueno y agradable delante del Dios salvador nuestro;
1Ti 2:4  el cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad.
1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios, asimismo un solo Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús,
1Ti 2:6  el cual se dio a sí mismo en redención por todos: el testimonio del cual fue confirmado en su tiempo;
1Ti 2:7  del cual yo soy puesto por predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), maestro de los gentiles en fidelidad y verdad.
1Ti 2:8  Quiero, pues, que los varones oren en todo lugar, levantando manos limpias, sin ira ni contienda.
1Ti 2:9  Asimismo también las mujeres, ataviándose de manera honesto, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, u oro, o perlas, o vestidos costosos,
1Ti 2:10  sino de buenas obras, como conviene a mujeres que profesan piedad.
1Ti 2:11  La mujer aprenda, callando con toda sujeción.
1Ti 2:12  Porque no permito a una mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el varón, sino estar reposada.
1Ti 2:13  Porque Adán fue formado primero; luego Eva;
1Ti 2:14  y Adán no fue engañado, sino la mujer fue engañada en la rebelión;
1Ti 2:15  pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en la fe y caridad y en la santificación, y modestia. 

 


 

1Ti 2:1  I exhort therefore, that, first of all, supplications, prayers, intercessions, and giving of thanks, be made for all men;
1Ti 2:2  For kings, and for all that are in authority; that we may lead a quiet and peaceable life in all godliness and honesty.
1Ti 2:3  For this is good and acceptable in the sight of God our Saviour;
1Ti 2:4  Who will have all men to be saved, and to come unto the knowledge of the truth.
1Ti 2:5  For there is one God, and one mediator between God and men, the man Christ Jesus;
1Ti 2:6  Who gave himself a ransom for all, to be testified in due time.
1Ti 2:7  Whereunto I am ordained a preacher, and an apostle, (I speak the truth in Christ, and lie not;) a teacher of the Gentiles in faith and verity.
1Ti 2:8  I will therefore that men pray every where, lifting up holy hands, without wrath and doubting.
1Ti 2:9  In like manner also, that women adorn themselves in modest apparel, with shamefacedness and sobriety; not with broided hair, or gold, or pearls, or costly array;
1Ti 2:10  But (which becometh women professing godliness) with good works.
1Ti 2:11  Let the woman learn in silence with all subjection.
1Ti 2:12  But I suffer not a woman to teach, nor to usurp authority over the man, but to be in silence.
1Ti 2:13  For Adam was first formed, then Eve.
1Ti 2:14  And Adam was not deceived, but the woman being deceived was in the transgression.
1Ti 2:15  Notwithstanding she shall be saved in childbearing, if they continue in faith and charity and holiness with sobriety. 

 


 

1Ti 2:1  Ante todo recomiendo que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres;
1Ti 2:2  por los reyes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y apacible con toda piedad y dignidad.
1Ti 2:3  Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador,
1Ti 2:4  que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad.
1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre también,
1Ti 2:6  que se entregó a sí mismo como rescate por todos. Este es el testimonio dado en el tiempo oportuno,
1Ti 2:7  y de este testimonio - digo la verdad, no miento - yo he sido constituido heraldo y apóstol, maestro de los gentiles en la fe y en la verdad.
1Ti 2:8  Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar elevando hacia el cielo unas manos piadosas, sin ira ni discusiones.
1Ti 2:9  Así mismo que las mujeres, vestidas decorosamente, se adornen con pudor y modestia, no con trenzas ni con oro o perlas o vestidos costosos,
1Ti 2:10  sino con buenas obras, como conviene a mujeres que hacen profesión de piedad.
1Ti 2:11  La mujer oiga la instrucción en silencio, con toda sumisión.
1Ti 2:12  No permito que la mujer enseñe ni que domine al hombre. Que se mantenga en silencio.
1Ti 2:13  Porque Adán fue formado primero y Eva en segundo lugar.
1Ti 2:14  Y el engañado no fue Adán, sino la mujer que, seducida, incurrió en la transgresión.
1Ti 2:15  Con todo, se salvará por su maternidad mientras persevere con modestia en la fe, en la caridad y en la santidad.

 


 

1Ti 2:1  Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias a Dios por toda la humanidad.
1Ti 2:2  Se debe orar por los que gobiernan y por todas las autoridades, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda piedad y dignidad.
1Ti 2:3  Esto es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador,
1Ti 2:4  pues él quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad. [1]
1Ti 2:5  Porque no hay más que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús.
1Ti 2:6  Porque él se entregó a la muerte como rescate[2] por la salvación de todos y como testimonio dado por él a su debido tiempo.
1Ti 2:7  Para anunciar esto, yo he sido nombrado mensajero y apóstol, y se me ha encargado que enseñe acerca de la fe y de la verdad a los que no son judíos. Lo que digo es cierto; no miento.
1Ti 2:8  Así pues, quiero que los hombres oren en todas partes, y que eleven sus manos a Dios con pureza de corazón y sin enojos ni discusiones.
1Ti 2:9  y quiero que las mujeres se vistan decentemente, que se adornen con modestia y sencillez, no con peinados exagerados, ni con oro, perlas o vestidos costosos.
1Ti 2:10  Que su adorno sean las buenas obras, como corresponde a las mujeres que quieren honrar a Dios.
1Ti 2:11  La mujer debe escuchar la instrucción en silencio, con toda sumisión;
1Ti 2:12  y no permito que la mujer enseñe en público ni domine al hombre. Quiero que permanezca callada, [3]
1Ti 2:13  porque Dios hizo primero a Adán y después a Eva;[4]
1Ti 2:14  y Adán no fue el engañado, sino la mujer; y al ser engañada, cayó en pecado. [5]
1Ti 2:15  Pero la mujer se salvará si cumple sus deberes como madre, y si con buen juicio se mantiene en la fe, el amor y la santidad. 

 


 

1Ti 2:1  Por lo tanto exhorto, ante todo, a que se hagan ruegos, oraciones, intercesiones, ofrendas de gracias, respecto a hombres de toda clase,
1Ti 2:2  respecto a reyes y a todos los que están en alto puesto; a fin de que sigamos llevando una vida tranquila y quieta con plena devoción piadosa y seriedad.
1Ti 2:3  Esto es excelente y acepto a vista de nuestro Salvador, Dios,
1Ti 2:4  cuya voluntad es que hombres de toda clase se salven y lleguen a un conocimiento exacto de la verdad.
1Ti 2:5  Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, un hombre, Cristo Jesús,
1Ti 2:6  que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos... de [esto] ha de darse testimonio a sus propios tiempos particulares.
1Ti 2:7  Con el propósito de este testimonio fui nombrado predicador y apóstol —digo la verdad, no miento—, maestro de naciones en el asunto de la fe y la verdad.
1Ti 2:8  Por lo tanto, deseo que en todo lugar los hombres se ocupen en orar, alzando manos leales, libres de ira y debates.
1Ti 2:9  Igualmente deseo que las mujeres se adornen en vestido bien arreglado, con modestia y buen juicio, no con estilos de cabellos trenzados y oro o perlas o traje muy costoso,
1Ti 2:10  sino como es propio de mujeres que profesan reverenciar a Dios, a saber, mediante buenas obras.
1Ti 2:11  Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión.
1Ti 2:12  No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio.
1Ti 2:13  Porque Adán fue formado primero, luego Eva.
1Ti 2:14  También, Adán no fue engañado, sino que la mujer fue cabalmente engañada y llegó a estar en transgresión.
1Ti 2:15  No obstante, a ella se le mantendrá en seguridad mediante el tener hijos, con tal que continúen en fe y amor y santificación junto con buen juicio.

 


 

1Ti 2:1  En primer lugar, recomiendo orar por todo el mundo, dando gracias a Dios por todos y pidiéndole que les muestre su bondad y los ayude.
1Ti 2:2  Recomiendo que se ore por los gobernantes y por todas las autoridades, para que podamos vivir en paz y tranquilos, obedeciendo a Dios y llevándonos bien con los demás.
1Ti 2:3  Esta clase de oración es buena y le agrada a Dios, nuestro Salvador;
1Ti 2:4  pues él quiere que todos se salven y sepan que:
1Ti 2:5  Sólo hay un Dios, y sólo hay uno que puede ponernos en paz con Dios: Jesucristo, el hombre.
1Ti 2:6  Jesús dio su propia vida para salvar a todo el mundo. En el momento oportuno, Dios nos demostró que quiere salvar a todos.
1Ti 2:7  Dios me envió a dar esta buena noticia a los que no son judíos. Debo enseñarles la verdad y lo que significa confiar en Dios. ¡Les aseguro que no estoy mintiendo, sino que digo la verdad!
1Ti 2:8  Deseo que en todas partes la gente deje de discutir y de enojarse, y que en vez de eso sean buenos cristianos y oren.
1Ti 2:9  También deseo que las mujeres se vistan con decencia, sencillez y modestia. Que no llamen la atención con peinados exagerados ni poniéndose ropa muy cara, ni usen costosas joyas de oro o adornos de perlas.
1Ti 2:10  Al contrario, la gente debe admirarlas por las buenas cosas que hagan, como se espera de las mujeres que aman y respetan a Dios.
1Ti 2:11  Quiero que las mujeres escuchen, con respeto y en silencio, lo que se les enseñe.
1Ti 2:12  Y no permito que las mujeres enseñen en las reuniones de la iglesia, ni que les den órdenes a los hombres.
1Ti 2:13  Porque Dios creó primero a Adán, y después a Eva.
1Ti 2:14  Además, Adán no fue el engañado por Satanás, sino Eva. Y cuando Eva fue engañada, pecó.
1Ti 2:15  Sin embargo, las mujeres se salvarán si tienen hijos, si confían en Jesucristo, y si aman a los demás y viven con modestia y santidad.

 


 

1Ti 2:1  Primero que todo, yo aconsejo que peticiones, oraciones, intercesiones y acciones de gracia sean hechas por todos los seres humanos,
1Ti 2:2  incluyendo reyes y todas las posiciones de prominencia, para que podamos vivir una vida en quietud y Shalom, siendo piadosos e íntegros en todo.
1Ti 2:3  Esto es lo que YAHWEH nuestro Salvador considera como bueno, esto es lo que alcanza Su aprobación.
1Ti 2:4  El quiere que toda la humanidad sea salva y venga al pleno conocimiento de la verdad.[5]
1Ti 2:5  Pues YAHWEH es Uno ;[De 6:4] y hay un solo mediador entre YAHWEH y la humanidad, Yahshúa Ha Mashíaj, humano el mismo,[6]
1Ti 2:6  el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, así dando testimonio del propósito de YAHWEH en el tiempo adecuado.
1Ti 2:7  Para esto fui nombrado proclamador y aun emisario. ¡Digo la verdad, no miento! Un confiable y veraz maestro a los Goyim.[7]
1Ti 2:8  Por lo tanto, es mi deseo que cuando los hombres oren, no importa donde, deben levantar manos que son Kadoshim;[8] no deben tener ira ni contiendas.
1Ti 2:9  Asimismo las mujeres cuando oren, deben vestir modesta y sencillamente, con vestido respetable, no con peinados suntuosos, ni joyas de oro o perlas, ni ropas costosas.
1Ti 2:10  En cambio, se deben adornar con lo que es apropiado para mujeres que profesan que están adorando a YAHWEH, a saber, buenas obras.[9]
1Ti 2:11  La mujer aprenda en silencio y sometimiento completo;[10]
1Ti 2:12  pero no permito a una mujer enseñar a un hombre o ejercitar autoridad sobre él,[11] sino debe mantenerse en Shalom.
1Ti 2:13  Pues Adam fue formado primero, después Javah.
1Ti 2:14  También, no fue Adam quien fue engañado, sino la mujer, que siendo engañada incurrió en transgresión.
1Ti 2:15  No obstante, la mujer será salva engendrando hijos,[12] con tal que permanezca confiando, amando y viviendo una vida Kadosh con modestia.

 


 

1Ti 2:1  "En primer lugar pido que se ore por todos, que se pida a Dios que supla las necesidades de la gente y bendiga a la humanidad. Oren también agradeciendo a Dios la respuesta a esas oraciones."
1Ti 2:2  "Que se ore por los reyes y todas las autoridades para que tengamos un ambiente de paz y tranquilidad, donde sea posible adorar y respetar a Dios."
1Ti 2:3  Eso es bueno y agrada a Dios nuestro Salvador.
1Ti 2:4  Dios quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.
1Ti 2:5  "Existe un solo Dios y un solo camino para que los hombres lleguen a él. Ese camino es Jesucristo, quien también fue hombre y"
1Ti 2:6  dio su propia vida para pagar por la libertad de todos. Jesús llegó en el momento oportuno y dio testimonio del deseo de Dios de salvar a todos.
1Ti 2:7  Por eso fui escogido para ser apóstol y para anunciar las buenas noticias. No miento cuando digo que fui escogido para enseñar la fe verdadera a los que no son judíos.
1Ti 2:8  "Cuando los hombres oren con manos levantadas a Dios, quiero que lo hagan con un corazón puro, sin enojo ni discusiones."
1Ti 2:9  "A su vez, quiero que las mujeres se vistan con modestia, con respeto hacia los demás y con decencia. No se adornen con peinados exagerados, ni oro, ni perlas, ni ropa costosa, sino"
1Ti 2:10  adórnense con buenas acciones. Es lo apropiado para las mujeres que dicen honrar a Dios.
1Ti 2:11  La mujer debe aprender manteniendo una actitud de tranquilidad y obediencia.
1Ti 2:12  "No permito que una mujer enseñe ni ejerza autoridad sobre el hombre, sino que mantenga una actitud de tranquilidad. "
1Ti 2:13  "Pues Adán fue creado primero, y luego Eva."
1Ti 2:14  "Él no fue engañado, sino que la mujer al ser completamente engañada, cayó en pecado."
1Ti 2:15  "Pero las mujeres se salvarán siendo madres, si tienen buen juicio y se mantienen en la fe, el amor y la dedicación a Dios."

 


 
  Conocen nuestro sitio 446954 visitantes (1663290 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!