Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W101
 


  BibliadeEstudioAdventista1 de Pedro 5BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1.2. de Pedro


 

1Pe 5:1  A los ancianos, pues, a los entre vosotros exhorto, el coanciano y testigo de los de Cristo padecimientos; el también, de la que se ha revelar, gloria partícipe:
1Pe 5:2  Apacentad la entre vosotros grey de Dios; vigilando, no forzada, sino espontáneamente, según Dios; ni sórdido-codiciosa, sino gustosamente;
1Pe 5:3  ni como dominando sobre las heredades, sino dechados haciéndoos de la grey;
1Pe 5:4  y, apareciendo el arquipastor, os llevaréis la inmarcesible de la gloria corona.
1Pe 5:5  Asimismo, adolescentes, sujetaos a ancianos. Y todos, unos con otros, de humildad revestíos; porque Dios a soberbios resiste; pero a humildes da gracia.
1Pe 5:6  Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios; para que os exalte en tiempo de visitación;
1Pe 5:7  toda vuestra solicitud arrojando sobre él; pues él cuida de vosotros.
1Pe 5:8  Templaos, velad: vuestro enemigo diablo, como león bramante ronda, buscando a quien devorar;
1Pe 5:9  al que resistid, firmes en la fe; sabiendo que las mismas tribulaciones están a vuestros en el mundo hermanos reservadas.
1Pe 5:10  Y el Dios de toda gracia, el que os ha llamado a su eterna gloria en Cristo Jesús, habiendo un poco padecido vosotros; él os perfeccionará, afirmará, esforzará.
1Pe 5:11  A él la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 5:12  Por Silvano, el fiel hermano, como pienso, os he brevemente escrito, exhortando y conjurando que ésta es la verdadera gracia de Dios; en la cual os mantenéis.
1Pe 5:13  Salúdaos al en Babilonia(a)  coelegida(b)  y marco(c) , el hijo mío.
1Pe 5:14  Saludaos unos a otros en ósculo de caridad. Paz a vosotros todos los en Cristo.  

 


 

1Pe 5:1  A los presbíteros que hay entre vosotros los exhorto yo, copresbítero, testigo de los sufrimientos de Cristo y participante de la gloria que ha de revelarse:
1Pe 5:2  Apacentad el rebaño de Dios que os ha sido confiado, no por fuerza, sino con blandura, según Dios; ni por sórdido lucro, sino con prontitud de ánimo;"
1Pe 5:3  no como dominadores sobre la heredad, sino sirviendo de ejemplo al rebaño.
1Pe 5:4  Así, al aparecer el Pastor soberano, recibiréis la corona inmarcesible de la gloria.
1Pe 5:5  Igualmente vosotros, los jóvenes, vivid sumisos a los presbíteros, y todos ceñidos de humildad en el trato mutuo, porque Dios resiste a los soberbios, y a los humildes da su gracia.
1Pe 5:6  Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que a su tiempo os ensalce.
1Pe 5:7  Echad sobre El todos vuestros cuidados, puesto que tiene providencia de vosotros.
1Pe 5:8  Estad alerta y velad, que vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda rondando y busca a quién devorar,
1Pe 5:9  al cual resistiréis firmes en la fe, considerando que los mismos padecimientos soportan vuestros hermanos dispersos por el mundo.
1Pe 5:10  Y el Dios de toda gracia que os llamó en Cristo a su gloria eterna, después de un breve padecer, os perfeccionará y afirmará, os fortalecerá y consolidará.
1Pe 5:11  A El la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 5:12  Por Silvano, a quien tengo por hermano fiel para con vosotros, os escribo brevemente, amonestándoos y testificándoos ser la verdadera gracia de Dios esa en que vosotros os mantenéis firmes.
1Pe 5:13  Os saluda la Iglesia de Babilonia, partícipe de vuestra elección, y Marcos, mi hijo.
1Pe 5:14  Saludaos mutuamente en el ósculo de la caridad. La paz a todos vosotros los que estáis en Cristo.

 


 

1Pe 5:1  Quiero darles un consejo a los líderes de la iglesia. Yo también soy líder como ellos, y soy testigo de cómo sufrió Cristo. Además, cuando Cristo regrese y muestre lo maravilloso que es él, disfrutaré de parte de su gloria. Mi consejo es el siguiente:
1Pe 5:2  Cuiden ustedes de las personas que Dios dejó a su cargo, pues ellas pertenecen a Dios. Cuídenlas, como cuida el pastor a sus ovejas. Háganlo por el gusto de servir, que es lo que a Dios le agrada, y no por obligación ni para ganar dinero.
1Pe 5:3  No traten a los que Dios les encargó como si ustedes fueran sus amos; más bien, procuren ser un ejemplo para ellos.
1Pe 5:4  Así, cuando regrese Cristo, que es el Pastor principal, ustedes recibirán un maravilloso premio que durará para siempre.
1Pe 5:5  Del mismo modo ustedes, los jóvenes, deben obedecer la autoridad de los líderes de la iglesia. Todos deben tratarse con humildad, pues la Biblia dice: «Dios se opone a los orgullosos, pero brinda su ayuda a los humildes.»
1Pe 5:6  Por eso, sean humildes y acepten la autoridad de Dios, pues él es poderoso. Cuando llegue el momento oportuno, Dios los tratará como a gente importante.
1Pe 5:7  Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.
1Pe 5:8  Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento!
1Pe 5:9  Resistan los ataques del diablo; confíen siempre en Dios y nunca duden de él. Ya saben que en todo el mundo otros seguidores de Cristo están sufriendo como ustedes.
1Pe 5:10  Pero después de que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, Dios hará que todo vuelva a estar bien y que ustedes nunca dejen de confiar en él; les dará fuerzas para que no se desanimen, y hará que siempre estén seguros de lo que creen. Recuerden que Dios nos ha elegido por medio de Jesucristo, para que formemos parte de su maravilloso reino.
1Pe 5:11  ¡Que Dios reine con poder para siempre! Amén.
1Pe 5:12  Silvano me ha ayudado a escribirles esta breve carta. Yo lo considero un fiel seguidor de Cristo, y alguien en quien se puede confiar. Les he escrito para darles consejos, y para asegurarles que todo lo bueno que Dios les ha dado demuestra que él los ama mucho. ¡Nunca duden del amor de Dios!
1Pe 5:13  Los seguidores de Cristo que están en la ciudad de Roma les mandan saludos. Ellos, igual que ustedes, forman parte del pueblo que Dios ha elegido. También les manda saludos Marcos, a quien quiero como a un hijo.
1Pe 5:14  Salúdense unos a otros con un beso de hermanos. Le pido a Dios que les dé paz a todos ustedes, los que pertenecen a Cristo. 

 


 

1Pe 5:1  que apacentéis la grey de Dios puesta a vuestro cargo, gobernándola y velando sobre ella no precisados por la necesidad, sino con afectuosa voluntad que sea según Dios; no por un sórdido interés, sino gratuitamente;
1Pe 5:2  ni porque queréis tener señorío sobre el clero, o la heredad del Señor, sino siendo verdaderamente dechados de la grey;
1Pe 5:3  que cuando se dejará ver el Príncipe de los pastores, Jesucristo, recibiréis una corona inmarcesible de gloria.
1Pe 5:4  Vosotros igualmente, ¡oh jóvenes!, estad sujetos a los ancianos, o sacerdotes. Todos, en fin, inspiraos recíprocamente y ejercitad la humildad; porque Dios resiste a los soberbios, pero a los humildes les da su gracia.
1Pe 5:5  Humillaos, pues, bajo la mano poderosa de Dios, para que os exalte al tiempo de su visita o del juicio,
1Pe 5:6  descargando en su amoroso seno todas vuestras solicitudes, pues él tiene cuidado de vosotros.
1Pe 5:7  Sed sobrios, y estad en continua vela; porque vuestro enemigo el diablo anda girando como león rugiente alrededor de vosotros, en busca de para que devorar.
1Pe 5:8  Resistidle firmes en la fe, sabiendo que la misma tribulación padecen vuestros hermanos, cuantos hay en el mundo.
1Pe 5:9  Mas Dios dador de toda gracia, que nos llamó a su eterna gloria por Jesucristo, después que hayáis padecido un poco, él mismo os perfeccionará, fortificará y consolidará.
1Pe 5:10  A él sea dada la gloria y el poder soberano por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 5:11  Por Silvano, el cual es, a mi juicio, un fiel hermano, os he escrito brevemente, declarándoos y protestándoos, que la verdadera gracia de Dios, o la verdadera religión, es ésta, en que vosotros permanecéis constantes.
1Pe 5:12  La Iglesia que, escogida por Dios como vosotros, mora en esta Babilonia, os saluda, y mi hijo Marcos.
1Pe 5:13  Saludaos mutuamente con el ósculo santo. La gracia sea con todos vosotros, los que estáis unidos en Cristo Jesús . Amén.
1Pe 5:14  Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que han alcanzado igual fe con nosotros por la justicia y méritos del Dios y Salvador nuestro Jesucristo, 

 


 

1Pe 5:1  

Apacentad la grey de Dios
  Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:
1Pe 5:2  Apacentad la grey de Dios(A) que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;
1Pe 5:3  no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
1Pe 5:4  Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
1Pe 5:5  Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:
 Dios resiste a los soberbios,
 Y da gracia a los humildes.(B)
1Pe 5:6  Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;(C)
1Pe 5:7  echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
1Pe 5:8  Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
1Pe 5:9  al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
1Pe 5:10  Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
1Pe 5:11  A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 

Salutaciones finales
 
1Pe 5:12  Por conducto de Silvano,(D) a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que ésta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.
1Pe 5:13  La iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos(E) mi hijo, os saludan.
1Pe 5:14  Saludaos unos a otros con ósculo de amor. Paz sea con todos vosotros los que estáis en Jesucristo. Amén. 
 

 


 

1Pe 5:1  Ruego a los ancianos que están entre vosotros, (yo anciano también con ellos, y testigo de las aflicciones del Cristo, que soy también participante de la gloria que ha de ser revelada):
1Pe 5:2  Apacentad la manada de Dios que está entre vosotros, teniendo cuidado de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia vergonzosa; sino con ánimo pronto;
1Pe 5:3  y no como teniendo señorío sobre las heredades del Señor, sino de tal manera que seáis ejemplos de la manada.
1Pe 5:4  Y cuando apareciere el gran Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
1Pe 5:5  Igualmente, jóvenes, sed sujetos a los ancianos de tal manera que seáis todos sujetos unos a otros. Vestíos de humildad de ánimo, porque Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
1Pe 5:6  Humillaos pues debajo de la poderosa mano de Dios, para que él os ensalce cuando fuere tiempo,
1Pe 5:7  echando toda vuestra solicitud en él; porque él tiene cuidado de vosotros.
1Pe 5:8  Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
1Pe 5:9  al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que las mismas aflicciones han de ser cumplidas en la compañía de vuestros hermanos que están en el mundo.
1Pe 5:10  Mas el Dios de toda gracia, que nos ha llamado a su gloria eterna por Jesús, el Cristo, después que hubiereis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, confirme, corrobore y establezca.
1Pe 5:11  A él sea gloria e imperio para siempre. Amén.
1Pe 5:12  Por Silvano, el hermano fiel, (según yo pienso), os he escrito brevemente, amonestándoos, y testificando que esta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.
1Pe 5:13  La Iglesia que está en Babilonia, juntamente elegida con vosotros, os saluda, y Marcos mi hijo.
1Pe 5:14  Saludaos unos a otros con beso de caridad. Paz sea con todos vosotros los que estáis en Jesús, el Cristo. Amén. 

 


 

1Pe 5:1  The elders which are among you I exhort, who am also an elder, and a witness of the sufferings of Christ, and also a partaker of the glory that shall be revealed:
1Pe 5:2  Feed the flock of God which is among you, taking the oversight thereof, not by constraint, but willingly; not for filthy lucre, but of a ready mind;
1Pe 5:3  Neither as being lords over God's heritage, but being ensamples to the flock.
1Pe 5:4  And when the chief Shepherd shall appear, ye shall receive a crown of glory that fadeth not away.
1Pe 5:5  Likewise, ye younger, submit yourselves unto the elder. Yea, all of you be subject one to another, and be clothed with humility: for God resisteth the proud, and giveth grace to the humble.
1Pe 5:6  Humble yourselves therefore under the mighty hand of God, that he may exalt you in due time:
1Pe 5:7  Casting all your care upon him; for he careth for you.
1Pe 5:8  Be sober, be vigilant; because your adversary the devil, as a roaring lion, walketh about, seeking whom he may devour:
1Pe 5:9  Whom resist stedfast in the faith, knowing that the same afflictions are accomplished in your brethren that are in the world.
1Pe 5:10  But the God of all grace, who hath called us unto his eternal glory by Christ Jesus, after that ye have suffered a while, make you perfect, stablish, strengthen, settle you.
1Pe 5:11  To him be glory and dominion for ever and ever. Amen.
1Pe 5:12  By Silvanus, a faithful brother unto you, as I suppose, I have written briefly, exhorting, and testifying that this is the true grace of God wherein ye stand.
1Pe 5:13  The church that is at Babylon, elected together with you, saluteth you; and so doth Marcus my son.
1Pe 5:14  Greet ye one another with a kiss of charity. Peace be with you all that are in Christ Jesus. Amen. 

 


 

1Pe 5:1  A los ancianos que están entre vosotros les exhorto yo, anciano como ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que está para manifestarse.
1Pe 5:2  Apacentad la grey de Dios que os está encomendada, vigilando, no forzados, sino voluntariamente, según Dios; no por mezquino afán de ganancia, sino de corazón;
1Pe 5:3  no tiranizando a los que os ha tocado cuidar, sino siendo modelos de la grey.
1Pe 5:4  Y cuando aparezca el Mayoral, recibiréis la corona de gloria que no se marchita.
1Pe 5:5  De igual manera, jóvenes, sed sumisos a los ancianos; revestíos todos de humildad en vuestras mutuas relaciones, pues = Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes. =
1Pe 5:6  Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios para que, llegada la ocasión, os ensalce;
1Pe 5:7  = confiadle = todas = vuestras preocupaciones, = pues él cuida de vosotros.
1Pe 5:8  Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como = león rugiente, = buscando a quién devorar.
1Pe 5:9  Resistidle firmes en la fe, sabiendo que vuestros hermanos que están en el mundo soportan los mismos sufrimientos.
1Pe 5:10  El Dios de toda gracia, el que os ha llamado a su eterna gloria en Cristo, después de breves sufrimientos, os restablecerá, afianzará, robustecerá y os consolidará.
1Pe 5:11  A él el poder por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 5:12  Por medio de Silvano, a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, exhortándoos y atestiguándoos que esta es la verdadera gracia de Dios; perseverad en ella.
1Pe 5:13  Os saluda la que está en Babilonia, elegida como vosotros, así como mi hijo Marcos.
1Pe 5:14  Saludaos unos a otros con el beso de amor. Paz a todos los que estáis en Cristo.

 


 

1Pe 5:1  Quiero aconsejar ahora a los ancianos[1] de las congregaciones de ustedes, yo que soy anciano como ellos y testigo de los sufrimientos de Cristo, y que también voy a tener parte en la gloria que ha de manifestarse.
1Pe 5:2  Cuiden de las ovejas de Dios que han sido puestas a su cargo; háganlo de buena voluntad, como Dios quiere, y no forzadamente ni por ambición de dinero, sino de buena gana.
1Pe 5:3  Compórtense no como si ustedes fueran los dueños de los que están a su cuidado, sino procurando ser un ejemplo para ellos.
1Pe 5:4  Así, cuando aparezca el Pastor principal, [2]
 ustedes recibirán la corona de la gloria, una corona que jamás se marchitará.
1Pe 5:5  De la misma manera, ustedes los jóvenes sométanse a la autoridad de los ancianos. Todos deben someterse unos a otros con humildad, porque:
"Dios se opone a los orgullosos,
pero ayuda con su bondad a los humildes."[3]
1Pe 5:6  Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los enaltezca a su debido tiempo.
1Pe 5:7  Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes.
1Pe 5:8  Sean prudentes y manténganse despiertos, porque su enemigo el diablo, como un león rugiente, anda buscando a quien devorar.
1Pe 5:9  Resístanle, firmes en la fe, sabiendo que en todas partes del mundo los hermanos de ustedes están sufriendo las mismas cosas.
1Pe 5:10  Pero después que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, Dios los hará perfectos, firmes, fuertes y seguros. Es el mismo Dios que en su gran amor nos ha llamado a tener parte en su gloria eterna en unión con Jesucristo.
1Pe 5:11  A él sea el poder para siempre. Amén.
1Pe 5:12  Por medio de Silvano, a quien considero un hermano fiel, les he escrito esta breve carta, para aconsejarlos y asegurarlos que las bendiciones que han recibido son prueba verdadera del amor de Dios. ¡Permanezcan fieles a ese amor!
1Pe 5:13  La iglesia que está en Babilonia, [4] la cual Dios ha escogido lo mismo que a ustedes, les manda saludos, y también mi hijo Marcos.
1Pe 5:14  Salúdense unos a otros con un beso de amor fraternal. p Tengan paz todos ustedes, los que pertenecen a Cristo. 

 


 

1Pe 5:1  Por lo tanto, a los [que son] ancianos entre ustedes doy esta exhortación, porque yo también soy anciano con [ellos] y testigo de los sufrimientos del Cristo, hasta partícipe de la gloria que ha de ser revelada:
1Pe 5:2  Pastoreen el rebaño de Dios bajo su custodia, no como obligados, sino de buena gana; tampoco por amor a ganancia falta de honradez, sino con empeño;
1Pe 5:3  tampoco como enseñoreándose de los que son la herencia de Dios, sino haciéndose ejemplos del rebaño.
1Pe 5:4  Y cuando el pastor principal haya sido manifestado, ustedes recibirán la inmarcesible corona de la gloria.
1Pe 5:5  De igual manera, ustedes, hombres de menos edad, estén en sujeción a los hombres de más edad. Pero todos ustedes cíñanse con humildad mental los unos para con los otros, porque Dios se opone a los altivos, pero da bondad inmerecida a los humildes.
1Pe 5:6  Humíllense, por lo tanto, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los ensalce al tiempo debido;
1Pe 5:7  a la vez que echan sobre él toda su inquietud, porque él se interesa por ustedes.
1Pe 5:8  Mantengan su juicio, sean vigilantes. Su adversario, el Diablo, anda en derredor como león rugiente, procurando devorar [a alguien].
1Pe 5:9  Pero pónganse en contra de él, sólidos en la fe, sabiendo que las mismas cosas en cuanto a sufrimientos van realizándose en toda la asociación de sus hermanos en el mundo.
1Pe 5:10  Pero, después que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, el Dios de toda bondad inmerecida, que los llamó a su gloria eterna en unión con Cristo, terminará él mismo el entrenamiento de ustedes; él los hará firmes, él los hará fuertes.
1Pe 5:11  A él sea la potencia para siempre. Amén.
1Pe 5:12  Mediante Silvano, un fiel hermano, según lo considero yo, les he escrito en pocas [palabras], para dar estímulo y un testimonio sincero de que esta es la verdadera bondad inmerecida de Dios; en la cual, estén firmes.
1Pe 5:13  La que está en Babilonia, escogida igual [que ustedes], les envía sus saludos, y también Marcos mi hijo.
1Pe 5:14  Salúdense los unos a los otros con un beso de amor. Que todos ustedes los que están en unión con Cristo tengan paz.

 


 

1Pe 5:1  Quiero darles un consejo a los líderes de la iglesia. Yo también soy líder como ellos, y soy testigo de cómo sufrió Cristo. Además, cuando Cristo regrese y muestre lo maravilloso que es él, disfrutaré de parte de su gloria. Mi consejo es el siguiente:
1Pe 5:2  Cuiden ustedes de las personas que Dios dejó a su cargo, pues ellas pertenecen a Dios. Cuídenlas, como cuida el pastor a sus ovejas. Háganlo por el gusto de servir, que es lo que a Dios le agrada, y no por obligación ni para ganar dinero.
1Pe 5:3  No traten a los que Dios les encargó como si ustedes fueran sus amos; más bien, procuren ser un ejemplo para ellos.
1Pe 5:4  Así, cuando regrese Cristo, que es el Pastor principal, ustedes recibirán un maravilloso premio que durará para siempre.
1Pe 5:5  Del mismo modo ustedes, los jóvenes, deben obedecer la autoridad de los líderes de la iglesia. Todos deben tratarse con humildad, pues la Biblia dice: «Dios se opone a los orgullosos, pero brinda su ayuda a los humildes.»
1Pe 5:6  Por eso, sean humildes y acepten la autoridad de Dios, pues él es poderoso. Cuando llegue el momento oportuno, Dios los tratará como a gente importante.
1Pe 5:7  Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes.
1Pe 5:8  Estén siempre atentos y listos para lo que venga, pues su enemigo, el diablo, anda buscando a quien destruir. ¡Hasta parece un león hambriento!
1Pe 5:9  Resistan los ataques del diablo; confíen siempre en Dios y nunca duden de él. Ya saben que en todo el mundo otros seguidores de Cristo están sufriendo como ustedes.
1Pe 5:10  Pero después de que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, Dios hará que todo vuelva a estar bien y que ustedes nunca dejen de confiar en él; les dará fuerzas para que no se desanimen, y hará que siempre estén seguros de lo que creen. Recuerden que Dios nos ha elegido por medio de Jesucristo, para que formemos parte de su maravilloso reino.
1Pe 5:11  ¡Que Dios reine con poder para siempre! Amén.
1Pe 5:12  Silvano me ha ayudado a escribirles esta breve carta. Yo lo considero un fiel seguidor de Cristo, y alguien en quien se puede confiar. Les he escrito para darles consejos, y para asegurarles que todo lo bueno que Dios les ha dado demuestra que él los ama mucho. ¡Nunca duden del amor de Dios!
1Pe 5:13  Los seguidores de Cristo que están en la ciudad de Roma les mandan saludos. Ellos, igual que ustedes, forman parte del pueblo que Dios ha elegido. También les manda saludos Marcos, a quien quiero como a un hijo.
1Pe 5:14  Salúdense unos a otros con un beso de hermanos. Le pido a Dios que les dé paz a todos ustedes, los que pertenecen a Cristo.

 


 

1Pe 5:1  Por lo tanto, yo animo a los dirigentes de las Asambleas de entre ustedes, como compañero director, y testigo del sufrimiento del Mashíaj, como también copartícipe de la gloria que será revelada:
1Pe 5:2  Pastoreen el rebaño de YAHWEH que está a su cargo,[37] no por fuerza, sino voluntariamente, como YAHWEH quiere; y no por el deseo de ganancias deshonestas, sino con entusiasmo;
1Pe 5:3  también, no como majers dominadores sobre los que están a su cargo, sino como gente que es ejemplo para el rebaño.[38]
1Pe 5:4  Entonces, cuando el Pastor Principal aparezca, ustedes recibirán gloria como su corona imperecedera.
1Pe 5:5  Asimismo, los que tienen menos experiencia, sométanse a los directores. Además, todos se deben de revestir de humildad del uno al otro, porque: YAHWEH se opone al arrogante, pero al humilde le da favor. [Pr 3:34]
1Pe 5:6  Además, humíllense a sí mismos bajo la Mano Poderosa de YAHWEH, para que en el momento adecuado El los exalte.
1Pe 5:7  Tiren todas las ansiedades sobre El, porque El cuida de ustedes.[39]
1Pe 5:8  ¡Permanezcan sobrios, permanezcan alerta! El enemigo de ustedes, ha satán, acecha como león rugiente, buscando a alguien a quien devorar.[40]
1Pe 5:9  Resistan firmes contra él, firmes en la confianza de ustedes, sabiendo que nuestros hermanos a través del mundo están pasando por el mismo tipo de sufrimientos.
1Pe 5:10  Tendrán que sufrir sólo por un poco de tiempo más; después de eso, YAHWEH que está lleno de favor, el que los llamó a Su Gloria eterna en unión con el Mashíaj, El mismo los restaurará, los consolidará, los fortalecerá y los afirmará.
1Pe 5:11  A El sea el poder por siempre y para siempre. Amein.
1Pe 5:12  Por medio de Sila, a quien considero como un hermano fiel, les he escrito brevemente, alentándolos y dando mi testimonio de que ésta es la verdadera misericordia de YAHWEH. ¡Permanezcan firmes en esta misericordia!
1Pe 5:13  La hermana Asamblea de Bavel,[41] elegidos juntamente con ustedes, les manda saludos, también Marcos mi hijo.
1Pe 5:14  **Salúdese el uno al otro con un beso de amor. "Shalom aleijem " a todos los que pertenecen al Mashíaj.

 


 

1Pe 5:1  "Tengo algo que decirles a sus ancianos líderes: Yo mismo soy un anciano, soy testigo de los sufrimientos de Cristo y compartiré la gloria que nos será revelada."
1Pe 5:2  "Les ruego que cuiden el rebaño de Dios que ha sido puesto bajo su responsabilidad, y no lo hagan por obligación, sino de buena voluntad, como Dios quiere. Háganlo con entusiasmo y no por ganar dinero."
1Pe 5:3  "No sean crueles con los que están a cargo de ustedes. Más bien, sean un buen ejemplo para ellos."
1Pe 5:4  "Así, cuando venga nuestro gran Pastor, recibirán una corona gloriosa que nunca perderá su valor."
1Pe 5:5  "También tengo algo que decirles a los jóvenes: acepten la autoridad de los ancianos líderes. Vístanse todos ustedes de humildad y sírvanse unos a otros porque: ""Dios está en contra de los orgullosos, pero da su generoso amor a los humildes""."
1Pe 5:6  "Cuando Dios los corrija con su mano poderosa, acéptenlo con humildad. Después, cuando llegue la hora, él los exaltará."
1Pe 5:7  "Confíen a Dios todas sus preocupaciones, porque él cuida de ustedes."
1Pe 5:8  Tengan dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo anda por ahí como un león hambriento buscando a quién devorar.
1Pe 5:9  "Resistan al diablo y tengan una fe fuerte. Sepan que sus hermanos en todo el mundo sufren igual que ustedes,"
1Pe 5:10  "pero Dios, quien los llamó para compartir su gloria eterna en Cristo, les mostrará todo su generoso amor. Sufrirán por un tiempo, pero después Dios los sanará, los fortalecerá, los apoyará y evitará que caigan."
1Pe 5:11  El poder de Dios continuará por siempre. Así sea.
1Pe 5:12  "Escribí esta breve carta con ayuda de Silas, a quien considero un hermano fiel en Cristo, para darles ánimo y asegurarles que también la situación en que se encuentran ahora muestra en realidad el generoso amor de Dios. Manténganse fieles a ese generoso amor."
1Pe 5:13  "La iglesia de Babilonia los saluda. Ellos fueron escogidos tal como lo fueron ustedes. Marcos, mi hijo en Cristo, también les manda saludos."
1Pe 5:14  Salúdense unos a otros con un beso de hermanos. La paz sea con todos ustedes que están en Cristo.

 


 
  Conocen nuestro sitio 449165 visitantes (1673534 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!