Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  W100
 


  BibliadeEstudioAdventista1 de Pedro 4BibliadeEstudioAdventista

La version Reina Valera 1990 con comentarios de elena White,referencias biblicas y otros complementos (Por editar)se encuentra en las subpaginas de 1.2. de Pedro


 

1Pe 4:1  Habiendo, pues, Cristo, padecido en carne, también vosotros del mismo pensamiento armaos; pues, quien padece en carne, ha cesado de pecado;
1Pe 4:2  para no ya para de hombres concupiscencias, sino, para voluntad de Dios, el restante, en carne, vivir tiempo.
1Pe 4:3  Pues basta que el pasado tiempo, el querer de las gentes hayan cumplido, caminando en lascivias, concupiscencias, vinolencias, bacanales, potaciones y criminales idolatrías.
1Pe 4:4  Por lo que se extrañan de que no concurráis al mismo de la lujuria desenfreno, blasfemando;
1Pe 4:5  los que darán cuenta al que pronto está a juzgar vivos y muertos.
1Pe 4:6  Pues para esto también a los muertos(a)  se ha evangelizado; para que de una parte sean juzgados, según hombres, de carne; vivan, empero, según Dios, de espíritu.
1Pe 4:7  Mas de todas las cosas el fin se ha acercado. Moderaos, pues, y templaos para oraciones;
1Pe 4:8  pero, ante todo, la entre vosotros caridad continua teniendo; porque la caridad cubre muchedumbre de pecados.
1Pe 4:9  Hospitalarios unos con otros sin murmuración;
1Pe 4:10  cada uno, según ha recibido carisma, entre vosotros ministrándolo, como buenos dispensadores de varia gracia de Dios.
1Pe 4:11  Si alguno habla, como dichos de Dios; si alguno ministra, como con fuerza que suministra Dios; para que en todo glorificado sea Dios por Jesucristo; a quien es la gloria y el imperio por los siglos de los siglos; amén.
1Pe 4:12  Amados, no os extrañéis del en vosotros fuego para prueba a vosotros encendido, como de cosa extraña a vosotros acontecida;
1Pe 4:13  sino que, por cuanto participáis de los de Cristo padecimientos, gozaos; para que también en la revelación de su gloria os gocéis, alborozándoos.
1Pe 4:14  Si se os ultraja en nombre de Cristo, bienaventurados; pues el de la gloria y potestad y el de Dios espíritu sobre vosotros reposa.
1Pe 4:15  Pero nadie de vosotros padezca como homicida, o ladrón o malhechor, o como de lo ajeno codicioso;
1Pe 4:16  mas, si como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios en este nombre.
1Pe 4:17  Porque(b) , el tiempo de empezar el juicio por la casa de Dios; pero, si primeramente por nosotros, ¿cuál, el fin de los que desobedecen al de Dios Evangelio?
1Pe 4:18  Y si el justo apenas se salva, el impío y pecador ¿dónde parecerá?
1Pe 4:19  Así que también los que padecen, según la voluntad de Dios, al fiel Creador encomienden sus almas, en beneficencia.  

 


 

1Pe 4:1  (TEXTO OMITIDO)
1Pe 4:2  para vivir el resto del tiempo no en codicias humanas, sino en la voluntad de Dios.
1Pe 4:3  Basta ya de hacer, como en otro tiempo, la voluntad de los gentiles, viviendo en desenfreno, en liviandades, en crápula, en comilonas y embriagueces y en abominables idolatrías.
1Pe 4:4  Ahora, extrañados de que no concurráis a su desenfrenada liviandad, os insultan;"
1Pe 4:5  pero tendrán que dar cuenta al que está pronto para juzgar a vivos y a muertos.
1Pe 4:6  Que por esto fue anunciado el Evangelio a los muertos, para que, condenados en carne según los hombres, vivan en el espíritu según Dios.
1Pe 4:7  El fin de todo está cercano. Sed, pues, discretos y velad en la oración.
1Pe 4:8  Ante todo tened los unos para los otros ferviente caridad, porque la caridad cubre la muchedumbre de los pecados.
1Pe 4:9  Sed hospitalarios unos con otros sin murmuración.
1Pe 4:10  El don que cada uno haya recibido póngalo al servicio de los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.
1Pe 4:11  Si alguno habla, sean sentencias de Dios; si alguno ejerce un ministerio, sea como con poder que Dios otorga, a fin de que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, cuya es la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén."
1Pe 4:12  Carísimos, no os sorprendáis como de un suceso extraordinario del incendio que se ha producido entre vosotros, que es para vuestra prueba;"
1Pe 4:13  antes habéis de alegraros en la medida en que participáis en los padecimientos de Cristo, para que en la revelación de su gloria exultéis de gozo.
1Pe 4:14  Bienaventurados vosotros si, por el nombre de Cristo, sois ultrajados, porque el espíritu de la gloria, que es el Espíritu de Dios, reposa sobre vosotros.
1Pe 4:15  Que ninguno padezca por homicida, o por ladrón, o por malhechor, o por entrometido;"
1Pe 4:16  mas si por cristiano padece, no se avergüence, antes glorifique a Dios en este nombre.
1Pe 4:17  Porque ha llegado el tiempo de que comience el juicio por la casa de Dios. Pues si empieza por nosotros, ¿cuál será el fin de los que rehusan obedecer al Evangelio de Dios?
1Pe 4:18  Y si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y el pecador?
1Pe 4:19  Así, pues, los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden al Creador fiel sus almas por la práctica del bien.

 


 

1Pe 4:1  Ustedes deben estar dispuestos a sufrir, así como Cristo sufrió mientras estuvo aquí en la tierra. Si ustedes sufren como Cristo, ya no seguirán pecando.
1Pe 4:2  Eso demostrará que han dejado de seguir sus malos deseos, y que dedicarán el resto de su vida a hacer lo que Dios quiere.
1Pe 4:3  Por mucho tiempo ustedes vivieron haciendo lo mismo que hacen los que no creen en Dios. Tenían vicios y malos deseos, se emborrachaban, participaban en fiestas escandalosas y, lo más terrible de todo, adoraban ídolos.
1Pe 4:4  Pero como ustedes ya no se juntan con ellos, ahora ellos hablan mal de ustedes.
1Pe 4:5  ¡Pero ya tendrán que darle cuentas a Dios, el Juez que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos!
1Pe 4:6  Para eso anunció Cristo la buena noticia, aun a los muertos: para que después de que Dios los juzgue por lo que hicieron en vida, sus espíritus puedan vivir con Dios.
1Pe 4:7  Ya se acerca el fin del mundo. Por eso, sean responsables y cuidadosos en la oración.
1Pe 4:8  Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados.
1Pe 4:9  Reciban en su casa a los demás, y no hablen mal de ellos, sino hagan que se sientan bienvenidos.
1Pe 4:10  Cada uno de ustedes ha recibido de Dios alguna capacidad especial. Úsela bien en el servicio a los demás.
1Pe 4:11  Si alguno sabe hablar bien, que anuncie el mensaje de Dios. Si alguno sabe cómo ayudar a los demás, que lo haga con la fuerza que Dios le da para hacerlo. De este modo, todo lo que ustedes hagan servirá para que los demás alaben a Dios por medio de Jesucristo, que es maravilloso y poderoso para siempre. Amén.
1Pe 4:12  Queridos hermanos en Cristo, no se sorprendan si tienen que afrontar problemas que pongan a prueba su confianza en Dios. Eso no es nada extraño.
1Pe 4:13  Al contrario, alégrense de poder sufrir como Cristo sufrió, para que también se alegren cuando Cristo regrese y muestre su gloria y su poder.
1Pe 4:14  Si alguien los insulta por confiar en Cristo, consideren ese insulto como una bendición de Dios. Eso significa que el maravilloso Espíritu de Dios está siempre con ustedes.
1Pe 4:15  Si alguno de ustedes sufre, que no sea por ser asesino, ladrón o bandido, ni por meterse en asuntos ajenos.
1Pe 4:16  Si alguno sufre por ser cristiano, no debe sentir vergüenza, sino darle gracias a Dios por ser cristiano.
1Pe 4:17  Ha llegado ya el momento de que Dios juzgue a todos, y de que empiece por juzgar a su propio pueblo. Y si empieza por nosotros y nos hace sufrir así, ¡imagínense lo que les espera a los que no obedecen la Palabra de Dios!
1Pe 4:18  Y si con dificultad se salvan los que hacen el bien, ¡ya se pueden imaginar lo que les pasará a los malvados y a los pecadores!
1Pe 4:19  Por eso, los que sufren porque Dios así lo quiere, deben seguir haciendo el bien y dejar que Dios los cuide, pues él es su creador y cumple lo que promete. 

 


 

1Pe 4:1  De suerte que ya el tiempo que le queda en esta vida mortal, viva, no conforme a las pasiones humanas, sino conforme a la voluntad de Dios.
1Pe 4:2  Porque demasiado tiempo habéis pasado durante vuestra vida anterior abandonados a las mismas pasiones que los paganos, viviendo en desenfrenos, en codicias, en embriagueces, en glotonerías, en excesos en las bebidas y en idolatrías abominables.
1Pe 4:3  Ahora los infieles extrañan mucho que no concurráis vosotros a los mismos desórdenes de torpeza, y os llenan de vituperios.
1Pe 4:4  Mas ellos darán cuenta a aquel que tiene dispuesto juzgar a vivos y a muertos:
1Pe 4:5  que aun por eso ha sido predicado también la buena nueva a los muertos; para que habiendo sido juzgados, o castigados, delante de los hombres según la carne, recibiesen delante de Dios la vida del espíritu.
1Pe 4:6  Por lo demás, el fin de todas las cosas se va acercando; por tanto sed prudentes, y así estad advertidos; y velad en oraciones continuas y fervorosas.
1Pe 4:7  Pero sobre todo mantened constante la mutua caridad entre vosotros; porque la caridad cubre o disimula multitud de pecados.
1Pe 4:8  Ejercitad la hospitalidad los unos con los otros, sin murmuraciones.
1Pe 4:9  Comunique cada cual al prójimo la gracia o don, según la recibió como buenos dispensadores de los dones de Dios, los cuales son de muchas maneras.
1Pe 4:10  El que habla o predica la palabra divina, hágalo de modo que parezca que habla Dios por su boca; quien tiene algún ministerio eclesiástico, ejercítelo como una virtud que Dios le ha comunicado, a fin de que en todo cuanto hagáis sea Dios glorificado por Jesucristo, cuya es la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 4:11  Carísimos, cuando Dios os prueba con el fuego de las tribulaciones, no lo extrañéis, como si os aconteciese una cosa muy extraordinaria;
1Pe 4:12  antes bien alegraos de ser participantes de la pasión de Cristo , para que cuando se descubra su gloria, os gocéis también con él llenos de júbilo.
1Pe 4:13  Si sois infamados por el nombre de Cristo , seréis bienaventurados; porque la honra, la gloria y la virtud de Dios, y su Espíritu mismo reposa sobre vosotros.
1Pe 4:14  Pero jamás venga el caso en que alguno de vosotros padezca por homicida o ladrón, o maldiciente, o codiciador de lo ajeno;
1Pe 4:15  mas si padeciere por ser cristiano, no se avergüence, antes alabe a Dios por tal causa;
1Pe 4:16  pues tiempo es de que comience el juicio por la casa de Dios. Y si primero empieza por nosotros, ¿cuál será el paradero de aquellos que no creen la buena nueva de Dios?
1Pe 4:17  Que si el justo a duras penas se salvará, ¿a dónde irán el impío y el pecador?
1Pe 4:18  Por tanto, aquellos mismos que padecen por la voluntad de Dios, encomienden por medio de las buenas obras sus almas al Creador, el cual es fiel.
1Pe 4:19  Esto supuesto, a los presbíteros que hay entre vosotros suplico yo, vuestro copresbítero y testigo de la pasión de Cristo , como también participante de su gloria, la cual se ha de manifestar a todos en lo por venir, 

 


 

1Pe 4:1  

Buenos administradores de la gracia de Dios
  Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,
1Pe 4:2  para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.
1Pe 4:3  Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.
1Pe 4:4  A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;
1Pe 4:5  pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.
1Pe 4:6  Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.
1Pe 4:7  Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
1Pe 4:8  Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.(A)
1Pe 4:9  Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.
1Pe 4:10  Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.
1Pe 4:11  Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 

Padeciendo como cristianos
 
1Pe 4:12  Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,
1Pe 4:13  sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.
1Pe 4:14  Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.
1Pe 4:15  Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno;
1Pe 4:16  pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.
1Pe 4:17  Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?
1Pe 4:18  Y:
 Si el justo con dificultad se salva,
 ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?(B)
1Pe 4:19  De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien. 
 

 


 

1Pe 4:1  Pues que el Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también estad armados del mismo pensamiento; que el que ha padecido en la carne, cesó de pecado;
1Pe 4:2  para que ya el tiempo que queda en la carne, viva, no a las concupiscencias de los hombres, sino a la voluntad de Dios.
1Pe 4:3  Porque nos debe bastar que el tiempo pasado de nuestra vida hayamos hecho la voluntad de los gentiles, cuando conversábamos en lascivias, en concupiscencias, en embriagueces, en glotonerías, en orgías, y en abominables idolatrías.
1Pe 4:4  Y esto parece cosa extraña a los que os vituperan, que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución;
1Pe 4:5  los cuales darán cuenta al que está aparejado para juzgar a los vivos y a los muertos.
1Pe 4:6  Porque por esto también ha sido predicado el Evangelio a los muertos; para que sean juzgados en carne según los hombres, y vivan en espíritu según Dios.
1Pe 4:7  Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, templados, y velad en oración.
1Pe 4:8  Y sobre todo, tened entre vosotros ferviente caridad; porque la caridad cubrirá multitud de pecados.
1Pe 4:9  Hospedaos amorosamente los unos a los otros sin murmuraciones.
1Pe 4:10  Cada uno según el don que ha recibido, adminístrelo a los otros, como buenos dispensadores de las diferentes gracias de Dios.
1Pe 4:11  Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme a la virtud que Dios suministra; para que en todas las cosas sea Dios glorificado por Jesús el Cristo, al cual es gloria e imperio para siempre jamás. Amén.
1Pe 4:12  Carísimos, no os maravilléis cuando seáis examinados por fuego, (lo cual se hace para vuestra prueba), como si alguna cosa peregrina os aconteciese;
1Pe 4:13  mas antes en que sois participantes de las aflicciones de Cristo, gozaos, para que también en la revelación de su gloria os gocéis en triunfo.
1Pe 4:14  Si sois vituperados por el Nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque la gloria y el Espíritu de Dios reposan sobre vosotros. Cierto, según ellos, él es blasfemado, mas según vosotros es glorificado.
1Pe 4:15  Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o codicioso de los bienes ajenos.
1Pe 4:16  Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence; antes glorifique a Dios en esta parte.
1Pe 4:17  Porque es tiempo de que el juicio comience desde la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que ni creen ni obedecen al Evangelio de Dios?
1Pe 4:18  Y si el justo con dificultad se salva; ¿en dónde aparecerá el infiel y el pecador?
1Pe 4:19  Y por eso los que son afligidos según la voluntad de Dios, encomiéndenle sus almas, como a fiel Criador, haciendo bien. 

 


 

1Pe 4:1  Forasmuch then as Christ hath suffered for us in the flesh, arm yourselves likewise with the same mind: for he that hath suffered in the flesh hath ceased from sin;
1Pe 4:2  That he no longer should live the rest of his time in the flesh to the lusts of men, but to the will of God.
1Pe 4:3  For the time past of our life may suffice us to have wrought the will of the Gentiles, when we walked in lasciviousness, lusts, excess of wine, revellings, banquetings, and abominable idolatries:
1Pe 4:4  Wherein they think it strange that ye run not with them to the same excess of riot, speaking evil of you:
1Pe 4:5  Who shall give account to him that is ready to judge the quick and the dead.
1Pe 4:6  For for this cause was the gospel preached also to them that are dead, that they might be judged according to men in the flesh, but live according to God in the spirit.
1Pe 4:7  But the end of all things is at hand: be ye therefore sober, and watch unto prayer.
1Pe 4:8  And above all things have fervent charity among yourselves: for charity shall cover the multitude of sins.
1Pe 4:9  Use hospitality one to another without grudging.
1Pe 4:10  As every man hath received the gift, even so minister the same one to another, as good stewards of the manifold grace of God.
1Pe 4:11  If any man speak, let him speak as the oracles of God; if any man minister, let him do it as of the ability which God giveth: that God in all things may be glorified through Jesus Christ, to whom be praise and dominion for ever and ever. Amen.
1Pe 4:12  Beloved, think it not strange concerning the fiery trial which is to try you, as though some strange thing happened unto you:
1Pe 4:13  But rejoice, inasmuch as ye are partakers of Christ's sufferings; that, when his glory shall be revealed, ye may be glad also with exceeding joy.
1Pe 4:14  If ye be reproached for the name of Christ, happy are ye; for the spirit of glory and of God resteth upon you: on their part he is evil spoken of, but on your part he is glorified.
1Pe 4:15  But let none of you suffer as a murderer, or as a thief, or as an evildoer, or as a busybody in other men's matters.
1Pe 4:16  Yet if any man suffer as a Christian, let him not be ashamed; but let him glorify God on this behalf.
1Pe 4:17  For the time is come that judgment must begin at the house of God: and if it first begin at us, what shall the end be of them that obey not the gospel of God?
1Pe 4:18  And if the righteous scarcely be saved, where shall the ungodly and the sinner appear?
1Pe 4:19  Wherefore let them that suffer according to the will of God commit the keeping of their souls to him in well doing, as unto a faithful Creator. 

 


 

1Pe 4:1  Ya que Cristo padeció en la carne, armaos también vosotros de este mismo pensamiento: quien padece en la carne, ha roto con el pecado,
1Pe 4:2  para vivir ya el tiempo que le quede en la carne, no según las pasiones humanas, sino según la voluntad de Dios.
1Pe 4:3  Ya es bastante el tiempo que habéis pasado obrando conforme al querer de los gentiles, viviendo en desenfrenos, liviandades, crápulas, orgías, embriagueces y en cultos ilícitos a los ídolos.
1Pe 4:4  A este propósito, se extrañan de que no corráis con ellos hacia ese libertinaje desbordado, y prorrumpen en injurias.
1Pe 4:5  Darán cuenta a quien está pronto para juzgar a vivos y muertos.
1Pe 4:6  Por eso hasta a los muertos se ha anunciado la Buena Nueva, para que, condenados en carne según los hombres, vivan en espíritu según Dios.
1Pe 4:7  El fin de todas las cosas está cercano. Sed, pues, sensatos y sobrios para daros a la oración.
1Pe 4:8  Ante todo, tened entre vosotros intenso amor, = pues el amor cubre multitud de pecados. =
1Pe 4:9  Sed hospitalarios unos con otros sin murmurar.
1Pe 4:10  Que cada cual ponga al servicio de los demás la gracia que ha recibido, como buenos administradores de las diversas gracias de Dios.
1Pe 4:11  Si alguno habla, sean palabras de Dios; si alguno presta un servicio, hágalo en virtud del poder recibido de Dios, para que Dios sea glorificado en todo por Jesucristo, a quien corresponden la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.
1Pe 4:12  Queridos, no os extrañéis del fuego que ha prendido en medio de vosotros para probaros, como si os sucediera algo extraño,
1Pe 4:13  sino alegraos en la medida en que participáis en los sufrimientos de Cristo, para que también os alegréis alborozados en la revelación de su gloria.
1Pe 4:14  Dichosos de vosotros, si sois injuriados por el nombre de Cristo, pues el Espíritu de gloria, que es el = Espíritu de Dios, reposa sobre vosotros. =
1Pe 4:15  Que ninguno de vosotros tenga que sufrir ni por criminal ni por ladrón ni por malhechor ni por entrometido:
1Pe 4:16  pero si es por cristiano, que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar este nombre.
1Pe 4:17  Porque ha llegado el tiempo de comenzar el juicio por la casa de Dios. Pues si comienza por nosotros, ¿qué fin tendrán los que no creen en el Evangelio de Dios?
1Pe 4:18  = Si el justo se salva a duras penas ¿en qué pararán el impío y el pecador? =
1Pe 4:19  De modo que, aun los que sufren según la voluntad de Dios, confíen sus almas al Creador fiel, haciendo el bien.

 


 

1Pe 4:1  Por eso, así como Cristo sufrió en su cuerpo, adopten también ustedes igual disposición. Pues el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado,
1Pe 4:2  para vivir el resto de su vida conforme a la voluntad de Dios y no conforme a los deseos humanos.
1Pe 4:3  Por mucho tiempo hicieron ustedes las mismas cosas que hacen los paganos, pues vivían entonces en vicios, malos deseos, banquetes y borracheras, bebiendo con exceso y adorando ídolos abominables.
1Pe 4:4  Ahora, como ustedes y a no los acompañan en los excesos de su mala vida, ellos se extrañan y hablan mal de ustedes.
1Pe 4:5  Pero ellos tendrán que rendir cuentas ante aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. [1]
1Pe 4:6  Pues aun a personas muertas se les anunció la buena noticia, para que pudieran vivir en el espíritu, según Dios, aunque en este mundo hubieran sido juzgados en el cuerpo, según los hombres.
1Pe 4:7  y a se acerca el fin de todas las cosas. Por eso, sean ustedes juiciosos y dedíquense seriamente a la oración.
1Pe 4:8  Haya sobre todo mucho amor entre ustedes, porque el amor perdona muchos pecados. [2]
1Pe 4:9  Recíbanse unos a otros en sus casas, sin murmurar de nadie. [3]
1Pe 4:10  Como buenos administradores de los diferentes dones de Dios, cada uno de ustedes sirva a los demás según lo que haya recibido.
1Pe 4:11  Cuando alguien hable, sean sus palabras como palabras de Dios. Cuando alguien preste algún servicio, préstelo con las fuerzas que Dios le da. Todo lo que hagan, háganlo para que Dios sea alabado por medio de Jesucristo, a quien pertenece la gloria y el poder para siempre. Amén. [4]
1Pe 4:12  Queridos hermanos, no se extrañen de verse sometidos al fuego de la prueba, como si fuera algo extraordinario.
1Pe 4:13  Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también se llenen de alegría cuando su gloria se manifieste.
1Pe 4:14  Dichosos ustedes, si alguien los insulta por causa de Cristo, porque el glorioso Espíritu de Dios está continuamente sobre ustedes.
1Pe 4:15  Si alguno de ustedes sufre, que no sea por asesino, ladrón o criminal, ni por meterse en asuntos ajenos.
1Pe 4:16  Pero si sufre por ser cristiano, no debe avergonzarse, sino alabar a Dios por llevar ese nombre.
1Pe 4:17  y a ha llegado el tiempo en que el juicio comience por la propia familia de Dios. Y si el juicio está comenzando así por nosotros, ¿cómo será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios?
1Pe 4:18  y si el justo con dificultad se salva, ¿qué pasará con el malvado y el pecador?
1Pe 4:19  De manera que los que sufren según la voluntad de Dios, deben seguir haciendo el bien y poner sus almas en manos del Dios que los creó, pues él es fiel. 

 


 

1Pe 4:1  Por lo tanto, puesto que Cristo sufrió en la carne, ustedes también ármense de la misma disposición mental; porque la persona que ha sufrido en la carne ha desistido de los pecados,
1Pe 4:2  con el fin de vivir el resto de [su] tiempo en la carne, ya no para los deseos de los hombres, sino para la voluntad de Dios.
1Pe 4:3  Porque basta el tiempo que ha pasado para que ustedes hayan obrado la voluntad de las naciones cuando procedían en hechos de conducta relajada, lujurias, excesos con vino, diversiones estrepitosas, partidas de beber e idolatrías ilegales.
1Pe 4:4  Porque no continúan corriendo con ellos en este derrotero al mismo bajo sumidero de disolución, ellos están perplejos y siguen hablando injuriosamente de ustedes.
1Pe 4:5  Pero estas personas rendirán cuenta al que está listo para juzgar a los vivos y a los muertos.
1Pe 4:6  De hecho, con este propósito las buenas nuevas fueron declaradas también a los muertos, para que fueran juzgados en cuanto a la carne desde el punto de vista de los hombres, pero vivieran en cuanto al espíritu desde el punto de vista de Dios.
1Pe 4:7  Pero el fin de todas las cosas se ha acercado. Sean de juicio sano, por lo tanto, y sean vigilantes en cuanto a oraciones.
1Pe 4:8  Ante todo, tengan amor intenso unos para con otros, porque el amor cubre una multitud de pecados.
1Pe 4:9  Sean hospitalarios unos para con otros sin rezongar.
1Pe 4:10  En proporción al don que cada uno haya recibido, úsenlo al ministrarse unos a otros como excelentes mayordomos de la bondad inmerecida de Dios expresada de diversas maneras.
1Pe 4:11  Si alguno habla, [que hable] como si fueran [las] sagradas declaraciones formales de Dios; si alguno ministra, [que ministre] como dependiendo de la fuerza que Dios suministra; para que en todas las cosas Dios sea glorificado mediante Jesucristo. De él son la gloria y la potencia para siempre jamás. Amén.
1Pe 4:12  Amados, no estén perplejos a causa del incendio entre ustedes, que les está sucediendo para prueba, como si algo extraño les sobreviniera.
1Pe 4:13  Al contrario, sigan regocijándose por cuanto son partícipes de los sufrimientos del Cristo, para que también durante la revelación de su gloria se regocijen y se llenen de gran gozo.
1Pe 4:14  Si a ustedes los están vituperando por el nombre de Cristo, son felices, porque el [espíritu] de gloria, sí, el espíritu de Dios, descansa sobre ustedes.
1Pe 4:15  Sin embargo, que ninguno de ustedes sufra como asesino, o ladrón, o malhechor, o como entremetido en asuntos ajenos.
1Pe 4:16  Pero si [sufre] como cristiano, no se avergüence, sino siga glorificando a Dios en este nombre.
1Pe 4:17  Porque es el tiempo señalado para que el juicio comience con la casa de Dios. Ahora bien, si comienza primero con nosotros, ¿cuál será el fin de los que no son obedientes a las buenas nuevas de Dios?
1Pe 4:18  “Y si el justo con dificultad se salva, ¿dónde aparecerán el impío y el pecador?”
1Pe 4:19  Así, pues, también los que están sufriendo en armonía con la voluntad de Dios sigan encomendando sus almas a un fiel Creador mientras están haciendo el bien.

 


 

1Pe 4:1  Ustedes deben estar dispuestos a sufrir, así como Cristo sufrió mientras estuvo aquí en la tierra. Si ustedes sufren como Cristo, ya no seguirán pecando.
1Pe 4:2  Eso demostrará que han dejado de seguir sus malos deseos, y que dedicarán el resto de su vida a hacer lo que Dios quiere.
1Pe 4:3  Por mucho tiempo ustedes vivieron haciendo lo mismo que hacen los que no creen en Dios. Tenían vicios y malos deseos, se emborrachaban, participaban en fiestas escandalosas y, lo más terrible de todo, adoraban ídolos.
1Pe 4:4  Pero como ustedes ya no se juntan con ellos, ahora ellos hablan mal de ustedes.
1Pe 4:5  ¡Pero ya tendrán que darle cuentas a Dios, el Juez que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos!
1Pe 4:6  Para eso anunció Cristo la buena noticia, aun a los muertos: para que después de que Dios los juzgue por lo que hicieron en vida, sus espíritus puedan vivir con Dios.
1Pe 4:7  Ya se acerca el fin del mundo. Por eso, sean responsables y cuidadosos en la oración.
1Pe 4:8  Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados.
1Pe 4:9  Reciban en su casa a los demás, y no hablen mal de ellos, sino hagan que se sientan bienvenidos.
1Pe 4:10  Cada uno de ustedes ha recibido de Dios alguna capacidad especial. Úsela bien en el servicio a los demás.
1Pe 4:11  Si alguno sabe hablar bien, que anuncie el mensaje de Dios. Si alguno sabe cómo ayudar a los demás, que lo haga con la fuerza que Dios le da para hacerlo. De este modo, todo lo que ustedes hagan servirá para que los demás alaben a Dios por medio de Jesucristo, que es maravilloso y poderoso para siempre. Amén.
1Pe 4:12  Queridos hermanos en Cristo, no se sorprendan si tienen que afrontar problemas que pongan a prueba su confianza en Dios. Eso no es nada extraño.
1Pe 4:13  Al contrario, alégrense de poder sufrir como Cristo sufrió, para que también se alegren cuando Cristo regrese y muestre su gloria y su poder.
1Pe 4:14  Si alguien los insulta por confiar en Cristo, consideren ese insulto como una bendición de Dios. Eso significa que el maravilloso Espíritu de Dios está siempre con ustedes.
1Pe 4:15  Si alguno de ustedes sufre, que no sea por ser asesino, ladrón o bandido, ni por meterse en asuntos ajenos.
1Pe 4:16  Si alguno sufre por ser cristiano, no debe sentir vergüenza, sino darle gracias a Dios por ser cristiano.
1Pe 4:17  Ha llegado ya el momento de que Dios juzgue a todos, y de que empiece por juzgar a su propio pueblo. Y si empieza por nosotros y nos hace sufrir así, ¡imagínense lo que les espera a los que no obedecen la Palabra de Dios!
1Pe 4:18  Y si con dificultad se salvan los que hacen el bien, ¡ya se pueden imaginar lo que les pasará a los malvados y a los pecadores!
1Pe 4:19  Por eso, los que sufren porque Dios así lo quiere, deben seguir haciendo el bien y dejar que Dios los cuide, pues él es su creador y cumple lo que promete.

 


 

1Pe 4:1  De modo, puesto que el Mashíaj sufrió físicamente, ustedes también se tienen que armar con la misma actitud. Porque El, que ha sufrido físicamente, ha terminado con el pecado,
1Pe 4:2  con el resultado que vivan el resto de sus vidas en la tierra, ya no más controladas por el pecado, sino conforme a la voluntad de Elohim.[30]
1Pe 4:3  Porque ya han desperdiciado suficiente tiempo viviendo de la forma que viven los paganos;[31] en libertinaje, lujuria, borracheras, orgías, fiestas salvajes y la adoración a ídolos, que es prohibida.
1Pe 4:4  Ellos piensan que es extraño que ustedes no se sumerjan en la misma inundación de arrebatos, por eso les lanzan insultos.
1Pe 4:5  Pero tendrán que dar cuentas al Unico que está listo para juzgar a los vivos y a los muertos.
1Pe 4:6  Por esto El ha proclamado aun a los que han muerto; fue porque si físicamente ellos recibirán el juicio común a toda la humanidad, puedan vivir por el Ruaj en la forma que Elohim lo dispuso.[32]
1Pe 4:7  Los logros de las metas fijadas para todas las cosas están cerca. Por lo tanto estén alerta y con dominio propio, para que puedan orar.
1Pe 4:8  Más que nada, permanezcan amándose el uno al otro firmemente; porque el amor cubre una inmensidad de pecados.[Pr 10:12]
1Pe 4:9  Recíbanse el uno al otro en sus casas sin murmuración.
1Pe 4:10  Así como cada uno ha recibido algún don[33] en el ruaj, lo debe usar para servir a los otros, como buenos administradores del polifacético favor de YAHWEH;
1Pe 4:11  si alguien habla, que hable las Palabras de YAHWEH; si alguien sirve, que lo haga por el poder que YAHWEH suple; para que en todo YAHWEH sea glorificado mediante Yahshúa Ha Mashíaj, a El la Gloria y el Poder por siempre y para siempre. Amein.
1Pe 4:12  Queridos hermanos, no crean que es extraño el fuego ardiente de pruebas que les ha sobrevenido, como si algo extraordinario les estuviera pasando.
1Pe 4:13  Más bien, como comparten el compañerismo de los sufrimientos del Mashíaj, regocíjense, para que se regocijen todavía más cuando su Shejinah sea revelada.
1Pe 4:14  Si están siendo insultados porque llevan El Nombre del Mashíaj,[34] ¡cuán benditos son ustedes! ¡Porque el Ruaj de la Shejinah, esto es, el Ruaj de YAHWEH, está reposando sobre ustedes!
1Pe 4:15  Que ninguno sufra por ser un asesino o un ladrón; un malvado o un entrometido en los asuntos de los otros.
1Pe 4:16  Pero si alguien sufre por ser Mesiánico, no se avergüence, sino que le dé la gloria a YAHWEH por el modo que lleva Su Nombre.
1Pe 4:17  Porque el momento ha llegado para que el juicio comience. Comienza con los de la casa de YAHWEH, y si comienza con nosotros, ¿cual será el resultado para aquellos que desobedecen las Buenas Noticias de YAHWEH?[35]
1Pe 4:18  "Si los que son justificados se salvan con dificultad, [36] ¿dónde acabarán los impíos y los pecadores?

 


 

1Pe 4:1  "Cristo sufrió físicamente, así que prepárense para luchar armándose con la misma actitud que tuvo él. Pues quien sufre físicamente da a entender que ha abandonado el pecado."
1Pe 4:2  Eso significa que está dispuesto a vivir el resto de su vida según la voluntad de Dios y no según los deseos humanos.
1Pe 4:3  "Ustedes ya han vivido suficiente tiempo como personas que no creen en Dios. Cometían pecados sexuales y hacían todo el mal que querían. Se emborrachaban, andaban en orgías, parrandas y adoraban ídolos abominables."
1Pe 4:4  "Por eso, a los que no creen, ahora les parece extraño que ustedes ya no se unan a ellos en su vida loca y desenfrenada, y por eso hablan mal de ustedes."
1Pe 4:5  "Cristo está listo para juzgar a los vivos y a los muertos, así que ellos tendrán que rendir cuentas por lo que han hecho."
1Pe 4:6  "Los que ahora están muertos tal vez fueron condenados por los hombres en este mundo; sin embargo, se les anunciaron las buenas noticias para que pudieran vivir ante Dios por el Espíritu."
1Pe 4:7  "El final de todo está cerca, así que manténganse sobrios y sepan controlarse. Eso los ayudará a orar."
1Pe 4:8  "Y sobre todo, ámense profundamente, porque el amor es capaz de perdonar muchas ofensas."
1Pe 4:9  Reciban a todos en su casa sin quejarse.
1Pe 4:10  Cada uno de ustedes recibió un don espiritual que debe ser utilizado para servir a los demás. Así serán buenos administradores del generoso amor que Dios les ha dado en tantas formas.
1Pe 4:11  "El que hable, que hable de acuerdo con las palabras de Dios; el que sirve, que sirva con el poder que da Dios. Todo lo que hagan sea para alabar a Dios por medio de Jesucristo, a quien pertenecen el poder y la gloria para siempre. Así sea."
1Pe 4:12  "Queridos hermanos, no se sorprendan con la dolorosa prueba por la que están pasando como si fuera algo extraño."
1Pe 4:13  "Más bien, alégrense de compartir los sufrimientos de Cristo para que estén llenos de alegría el día en que él aparezca con su gloria."
1Pe 4:14  "Si otros los maldicen por causa de Cristo, ustedes son afortunados porque el glorioso Espíritu de Dios está sobre ustedes."
1Pe 4:15  "Si son asesinos, ladrones o delincuentes, o si se meten en asuntos ajenos merecerán sufrir y pasar vergüenza."
1Pe 4:16  "Pero si alguno de ustedes sufre por ser cristiano, no se avergüence. Más bien, agradezca a Dios por tener el privilegio de sufrir como cristiano."
1Pe 4:17  "Porque ya es hora de que empiece el juicio que comenzará con la familia de Dios. Y si empieza primero con nosotros, ¿qué les pasará a los que rechazan las buenas noticias de Dios?"
1Pe 4:18  """Si resulta difícil que alguien que hace el bien se salve, ¿qué pasará con el que rechaza las buenas noticias de Dios y está lleno de pecado?"""
1Pe 4:19  "Así que, los que sufren por obedecer a Dios, que se pongan en manos de él, su Creador, y sigan haciendo el bien."

 


 
  Conocen nuestro sitio 445344 visitantes (1652962 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!