Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  TI1
 

blackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista
Edicion:
 
Biblia de Estudio Adventista

Nota:
 
Deseamos que tu estudio personal sea discernido espiritualmente por medio de la oracion y la reflexion,solo incluimos ocasionalmente notas explicativas cuando lo hemos considerado necesario

Tipos y Sombras
Tipos y Sombras 

guestbook1.gif BIBLIA
                        MINIATURA image by bibliadeestudioadventistaiglesiaadventista.gif image by
                        bibliadeestudioadventistaguestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by
                        bibliadeestudioadventista

Tipos y Sombras
Autor: Ralph Larson
 

Tipos y Sombras

Autor: Dr. Ralph Larson

El 06 de Mayo de 1875, Ellen White publicó en la Review and Herald un artículo titulado "La Ley de Dios". En ese artículo ella le dio atención a todas las reglas y reglamentos que Dios (o Cristo) le dio a Israel por medio de Moisés. Ella dividió estas reglas y reglamentos entres clases o categorías, y no apenas en dos, como podríamos haber esperado. Ella enfatizó que aunque algunos son normalmente llamados la Ley de Moisés, que "el propio Moisés no estructuró ninguna ley", y que ellos fueron todos dados por Dios (o Cristo). Ella usa los términos Dios y Cristo en forma intercambiable, pero enfatiza que Cristo estuvo profundamente envuelto en la experiencia de la entrega de la ley en el Sinaí.

Cristo fue el ángel indicado por Dios para ir ante Moisés en el desierto, para conducir a los Israelitas en su caminada a la tierra de Canaán. Cristo le dio a Moisés Sus instrucciones especiales, las cuales deberían ser dadas a Israel.

Ella cita 1 Cor. 10:1-4 y entonces dice: Cristo, el ángel que Dios escogió para ir delante de Su pueblo elegido, le dio a Moisés estatutos y requerimientos necesarios para una religión viva y para gobernar el pueblo de Dios.

Cristo, que caminó delante de Moisés en el desierto, dejó los principios de moralidad y religión más claros a través de preceptos particulares...

¿Cuáles son los tres tipos de leyes, de acuerdo con el orden que ella les dio? Dos, como bien lo podíamos esperar, son la ley moral y la ley ceremonial. Ella introduce la ley moral, los Diez Mandamientos, en los dos primeros párrafos del artículo y hace diversos comentarios de ellos más adelante.

Colocando estos comentarios todos juntos, podemos hacer una lista de 10 características que ella le atribuye a la ley moral:

1.- Ella nos lleva de vuelta a la creación.

2.- Ella apunta hacia la creación.

3.- Fue elaborada para enfrentar el caso de inteligencias caídas.

4.- Fue repetida en el Sinaí, donde fue hablada y escrita por el propio Dios.

5.- Es tan inmutable como el propio Dios.

6.- Está basada en el amor a Dios y en el amor al hombre.

7.-Es obligatoria para todos los hombres en cualquier dispensación.

8.- Perdurará todo el tiempo y por toda la eternidad.

9.- No es una sombra.

10.- Es tan duradera como el trono de Jehová.

Esto concuerda con todo lo que hemos entendido acerca de la ley moral, los Diez Mandamientos, de tal manera que podemos continuar.

Después ella introduce la ley ceremonial y señala que es "clara y diferente" de la ley moral. De sus diversos comentarios de la ley ceremonial, también podemos hacer una lista de sus características, tal como ella las vio:

1.- Fue dada por Cristo en consejo con Dios.

2.- Era gloriosa.

3.- Fue dada a causa de la transgresión de la ley moral y no existió desde la eternidad, como la ley moral.

4.- Consistió en "sacrificios y ofrendas, apuntando hacia la redención venidera".

5.- Los sacrificios y ofrendas tipificaban a Cristo.

6.- Ella la llamó una ley de tipos.

7.- Ella la llamó la ley de Moisés.

8.- Ella la llamó la ley Judía.

9.- Ella la llama de "tipos de sombras" y "una ceremonia de tipos en sombras".

10.- Ella enfatiza fuertemente que perduró solamente hasta el sacrificio de Cristo. En forma diferente a la ley moral, ella tuvo un inicio terrenal y un término terrenal.

Esto, nuevamente, concuerda con lo que hemos entendido. Tal vez no exista ninguna divergencia entre los Adventistas del Séptimo Día, acerca de estas descripciones de la ley moral y de la ley ceremonial. La concordancia a lo mejor es total, sin excepción.

¿Pero qué pasa con el tercer tipo de ley que ella describe? Aquí, infelizmente, nuestra concordancia no es plena ni completa, ni sin excepciones.

¿Cuál es esa tercera categoría que ella describe? Ella los llama de estatutos y leyes, y ella algunas veces los incluye en el término más general de preceptos. Hagamos una lista de las características de estos estatutos y leyes, tal como ella los describe:

1.- Cristo se los dio a Moisés.

2.- No eran los Diez Mandamientos, la ley moral, sino que fueron dados para guardarlos.

"Estos estatutos fueron dados explícitamente para guardar los Diez mandamientos".

"... guardando la sagrada ley de Dios...". (no podían hacer parte de la ley moral si fueron dados para guardarla).

3.- No eran parte de la ley ceremonial.

"No eran tipos de sombras que debieran pasar con la muerte de Cristo".

4.- Eran para gobernar al pueblo de Dios.

5.- Eran para gobernar la vida diaria.

6.- Tenían el propósito de proteger la vida.

7.- Dejaron los principios de moralidad y de religión más claros.

8.- Especificaban el deber del hombre con Dios y con sus semejantes.

9.- Explicaban clara y definitivamente la ley moral y estaban impuestos por ella.

10.- Definían y simplificaban los principios de la ley moral.

11.- Aumentaban el conocimiento religioso.

12.- Se aplicaban al matrimonio.

13.- Se aplicaban a las herencias.

14.- Se aplicaban a la estricta justicia en los negocios.

15.- Eran para guardar al pueblo de seguir las costumbres de otras naciones.

16.- Debían ser aplicados a todos los hombres en todas las edades, mientras durase el tiempo.

Estos son los estatutos y leyes. Ella nos dice que no hacen parte de la ley moral ni tampoco de la ley ceremonial. Ellos tienen una relación explicativa, aplicativa y de refuerzo con la ley moral, pero aparentemente ninguna relación con la ley ceremonial. No son tipos de sombras, que debieran terminar con la cruz, sino que deben retener su validez mientras perdure el tiempo.

¿Dónde encontró ella estos estatutos y leyes? En Exodo 21:1 hasta 23:11, justo después de los Diez Mandamientos que están en el capítulo 20.

"Estas son las leyes que colocarás delante de ellos". Exo. 21:1 (Compare con Deut. 4:1,5-6 donde dice estatutos y decretos).

Exodo Capítulo 21

1.- Leyes para hombres siervos.

7.- Para mujeres siervas.

12.- Para asesinos.

16.- Para ladrones de personas

17.- Para los que maldicen

18.- Para peleadores

22.- Para los que hieren sin matar

28.- Para un buey que cornea

33.- Para aquel que puede producir daño

Exodo Capítulo 22:

1.- Para ladrones

5.- Para los que producen daño

7.- Para transgresiones

14.- Para los que toman prestado

16.- Para los fornicarios

18.- Para las hechiceras

19.- Para bestialidades

20.- Para idolatría

21.- Para extranjeros, viudas y huérfanos

25.- Para usura

26.- Para obligaciones

28.- Para reverencia para con los magistrados

Exodo Capítulo 23:

1.- Para difamaciones y testigos falsos

3.- Para justicia

4.- Para caridades

12.- Vuelve a los sábados, fiestas, etc.

Esto no tipifica nada. No son tipos ni sombras. Estos estatutos algunas veces no corresponden con los ideales del Nuevo Testamento, pero están muy avanzados en relación a otras naciones de aquellos tiempos. Por ejemplo, el sirviente (o esclavo) en otras naciones no tenía derechos. Podía ser matado por su amo. Bajo la ley Hebrea un siervo (o esclavo)

1.- No debía seguir sirviendo más allá de los seis años; después de eso era libre.

2.- Aun era "tu hermano". Deut. 15:12.

3.- No debía salir vacío. Deut. 15:13-14.

4.- En el año del Jubileo todos se iban libres, sin importar el término del servicio.

Debemos mirar los principios de estos estatutos. Podemos hacer algunas comparaciones modernas. Por ejemplo, Ellen White recomienda que las jovencitas debieran ser enseñadas a andar a caballo. En nuestro tiempo, ella diría, sin duda, que debieran ser enseñadas a cambiar una rueda de un auto. No poseemos un buey que pueda herir a alguien, ¿pero qué sucede con nuestro perro, caballo o auto? El principio de no permitirles que hagan daño a alguien aun es aplicable. Esto, desde luego, no se encuentra en la ley ceremonial.

Ellen White escribe que estos no son "tipos en sombra". Mientras los analizamos, reconocemos que esto es verdad. No hay nada en ellos que apunten hacia delante al sacrificio de Cristo, como lo hacen los tipos y las sombras.

Ahora llegamos a una pregunta crucial. Hemos visto diversas declaraciones que definen los tipos y sombras como sacrificios y ofrendas y afirman que ellos terminan con la cruz de Cristo, cuando "el tipo alcanza al antítipo". ¿Pero qué pasa con los días en los cuales estos sacrificios y ofrendas eran celebrados? Ellos son llamados sábados. ¿Debiéramos continuar honrándolos y observándolos como días santos, sábados santos, aun cuando no hagamos sacrificios?

Tal vez encontremos la respuesta de dos maneras. De acuerdo con Col. 2:14-17, al cual Ellen White se refiere en su análisis, los sábados ceremoniales son sombras, así como los sacrificios son sombras:

"Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. Por lo tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o sábados, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo". Col. 2:14-17.

Claramente entonces, de acuerdo con Pablo, los días son sombras. Segundo, recordemos que la misma ley que establece los sacrificios también establece los días, y esa ley, la ley ceremonial, ha sido eliminada. Ese es el mensaje de Col. 2:14-17 y de Efe. 2:11-15. También es el mensaje de muchas referencias en los escritos de Ellen White.

Hay dos leyes distintas que son traídas a nuestra visión. Una es la ley de los tipos y sombras, que llegó hasta el tiempo de Cristo, y cesó cuando el tipo encontró al antítipo en Su muerte ST: 29-07-1886.

La ley ceremonial Judía ha terminado. RH, 10-10-1899.

Si Adán no hubiese transgredido la ley de Dios, la ley ceremonial nunca habría sido instituida. 1MS:270.

Si bien la muerte del Salvador puso fin a la ley de tipos y sombras, no disminuyó en lo más mínimo la obligación del hombre hacia la ley moral". PP:381.

Cuando Jesús en Su ascensión entró por Su propia sangre en el santuario celestial para derramar sobre Sus discípulos las bendiciones de Su mediación, los Judíos fueron dejados en tinieblas totales para continuar con sus sacrificios y ofrendas inútiles. La ministración de tipos y sombras había cesado. CS:483.

Sus lecciones a sus discípulos son recibidas por todos aquellos que serán Sus discípulos, hasta el tiempo del fin. Estas lecciones liberan a sus seguidores de la esclavitud de la ley ceremonial, y los conduce a la ordenanza del bautismo, el cual debe ser recibido con arrepentimiento y con fe en Jesucristo, como el único que puede eliminar el pecado. RH, 21-06-1898.

Cuando el tipo encuentra al antítipo en la muerte de Cristo, cesaron las ofrendas sacrificiales. La ley ceremonial fue eliminada. RH, 26-06-1900.

Después que Cristo murió en la cruz como una ofrenda de pecado, la ley ceremonial no tenía más fuerza. Exaltad a Jesús:147.

Pedro se refiere aquí a la ley ceremonial, la cual fue hecha nula y vana por la crucifixión de Cristo. HR:321.

Muchos en el mundo cristiano también tienen un velo ante sus ojos y corazón. Ellos no ven el fin de aquello que fue eliminado. Ellos no ven que fue apenas la ley ceremonial que fue abrogada a la muerte de Cristo. 1MS:239 y 7-A:318..

Esta ley ritual, con sus sacrificios y ordenanzas, debían los hebreos seguirla hasta que el símbolo se cumpliera en la realidad de la muerte de Cristo. Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. Entonces debían cesar todas las ofrendas de sacrificio. Tal es la ley que Cristo quitó de en medio y clavó en la cruz. (Col. 2:14). PP:380.

Pero hay una ley que fue abolida, que Cristo "sacó del camino, clavándola en la cruz". Pablo la llama "la ley de los mandamientos contenidos en ordenanzas". Esta ley ceremonial, dada por Dios a través de Moisés, con sus sacrificios y ordenanzas, era obligatoria para los Hebreos hasta que el tipo encontrara al antítipo en la muerte de Cristo como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Entonces todas las ofrendas sacrificiales y servicios fueron abolidos. Pablo y los demás apóstoles trabajaron para mostrar esto, y resueltamente resistieron aquellos maestros judaizantes que declaraban que los cristianos deberían observar la ley ceremonial". ST, 04-09-1884 (ver comentario a Gál 5:1-2 en el 7-A, último párrafo).

No debiera haber ninguna razón para dudar de que la ley ceremonial ha cesado, de acuerdo con lo expresado por Ellen White. Si juntamos todas las expresiones que ella usó para describir su cesación, no nos queda ninguna duda. Ella dice que la ley ceremonial de tipos y sombras ha terminado, cesado, no tiene fuerza, ha sido eliminada, es nula y vana, ha sido abrogada, fue clavada en la cruz, y ha sido abolida.

Pareciera extraño creer que, aunque ella argumentó tan fuertemente a respecto de la cesación de la ley ceremonial, aun así los días de fiesta, los sábados ceremoniales, que fueron establecidos por esa ley, aun permanezcan válidos. Una posición tal, tiene que ser sostenida por una evidencia muy fuerte, ya que contradice la declaración de Pablo que estos sábados son "sombras" (Col. 2:17). Y los que apoyan esta proposición también debieran presentar una clara explicación de por qué Ellen White no hizo con que la iglesia observase los días de fiesta mientras ella estuvo viva.

Pero no existe tal evidencia. En vez de eso, somos llevados al artículo del 06 de Mayo de 1875, "La Ley de Dios", y en particular a este párrafo:

"A consecuencia de la continua transgresión, la ley moral fue repetida de una manera tremendamente grande desde el Sinaí. Cristo le dio a Moisés preceptos religiosos que deberían gobernar la vida diaria. Estos estatutos fueron dados explícitamente para guardar los diez mandamientos. No eran tipos de sombra, que debiesen cesar con la muerte de Cristo. Ellos debían ser obligatorios para los hombres en toda era, mientras durase el tiempo. Estos mandamientos fueron impuestos por el poder de la ley moral, y clara y definitivamente explicaban esa ley".

Se nos dice que debiéramos creer que las palabras "estos estatutos" en este párrafo, son una referencia a los días de fiesta de la ley ceremonial. Esto pareciera ser un serio mal entendido de la intención del escritor.

Nuestra primera pregunta sería, ¿cómo pueden estas palabras imponer los días de fiesta de la ley ceremonial, sin imponer los sacrificios de la ley ceremonial? Segundo, ¿por qué debiéramos ignorar su declaración de que estos estatutos no son "tipos de sombra que debían cesar con la muerte de Cristo"? Tercero, ¿por qué deberíamos ignorar sus propias definiciones y descripciones de los estatutos y leyes?

Existen cinco pasajes en el artículo de Ellen White, en los cuales ella analiza los estatutos y leyes. Juntémoslos y examinémoslos.

Los estatutos y leyes que especifican el deber del hombre para con su prójimo, estaban llenos de importante instrucción, definiendo y simplificando los principios de la ley moral, con el propósito de aumentar el conocimiento religioso, y de preservar al pueblo escogido de Dios de un forma distinta y separada de las naciones idolátricas.

Los estatutos relacionados con el matrimonio, herencias, y estricta justicia relacionada los unos con los otros, eran peculiares y contrarias a las costumbres y maneras de otras naciones, y fueron designadas por Dios para mantener a su pueblo separado de las demás naciones. La necesidad de preservar el pueblo de Dios de que se volviese como las naciones que no poseían el amor y el temor de Dios, es la misma que en esta era corrupta, cuando la transgresión de la ley de Dios prevalece y la idolatría existe en forma temeraria. Si el antiguo Israel necesitó tal seguridad, nosotros la necesitamos aun más, para guardarnos de ser totalmente confundidos con los transgresores de la ley de Dios. Los corazones de los hombres son tan propensos a apartarse de Dios, que hay una necesidad de restricciones y disciplina.

Como consecuencia de la continua transgresión, la ley moral fue repetida de una forma grandísima desde el Sinaí. Cristo le dio a Moisés preceptos religiosos que debían gobernar la vida diaria. Estos estatutos fueron explícitamente dados para guardar los diez mandamientos. No eran tipos de sombras que debiesen cesar con la muerte de Cristo. Ellos debían permanecer sobre el hombre en todas las eras, mientras durase el tiempo. Estos mandamientos fueron impuestos por el poder de la ley moral, y clara y definitivamente explicaban aquella ley.

Cristo, el ángel apuntado por Dios para que fuese ante su pueblo escogido, le dio estatutos y requerimientos a Moisés, necesarios para una religión viva y para gobernar al pueblo de Dios.

Dios habló graciosamente su ley y la escribió con su propio dedo en piedra, haciendo un solemne pacto con su pueblo en el Sinaí. Dios los reconoció como su peculiar tesoro por sobre todos los pueblos en la tierra. Cristo, que caminó ante Moisés en el desierto, hizo los principios de moralidad y religión más claros por los preceptos particulares, especificando el deber del hombre para con Dios y su prójimo, con el propósito de proteger la vida, y guardar la sagrada ley de Dios, de que no debiera ser totalmente olvidada en medio de mundo apóstata.

Cristo, para imponer la voluntad de su Padre, se volvió el autor de los estatutos y preceptos dados por medio de Moisés al pueblo de Dios.

Una relación entre los "estatutos y leyes" y la ley moral es repetido ocho veces. No se sugiere ninguna relación con la ley ceremonial.

Durante todo el tiempo que dura este análisis, ella relaciona los estatutos y leyes a la ley moral y nunca lo hace con la ley ceremonial. Su propósito es tan claro, que no necesita de ningún comentario. Y notemos en su último párrafo una referencia a las practicas erradas del pueblo Judío.

Ellos atacaban la importancia a las ceremonias de sombras de tipos, que ya habían encontrado su antítipo, así como también atacan la ley de los diez mandamientos...

Cuando recordamos que el pueblo Judío honraba los días de fiestas, pero no hacían sacrificios, tenemos que llegar a la conclusión de que estos días de fiesta son las "ceremonias de sombras de tipo", a las cuales ella se refiere.

Hagámosle caso al apelo de Pablo en Gál. 5:1 = "Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de la esclavitud".

Como una ayuda para el estudiante cuidadoso, estamos colocando a continuación, una copia del artículo de Ellen White, escrito el 06 de Mayo de 1875, el cual está marcado para mostrar los pasajes en los cuales ella analiza los "estatutos y leyes".

(Los números indican dónde comienza cada sección):


 
  Conocen nuestro sitio 446912 visitantes (1663112 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!