Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  Romanos 5
 


  Romanos Capitulo :05

 
Bendiciones de la justificación
V1
Así, habiendo sido justificados por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo.*
V2
Por medio de él tenemos también acceso por la fe a esta gracia, en la cual estamos firmes.  Y nos alegramos en la esperanza de la gloria de Dios.*
V3
Y no sólo esto, sino que nos alegramos aun en las tribulaciones, al saber que la tribulación produce paciencia;*
V4
y la paciencia produce un carácter aprobado; y la aprobación alienta la esperanza.
V5
Y la esperanza no avergüenza, porque el amor de Dios está vertido en nuestro corazón por medio del Espíritu Santo que nos ha sido dado.*
Murió en nuestro lugar
V6
Porque cuando aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos.
V7
En verdad, apenas hay quien muere por un justo.  Con todo, puede ser que alguno osara morir por el bueno.
V8
Pero Dios demuestra su amor hacia nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
V9
Así, siendo que hemos sido justificados por su sangre, con más razón ahora, seremos salvos de la ira.*
V10
Porque si cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo; mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.
V11
Y no sólo esto, sino que también nos alegramos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por medio de quien hemos recibido ahora la reconciliación.
El perdón y la vida
V12
Por tanto, así como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, pues todos pecaron.
V13
Porque antes de ser dada la Ley, el pecado ya estaba en el mundo, porque el pecado no se atribuye cuando no hay Ley.
V14
Por eso, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron quebrantando un mandato, como lo hizo Adán, que era figura del que había de venir.
V15
Pero el don gratuito no es como el delito.  Porque si por el delito de uno, murieron los muchos; mucho más copiosamente se derramó sobre los muchos, la gracia y el don, por la gracia de un solo hombre, Jesucristo.
V16
Ni el don gratuito es como con el pecado de aquel hombre.  Porque a la verdad el juicio vino por un pecado para condenación, pero la gracia vino de muchos delitos para justificación.
V17
Porque, si por el delito de uno reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, por Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don gratuito de la justicia.
V18
Así, como por el delito de uno vino la condenación a todos los hombres, así también por  la justicia de uno solo, vino a todos los hombres la justificación que da vida.
V19
Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno los muchos serán constituidos justos.*
V20
La Ley vino para que se agrandara el pecado.  Y donde se agrandó el pecado, tanto más sobreabundó la gracia;
V21
para que, así como el pecado reinó para muerte, la gracia reine por medio de la justicia, para vida eterna, mediante nuestro Señor Jesucristo.

 


Cita
Referencia

Piensa en esto:
* 000: Pregunta de Aplicacion Personal
LeercitaBiblica.gif Leer Cita Biblica image by bibliadeestudioadventistapaloma3.gif ESPIRITU image by bibliadeestudioadventistablackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
 
  Conocen nuestro sitio 445394 visitantes (1653489 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!