Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  E110
 

blackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista
Edicion:
 
Biblia de Estudio Adventista

Nota:
 
Deseamos que tu estudio personal sea discernido espiritualmente por medio de la oracion y la reflexion,solo incluimos ocasionalmente notas explicativas cuando lo hemos considerado necesario

Estudios Tematicos Sugeridos:
                                                           SubtemaS: 101.110

 

El artista Supremo.101

Puertas Abiertas.102

Una meta Alcanzable.103

Transformados al Contemplarle.104

Discapacidad Visual.105

Ciegos enla Biblia.106

Institucion del Dia de Repsoso.107

Tierra:Asuntos Generales.108

Tierra Adquirida.109

Tierra contaminada por el Pecado.110


El Artista Supremo:
0101

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

El Artista supremo

INTRODUCCIÓN

Se relata que cierto día paseaba Miguel Angel, el célebre artista del

Renacimiento, por una calle de Florencia. De repente, algo le llamó la atención. Era

una piedra inutilizada. Se trataba de un finísimo trozo de mármol de Carrara, que algún

artista mediocre había comenzado a tallar para sacar una figura humana, con tan poca

habilidad que el mármol fue arrojado por inútil en un rincón de la calle.

Miguel Angel advirtió en seguida una hermosa posibilidad. Y de inmediato

dispuso que condujeran a su estudio aquel mármol a medio cincelar, arruinado y

deseachado.

Si visitamos hoy a Florencia, tendremos ocasión de admirar la perfecta simetría

y belleza de la forma humana de una de las obras de arte más nobles del mundo: el

David, mundialmente célebre. Cuando este monumento se exhibió por primera vez,

causó verdadera sensación.

Cada ser humano es en un sentido una piedra inutilizada, desechada, arruinada

por el pecado. Pero cuando Cristo, el gran Artista divino nos observa, nos ve como

podríamos llegar a ser transformados por su gracia y poder, labrados por el cincel de

su Evangelio, y se dispone a modelarnos de nuevo si tan sólo se lo permitimos…

“Por sus frutos los conoceréis”, es la regla universal que establece la Palabra de

Dios para determiner la naturaleza de una causa cualquiera. Se manifiesta, pues, el

verdadero cristianismo, se conoce la existencia del verdadero espíritu de Cristo, por los

frutos que produce.

1. ¿Qué ocurre cuando una persona se convierte a Cristo?

ESTÁ ESCRITO:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas

pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17).

2. ¿Por qué experiencia espiritual pasa todo el que cree en Jesús?

ESTÁ ESCRITO:

“Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios” (1 Juan 5:1).

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda

palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

3. ¿Qué fuerza interna salva del pecado a los nacidos de Dios?

ESTÁ ESCRITO:

“Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente

de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios” (1 Juan

3:9).

4. ¿Cómo podemos saber que Cristo está en nosotros y nosotros en él?

ESTÁ ESCRITO:

“En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha

dado de su Espíritu” (1 Juan 4:13).

5. ¿Qué les prometió Cristo a sus seguidores antes de regresar al cielo?

ESTÁ ESCRITO:

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros

para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve,

ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en

vosotros” (Juan 14:16, 17).

6. Si Cristo mora en nuestros corazones por su Espíritu Santo ¿qué fruto

debemos esperar en nuestras vidas?

ESTÁ ESCRITO:

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad,

fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo

han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu,

andemos también por el Espíritu” (Gálatas 5:22-25).

7. Si andamos en el Espíritu ¿qué cosas no haremos?

ESTÁ ESCRITO:

“Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne. . .:

adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos,

celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías,

y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho

antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gálatas 5:16-

21).

8. ¿Qué podemos hacer los que amamos a Cristo para que él venga a morar en

nuestro corazón?

ESTÁ ESCRITO:

Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre

le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él” (Juan 14:23).

9. ¿Por qué es importante que Cristo more en nosotros?

ESTÁ ESCRITO:

“Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados

y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los

santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor

de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la

plenitud de Dios” (Efesios 3:17-19).

10. ¿Qué espera Cristo que hagamos cuando viene a nosotros?

ESTÁ ESCRITO:

“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta,

entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocaqlipsis 3:20).

CONCLUSIÓN

Se cuenta de un experto subastador que un día tomó en sus manos un olvidado

y empolvado violin para venderlo. Mirando el violin con desprecio, y creyendo que sería

inútil ofrecerlo a subasta porque nadie daría ni un centavo por él, lo tomó en sus manos

y lo ofreció al mejor postor.

“¡Honorable público! ¿Cuánto ofrecen por este antiquísimo violín? Obsérvenlo

bien. ¿Quién es el que hará la primera oferta? Un dólar, dos, ¿Quién dará más? ¡Tres

dólares, uno! ¡Tres dólares, dos! ¡Se vende por tres!… Pero no…”

La figura sencilla de un anciano, que ostenta en su cabeza las nieves de muchos

inviernos, se abre paso entre el público. Llega hacia el rematador, toma el violín con

sus delgadas manos, lo contempla con arrobamiento, le quita el polvo que lo cubre,

toma el arco entre sus dedos, afina sus cuerdas, y con maestría y ejecución exquisita,

arranca del viejo y despreciado violín melodías que llegan a ese profano público y al

corazón del rematador como notas enviadas del cielo.

En seguida la escena cambia por completo. Continúa el mismo público y el

rematador es el mismo de antes, pero ahora el rematador levanta otra vez muy en alto

el violín y con acento solemne y con respeto exclama:

“¿Cuánto ofrecen por este violín? ¡Mil dólares! ¿Quién ofrece dos mil? ¡Dos mil!,

¿y quién daría tres mil? ¡Tres mil dólares, uno! ¡Tres mil dólares, dos! ¡Tres mil dólares,

tres! Y ¡adjudicado, en fin, por tres mil!”

¿Qué fue lo que hizo cambiar el valor?”, pregunta un hombre asombrado. “El

toque del maestro”, responde el subastador.

Y cuánta alma se encuentra arrumbada en el polvoriento camino de la vida,

como el violín: olvidada y cubierta con la escoria del pecado. Subastada sin

misericordia a un mundo cruel, sin que hombre alguno se atreva a dar un centavo por

su rescate.

Pero un día llega el Maestro, Cristo nuestro Salvado y lo toca, y con su

delicadeza y ternura le quita la escoria del pecado, y hace que vibren en esa alma las

cuerdas más sensibles del arrepentimiento hasta que, con lágrimas y gozo se va

limpiando el vaso del corazón, gracias al toque del gran Maestro.

MI DECISIÓN PERSONAL

Reconozco que Cristo es la única fuente de poder espiritual y que mi

crecimiento podrá ser constante sólo en la medida en que mi vida esté vinculada

con él y sólo en el grado en que Cristo habite en mi corazón.

 

Derechos Reservados © Está Escrito Televisión


Puertas Abiertas:
0102

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

PUERTAS ABIERTAS

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a

Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3).

Conocer a Jesús y seguir sus enseñanzas es la razón de la vida cristiana. Al

final muchos que hicieron muchas cosas por Cristo en total consternación escucharán

lo que registra Mateo y Lucas: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el

reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu

nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y

entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”

(Mateo 7:21-23). “Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos

procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y

cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor,

Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a

decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os

dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de

maldad” (Lucas 13:24-27).

En otras palabras, porque no te conozco no puedes entrar. Nota que no es un

problema de identidad, no es porque el Señor no sabe quienes son. Las Escrituras

aseguran que él aún tiene contados los cabellos de nuestra cabeza (Lucas 12:7). No

está hablando de un problema de identidad sino de relación. “No os conozco”

Fuimos credos a la imagen de Dios. Nuestra felicidad eterna la obtenemos en

descubrir y hacer la voluntad de Dios en una relación personal, sin lo cual todo lo

demás es legalismo. El que se pierda, se perderá finalmente porque no desarrolló una

relación personal con Cristo en esta vida. Conocerle es amarle, amarle es obedecerle,

servirle y hacer su voluntad.

Cuando vamos a la Biblia, hay una sola pregunta en la Biblia que nosotros

debemos hacer a Dios, y es la pregunta que Saulo de Tarso hizo mientras yacía en el

polvo en camino a Damasco, derribado por la luz del Señor resucitado. “Saulo, Saulo,

¿por qué me persigues? . . . Yo soy Jesús a quien tu persigues” (Hechos 9:4, 5). En

otras palabras, estoy vivo y muy molesto con lo que estás haciendo a mi pueblo.

Recuerdas las siguientes palabras de los labios de aquel futuro apóstol? “Señor, ¿que

quieres que yo haga?” (Hechos 9:6). Y esa es la única pregunta legítima, relevante que

cada uno de nosotros debemos hacer a Dios. ¿Qué quieres que haga, cuál es tu

voluntad?

Cuando Juan el Bautista comenzó su ministerio, su mensaje era simple:

“Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 3:2). Nota que el no

llamó la república del cielo o la democracia del cielo, sino el reino. Todos sabían de qué

estaba hablando, un reino está regido por un rey. El los reinos de aquellos días, el rey

era el monarca absoluto, lo que él decía se hacía, tenía el poder literalmente de vida o

muerte sobre sus ciudadanos para hacer cumplir su voluntad. Cuando él hablaba nadie

argumentaba con él, si quería sobrevivir.

En Mateo 4:7 encontramos el mismo mensaje predicado por Jesús: “Arrepentíos

porque el Reino de los cielos se ha acercado”. Cuando Jesús predicó su famoso

Sermón del Monte, el tema central fue que la única avenida a través de la cual los

ciudadanos del reino pueden encontrar felicidad era: 1) Aprender cuál es la voluntad de

Dios. 2) Obedecerla de la mejor manera.

Cuando Pilato le preguntó a Jesús si él era rey, le dijo: “Sí, pero mi reino no es

de este mundo”. Como Rey, Jesús con frecuencia se refirió a sí mismo en presencia de

sus seguidores, los primeros cristianos, usando dos términos diferentes, que no son

sinónimos: Salvador. Cuando el ángel Gabriel se le apareció a José le dijo “y llamarás

su nombre Jesús porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. El mismo Jesús dijo

que había venido “a buscar y salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10). El otro

término es Redentor, vino a pagar el precio de nuestros pecados. El nos posee

doblemente: 1) por habernos creado, 2) por habernos redimido, por haber pagado el

precio de nuestros pecados.

Pero Jesús se llamó más que Salvador y Redentor, se llamó Maestro y Señor. Y

eso era muy bien entendido en sus días, aunque no es claramente entendido en

nuestros días, porque no vivimos en un reino ni en un sistema autocrático.

Aún así Jesús tuvo problemas en sus días.“¿Por qué me llamáis, Señor, Señor,

y no hacéis lo que yo digo? “(Lucas 6:46). Hay cristianos que hacen lo que quieren.

Un siervo no se levantaba por la mañana para hacer lo que quería. Se

preguntaba ¿cuál es la voluntad de mi Señor para este día? Señor, ¿qué quieres que

yo haga? Todo lo demás era secundario. Y así es también con nosotros, porque si en

este día no estás haciendo la voluntad de Dios, ¿la voluntad de quién estás haciendo?

En todo su ministerio terrenal Cristo se basó en estos dos asuntos, conocer y

hacer la voluntad del Padre. Mateo más que los otros repite esto vez tras vez. Una vez

vinieron su madre y sus hermanos a verle y pidieron hablar con él. Su respuesta

retórica fue: “¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? ... Porque todo aquel

que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y

hermana, y madre” (Mateo 12:46-50). ¿Quieres ser un hermano/a de Jesús? Nota a

quiénes considera él sus hemanos o más allegados.

Más tarde contó la parábola de los dos hijos, uno que dijo voy y no fue, el otro no

voy y fue. El punto central es que nuestras acciones hablan más fuerte de lo que

decimos. Hablar es barato, el tener buenas intenciones es bueno, pero son las

acciones las que cuentan. Y finaliza con estas palabras, “¿Cuál de los dos hizo la

voluntad de su padre?” (Mateo 21:31).

Jesús siempre practicaba lo que decía: “Porque el que me envió, conmigo está;

no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada” (Juan 8:29).

“Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra” (Juan 4:34)

Repetidamente declaró, “Porque he descendido del cielo, no para hacer mi

voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38). Y ¿cuál era la voluntad del

Padre para Jesús? “Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que

ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Juan

6:40).

En el Getsemaní, horas antes del Calvario luchando entre gotas de sangre,

clamó tres veces. “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como

yo quiero, sino como tú” (Mateo 26:39). Finalmente en sumisión exclamó: “Padre mío,

si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad” (Mateo

26:42).

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual,

siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino

que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente

hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2: 5-8).

Dios tiene un plan individual para tu vida. Dios nos conoce antes de nacer, y

desde entonces tuvo un plan para ti.

Cuando leemos en las Escrituras no podemos dejar de conmovernos a leer la

descripción del hombre más poderoso de la tierra en aquel entonces. El emperador

Ciro fue movido tan profundamente cuando supo que Dios tenía un plan para él que

determinó alli mismo cumplir cada detalle del plan de Dios para su vida.

Jesús habló acerca de la seguridad de conocer cual es la voluntad del Padre.

Juan 7:17, “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios”.

Hay un costo en hacer la voluntad de Dios.

Hay 3 puertas que se mencionan en el libro de Apocalipsis que deben abrirse al

hacer la voluntad de Dios y para llegar a su Reino celestial.

La puerta del corazón.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y

abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:20). Tú

puedes abrir esa puerta o puedes dejarla cerrada y no escuchar más los golpes. Jesús

dice: si la abres yo entraré y cenaré contigo. La cena era generalmente la hora de la

puesta del sol cuando un nuevo día comenzaba, de acuerdo a la Biblia. Los elementos

que encontramos aquí son: una cena, descanso y un nuevo día. Tres bendicones que

llegan al creyente cuando este abre la puerta de su corazón a Cristo. Ese es solamente

el comienzo de una relación personal con Cristo. Si has de llegar al cielo será por una

relación personal con Cristo.

Comer juntos en la cultura hebrea, es ser iguales. ¿Recuerdas José? El no se

sentó con sus hermanos en la misma mesa porque era abominación. El aquellos

tiempos sentarse a comer con alguien era señal de igual posición. Pero cuando lo hizo

se puso al nivel de ellos.

Jesús nos invita a cenar. Pero no hay comidas gratis. Luego de comer, hallar

descanso en él, nos invita a pasar por otra puerta.

La puerta del servicio.

“Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de

David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre. . . he aquí, he puesto

delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar. . .” (Apocalipsis 3:7, . Por

eso Jesús nos dice: “Ve hoy a trabajar en mi viña” (Mateo 21:28).

Pero hay un costo personal en hacer la voluntad de Dios y servirle. ¿Recuerdas

la parábola de la perla de gran precio? Con un poco de imaginación santificada, alguien

ofreció el siguiente diálogo para ilustrar lo que significa el dejar todo nuestro ser en la

manos de Dios, conocer y hacer su voluntad de tal modo que quedemos libres, no para

hacer lo que queremos sino la voluntad de Dios. ¿Recuerdas la parábola de la perla de

gran precio?

— ¿Cuánto cuesta esta perla? Quiero tenerla.

— Bueno —dice el vendedor—, es muy cara.

— Bien, pero, ¿cuánto cuesta? —insisto.

— Es muy, muy cara.

— ¿Piensa que podré comprarla?

— Por supuesto, cualquiera puede adquirirla.

— Pero, ¿es que no acaba de decir que es muy cara?

— Sí.

— Entonces, ¿cuánto cuesta?

— Todo cuanto usted tiene —responde el vendedor.

Pienso por unos momentos. — Muy bien, estoy decidido, ¡voy a comprarla! —exclamo.

— Perfecto. ¿Cuánto tiene usted? —me pregunta.

— Tengo 500 mil en el banco.

— Bien, 500 mil. ¿Qué más?

— Eso es todo cuanto poseo.

— ¿No tiene ninguna otra cosa?

— Bueno... tengo unos más en el bolsillo.

— ¿A cuánto asciende?

Me pongo a hurgar en el bolsillo. —Veamos, 100, 200, 300.... aquí está todo, ¡500

dólares!

— Estupendo. ¿Qué más tiene?

— Ya le dije. Nada más. Eso es todo.

— ¿Dónde vive? —me pregunta.

— Pues en mi casa. Tengo una casa.

— Entonces la casa también —me dice mientras toma nota.

— ¿Quiere decir que tendré que vivir en mi remolque?

— Ajá. ¿Con que también tiene un remolque. El remolque también. ¿Qué más?

— Pero si se lo doy, entonces tendré que dormir en mi automóvil.

— ¿Así que también tiene un auto?

— Bueno, a decir verdad, tengo dos.

— Perfecto. Ambos coches pasan a ser mi propiedad. ¿Qué otra cosa?

— Mire, ya tiene mi dinero, mi casa, mi remolque, mis dos autos. ¿Qué otra cosa

quiere?

— ¿Es solo? ¿No tiene a nadie?

— Sí, tengo esposa y dos hijos...

— Excelente. Su esposa y niños también. ¿Qué más?

— ¡No me queda ninguna otra cosa! Ahora estoy solo.

De pronto el vendedor exclama: —Pero, casi se me pasa por alto! Usted. ¡Usted

también! Todo pasa a ser de mi propiedad: esposa, hijos, casa, dinero, automóviles y

también usted.

Y enseguida añade: —Preste atención, por el momento le voy a permitir que use todas

esas cosas pero no se olvide que son mías y que usted también me pertenece, y que

toda vez que necesite cualquiera de las cosas de que acabamos de hablar debe

dármelas porque yo soy el dueño.

Así ocurre cuando se es propiedad de Jesucristo. Para muchos aquí está el

problema. Aceptar a Jesús como Salvador es lo que todos quieren. Si alguien paga mis

deudas, bienvenido, Dios bendiga al tal. No he encontrado a nadie que no quiera que

Jesús pague su deuda. Pero él también dice, yo soy tu Señor y Maestro, quien te dice

que debes hacer, no hacer, pensar, leer, dónde ir, qué leer, etc., y muy pocos cristianos

comparativamente hablando están dispuestos a ser dictados sobre qué hacer en estos

asuntos.

Es posible para Cristo ser nuestro dueño pero no poseernos. Muchas veces la

gente pide algo y no lo devuelve. Eres el dueño pero no posees lo que es tuyo, no está

a tu servicio. Tú y yo tenemos libros que son nuestros pero no los poseemos, son

tuyos pero no están a tu servicio. ¿Es posible que seamos de él y a la vez no estar a su

servicio? Es posible para Cristo ser nuestro dueño porque él nos compró a gran precio,

pero es posible que no nos posea porque nuestro corazón está detrás de otras cosas o

personas.

Cuando le abres la puerta del corazón, Jesús te lleva a la puerta del servicio, y

ese servicio te puede costar algo.

María de Nazaret tuvo el privilegio de ser la madre del Salvador, pero el ángel le

dijo que una espada traspasaría su alma, y así ocurrió. Aceptó el desafío y tuvo que

pagar el precio de la crítica, fue acusada de inmoralidad, de tener un hijo fuera del

matrimonio. Luego tuvo que estar al pie de la cruenta cruz romana y ver a su hijo morir.

Hubieron tres muchachos en la planicie de Dura, en la provincia de Babilonia. La

orden era que al sonido de la orquesta debían postrarse y adorar la estatua o ir al

horno. Su decisión fue, no importa lo que pase servirían al Dios verdadero. Fueron

atados con zogas. Cristo pudo haberles librado de ir al horno, cerrar la puerta, apagar

el fuego con un soplido, pero no lo hizo. Los dejó pasar por la puerta del servicio y

testimonio. Dios eligió librarlos no del horno, pero de los efectos del horno.

Su primo, Juan el Bautista. A él se le ofreció una puerta, una prisión. Allí entró el

verdugo con el hacha y separó la cabeza de Juan. Pero de aquella prisión nos llega el

mensaje: “A él conviene crecer y a mí menguar” y Dios eligió ese camino para Juan.

La puerta de los cielos.

Si pasas por la puerta del servicio fiel, hay una tercera

puerta. El autor de Hebreos habla de una “ciudad que tiene fundamentos, cuyo

arquitecto y constructor es Dios” (Hebreos 11:10). Juan la describe con 12 puertas

(Apocalipsis 21:12-21)

Un día, si has desarrollado una relación personal con Cristo, si has caminado día

a día con él, esas puertas se abrirán para tí, y de en medio de aquella ciudad

escucharás la invitación de bienvenida de tu Señor: “Bien, buen siervo y fiel; sobre

poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:23).

“Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; y por ello te vendrá bien” (Job

22:21).

“a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus

padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte” (Fil 3:10).

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo,

a quien has enviado” (Juan 17:3).

 

Derechos Reservados © Está Escrito Televisión


Una Meta Alcanzable:
0103

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Una meta alcanzable

INTRODUCCIÓN

La vida del que aspira cumplir el ideal cristiano para su existencia, es como el

paso de aquel joven de la poesía de Henry Longfellow, que al caer la noche comenzó a

ascender una montaña llevando un estandarte en que había escrito “¡Excelsior!” Aun

ante el anuncio de tempestad y rugientes correntadas, respondió “¡Excelsior!” y

continuó. Ni la lágrima y el suspiro que le arrancó la invitación a detenerse que le

hiciera una doncella cambió su respuesta: “¡Excelsior!” A todos, que dejaba siempre

atrás, respondía desde lo alto: “¡Excelsior!” y

Del monte San Bernardo en el convento,

Al asomar la luz del nuevo día

Las preces se mezclaban con el viento,

Y en la region del águila y las nubes

Una voz por los aires repetía:

¡Excelsior!

Así procede quien vive siempre impelido por el ideal de perfección. No admite

restricción alguna, puesto que la esperanza multiplica su energía.

Pero ese ascenso espiritual y moral implica abandono del pecado. Todavía

siguen el hombre y la mujer siendo de carne, pero cada vez que viven más la vida del

espíritu, en forma gradual, pero segura, van obteniendo la victoria sobre el mal hasta

que nada defectuoso les debilite el carácter.

1. ¿Cuál es la condición natural del corazón humano?

ESTÁ ESCRITO:

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo

conocerá? (Jeremías 17:9).

Nota: Cuando la Palabra de Dios emplea la palabra corazón, se refiere por lo general a la mente

del ser humano, al sitio donde proceden las emociones, los sentimientos y las ideas.

2. ¿Qué procede del corazón de los hombres?

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda

palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

ESTÁ ESCRITO:

“Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos

pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las

avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia,

la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre”

(Marcos 7:21-23).

3. ¿Qué consejo da Salomón, el hombre sabio de las Escrituras, a los que no

quieren caer en el pecado de la impureza?

ESTÁ ESCRITO:

“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”

(Proverbios 4:23).

4. Si, según ha indicado Jeremías, el corazón del hombre es engañoso y perverso

por naturaleza, ¿qué debería pedir a Dios el cristiano?

ESTÁ ESCRITO:

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de

mí” (Salmos 51:10).

5. ¿Quién podrá llegar a la presencia de Dios?

ESTÁ ESCRITO:

“¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El

limpio de manos y puro de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas vanas, ni

jurado con engaño” (Salmos 24:3, 4).

6. Para mantener nuestra mente sana y limpia, ¿en qué cosas debemos pensar?

ESTÁ ESCRITO:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo

justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud

alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).

7. ¿Qué peligrosa actitud deben evitar los que esperan la venida de Jesús?

ESTÁ ESCRITO:

“Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen

de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre

vosotros aquel día” (Lucas 21:34).

8. ¿En qué forma deberíamos cuidar nuestra influencia cristiana?

ESTÁ ESCRITO:

Absteneos de toda especie de mal” (1 Tesalonicenses 5:22).

9. ¿Qué petición elevó a Dios el rey David?

ESTÁ ESCRITO:

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis

pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”

(salmos 129:23, 24).

CONCLUSIÓN

Cierto regimiento británico enviado a la India fue llamado a pasar lo que

llamaban “la prueba de Kitchener”, que consistía en recorrer muchos kilómetros a pie a

lo largo de un camino arenoso dentro de un plazo determinado, sin que se rezagase un

solo hombre.

Para cierto joven recluta del regimiento la prueba era muy penosa. Después de

haber recorrido parte de la distancia, dijo a su compañero, que era un viejo veterano:

“Guillermo, no puedo resistir. Voy a tener que abandoner la marcha”.

El sol tropical caía sin misericordia sobre ellos; la arena era Honda y ardiente, de

modo que el muchacho estaba casi agotado. Viendo que el joven necesitaba ayuda

inmediata, el aguerrido veterano le dijo: “Dame tu fusil”.

Esto alivió la carga, y el muchacho siguió caminando unos cuantos kilómetros

más. Nuevamente volvió a rezagarse; y el viejo veterano se encargó de otra parte de

su equipo, y antes de mucho, lo estaba llevando todo.

Cuando se hubo recorrido toda la distancia y se dio la orden de alto, cada

hombre estaba en su lugar.

Mientras nosotros realizamos nuestro viaje por la vida, nos tocan también

pruebas, largas marchas, pesadas cargas. El camino puede resultarnos duro y largo, y

a veces nos sentiremos inclinados a abandonar la marcha. Habrá tentaciones y

pruebas que nos parecerán insoportables, y temeremos caer bajo la carga.

Pero, como el joven recluta, podemos confiar nuestras cargas a Otro. A nuestro

lado va el Salvador. El ha recorrido el camino antes que nosotros, y ha prometido

acompañarnos “hasta el fin”.

Es “un amigo más que hermano”, y llevará la carga que resulte pesada para

nosotros.

MI DECISIÓN PERSONAL

Deseo como el rey David, que Dios examine mi corazón y me guíe por el

camino que lleva a la vida eterna.

Deseo que la oración “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio” sea también

mi plegaria.

 

Derechos Reservados © Está Escrito Televisión


Transformados al Contemplarle:
0104

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

TRANSFORMADOS AL CONTEMPLARLE

“Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la

gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como

por el Espíritu del Señor” ( 2 Corintios 3:18).

El plan de la redención apunta a restaurar la imagen de Dios en el hombre,

Romanos 8:29; 1 Juan 3:2. Una transformación que viene por contemplarle. “Mira a

Cristo, contempla el atractivo amor de su carácter, y al contemplarlo serás cambiado a

su semejanza”.—Comentario Bíblico A., vol. 6, p. 1097

El cambio es el resultado lógico y directo de contemplarlo. Mientras el creyente

dedica tiempo para meditar sobre el carácter de Dios revelado en Cristo, tal como está

en su Palabra, llega a ser más y más parecido a Dios en carácter. El Espíritu Santo se

encarga de esa transformación.

Ese es el proceso de la santificación. “No es la obra de un momento, una hora, o

un día; es la obra de toda la vida. No se obtiene por arrobamientos o sentimientos, sino

a través de una muerte constante al pecado”.—Hechos de los Apóstoles, p. 560. Es

una experiencia en progresión. Más tiempo con él, más parecidos a él. Y a medida que

esa relación progresa, comienza a ser más visible en nuestra vida la gloria de Dios.

Mientras dure la vida en esta tierra no podemos detenernos. La santificación es

el resultado de la obediencia contínua hasta que Cristo venga. ¿Qué ve la gente

cuando te mira? ¿La gloria de Dios? ¿ Ven el amor de Jesús, la integridad? O estás

velando la gloria de Dios con una cortina de ambición egoísta y asuntos mundanales.

Es muy fácil saber quien anda con Jesús cada día. Lo verás en la forma como

esa persona se comporta, viste, en sus hábitos, su conversación. Muchos pueden

aparentar una buena conducta por algún tiempo, pero no durará mucho. Las pruebas

demostrarán lo que cada uno es.

La victoria sobre todo pecado adquirido, heredado o cultivado es posible a través

de Cristo. Pero nuestra lucha como cristianos no debe ser estar a la defensiva contra el

pecado, sino llenar nuestra mente y vida de Jesús.

Existen miles y millones de libros en las bibliotecas. Algunos autores han pasado

al olvido, otros libros han sido descontinuados. Pero el mensaje de la Palabra de Dios

cobra cada vez más vida. ¿Cuánto tiempo pasa tu Biblia sin abrirse en tu hogar?

Debemos tomarla, reerla, meditar, devorarla, memorizarla. Alimentar el alma con

verdadera comida para crecer saludables.

La Biblia en nuestra fuente de gozo. Es casi imposible encontrar un cristiano que

lee regularmente su Biblia, desanimado o amargado. De todos los hábitos que

podemos cultivar este es el más destacado y que dará mejores resultados. La Biblia es

el único libro que a medida que uno lo lee va limpiando y purificando la vida del lector.

Otros libros informan, pero solo la Escritura puede transformar. ¿Es la lectura de la

Biblia una prioridad en tu vida, o tiene poca prioridad?

George Muller, después de haber leído la Biblia entera más de 100 veces dijo:

“Yo lo veo como un día perdido si no he leído ávidamente la Palabra de Dios. Mis

amigos con frecuencia me dicen: ‘Tengo mucho que hacer, mucha gente que ver, no

tengo tiempo para las Escrituras’. Tal vez no haya tantos que tengan tantas cosas que

hacer como yo. Por más de medio siglo nunca he tenido un día cuando haya acabado

todo lo que tenía que hacer ese día. Por 4 años he tenido que leer y escribir alrededor

de 30,000 cartas, y la mayoría de ellas con mis propias manos. Ahora como pastor de

una congregación de 1200, además de los orfanatorios que debo administrar, además

de mi casa publicadora donde debo preparar millones de tratados, folletos y Biblias;

siempre he tenido como regla de nunca comenzar a trabajar antes de pasar un buen

tiempo con Dios y su Palabra. Las bendiciones que he recibido han sido maravillosas”.

¿Quieres saber como confrontar los problmas de cada día? ¿Quieres saber qué

es lo que Dios desea para tu vida? ¿Quieres tener la vistoria sobre malos hábitos?

Entonces debes orar y consultar su maravillosa Guía, la Biblia, cada día.

 

Derechos Reservados © Está Escrito Televisión

.


Discapacidad Visual:
0105

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Discapacidad:

 Levitico 19:14
19:14 No maldecirás al sordo, y delante del ciego no pondrás tropiezo, sino que tendrás temor de tu Dios. Yo Jehová.....
Exodo 4:11 
4:11 Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo Jehová?;....
Levitico 21:18 
21:18 Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado.....
Bajo el cuidado de Dios:
Deuterenomio 27:18 
27:18 Maldito el que hiciere errar al ciego en el camino. Y dirá todo el pueblo: Amén....

Sanada por Cristo:

Mateo 15:30
15:30 Y se le acercó mucha gente que traía consigo a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos; y los pusieron a los pies de Jesús, y los sanó;.....


Ciegos en la Biblia:
0106

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Genesis 19:11
19:11 Y a los hombrs que estaban a la puerta de la casa hirieron con ceguera desde el menor hasta el mayor, de manera que se fatigaban buscando la puerta....
2 Reyes  6:18
6:18 Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo....
El endemoniado:
Mateo 12:22 
12:22 Entonces fue traído a él un endemoniado, ciego y mudo; y le sanó, de tal manera que el ciego y mudo veía y hablaba.....
Ciego de Betsaida:
Marcos 8:22 
8:22 Vino luego a Betsaida; y le trajeron un ciego, y le rogaron que le tocase....
Ciego Bartimeo:
Marcos 10:46 
10:46 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando......
Ciego deJerico:
Lucas 18:35 
18:35 Aconteció que acercándose Jesús a Jericó, un ciego estaba sentado junto al camino mendigando.... 

Ciego de Nacimiento:
Juan 9:1,2 
9:1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. 
9:2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? .....
Los dos Ciegos:
Mateo 9:27
9:27 Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: ¡Ten misericordia de nosotros, Hijo de David.....
Ciegos Sanados:
Mateo 21:14 
21:14 Y vinieron a él en el templo ciegos y cojos, y los sanó......


Institucion del Dia de Reposo:
0107

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Derechos de Autor:
Genesis 2:1-3 
2:1 Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. 
2:2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. 
2:3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación. 
Razon para ser Santificado:
Exodo 20:11 
Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó....

Cuando Dios Habla al Hombre:
Exodo 16:23 
Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana....
El Hombre y el Sabado:
Marcos 2:27-28 
2:27 También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. 
2:28 Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo....
El Dios que prueba a sus hijos:
Exodo 16:4 
Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no.....
Obediencia a Dios o a si mismo:
Exodo 16:27-28 
16:27 Y aconteció que algunos del pueblo salieron en el séptimo día a recoger, y no hallaron. 
16:28 Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?
16:29 Mirad que Jehová os dió el día de reposo, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de él en el séptimo día. 
16:30 Así el pueblo reposó el séptimo día....


Tierra:Asuntos Generales:
0108

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Fue Maldecida:

Genesis 01:01
3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida....
 Idioma Universal:
Genesis 11:01 
11:1 Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras....
Geologia:
Job 9:6 
9:6 El remueve la tierra de su lugar,Y hace temblar sus columnas....
Hageo 2:6 
2:6 Porque así dice Jehová de los ejércitos: De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca....
2 Samuel 22:8 
22:8 La tierra fue conmovida, y tembló, Y se conmovieron los cimientos de los cielos;Se estremecieron, porque se indignó él.....
Produccion Agricola:
Deuterenomio 26:15 
26:15 Mira desde tu morada santa, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel, y a la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres, tierra que fluye leche y miel.....
Espiritual:
Genesis 11:01 
72:19 Bendito su nombre glorioso para siempre,y toda la tierra sea llena de su gloria.Amén y Amén.....
Forma de la Tierra :
Isaias 40:22
40:22 El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar.....
Ley de la Gravedad:
Job 26:7 
26:7 El extiende el norte sobre vacío,Cuelga la tierra sobre nada.....
Division geopolitica:
Genesis 10:25 
10:25 Y a Heber nacieron dos hijos: el nombre del uno fue Peleg, porque en sus días fue repartida la tierra; y el nombre de su hermano, Joctán.....
Clima:
Genesis 8:22 
8:22 Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche......
Protegida por Dios:
Apocalipsis 7:3 
7:3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios......
Restaurada:
Apocalipsis 21:1 
21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más......
Vanalidad:
Colosenses 3:2 
3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra......
Administracion:
Mateo 16:19 
16:19 Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.....
Mateo 28:18 
328:18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra......
Sera Destruida:
Sofonias 3:8 
3:8 Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros; porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos, para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra.....
Mateo 24:35 
24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.....
2 Pedro 3:10 
3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.....


Tierra Adquirida:
0109

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Comprada porJacob
Genesis 33:19

33:19 Y compró una parte del campo, donde plantó su tienda, de mano de los hijos de Hamor padre de Siquem, por cien monedas....

Por La Esposa Ejemplar:
Proverbios 31:16 
31:16 Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos.....
Por Jeremias:
Jeremnias 32:9 
32:9 Y compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot, y le pesé el dinero; diecisiete siclos de plata....
Por los Sacerdotes:
Mateo 27:7 
27:7 Y después de consultar, compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros....
Por Convidado a la Boda:
Lucas 14:18 
14:18 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.....

Por el Salario de Judas:
Hechos 1:18
1:18 Este, pues, con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron......


Tierra Contaminada por el pecado:
0110

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Testimonio de Moises:

Levitico 18:25
18:25 y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores.....
Numeros 35:34 
35:34 No contaminéis, pues, la tierra donde habitáis, en medio de la cual yo habito; porque yo Jehová habito en medio de los hijos de Israel.....
Testimonio de los Profetas Mayores
Salmo 106:38 
106:38 Y derramaron la sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas,Que ofrecieron en sacrificio a los ídolos de Canaán,Y la tierra fue contaminada con sangre......
Jeremias 2:7 
2:7 Y os introduje en tierra de abundancia, para que comieseis su fruto y su bien; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hicisteis abominable mi heredad.......
Jeremias 3:2 
3:2 Alza tus ojos a las alturas, y ve en qué lugar no te hayas prostituido. Junto a los caminos te sentabas para ellos como árabe en el desierto, y con tus fornicaciones y con tu maldad has contaminado la tierra.....
Jeremias 16:18 
16:18 Pero primero pagaré al doble su iniquidad y su pecado; porque contaminaron mi tierra con los cadáveres de sus ídolos, y de sus abominaciones llenaron mi heredad......
Isaias 24:5 
24:5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.......
Testimonio de los Profetas Menores
Miqueas 2:10 
2:10 Levantaos y andad, porque no es este el lugar de reposo, pues está contaminado, corrompido grandemente.....


 


 
  Conocen nuestro sitio 448148 visitantes (1667930 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!