Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  E100
 

blackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista
Edicion:
 
Biblia de Estudio Adventista

Nota:
 
Deseamos que tu estudio personal sea discernido espiritualmente por medio de la oracion y la reflexion,solo incluimos ocasionalmente notas explicativas cuando lo hemos considerado necesario

Estudios Tematicos Sugeridos:
                                                           SubtemaS: 001.020

 

Si Dios es bueno,porque sufre la Gente?.91

El origen del Mal y la respuesta del Amor de Dios.92

El remedio Divino para el Problema Humano.93

El Heroe del Apocalipsis.94

Oscuridad Simbolica.95

Hechos de la Oscuridad.96

Descritas para el Futuro.97

Liberacion de la Oscuridad Espiritual.98

Manifestaciones de Dios en la Oscuridad.99

Caminar en Oscuridad.100


Si Dios es bueno,porque sufre la Gente?:
0091

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Si Dios es bueno, ¿por qué sufre la gente?

INTRODUCCIÓN

Dos esposos iban viajando cierto día, cuando de repente se detuvieron para

observer a un pastor que conducía su rebaño hacia el redil al caer la tarde. Quedaron

sorprendidos al ver la inmediata obediencia de los centenares de ovejas al llamado del

pastor, y decidieron visitar el aprisco para observar las ovejas mientras descansaban.

Dentro encontraron al pastor leyendo un viejo y gastado libro, mientras el rebaño

reposaba apaciblemente en su derredor.

Cerca de él había una manta sobre la cual yacía una oveja con una de las patas

vendadas. Mientras el pastor leía su libro, acariciaba tiernamente la cabeza de la

ovejuela enferma.

Este cuadro despertó instantáneamente simpatía en los esposos, y uno de ellos

le preguntó cómo se había lastimado el animal.

“Esta era una oveja a la que le gustaba extraviarse, contestó el pastor. No

obedecía a mi voz ni seguía por los senderos por donde yo conducía el rebaño. Solía

vagar hasta encontrarse al borde del precipicio mismo, y frecuentemente llevaba tras sí

a otras ovejas en su extravío. Cierto día, mientras vagaba, se perdió. La busqué varias

horas en medio de una oscura y tormentosa noche, y sólo a la madrugada pude

escuchar su desfalleciente lamento proveniente de un profundo precipicio.

Descendiendo por rocas ásperas y lugares peligrosos llegué al fin hasta donde estaba

la oveja herida. La llevé en brazos al redil… Cuando se recupere, lo que espero sea

pronto, esta oveja llegará a ser modelo en seguirme. Habrá aprendido la obediencia por

medio del sufrimiento”.

Como la oveja herida, muchos de nosotros nos hemos extraviado del Pastor

divino hasta llegar a encontrarnos en el mismo borde del insondable abismo del

pecado. Pero el buen Pastor tal vez ha permitido que nos sobrevenga alguna aflicción a

fin de que en nuestro lecho de dolor podamos escuchar su tierna voz a medida que nos

cura y restablece.

1. Según la Palabra de Dios ¿sufre el hombre las consecuencias de una vida de

pecado?

ESTÁ ESCRITO:

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda

palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre

sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7).

2. ¿Es cierto que todos los hombres que sufren están padeciendo el castigo de

sus pecados?

ESTÁ ESCRITO:

“Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron

tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? Os digo: No; antes si no os

arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lucas 13:2, 3).

3. ¿Son los sufrimientos de los hijos necesariamente una consecuencia de los

pecados de sus padres?

ESTÁ ESCRITO:

“Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus

padres, para que haya nacido ciego? Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus

padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él” (Juan 9:2, 3).

Nota: A veces, como en el caso de las enfermedades hereditarias producida por una vida

disipada, los hijos pueden estar padeciendo las consecuencias de las transgresiones de sus padres.

Pero muchos de los sufrimientos de los hijos no se deben a los pecados de sus progenitores.

4. ¿Puede ser el sufrimiento una medida correctiva de Dios, de la manera como

un padre castiga a su hijo para mantenerlo en el buen camino?

ESTÁ ESCRITO:

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete”

(Apocalipsis 3:19).

“Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere”

(Proverbios 3:12).

5. ¿Qué hizo el rey Manasés cuando fue llevado cautivo a Babilonia a causa de su

maldad?

ESTÁ ESCRITO:

“Manasés, pues, hizo extraviarse a Judá y a los moradores de Jerusalen. . . Mas

luego que fue puesto en angustias, oró a Jehová su Dios, humillado grandemente

en la presencia del Dios de sus padres” (2 Crónicas 33:9, 12).

6. ¿Escuchó Dios la oración de Manasés?

ESTÁ ESCRITO:

Y habiendo orado a él, fue atendido; pues Dios oyó su oración y lo restauró a

Jerusalén, a su reino. Entonces reconoció Manasés que Jehová era Dios” (2 Crónicas

33:13).

7. ¿Qué hizo Nabucodonosor, rey de Babilonia, cuando por haber desafiado a

Dios perdió el juicio y estuvo demente durante siete años?

ESTÁ ESCRITO:

“Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me

fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre”

(Daniel 4:34).

8. ¿Qué actitud deberían asumir los cristianos que sufren y se encuentran en

tribulaciones?

ESTÁ ESCRITO:

Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración”

(Romanos 12:12).

9. ¿Qué magnífica promesa ofrece la Palabra de Dios a los que resisten las

pruebas hasta el fin?

ESTÁ ESCRITO:

“Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya

resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le

aman” (Santiago 1:12).

CONCLUSIÓN

Un hombre cuyo barco había naufragado en el océano Pacífico, después de

haber sido llevado a merced de los vientos con los despojos del naufragio, se encontró

en una isla completamente despoblada. Allí se mantuvo vivo comiendo frutas silvestres

y una que otra hierba. Con algunos pedazos de Madera flotante, y utilizando algunos

árboles de la isla, logró construir una pequeña choza donde se alojó para protegerse

del sol y de las tempestades.

Durante el día, cuando no iba en busca del precario alimento, se dirigía a la

playa para ver si pasaba por casualidad algún barco. Cuando veía alguna nave en la

distancia agitaba frenéticamente un paño rojo a fin de llamar la atención de la lejana

embarcación. Pero los barcos seguían su curso sin darse cuenta del pequeño trapo

rojo que él movía.

Un día, mientras buscaba su comida, miró hacia su choza y vio que de ella

ascendía una espesa columna de humo. Corrió precipitadamente par aver de qué se

trataba. Encontró su humilde vivienda envuelta en llamas y fuera de toda posibilidad de

recuperación. Desesperado clamó a Dios, diciendo: “¿Cómo permitiste esto, Señor? En

tu misericordia y tu justicia, ¿cómo pudiste dejar que me aconteciera esta desgracia?

¡Mi único refugio contra el sol y la tormenta era esta chocita, y ahora está convertida en

cenizas!” Por largo rato se quedó sentado, lamentándose y quejándose contra Dios.

Un par de horas más tarde decidió caminar hacia la playa, y al llegar a ésta se

dio cuenta de que un barco se había detenido cerca de la isla. La nave había lanzado

al agua una pequeña lancha en la cual venían dos hombres. Cuando llegaron a tierra,

el náufrago les preguntó cómo habían logrado ver el trapo rojo que él sacudía, el

mismo que tantos otros barcos no habían visto. El capitán, que era uno de estos dos

hombres, le explicó que ellos tampoco habían visto ningún trapo rojo; pero que venían

porque habían creído que el humo era una señal producida por alguien que pedía

auxilio, y que con gusto estaban dispuestos a prestar la ayuda necesaria.

A veces, cuando nos encontramos postrados por alguna enfermedad o aflicción,

como el náufrado, nos quejamos contra Dios porque aparentemente nos ha

desamparado. Pero en más de una ocasión, la poderosa mano divina está justamente

a punto de concedernos la ayuda que tanto necesitamos. Confiemos en Dios.

 

MI DECISIÓN PERSONAL

Deseo ser gozoso en la esperanza, sufrido en la tribulación y constante en la

oración. Anhelo tener la fortaleza para resistir toda prueba, hasta que reciba la

corona de vida que Dios ha prometido a los que le aman.6:12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre....

 Derechos Reservados ©  Está Escrito Televisión


El origen del mal y la respuesta del Amor de Dios:
0092

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

EL ORIGEN DEL MAL Y LA RESPUESTA DE AMOR DE DIOS

¡Ángeles! Los ángeles han llegado a una fenomenal prominencia en las últimos

años. Han llegado a los mejores canales de televisión. Llegaron a ser estrellas en la

serie televisiva “Touched by an Angel” (Tocado por un ángel). Aparecen en películas y

son el tema de libros con ventas fenomenales. A través de todo el libro de Apocalipsis

hay ángeles prominentes, apareciendo en casi cada capítulo. Pero ahora quiero que

nos enfoquemos en un conflicto angelical descripto en Apocalipsis que echa sombra a

cualquier cosa que nosotros como humanos nos podamos imaginar, una batalla épica

que se ha estado librando por siglos. Esta batalla es supremamente importante porque

es realmente una batalla acerca de quién es Dios. Es una batalla acerca del destino

humano, y todos estamos involucrados aunque no nos demos cuenta.

Guerra en el cielo: Parece imposible de creer, pero Apocalipsis 12:7-9 nos dice,

“Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el

dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar

para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se

llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus

ángeles fueron arrojados con él”.

¡Guerra en el cielo! Parece una contradicción en términos. Entonces surgen

otras preguntas, como “¿Por que hubo guerra en el cielo? ¿Qué hacía el dragón en el

cielo en primer lugar? ¿Qué hacía Satanás allí? ¿De donde vino?”

Una pre-historia de Satanás:

Afortunadamente hay buenas pistas. Las

Escrituras nos dan algunas acerca de cómo se desarrolló el conflicto. Es más,

podemos aprender cómo era Satanás antes que el mundo sea creado, y de donde vino.

Ezequiel una vez comunicó un mensaje de Dios acerca del rey de Tiro. Pero en la

profecía vemos que Dios está hablando acerca de otro. El rey exaltado representa una

criatura angelical diferente. “Así ha dicho Jehová el Señor: tú eras el sello de la

perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura. Tú, querubín grande,

protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras

de fuego te paseabas. Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste

creado, hasta que se halló en ti maldad”. Ezequiel 28:12-15.

Aquí se describe al “querubin protector.” Este era un ángel ungido para una

tarea especial. En el templo Judío, los querubines cubridores estaban al lado del trono

de Dios. Este ángel tenía un lugar especial cerca del trono de Dios. Él era el el “sello de

la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura”.

Pero algo sucedió con este ángel. “Se halló iniquidad” en él. El permitió que el

pecado entre en su vida. ¿Cómo? Ezequiel 28:17 explica: “Se enalteció tu corazón a

causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor”. Este ángel

llegó a centrarse en su propio esplendor y belleza. No hay nada malo con apreciar tus

talentos y habilidades y sentirte bien contigo mismo. Pero ¿cómo fue que este ángel

pasó de una sana estima propia a “iniquidad?” ¿Cómo se corrompió su sabiduría?

Isaías 14:12-14 nos lo dice, y también nos dice el nombre del ángel: “¡Cómo

caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Tú que decías en tu corazón: subiré al

cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del

testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y

seré semejante al Altísimo”.

Lucifer se transformó en un ángel con una actitud. El estar cerca del trono de

Dios no le pareció suficiente. El quería una posición más exaltada. El quería “el reino, el

poder y la gloria” de Dios mismo!

Amor es la respuesta:

Juan nos dice que “Dios es amor” 1 Juan 4:8. El amor

estaba por doquier y rodeaba a Lucifer. ¡Pero Lucifer dio las espaldas al amor y

finalmente llegó a considerar a Dios como a su rival! Su mente torcida figuró a Dios

como a su enemigo. Este ángel rebelde se preguntó: ¿Por qué tiene Dios que tener

todo el poder y la autoridad? Lucifer consideró que él podía hacer las obras de Dios

tan bien como Dios mismo.

Debemos recordar que el cielo era un lugar donde los celos, la malicia y la

mentira no existían. Los ángeles nunca habían escuchado una mentira (que fue

inventada por Lucifer, Juan 8:44) y no podían comprender una mentira. Nunca se les

había ocurrido cuestionar la sabiduría y el amor de Dios. Y de repente este brillante

Lucifer, este querubín tan cerca del trono de Dios, está haciendo comentarios. Él se

pregunta ¿por qué Dios tiene que tener toda la gloria, por qué cada criatura creada

debe obedecerle? Tal vez hay una alternativa, una manera mejor de manejar el

universo.

Lucifer, quien parecía tan razonable, tan sabio, cuestionó la autoridad de Dios y

persuadió a muchos otros ángeles a unírsele a la rebelión, suficientes como para ir a la

guerra sobre quien debía gobernar el universo. Una gran batalla se desató, un conflicto

cósmico. Hubo guerra en el cielo y Lucifer (ahora llamado Satanás) fue arrojado del

cielo con sus seguidores. ¿Por qué Dios no pudo simplemente erradicar el mal desde el

mismo comienzo, destruirlo antes que tenga la oportunidad de esparcirse y causar

tanto sufrimiento? Si Dios hubiese ejecutado a Lucifer, hacerlo desaparecer en un

instante, todos los otros ángeles hubiesen razonado: “¡Pobre Lucifer! El trató de

decirnos que Dios era un tirano, ¡y miren ahora lo que le sucedió! Parece ser que

Lucifer tenía razón. Aparentemente sus acusaciones eran correctas.” Dios escogió el

camino más sabio. El permitiría que el pecado existiese por un período de tiempo, y

cuando se demostrase plenamente que el camino de Dios trae gozo y el camino de

Lucifer trae muerte, entonces, y sólo entonces Dios destruiría el mal.

El amor no fuerza. El amor permite que las personas vean por sí mismas,

decidan por sí mismas. Dios quiere que lo amemos por lo que él es. Nadie en aquel

entonces, sino sólo Dios, conocía el desastre que sería la alternativa de Lucifer. Nadie

sabía cuanta miseria y sufrimiento crearía. Nosotros debíamos verlo por nosotros

mismos. Esa era la única manera en que Dios podía asegurarse de que el mal nunca

más plagase el universo.

El planeta Tierra se une al conflicto:

 En el Jardín del Edén, cuando Eva le dijo

a la serpiente de que ella moriría si comía de cierto árbol, Satanás contradijo a Dios

diciendo: “No moriréis… sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos

vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” Génesis 3:4, 5. Satanás

estaba diciendo: “Tendrás mayor alegría si me sigues. Dios está restringiendo tu

libertad.” Trágicamente, Eva y su esposo Adán aceptaron esta mentira. Hoy vivimos en

un planeta en rebelión, un planeta lleno de miseria y muerte.

El origen del sufrimiento:

En Mateo 13:24-43 Jesús habla de un hombre que

plantó buena semilla en su campo, pero las malezas surgieron por doquier, llevando a

su siervo a preguntar, “Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde,

pues, tiene cizaña? Esta es la pregunta con la que todos nos enfrentamos en algún

momento de nuestra vida: Si Dios hizo el mundo y lo preparó para sus hijos, ¿por qué

vemos tantas cosas trágicas? En la parábola de Jesús, el amo simplemente le

contestó: “Un enemigo ha hecho esto”. Fue un enemigo de Dios y del hombre quien

sembró las semillas de sufrimiento y pecado.

Dios tenía un plan:

 Dios no abandonó a la raza humana porque se rebeló en

contra de él. Desde el mismo comienzo, el tenía un plan. Si te preguntas, “¿Por qué no

hace algo Dios ante la enfermedad, el pecado y el sufrimiento en nuestro mundo?”, la

respuesta es: El ha hecho algo. Él ha dado todo en el regalo de su Hijo. ¡Él vino a este

mundo y sufrió con nosotros, y nosotros algún día podremos triunfar con él!

En este momento se está llevando a cabo en el universo un conflicto cósmico

entre el bien y el mal. Afortunadamente, tu Biblia revela tanto el origen como la

conclusión de este conflicto.

1 Juan 4: 8, 16 - La misma esencia de Dios es amor, amor infinito, eterno.

Mateo 13:24-30 - El sufrimiento, la enfermedad y la muerte han venido del

“enemigo” de Dios y el hombre. 36-43 (especialmente el versículo 28)

Ezequiel 28:12 - Dios creó al ángel Lucifer absolutamente sin defecto, hermoso y

perfecto.

Ezequiel 28:15 - Pero Lucifer uso su libertad concedida por Dios y se tornó en

malvado.

Ezequiel 28:17 - Lucifer se llenó de orgullo y se corrompio.

Isaías 14:12-14 - El orgulloso Lucifer tenía problema con el “yo”, ¡él quería ser Dios!

Apocalipsis 12:7 - La Biblia revela que hubo guerra en el cielo!

Apocalipsis 12:9 - Satanás y sus ángeles malvados fueron arrojados del cielo a la

tierra. Hoy son los demonios.

Lucas 10:18 - Jesús mismo dice que el vio que Satanás “caía del cielo como un

rayo.”

Juan 8:44 - Satanás es “el padre de mentira.”

Ezequiel 28:13 - El Diablo estaba en Edén, el Jardín de Dios, para tentar a nuestros

primeros padres.

Génesis 3:1-6 - Satanás indujo a Adán y Eva a dudar de Dios y desafiar su mandato

abiertamente.

Isaías 59:1, 2 - El pecado nos separa de Dios.

Jeremías 17:9 - La naturaleza de la raza humana cambió, como resultado de la

desobediencia del hombre, nuestra naturaleza se tornó pecaminosa, el pecado

afectó el corazón humano.

Romanos 3:10, 23 - La raza humana en su totalidad cayó en la culpabilidad,

desobediencia y pecado.

Romanos 6:23, 5:12 - El resultado final de la desobediencia es muerte.

Hebreos 2:14, 4:15 - Jesús tomo la naturaleza humana, enfrentó las

tentaciones del hombre, y fue victorioso.

Romanos 5:17-19 - Jesús redimió el fracaso de Adán.

Efesios 2:8 - A través de la fe en Jesús, la salvación es nuestra como un regalo

(Romanos 6:23).

Ezequiel 28:18 - Dios finalmente destruirá a Satanás y lo reducirá a “cenizas” para

que el Diablo no exista más.

Apocalipsis 21:1-5 - Nuestro Dios establecerá un cielo nuevo y una tierra nueva.

Nahum 1:9 - El pecado nunca levantará cabeza por segunda vez.

Derechos Reservados ©  Está Escrito Televisión


El Remedio divino para el Problema Humano:
0093

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

El remedio divino para el problema humano

INTRODUCCIÓN

El Dr. Luis Slotin era un hombre de ciencia de 34 años de edad que trabajaba en

el laboratorio atómico situado cerca de Los Alamos, en el estado de Nuevo México,

cuando en mayo de 1946 perdió la vida al realizar un experimento que él llamaba

“hacerle cosquillas al dragón en la cola”. Este experimento, que era esencial en la

producción de la bomba atómica, consistía en manipular dos mitades de una esfera

hecha con material fisionable (Uranio 235), acercándolas hasta el punto crítico y

separándolas justamente antes de que se formara la letal reacción en cadena.

Esa mañana, el Dr. Slotin se hallaba manipulando las dos mitades de la esfera

de metal con un destornillador para acercarlas al punto critico. Cuarenta veces antes

Luis Slotin le había hecho “cosquillas al dragón”, pero en esta occasion algo falló.

Probablemente hizo demasiada presión con el destornillador en el momento crítico. El

hecho es que la aguja del contador de Geiger comenzó a agitarse con rapidez y luego

se detuvo del todo. Aquello era una indicación de que el material se había puesto

peligrosamente radioactivo. Slotin se arrojó inmediatamente hacia adelante y separó

las dos masas de metal con las manos. Con ello salvo la vida de los demás que

estaban con él en el laboratorio, pero a los nueve días falleció a causa de los efectos

de la radiactividad.

En el Calvario, nuestro Salvador Jesucristo, se arrojó sobre la peligrosísima

radioactividad del pecado y logró interrumpir la cadena de reacción que el pecado

había causado. Extrañamente se cumplieron las palabras de los burladores que lo

vieron morir: “A otros salvo, a sí mismo no se puede salvar” (S. Mateo 27:42). A fin de

hacer posible la salvación del hombre, el Hijo de Dios debió morir.

1. ¿En qué peligrosa situación se encuentra toda la humanidad?

ESTÁ ESCRITO:

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios

(Romanos 3:23).

2. ¿Qué otras desgracias han venido al hombre como resultado del pecado?

ESTÁ ESCRITO:

“No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda

palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios,

y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oir” (Isaías

59:2).

3. ¿Cuál es el remedio que Dios ha provisto para librar al hombre de su ruina?

ESTÁ ESCRITO:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito,

para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

4. ¿Hay alguna otra manera en que el hombre pueda llegar a ser salvo?

ESTÁ ESCRITO:

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo,

dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

5. ¿Rechazará Cristo al que con sinceridad va en busca de él?

ESTÁ ESCRITO:

Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37).

6. ¿Cuántos tienen acceso a la salvación?

ESTÁ ESCRITO:

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los

hombres” (Tito 2:11).

7. ¿Puede el hombre salvarse a sí mismo del pecado?

ESTÁ ESCRITO:

“Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis

vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal? (Jeremías 13:23).

8. ¿Cuál es la parte que el hombre desempeña en la salvación?

ESTÁ ESCRITO:

a. “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios,

y no hay más” (Isaías 45:22).

b. “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16:31).

c. “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros

pecados” (Hechos 3:19).

d. “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros

pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

9. ¿Para qué vino Cristo a nuestro mundo?

ESTÁ ESCRITO:

“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido

(Lucas 19:10).

10. ¿Qué invitación extiende el Espíritu de Dios al pecador?

ESTÁ ESCRITO:

“Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed,

venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22:17).

CONCLUSIÓN

La muerte de Cristo en la cruz revela el profundo amor que existe en el corazón

del Padre celestial. Aunque el odio que Dios siente por el pecado es tan fuerte como la

muerte, su amor hacia el pecador es más fuerte que la muerte. Todo el tesoro del cielo

está abierto para aquellos a quienes él trata de salvar. Habiendo reunido las riquezas

del universo, y abierto los recursos de la potencia infinita, lo entrega todo en las manos

de Cristo y dice: “Todas estas cosas son para el hombre. Úsalas para convencerle de

que no hay mayor amor que el mío en la tierra o en el cielo”.

Cualquiera que medita en el sacrificio de Cristo puede ver el incomparable amor

del Padre celestial y de Cristo, el Salvador. La siguiente declaración se encuentra en el

maravilloso libro El Deseado de todas las gentes, pp 703, 704:

“El inmaculado hijo de Dios pendía de la cruz: su carne estaba lacerada por los

azotes; aquellas manos que tantas veces se habían extendido para bendecir, estaban

clavadas en el madero; aquellos pies tan incansables en los ministerios de amor

estaban también clavados a la cruz; esa cabeza real estaba herida por la corona de

espinas; aquellos labios temblorosos formulaban clamores de dolor. Y todo lo que

sufrió: las gotas de sangre que cayeron de su cabeza, sus manos y sus pies, la agonía

que torturó su cuerpo y la inefable angustia que llenó su alma al ocultarse el rostro de

su Padre, habla a cada hijo de la humanidad y declara: Por ti consiente el Hijo de Dios

en llevar esta carga de culpabilidad; por ti saquea el dominio de la muerte y abre las

puertas del Paraíso. El que calmó las airadas ondas y anduvo sobre la cresta

espumosa de las olas, el que hizo temblar a los demonios y huir a la enfermedad, el

que abrió los ojos de los ciegos y devolvió la vida a los muertos, se ofrece como

sacrificio en la cruz, y esto por amor a ti”.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Hoy todavía nos ofrece su

gracia: “El que quiere, tome del agua de la vida de balde”. ¿No te entregarás ahora,

rindiéndole tu vida para que él te perdone y te dé la salvación?

MI DECISIÓN PERSONAL

___ Sólo la sangre de Cristo aceptada por fe puede salvarme del pecado.

___ Deseo poner mi vista en Cristo, y creer en él. Anhelo la salvación que él

ofrece.

Derechos Reservados ©  Está Escrito Televisión


El Heroe del Apocalipsis:
0094

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

EL HÉROE DEL APOCALIPSIS

Las primeras palabras de Apocalipsis son “La revelación de Jesucristo.” Por eso

es que las profecías de Juan tienen ese nombre. Son una revelación de Jesús. Unos

versículos más adelante, por si quedaba alguna duda acerca de quién está al centro

del libro, Juan presenta a Jesucristo como “El testigo fiel, el primogénito de los muertos,

y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados

con su sangre… a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos.” Apocalipsis 1:5,6.

Jesucristo es el héroe del libro de Apocalipsis. Sus páginas están saturadas de

su presencia. Note algunas de las formas en que se lo describe:

Apocalipsis 1:8 – “el Alfa y la Omega, principio y fin,” siempre presente.

Apocalipsis 5 – el único que puede abrir los libros del juicio y redimirnos.

Apocalipsis 12:5 – ¡el hijo varón nacido de una virgen para ser nuestro poderoso

Salvador!

Apocalipsis 14:14 – El Hijo del Hombre con una hoz aguda en su mano para la

cosecha final del mundo.

Apocalipsis 15 – el héroe triunfante, alabado con Dios el Padre en el mar de

vidrio.

Apocalipsis 19:7-9 – el esposo preparándose para la gran cena de bodas con su

pueblo.

Apocalipsis 19:11 – ¡el gran libertador viniendo a nuestro rescate en un caballo

blanco!

Apocalipsis 19:16 – el majestuoso Rey de Reyes y Señor de Señores.

Apocalipsis 21 – el que hace nuevas todas las cosas, creando un cielo nuevo y

una tierra nueva.

Apocalipsis 22:12, 20 – el que repite la maravillosa promesa: “vengo en breve.”

Así Jesús aparece muchas veces en Apocalipsis en forma dramática, pero un

símbolo de Jesús domina este libro, es Jesús como el Cordero de Dios. Jesús es

descripto como un Cordero 27 veces en Apocalipsis. En Apocalipsis 5:6 Juan dice, “Y

mire, y vi que en medio del trono… estaba en pie un Cordero como inmolado.”

Apocalipsis 13:8 lo llama el “Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

En el capítulo 14 reaparece el Cordero; los redimidos rodean su trono y le alaban para

siempre. En el siguiente capítulo, los creyentes fieles están sobre el mar de vidrio, y

cantan el canto del Cordero, diciendo: “Grandes y maravillosas son tus obras… justos y

verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.” Apocalipsis 15:3.

Jesús, el Cordero de Dios, está en el centro del libro de Apocalipsis. Y lo

asombroso es que el Cordero enfrenta toda clase de mal, fuerzas malvadas

representadas por la bestia de siete cabezas, un fiero dragón rojo, una ramera

seductora, un imperio corrupto llamado Babilonia, y muchos otros desastres temibles.

Sin embargo, este libro tiene un mensaje maravilloso para nosotros: Cuando las

fuerzas del mal rodean al Cordero, el Cordero vencerá, y nosotros podemos vencer con

él! “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, por él es Señor de señores y

Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.” Apocalipsis

17:14.

El Cordero del Santuario Inmolado:

El cordero inmolado representa a Cristo

crucificado sobre la cruz. Su sacrificio fue simbolizado en el Antinguo Testamento por

varias ceremonias en el templo Hebreo. Cuando alguien pecaba, Dios dio esta

instrucción específica en Levítico 5: 5, 6: “Cuando pecare en alguna de estas cosas,

confesará aquello en que pecó, y para su expiación traerá (un cordero sin mancha) a

Jehová por su pecado que cometió…”

Regresemos a ese templo o tabernáculo, imagina lo que la ceremonia significa

para uno luchando con la culpa: El pecador trae un pequeño cordero, puro y sin

mancha. Camina a través del campamento judío y sabe que sus amigos, parientes y

extraños saben dónde es que va. Está yendo al tabernáculo para cortar el cuello del

animal. Está yendo por un pecado que le está carcomiendo los huesos, él tiene que

hacer reparación. En el tabernáculo, espera con otros que han traído ofrendas por sus

pecados. Observa cómo el sacerdote cumple su antiguo rito. Entonces un sacerdote se

acerca, y es su turno. Pone su mano sobre la cabeza del cordero y confiesa su pecado,

tratando de no mirar al animal que con sus ojos confía en él. Rápidamente levanta su

cabeza. Hay un rápido movimiento del cuchillo. La sangre salta de la herida. El cordero

lucha un momento y luego cae muerto. Los asistentes del sacerdote entonces toman el

cuerpo y lo llevan hacia el altar mayor. Drenan la sangre en un surco al pie del altar.

Entonces ponen al animal degollado sobre la parrilla y las llamas empiezan a

consumirlo. Al ver elevarse el humo negro a un cielo azul, el se siente rescatado. Este

sacrificio sin mancha apunta al perdón divino.

Eso es lo que sucedía en el tabernáculo hebreo, en el altar de las ofrendas.

Además del hecho que el pecado trae consigo la muerte (Romanos 6:23 y Santiago

1:15), nota dos cosas hermosas de este servicio ordenado por Dios:

1. Las personas aceptaban responsabilidad por el mal que habían hecho. Lo

enfrentaban de lleno, confesándolo. No había excusas ni negaciones. Muchas

veces hoy las personas niegan sus faltas o intentan disculpar su pecado. La

verdad más fundamental acerca de la culpabilidad humana es que nunca

podemos escaparla hasta que la aceptamos. Por eso las personas traían los

corderos al templo. Estaban aceptando su culpa.

2. Pero también estaban reconociendo algo más, el hecho de que ellos mismos no

podían redimirse de su pecado. No podían hacer reparación o borrar la culpa de

su comportamiento. Degollando a ese cordero perfecto era un acto de fe, fe que

otro se encargaría de su culpa, otro haría expiación. Romanos 6:23 claramente

dice, “La paga del pecado es muerte.”

En el Antiguo Testamento cuando el pecador culpable confesaba su pecado, la

culpa era simbólicamente transferida al cordero inocente. El cordero llevaba la culpa

del pecador. El pecador podía vivir. Pero el cordero debía morir. Ese cordero apuntaba

hacia adelante, hacia Jesús, “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!” Juan

1:29. Pero la sangre de animales no puede salvar a nadie de pecado. Hebreos 10:4

sólo apuntaba hacia aquel que podía salvar. Hebreos 10:10-14.

La culpabilidad no resuelta puede destruir nuesta salud emocional. Pero viviendo

en negación y ofreciendo excusas pobres, son nada más que intentos de arreglar

nuestra culpabilidad por nosotros mismos. El verdadero perdón puede venir sólo de

una fuente, debe venir de Dios quien perdona. Cuando fallamos moralmente, el perdón

debe venir del que da las leyes. Así Cristo vertió su vida en la cruz como el Cordero de

Dios sin mancha. El tomó nuestra culpa y nos dio su justicia, su derecho de estar ante

el Padre. El apóstol Pablo lo dice muy claramente en 2 Corintios 5:21: “Al que no

conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos

justicia de Dios en él.” Cristo nunca pecó. Él vivió una vida perfecta y sin mancha. Pero

él se hizo pecado asumiendo la culpa del pecado por nosotros.

Lee Romanos 6:23 otra vez. Dice que “la dádiva de Dios es vida eterna en

Cristo Jesús.” Efesios 2:8, 9 enfatiza este punto: “Por gracia sois salvos por medio de la

fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”

Las buenas nuevas son lo que siempre han sido. El perdón, la vida eterna, es un

regalo. Esa es la mejor noticia alguna vez anunciada en este planeta. Sin gracia,

estamos obligados a seguir por este callejón sin salida que termina en muerte. Permite

que la dádiva de Cristo Jesús comience a cambiar tu vida. ¿Has encontrado paz y

perdón en tu vida? ¿Ha llegado al pie de la cruz donde se soluciona el problema de la

culpa para siempre? ¡Ven al héroe del libro de Apocalipsis, ven al Cordero de Dios que

quita el pecado del mundo!

Romanos 6:23 - La paga del pecado es muerte, esa es la recompensa final.

Santiango 1:15 - El pecado produce muerte.

Juan 10:11 - Pero Jesús, el buen pastor, da su vida por sus ovejas.

Levítico 5: 5, 6 - En el Antinguo Testamento, los pecadores debían traer una

ofrenda por el pecado, un animal para sacrificar.

Hebreos 10:4 - La sangre de animales no podía en realidad quitar el pecado.

Hebreos 9:12-14; 10:10-14 - Esos sacrificios apuntaban por fe a la muerte

propiciatoria de Cristo.

Juan 1:29 - Jesús es “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.”

Isaías 53:4-7 - Jesús fue inmolado por nuestras transgresiones y como cordero

llevado al matadero.

Efesios 2:8, 9 - ¡Por la gracia de Dios somos salvos por la fe en el Cordero de Dios,

como un regalo!

Romanos 6:23 - La vida eterna a través de Cristo Jesús nuestro Señor es una

dádiva de Dios.

Juan 3:16 - Todos los que creen en el sacrificio del amado Hijo de Dios tendrán vida

eterna.

2 Corintios 5:21 - Jesús, quien no conoció pecado, se hizo pecado (tomó la

penalidad) por nosotros.

1 Pedro 1:18, 19 - La plata y el oro no pueden redimirnos, sólo la preciosa sangre

de Cristo.

Juan 10:10 - Jesús vino para que tengamos vida abundante, aquí y en el más allá.

1 Juan 5:11-13 - Creyendo en Jesús y aceptando su sacrificio tenemos vida eterna.

Apocalipsis 13:8 - El plan de salvación de Dios no fue de último momento, Jesús fue

el Cordero inmolado desde la fundación del mundo! (ver 1 Pedro 1:19, 20).

Apocalipsis 17:14 – Las fuerzas del mal batallan con el Cordero, pero él los vence.

Apocalipsis 19:11-16 - ¡Jesús no sólo es el Cordero de Dios, sino también el héroe

del libro de Apocalipsis, quien regresará triunfante como Rey de reyes y Señor de

señores!

Apocalipsis 5:1-10 - Sólo Jesús, el Cordero una vez inmolado, podía abrir el sello.

Apocalipsis 21:22 - El Cordero y su Padre celestial serán el templo en la Nueva

Jesuralén.

Apocalipsis 22:1, 3 - El trono de Dios y del Cordero serán establecidos en la Tierra

Nueva.

Isaías 6:9 - Jesús, el divino Cordero de Dios, es el “Príncipe de Paz”.

Juan 14:27 - Como el Pacificador celestial, Jesús nos promete paz, consuelo y

perdón.

 

Derechos Reservados ©  Está Escrito Televisión


Oscuridad Simbolica:
0095

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Job 18:5

Ciertamente la luz de los impíos será apagada, Y no resplandecerá la centella de su fuego

Proverbios 20:20

Al que maldice a su padre o a su madre, Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa

Mateo 8:12

mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Mateo 22:13

Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

2 Pedro 2:17

Judas 1:6

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día; 

 



Hechos de la Oscuridad:
0096

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Mal Testimonio:

Efesios 5:11
5:11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas....
Borracheras:
1 Tesalonisenses 5:7 
5:7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.....
Esconderse en Oscuridad:
Juan 3:20
3:20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas....
Vestidos para el mal:
Romanos 13:12
13:12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz
Violencia:
Job 24:14
24:14 A la luz se levanta el matador; mata al pobre y al necesitado,
Y de noche es como ladrón.....
Adulterio:
Proverbios 7:8 
7:8 El cual pasaba por la calle, junto a la esquina, E iba camino a la casa de ella.....


Descritas para el Futuro:
0097

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Prisiones Reservadas :

Judas 1:6
1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;....
Judas 1:13 
1:13 fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas;....

Dia de Oscuridad:

Joel 2:2,31
Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones.
El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová....
Sofonias 1:15 
Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento,....
El dia de Jehova:
Amos 5:20 ¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que no tiene resplandor?....
Hechos 2:20 
El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor.....
Sobre los falsos maestros:
2 Pedro 2:17 
Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre...


Liberacion de la Oscuridad Espiritual:
0098

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Luz de Dios:

1 Juan 1:5
1:5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.....
Luz Prometida:
Isaias 9:2 
9:2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.....
Para los que viven en Tinieblas:
Isaias 50:10 
50:10 ¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y apóyese en su Dios.....
Hechos 26:18 
26:18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.
La luz del mundo:
Juan 8:12 
8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo:Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida....
El LLamado :
Romanos 13:12 
13:12 La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz....
Efesios 5:8 
5:8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz....
1 Tesalonisenses 5:4 
5:4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón....


Manifestaciones de Dios en la Oscuridad:
0099

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Liberacion:

Colosenses 1:13
1:13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,....

Intervencion:
Salmo 112:4 
112:4 Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos;Es clemente, misericordioso y justo....
Revelacion:
2 Corintios 4:6 
4:6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo......

Transformacion:
Isaias 42:16 
42:16 Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé....
Enseñanza:
Mateo 4:16 
4:16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;Y a los asentados en región de sombra de muerte,Luz les resplandeció.....
Conduccion:
Lucas 1:79 
1:79   Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte;Para encaminar nuestros pies por camino de paz....
Relacion:
Juan 12:46 
12:46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.....


Caminar en Oscuridad:
0100

iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista

Falsa Comunion

1 Juan 1:6
1:6 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;....
Vida Sin Cristo:
Juan 11:10 
11:10 pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay luz en él.....
Sin Esperanza:
Deuterenomio 28:29 
28:29 y palparás a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos; y no serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve.....
Salmo 82:5 
82:5 No saben, no entienden,Andan en tinieblas....
Caminar en Oscuridad:
Sofonias 1:17 
1:17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos, porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol.....
Salmo 35:6 
35:6 Sea su camino tenebroso y resbaladizo,Y el ángel de Jehová los persiga....
Jeremias 23:12 
23:12 Por tanto, su camino será como resbaladeros en oscuridad; serán empujados, y caerán en él; porque yo traeré mal sobre ellos en el año de su castigo, dice Jehová. ....
Isaias 59:9 
59:9 Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud; esperamos luz, y he aquí tinieblas; resplandores, y andamos en oscuridad...
.Proverbios 4:19 
4:19 El camino de los impíos es como la oscuridad; No saben en qué tropiezan....
Proverbios 2:13 
2:13 Que dejan los caminos derechos, Para andar por sendas tenebrosas;....
Mateo 15:14 
15:14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo....


 


 
  Conocen nuestro sitio 446985 visitantes (1663622 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!