Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  Apocalipsis 18
 


Apocalipsis Capitulo :18


 
Caída de Babilonia
V1
Después de eso vi a otro ángel descender del cielo con gran poder, y la tierra fue iluminada con su gloria.*
V2
Y clamó con potente voz: "¡Ha caído, ha caído la gran Babilonia!  Y se ha vuelto habitación de demonios, guarida de todo espíritu impuro, y albergue de toda ave sucia y aborrecible.
V3
"Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación.  Los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido con su excesiva lujuria".
Salid de ella
V4
Y oí otra voz del cielo que decía: "¡Salid de ella, pueblo mío, para que no participéis de sus pecados, y no recibáis de sus plagas!
V5
"Porque sus pecados se han amontonado hasta el cielo, y Dios se acordó de sus maldades.
V6
"Dadle como ella os dio, pagadle el doble de lo que ha hecho.  En la copa que ella os dio a beber, dadle a beber el doble.
V7
"Cuanto se glorificó y vivió en deleites, tanto dadle de tormento y llanto.  Porque dice en su corazón: 'Estoy sentada como reina.  No soy viuda, ni veré llanto'.
V8
"Por eso, en un solo día vendrán sus plagas: muerte, llanto y hambre.  Y será consumida por el fuego, porque el Señor Dios que la juzgará es poderoso.
V9
"Cuando los reyes de la tierra que han fornicado con ella y han vivido en deleites, vean el humo de su incendio, llorarán y se lamentarán sobre ella.
V10
"Se quedarán lejos por el temor de su tormento, y dirán: '¡Ay, ay de la gran Babilonia, aquella fuerte ciudad! ¡En una hora vino tu juicio!'
V11
"Y los mercaderes de la tierra llorarán y se lamentarán, porque ninguno comprará más las mercaderías de ella.
V12
"Mercaderías de oro y plata, de piedras preciosas y perlas, de lino fino, púrpura y escarlata.  Toda madera olorosa y objetos de marfil.  Toda clase de madera preciosa, cobre, hierro y mármol.
V13
"Canela y especias; mirra, vino y aceite; flor de harina y trigo, bestias y ovejas, caballos y carros, esclavos, y hasta vidas humanas.
V14
"Los frutos codiciados por ti, se alejaron de ti; y toda tu riqueza y esplendor se acabaron para ti, y nunca más los recobrarás.
V15
"Los mercaderes de estos artículos, que se habían enriquecido a costa de ella, se alejarán de ella por temor a su tormento, llorando, lamentando,
V16
"y diciendo: '¡Ay, ay de la gran ciudad, que vestía lino fino y escarlata, y se adornaba de oro, piedras preciosas y perlas!'
V17
"'En una sola hora ha sido desolada tanta riqueza.' Y todo piloto, los que viajan en naves, marineros y cuantos trabajan en el mar, se quedaron lejos.
V18
"Y al ver el humo de su incendio, exclamaron: '¿Quién era semejante a esa gran ciudad?'
V19
"Echarán polvo sobre sus cabezas, y gritarán llorando, lamentando, y dirán: '¡Ay, ay de aquella gran ciudad!  En ella, todos los que tenían navíos en el mar se habían enriquecido.  En una sola hora ha sido desolada!'
V20
"¡Alégrate sobre ella, cielo! ¡Alegraos vosotros, santos, apóstoles y profetas!  Dios la juzgó por la forma en que os trató".
El fin de Babilonia
V21
Entonces un ángel poderoso alzó como una gran piedra de molino, y la echó al mar, diciendo: "Con tanto ímpetu será derribada Babilonia, esa gran ciudad, y nunca jamás será hallada.
V22
"No se oirá más en ti voz de arpistas, músicos, flautistas, ni trompeteros; ni artífice alguno se hallará más en ti; ni sonido de molino se oirá más en ti.
V23
"Ni luz de antorcha alumbrará más en ti; ni voz de novio o novia se oirá más en ti.  Tus mercaderes eran los magnates de la tierra, y tus hechicerías extraviaron a todas las naciones.
V24
"Y en ella fue hallada la sangre de los profetas, de los santos, y de todos los que han sido sacrificados en la tierra".

 


Cita
Referencia

Piensa en esto:
* 000: Pregunta de Aplicacion Personal
LeercitaBiblica.gif Leer Cita Biblica image by bibliadeestudioadventistapaloma3.gif ESPIRITU image by bibliadeestudioadventistablackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
 
  Conocen nuestro sitio 449165 visitantes (1673505 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!