Biblia Adventista - Biblia de Estudio
  AD9
 

blackmanteacherreadinghac61.gif predicador1 image by bibliadeestudioadventista
iglesiaadventista.gif image by bibliadeestudioadventista
Edicion:
 
Biblia de Estudio Adventista

Nota:
 
Deseamos que tu estudio personal sea discernido espiritualmente por medio de la oracion y la reflexion,solo incluimos ocasionalmente notas explicativas cuando lo hemos considerado necesario

Una Adoracion mas Profunda
Tema 9

guestbook1.gif BIBLIA
                        MINIATURA image by bibliadeestudioadventistaiglesiaadventista.gif image by
                        bibliadeestudioadventistaguestbook1.gif BIBLIA MINIATURA image by
                        bibliadeestudioadventista

Descubriendo una Adoracion mas Profunda
Autor: Shelter Rock Books
 
PUNTO NUMERO NUEVE

El sábado del séptimo
día, instituído por Dios al crear este mundo, es el sello
de la autoridad de su gobierno.
El código básico gubernamental de Dios para la
humanidad son los Diez Mandamientos. De esos diez,
solamente el mandamiento del sábado revela el nombre
de nuestro Creador y Legislador.
De todos los mandamientos del Decálogo, solamente
el cuarto revela (1) el nombre, (2) la autoridad, y (3) el
dominio del Autor de esta Ley:
En seis días, (1) el Señor (2) hizo (cargo el Creador)
(3) el cielo y la tierra (dominio o territorio sobre los cuales
él gobierna). Este es el único mandamiento que contiene
el sello de Dios.
Examine el sello de un notario público o cualquier otro
sello legal. Cada sello siempre tendrá las señales de
identidad mencionadas anteriormente.
Acuérdate del día del sábado para santificarlo . . .
Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el
mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el
séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día del sábado
y lo santificó
.”—Exodo 20:8, 11.
El mandamiento del sábado contiene el sello de
Dios, y el sábado en sí mismo—dado en este
mandamiento—está inseparablemente conectado con
este sello. Porque el sábado es la base de todo culto
verdadero a nuestro Creador. Y este culto se encuentra
en el corazón de todo nuestro reconocimiento de su
autoridad como nuestro Creador y nuestro Dios. El sábado
ha de ser siempre guardado como una señal de que le
pertenecemos. Y la observancia de éste nos coloca dentro
del círculo de este sello.
El sello es impreso para que todos conozcamos la
autoridad de dónde viene—y para que todos podamos saber
que no ha de ser cambiado. El sábado del séptimo día
viene de Dios. Que ningún hombre se atreva a
falsificarlo—porque el sello de Dios está sobre él.
“Ahora, pues, oh rey, confirma el edicto y fírmalo,
para que no pueda ser revocado.”—Daniel 6:8.
“Ata el testimonio, sella la instrucción entre mis
discípulos.”—Isaías 8:16.
Señal es [el sábado]para siempre entre mí y los hijos
de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la
tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.”—Éxodo 31:17.
“Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y
vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová, vuestro
Dios
.”—Ezequiel 20:20.
El sábado es una potente señal del poder creador
de Dios—no solamente de esta tierra, sino también
dentro de nuestras vidas. Se requiere el mismo poder
para limpiar nuestras vidas y redimirnos que el que se
necesitó para crearnos al principio.
Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio.”—Salmo
51:10.
Porque somos . . . creados en Cristo Jesús para buenas
obras
.”—Efesios 2:10.
La Biblia nos dice que habrá una obra especial de
sellamiento durante los últimos días, justo antes del
regreso de Jesús en las nubes de los cielos.
Ví también a otro ángel que subía de donde sale el
sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a
los cuatro ángeles . . . diciendo: No hagáis daño a la tierra,
ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en
sus frentes a los siervos de nuestro Dios
.”—Apocalipsis
7:2–3 (Ezequiel 9:1–6).
Después miré, y he aquí que el Cordeo estaba de pie
sobre el monte de Sión, y con él ciento cuarenta y cuatro
mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en
la frente
.”—Apocalipsis 14:1.
El nombre del Padre es una expresión de su
carácter. Cuando Moisés pidió ver la gloria de Dioa, el
Señor pasó por delante de él, y proclamó su nombre—dijo
como él era.
“¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso;
tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad.”—
Exodo 34:6.
Y mientras contemplamos la santa ley de Dios,
tenemos otra representación de su carácter. Esta es otro
aspecto de ese carácter. Son las características de Dios
impresas en la roca eterna. El desea que vivamos esta ley
en nuestras vidas.
Cuando Dios escribe su nombre en la frente suya y en
su mano derecha, esto significa que él escribe su ley en el
corazón suyo. Esta es la obra del nuevo pacto (Hebreos
8:10; 10:16; Jeremías 31:33) y esta obra alcanza su punto
culminante cuando Dios efectúa el “sellamiento” de su
pueblo, justamente antes de que él regrese por segunda
vez en las nubes de los cielos. ¿Cómo son aquellos que
están sellados? Son completamente obedientes a la ley de
Dios.
Y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin
mancha delante del trono de Dios.”—Apocalipsis 14:5.
Pero durante la crisis final, antes de su regreso, habrá
un pueblo que rendirá obediencia a la bestia en vez de a
Dios.
“Y un tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si
alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca
en su frente o en su mano, él también beberá del vino del
furor de Dios.”—
Apocalipsis 14:9–10.
“Y [la bestia] hace que a todos, pequeños y grandes,
ricos y pobres, libres y esclavos, se les ponga una marca
en la mano derecha, o en la frente.”—Apocalipsis 13:16.
En contraste con los que le sirven a la bestia y
reciben su marca, están aquellos que en los últimos días
servirán a Dios y recibirán su sello. ¿Cómo pueden ser
identificados? Dios nos lo ha dicho en su Palabra. Aquí
tenemos una descripción del pueblo remanente de Dios en
el tiempo del fin:
“Entonces el dragón [Satanás, obrando a través de sus
agentes] se llenó de ira contra la mujer; y se fue hacer
guerra contra el resto de la simiente o descendencia de
ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen
el testimonio de Jesucristo.”—Apocalipsis 12:17.
El tercer ángel de Apocalipsis 14, que advierte a los
hombres a no recibir la marca de la bestia, a su vez les
dice cómo evitar ser marcados—guardando los
mandamientos de Dios a través de la fe en Cristo:
“Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz; si
alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca
en su frente o en su mano, él también beberá del vino de
la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su
ira . . . Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan
los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”—Apocalipsis
14:9-10, 12.
La crisis final será ocasionada por un decreto de la
bestia, diciendo que todos los hombres deben
desobedecer un mandamiento de la ley de Dios. Las
naciones y las iglesias del mundo no demandarán de los
hombres que roben o mientan o cometan adulterio. El
creciente movimiento hacia la ley dominical nacional está
progresando con mayor fuerza con cada año que pasa. Se
ve que en este punto, y en éste solamente, encontraremos
el centro de la crisis de Apocalipsis 13 y 14.
El primer ángel de Apocalipsis 14 llama hoy en día
a los hombres en todas partes, a que rindan homenaje
a Dios—volviendo a la adoración del Creador de todas
las cosas.
“Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía
el evangelio eterno para predicarlo a los que habitan sobre
la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo.
“Diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria,
porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel
que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las
aguas.”—Apocalipsis 14:6–7.
A medida que la crisis se acerca debemos
prepararnos.
“La observancia del domingo por parte de los
protestantes, es un homenaje que ellos rinden, a pesar de
sí mismos, a la autoridad de la Iglesia [Católica],”—
Monseñor Louis Segur, Plain Talk About the Protestant111
ism of Today, pág. 213.
Ya estamos enfrentando leyes de cierres
dominicales a niveles locales. A los hombres se les está
prohibiendo efectuar negocios en el primer día de trabajo
de la semana, no sea que se los multe o encarcele. Y la
situación empeorará en los días que están ante nosotros.
Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la
bestia, para que la imagen de la bestia pudiese incluso
hablar y hacer matar a todo el que no la adorase. Y hace
que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y
esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha, o
en la frente; y que nadie pueda comprar ni vender, sino
el que tenga la marca o el nombre de la bestia, o el número
de su nombre
.”—Apocalipsis 13:15–17.
Pero hay victoria para aquellos que permanecerán
fieles al Dios del cielo. Hay un poder vencedor para
quienes “guarden los mandamientos de Dios y la fe de
Jesús” (Apocalipsis 14:12).
Ví también como un mar de vidrio mezclado con
fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la
bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre,
en pie sobre el mar de vidrio, con arpas de Dios
.”—
Apocalipsis 15:2.


 
  Conocen nuestro sitio 449165 visitantes (1673493 clics a subpáginas) ¡Que nuestro Dios ensanche tu Territorio!